Visitar Barranquilla y participar en su carnaval no es solo sinónimo de fiesta y alegría. La región tiene una gastronomía variada, que brinda un gran abanico de colores y sabores.

Visitar Barranquilla y participar en su carnaval no es solo sinónimo de fiesta y alegría. La región tiene una gastronomía variada, que brinda un gran abanico de colores y sabores.

Como la gran mayoría de Colombia, la gastronomía barranquillera es un mestizaje cultural, que mediante la selección y la evolución brinda hoy una variedad que refleja al igual que su Carnaval  la felicidad y alegría de su pueblo.

Platos como el sancocho de guandú con carne salada (esta es una preparación que integra entre sus sabores, la carne salada, los tubérculos, verduras y condimentos) y el arroz de lisa, que es lo más típico y sabroso, elaborado con verduras y el pescado de lisa, que se pesca en las zonas costeras de aguas tropicales y templadas. Típicamente este plato se sirve en hoja de plátano, y se acompaña con patacones o con yuca cocinada.

La butifarra, el queso costeño con su inigualable sabor, el bollo limpio, el de mazorca y el de yuca. La yuca, uno de los productos de más consumo y de los que se hacen diferentes platos, uno de ellos el “enyucado”. La yuca resalta y habla de las tradiciones aborígenes de las culturas caribes, raíces que se conservan en su elaboración tradicional como el “casabe”.

El consumo del coco y los fritos también son protagonistas en esta gastronomía y los mismos que reflejan las influencias africanas, siempre van acompañados con una infinidad de sofritos, en su gran mayoría con gran uso y participación del ajo, estos entre otros sabores caribeños destacan lo mejor de la cocina costeña barranquillera.

Para refrescarse es común el consumo de agua de panela con limón, los raspaos, los bolis, el peto y los típicos y característicos jugos de corozo, tamarindo, zapote y níspero, frutos que son muy comunes en esas tierras.

Para terminar y endulzar el paladar antes de seguir de carnaval, es común el consumo de todo tipo de postres con coco y algo que describe perfecto a Barranquilla y a su gente, son las deliciosas “Alegrías con coco y anís” que todas las tardes salen a vender las típicas palenqueras. 

Si desea conocer el Carnaval de Barranquilla, no se olvide de lo más importante, el carnaval es fiesta, música, alegría, pero sobre todo sabor. Para esto puedes visitar restaurantes típicos y tradicionales como son: El Corral de Mariscos, La Tiendecita, El Árabe Gourmet, El Rancho Currambero, El Narco Bollo, Mailia y Chango. Esto es puro sabor como es pura alegría el Carnaval.

Barranquilla, 2 de marzo de 2019.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)

La mantequilla clarificada o Ghee es uno de los ingredientes más versátiles y poderosos de la Dieta Ayurvédica. En este lado del mundo, lleva un tiempo causando sensación y aceptación de muchos por sus cualidades saludables.

La mantequilla clarificada o Ghee es uno de los ingredientes más versátiles y poderosos de la Dieta Ayurvédica. En este lado del mundo, lleva un tiempo causando sensación y aceptación de muchos por sus cualidades saludables.

El Ghee (se pronuncia gui) es uno de los pilares del Ayurveda, la milenaria medicina tradicional india y no es otra cosa que mantequilla clarificada, es decir, privada de agua y proteínas.

Según la receta de Manjula Balakrishnan en el libro Cocina Ayurvédica, Alimentos de los Dioses, la mantequilla tradicional primero se derrite a fuego medio en una cacerola y luego se cuece a fuego lento hasta que salgan burbujas.

Acto seguido, el agua evapora y los sólidos de la leche (proteínas) se depositan en el fondo del recipiente. Al cabo de quince o veinte minutos, se quita la cacerola del fuego, se retira la espuma y se deja enfriar.

Finalmente se filtra con una tela fina, apartando definitivamente los sólidos de la leche, se pone en un recipiente de cristal y se guarda a temperatura ambiente. Para que solidifique rápidamente, hay que ponerlo en la nevera.

Según Harold McGee en La Cocina y los alimentos, el Ghee surgió de la necesidad. Respecto a la mantequilla tradicional, este brillante ingrediente aguanta mejor el paso del tiempo, sobre todo considerado el clima de algunas zonas de la India. Puede conservarse en perfecto estado durante meses.

¿Por qué integrar el Ghee a la Cocina?

Para empezar, por su ligero aroma a frutos secos, por su sabor dulce y por su textura, más blanda y granulosa respecto a la de la mantequilla tradicional.

En segundo lugar, por su elevado punto de humo, que lo hace preferible a la hora de freír o saltear. Porque es más ligero, digerible y favorece la absorción de determinados componentes.

En cuanto a su perfil nutricional, el Ghee es grasa pura, de ahí que sea tan importante un consumo moderado. No contiene proteínas o carbohidratos, tiene alrededor de 2 000 UI de vitamina A por 100 g y algo de vitamina D.

Entre otras virtudes estarían la de retrasar el envejecimiento, dar energía, proporcionar belleza, encanto y armonía al cuerpo (de ahí su éxito entre algunas celebrities) y estimular las funciones cognitivas.

Además de actuar positivamente sobre un sinfín de enfermedades, el Ghee sería también un buen afrodisíaco y un remedio contra el mal karma. Una pequeña muestra de la versatilidad de este ingrediente en la medicina tradicional de la India.

Maracay, 20 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Foto: Instagram Cocina.

Write comment (0 Comments)

Ingredientes que se reinventan, platos más saludables y originales aperitivos marcan los sabores de los meses integrantes de este año calendario.

Ingredientes que se reinventan, platos más saludables y originales aperitivos marcan los sabores de los meses integrantes de este año calendario.

Nos encontramos ante un cambio en las formas de consumo, donde la salud juega un papel fundamental. Esta es la razón por la que los alimentos verdes, el papel de los productores, los envases ecológicos y el aprovechamiento al máximo de los alimentos, para desperdiciar lo menos posible, marcan las tendencias gastronómicas del consumidor en este 2019.

Más atención al producto

Llegó el momento de pensar en la gente que consume. Si las anteriores tendencias apuntaban a la conservación del medio ambiente y del bienestar animal, ahora ha llegado el momento de centrarse en el cuidado del producto, desde el sector primario –mimado por las industrias– hasta el consumidor final. Que ese ciclo garantice un producto con todas las exigencias.

Más vegetales, verduras y hortalizas que cárnicos

Las corrientes vegetarianas, veganas, flexiveganas u omnívoras no son fruto de una moda social. Estos cambios en los hábitos de consumo se deben principalmente a una mayor concienciación por consumir frutas y verduras, evitando los efectos negativos de los productos cárnicos.

Vuelve el trashcooking

Esta tendencia, basada en la reutilización de los alimentos al cien por cien, seguirá y seguro que muchos años más. Todo sirve. Desde las pieles de las patatas hasta las hojas de diferentes hortalizas que hasta el momento se desechaban. También es el turno de la industria cárnica, reinventando productos con partes poco demandadas hasta ahora, como la lengua, los sesos o el hígado.

Envases biodegradables

Sólo en Estados Unidos, cada persona se gasta más de 400 dólares al año en comida a domicilio. Por tanto y para reducir plásticos, cartones y papeles, los envases de los restaurantes take away buscan recipientes ecológicos.

Hierbas silvestres

Si el kale revolucionaba las verdulería y estantes de los supermercados, ahora es el momento de incorporar a tus ensaladas hojas como la acedera, el diente de león o el amaranto, fuente de proteína, hierro y calcio similar a la espinaca.

Los ácidos se reinventan

Utilizados en una infinidad de platos y bebidas, los cítricos más populares, como el limón o la lima, dan paso a otros como el pomelo o el kumquat, hasta ahora usados en menor medida.

Pescados vegetales

La industria acaba de lanzar manjares del mar en versión vegetariana. Desde langostinos cocidos o listos para freír elaborados con vegetales a caviar elaborado con algas marinas, atún hecho con base de tomates, nuggets para terminar con un golpe de fritura o vieiras preparadas con productos de la huerta. Estos platos se pueden acompañar con salsa tártara o una salsa de pescado en versión ‘verde’.

Grasas saludables

Llega la tendencia de las phat fats o grasas buenas. Si hace tiempo se recomendaba no consumir aguacate, mantequilla de cacahuetes o de coco, y aceite de oliva virgen extra, ahora esta nueva palabra pone una nota más cool a estas grasas saludables y beneficiosas para nuestro cuerpo.

Probióticos sin frío

Si los probióticos ya estaban de moda, en este 2019 seguirán siendo tendencia. No solo lo encontraremos en el pasillo de refrigerados, sino que productos como la harina de avena, la granola, las barritas de cereales, las cremas y sopas, o las mantequillas de frutos secos incorporarán estos microorganismos que ayudan a la salud intestinal.

Maracay, 15 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

Comer frutos secos puede ayudar a reducir los factores de riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón, obesidad y diabetes.

Comer frutos secos puede ayudar a reducir los factores de riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón, obesidad y diabetes.

En general, estos ricos alimentos son buenas fuentes de grasa, fibra y proteínas. La mayor parte de la grasa en los frutos secos es la grasa monoinsaturada, así como las grasas poliinsaturadas omega-6 y omega-3. Sin embargo, contienen algo de grasa saturada. Los frutos secos también contienen una serie de vitaminas y minerales, incluyendo magnesio y vitamina E.

Muchos estudios han investigado los beneficios para la salud del aumento de la ingesta de frutos secos. Un metaanálisis de 33 estudios encontró que las dietas altas en frutos secos no afectan significativamente el aumento ni la pérdida de peso.

Pero a pesar de tener poco efecto sobre el peso, muchos estudios han demostrado que las personas que comen frutos secos viven más tiempo que los que no. Esto puede deberse a su capacidad para ayudar a prevenir una serie de enfermedades crónicas.

Por ejemplo, las nueces pueden reducir los factores de riesgo del síndrome metabólico, como la presión arterial alta y los niveles de colesterol.

De hecho, un estudio de más de 1.200 personas encontró que comer una dieta mediterránea con más de 30 gramos de nueces por día, disminuyó la prevalencia del síndrome metabólico más que una dieta baja en grasa o una dieta mediterránea con aceite de oliva.

Además, los frutos secos también pueden reducir el riesgo de otras enfermedades crónicas. Por ejemplo, comer nueces puede mejorar los niveles de azúcar en la sangre e incluso reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

A continuación se informa sobre el contenido de los nutrientes de los frutos secos comúnmente consumidos y la evidencia de algunos de sus beneficios para la salud.

  1. Almendras

Las almendras son frutos secos que contienen una serie de nutrientes beneficiosos. Una porción (28 gramos o un puñado pequeño) contiene aproximadamente:

Calorías: 161

Grasa total: 14 gramos

Proteína: 6 gramos

Carbohidratos: 6 gramos

Fibra: 3,5 gramos

Vitamina E: 37% de la ingesta diaria recomendada (IDR)

Magnesio: 19% de la IDR

  1. Pistachos

Los pistachos son un tipo de frutos secos comúnmente consumidos y son muy ricos en fibra. Una porción de una onza (28 gramos) de pistachos contiene aproximadamente:

Calorías: 156

Grasa Total: 12.5 gramos

Proteína: 6 gramos

Carbohidratos: 8 gramos

Fibra: 3 gramos

Vitamina E: 3% de la IDR

Magnesio: 8% de la IDR

  1. Nueces

Las nueces son un fruto seco muy popular y una excelente fuente del ácido graso omega-3 alfa-linolénico (OAL) . Una porción de una onza de nueces (28 gramos) contiene aproximadamente:

Calorías: 182

Grasa total: 18 gramos

Proteína: 4 gramos

Carbohidratos: 4 gramos

Fibra: 2 gramos

Vitamina E: 1% de la IDR

Magnesio: 11% de la IDR

Los frutos secos parecen mejorar un número de factores de riesgo de las enfermedades cardíacas. Esto puede ser debido a su alto contenido de OAL y otros nutrientes.

Adicionar a la dieta diaria estos deliciosos frutos de la naturaleza, a través de su consumo con yogurt, tortas, ensaladas de frutas y vegetales frescos es una buena contribución a una alimentación variada y sana.

Bogotá, D.C. 11 de febrero de 2019.-

Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)

El Año Nuevo (y la Nochevieja) llegan con muchas tradiciones que prometen atraer a la suerte y algunas sirven para protegernos de la mala fortuna. Y muchas, curiosamente, están relacionadas con la comida, donde se mezcla la identidad cultural y las visiones del futuro.

El Año Nuevo (y la Nochevieja) llegan con muchas tradiciones que prometen atraer a la suerte y algunas sirven para protegernos de la mala fortuna. Y muchas, curiosamente, están relacionadas con la comida, donde se mezcla la identidad cultural y las visiones del futuro.

Así que aquí van 8 tradiciones relacionadas con la comida de todo el mundo:

  1. Uvas – España.

En España la gente se come 12 uvas en la medianoche de Fin de Año: una con cada campanada. Cada campanada dura unos 3 segundos para dar tiempo a que engullamos cada uva… aunque a muchos les cueste. Las 12 uvas normalmente vienen preparadas en saquitos, boles o recipientes y se pueden comprar por docenas. Algunos países hispanohablantes también conservan y practican esta tradición.

  1. Fideos y lechuga – China.

En China los fideos son un símbolo para una larga vida, a causa de su longitud. Se supone que cortarlos o romperlos en trozos pequeños atrae a la mala suerte.

Además de los noodles de la suerte, la lechuga juega un papel esencial en la cena de Nochevieja en China. Esta tradición proviene del parecido entre las palabras lechuga y “suerte” en cantonés, así que en el Año Nuevo Chino las hojas de lechuga se usan para hacer envoltorios con otros alimentos de la suerte.

  1. Pan de maíz – EEUU

En los Estados Unidos, en especial en el sur, el pan de maíz se come a menudo en Nochevieja. Por su color dorado, se cree que parece un poco al oro. Si además se quiere ir un poco más lejos, se le pueden añadir algunas semillas de maíz al pan, porque parecen pepitas de oro

  1. Cerdo – Austria

Se cree que los cerdos atraen a la suerte en muchos países, quizás porque siempre fueron percibidos como un símbolo de fertilidad y fuerza. En Austria esta tradición va tan lejos que en la Noche de Fin de Año los invitados a cenar son agasajados con una cabeza entera de cerdo. Sin embargo, para tener buena suerte, no es necesario comerse un cerdo de verdad. Los amuletos o dulces horneados con la forma de un cerdo también valen.

  1. Pescado – Escandinavia, Polonia, Alemania, China

En muchos países, el pescado se percibe como una comida afortunada para la Nochevieja, aunque las tradiciones varían de país a país. En China el pescado se debe server entero. En Alemania el arenque es un amuleto de buena suerte… y así hasta la infinidad.

  1. Lentejas – Italia.

Un plato típico de Italia en Nochevieja es el “Cotechino con Lenticchie”, vamos, Cerdo con lentejas. Las lentejas se cree que dan Buena suerte porque parecen monedas. Además, estas legumbres crecen cuando se remojan en agua, lo que se puede interpretar como una manera de atraer a la fortuna. Gracias a su forma, las lentejas y varios tipos de judías se cree que atraen a la buena suerte en muchos otros países. Así que… ¡A comer!

  1. Verduras – de Alemania a los EEUU.

Aparentemente las verduras verdes –valga la redundancia- son EL alimento de la suerte, porque se parecen a los billetes del banco. La col rizada, el repollo, la remolacha y muchos más están de moda, y más porque son vegetales de invierno.

  1. Frutas redondas – Filipinas

En Filipinas las frutas redondas se cree que atraen a la Buena suerte y el éxito para toda la familia. Esto significa que 8, 12 o 13 (dependiendo de la tradición) frutas deben estar sobre la mesa para dar la bienvenida a la fortuna y el éxito en el año que llega.

Bogotá, D.C. 29 de diciembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)

En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.

En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.

A quienes se encargan de cocinar cada año, probablemente les guste sorprender a los suyos con nuevas elaboraciones, entrantes, principales y postres que conquisten sus paladares y hagan surgir aquello de ¿Cómo lo has hecho?

Pero no sólo es encender los fuegos y cocinar rico. Es crear una atmosfera festiva para compartir y disfrutar en familia tan bella fecha.

Algunas sugerencias para una Cena de Noche Buena

1.- Pequeños detalles para grandes momentos. La mesa navideña, aparte de organizar la comida y diseñar el menú, tiene que ser bonita y decorada con pequeños detalles, como unos piñones o unas velas de sobremesa, arreglos de flores o personajes navideños,  como complemento ideal.

2.- Menú Navideño. Comenzar el menú navideño con entrantes ligeros, como una ensalada de aguacate; de primero, una crema de espárragos o un caldito y de segundo, pescado, pollo, carne de res o pavo, acompañados de una ensalada y de dos contornos calientes como puré de papas, arroz, vegetales salteados. O puedes complementar las carnes servidas con platos típicos navideños como tamales, hallacas, bollos, etc. No debes olvidar el pan o alguna variedad de Pan de Jamón, típico navideño.

Puedes acompañar tu comida navideña con una copa de vino, blanco o tinto, según la carne servida y jugos de frutas de estación.

En el postre puedes mostrar la tradición familiar o regional donde esté ubicado. Como propuesta de postre, disfruta de un combinado infalible y rico: Helado y torta de navidad, natilla con frutas de estación con un ponqué o panetton, dulcería criolla de membrillos, guayaba, lechoza u otras frutas locales con torta o ponqué. La imaginación y la tradición pueden casarse en la Mesa de Navidad.

Junto al postre elegido, se puede tomar un rico y humeante café, en sus diferentes variedades o un chocolate o cocoa. También un pluscafé, como una crema de whisky, un coñac, un ponche crema, etc.

Será el fin de fiesta de un Menú Navideño perfecto en familia y con amigos.

Feliz Navidad a todos.

Maracay, 20 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El chef venezolano Carlos García, del Restaurante Alto, fue elegido como el mejor de su clase entre un grupo de 50 cocineros latinoamericanos, en la premiación de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina". García recibió un galardón otorgado por la cervecera española Estrella Damm.

El chef venezolano Carlos García, del Restaurante Alto, fue elegido como el mejor de su clase entre un grupo de 50 cocineros latinoamericanos, en la premiación de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina". García recibió un galardón otorgado por la cervecera española Estrella Damm.

En el evento la cocina peruana volvió a ocupar los dos primeros lugares en la lista de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina" con Maido y Central, establecimientos que repitieron este 2018 las posiciones de cabecera obtenidas el año pasado.

Maido, del chef Mitsuharu "Micha" Tsumura, fue elegido como el número uno por "fusionar perfectamente la gastronomía de Perú y la japonesa", a juicio de la publicación "50 Best Restaurants", que organiza los premios.

Con sede en Lima, Maido ostenta el título nuevamente debido a que es "un espacio donde los visitantes pueden degustar platos basados en la cocina Nikkei que fusiona sorprendentemente los sabores peruanos y japoneses", agregaron los organizadores.

En el segundo puesto repitió el también limeño Central, dirigido por Virgilio Martínez y Pía León, que obtuvo el galardón a la mejor chef femenina de América Latina en el 2018.

En tercer lugar quedó Pujol, de Enrique Olvera, en Ciudad de México, mientras que la cuarta casilla le correspondió este año a Boragó, ubicado en Santiago de Chile, cuyo chef, Rodolfo Guzmán, recibió además el galardón al restaurante más sostenible por sus prácticas amigables con el medioambiente.

La quinta posición fue para D.O.M., de Sao Paulo y le siguieron en el listado de los diez primeros Don Julio (Buenos Aires), A Casa do Porco (Sao Paulo), Astrid y Gastón (Lima), Quintonil (Ciudad de México) y Leo (Bogotá).

En total, este año la clasificación de los 50 Mejores estuvo compuesta por once restaurantes de México, diez argentinos, nueve peruanos, nueve de Brasil, cinco chilenos, cuatro colombianos, uno panameño y uno uruguayo.

Caracas, 3 de noviembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)

El Cacao con su historia ancestral y su único sabor fue un producto básico de las Culturas Precolombinas y un aporte capitalísimo para la Gastronomía del futuro mundo global.

El Cacao con su historia ancestral y su único sabor fue un producto básico de las Culturas Precolombinas y un aporte capitalísimo para la Gastronomía del futuro mundo global.

Dicen los Cronistas de Indias que los pobladores originarios de Centroamérica tenían la creencia que el todopoderoso Dios Quetzalcoalt había enseñado a sus antepasados el cultivo del Cacao, lo que conllevó a los Aztecas a estimarlo de origen divino.

Sembrado por los Mayas en la Península de Yucatán y difundido por el territorio americano, fue usado y extraído por el resto de los otrora habitantes de todo el territorio americano antes de la llegada de los conquistadores.

La semilla del Theobromae, como se denomina botánicamente su árbol, se aprovechaba en distintos usos: 1) En la preparación de elixires; 2) Como moneda en las transacciones comerciales y; 3) En la realización de ritos mágico- religiosos.

Desde las zonas tropicales de Mesoamérica, el Cacao se introduce en África en el Siglo XVI. En la actualidad, es una de las zonas donde se encuentran la mayor cantidad de plantaciones de Cacao del mundo.

En América, el cultivo del Cacao no es extensivo, pero sus principales centros de producción son Brasil, Ecuador, México, Colombia, Venezuela y República Dominicana.

La planta del Cacao puede alcanzar una altura de 6 metros, sus semillas están en una mazorca de color pardo rojizo, con una tonalidad púrpura o blancuzca y guardan cierto parecido con las almendras.

El Cacao es, en la actualidad, un producto muy importante, tanto en la Gastronomía, como en la Cosmética y la Medicina.

Por sus cualidades de sabor, aroma y bouquet, el Cacao puede causar dependencia y ser tan apetecido como los licores. Posee ricos valores nutritivos como las proteínas y el almidon, además del toque aromático de la cafeína. Asimismo es el ingrediente favorito de tortas, chocolates y bebidas calientes o frías.

La semilla del Cacao puede ser consumida en su totalidad: el residuo pulverizado es la materia prima del chocolate y la pulpa dulce que la rodea puede ser usada en bebidas naturales y usada para hacer dulces.

La grasa o manteca del Cacao, que se obtiene de la semilla, es muy apreciada para la elaboración de medicamentos, cosméticos y jabones.

A los lectores de www.ecospoliticos.com, les obsequiamos una receta con el Manjar de los Dioses, el Cacao, la Torta de Cacao y Yogurt, para el disfrute de todos en la familia.

Torta de cacao y yogur

Ingredientes

200 g de azúcar

50 g de mantequilla

1 huevo

1 vaina de vainilla

1 tasa de leche

1 tasa de yogur natural

50 g de cacao

100 g de harina

1 cdita. de bicarbonato de sodio

Azúcar impalpable, c/n

Preparación

Batir la mantequilla con el azúcar hasta blanquear. Agregar el huevo, mezclando suave después de su incorporación para que la mezcla no se corte, agregar el cacao, la vainilla y la leche mezclada con el yogurt.  Con movimientos suaves incorporar los secos previamente tamizados y volcar la mezcla en un molde de 24 cm. enmantecado y enharinado. Llevar a horno moderado por 45 minutos y servir espolvoreado con azúcar impalpable.

Maracay, 16 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Mariana Pinzón.

Write comment (0 Comments)

Los amantes de Nutella, la célebre crema de chocolate y avellana de origen italiano, están de suerte. Ya cuentan con la Cafetería Nutella, otro emprendimiento del Grupo Ferrero.

Los amantes de Nutella, la célebre crema de chocolate y avellana de origen italiano, están de suerte. Ya cuentan con la Cafetería Nutella, otro emprendimiento del Grupo Ferrero.

El primer establecimiento fue el de Chicago, ubicado en la famosa avenida Michigan, a pocas calles del Parque Milenio, la principal atracción turística de de la capital  del estado de Illinois.

Los locales de dos pisos, que ha sido decorado con imágenes de avellanas y pintado con el color rojo del logotipo de Nutella, se ha convertido en el primero de su tipo en el mundo y está operado por la propia empresa italiana Ferrero, que creó el producto hace más de 50 años.

Chicago “es una ciudad muy conocida por su floreciente escena culinaria, razón por la cual la escogimos como sede de nuestro primer café”, declaró Noa Szporn, Jefe de Mercadeo de Nutella para América del Norte.

Fiel a su tradición, el menú de la cafetería ofrece unas delicias para todos aquellos que quieran saborear la crema a cualquier hora del día, desde baguettes con Nutella, granola con yogurt, creps de banana, waffles con compota de frutas, hasta helados y ensalada de frutas, todo va acompañado de la riquísima crema.

Los Nutella Cafe, cuya apertura ha levantado gran expectación, incluso ofrece una variedad de sándwiches italianos tostados, sopas y ensaladas, para los entusiastas que deseen disfrutar del amplio espacio con mesas comunitarias, sofás y hasta un rinconcito con chimenea para el invierno.

En la actualidad existen Cafés Nutella en ciudad de México, Nueva York, Barcelona, entre otras urbes. El más reciente se inauguró en Dubaí, en una doble locación en el aeropuerto.

Chicago, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)

El origen del helado se remonta a la noche de los tiempos, cuando los hombres conservaban la mezcla hecha con leche, fruta y miel en el hielo. Pero hoy, cuando se habla de helado no se puede evitar pensar en Italia. Lo demuestra el hecho que la palabra “gelato”, como sucede con “pasta” y “pizza”, ha superado cualquier tipo de barrera lingüística y se ha convertido en un término reconocible internacionalmente.

El origen del helado se remonta a la noche de los tiempos, cuando los hombres conservaban la mezcla hecha con leche, fruta y miel en el hielo. Pero hoy, cuando se habla de helado no se puede evitar pensar en Italia. Lo demuestra el hecho que la palabra “gelato”, como sucede con “pasta” y “pizza”, ha superado cualquier tipo de barrera lingüística y se ha convertido en un término reconocible internacionalmente.

Un adoptado con pasado noble

De las páginas de la Biblia, en las que se narra el episodio en el que Abraham ofrece a Isaac una mezcla de leche de cabra con nieve, hasta los procedimientos con los que las mezclas a base de agua, azúcar, hierbas y especies se convierte en sorbetes, traídos por los árabes a Sicilia, la historia del helado atraviesa toda nuestra cultura, mediterránea y clásica.

Fueron los romanos, los que en efecto adquirieron las técnicas de conservación y de elaboración de los alimentos, como demuestran los estudios arqueológicos basados en las zonas del Vesubio, Pompeya, que han sacado a la luz el consumo de una mezcla refrescante a base de hielo y zumo de limón.

Sin embargo no cabe duda de que es en la Italia del siglo XVI, especialmente en la Florencia de los Médici, donde surge el helado “moderno”, que todos conocemos y apreciamos, a base de leche, nata y huevos.

Creado por los pasteleros florentinos de Catalina de Médici, este producto italiano fue llevado a Francia a la corte de Enrico II, su marido, desde donde adquirió una enorme fama en toda Europa y posteriormente en todo el mundo.

Una tradición que crea escuela

Sabores tradicionales, ingredientes sanos y naturales y una elaboración artesanal, hacen del helado italiano un símbolo de bondad para los visitantes de todo el mundo. No sólo para los golosos.

Son casi 30.000 heladerías artesanales las que se encuentran por todo el territorio nacional, un mercado de casi 2,5 millardos de euros anuales que no entienden de crisis y que hacen escuela gracias a iniciativas como la de Carpigiano Gelato University, histórica marca de la provincia de Bolonia y un museo, il Gelato Museum, donde se pueden visitar los laboratorios artesanales.

Un capítulo aparte merece, en cambio, el helado no artesanal, difundido en Italia a partir de la segunda posguerra, cuando el progreso industrial post bélico dio un gran impulso a los sectores que hasta entonces habían sido solamente artesanales.

Sabores e ingredientes típicos y regionales

Saborear un helado, en copa o en barquilla, paseando por las calles de Venecia, Turín, Roma, Nápoles o Palermo, es uno de los placeres a los que no se puede renunciar y que contribuyen a dar a conocer las maravillas de Italia a través de sus sabores. De la gianduia típica del Piamonte de nueces al pistacho de Bronte, de norte a sur, el helado representa el carácter típico de las zonas en las que se produce.

Una delicia para todos los paladares

Además de ser muy refrescante y lleno de sabor, el helado es un alimento equilibrado que aporta la justa proporción de proteínas, grasas, azúcares y, en el caso de los sorbetes de fruta y los de frutos secos, de vitaminas.

Para que todos puedan disfrutar de este placer tan saludable, cada vez más son las heladerías artesanales de Italia que dirigen su atención a los consumidores con particulares exigencias, como los celíacos y los intolerantes a la lactosa, los diabéticos y los que siempre están a dieta.

Maracay, 6 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Italianos.

Write comment (0 Comments)
Visitar Barranquilla y participar en su carnaval no es solo sinónimo de fiesta y alegría. La región tiene una gastronomía variada, que brinda un gran abanico de colores y sabores.

Visitar Barranquilla y participar en su carnaval no es solo sinónimo de fiesta y alegría. La región tiene una gastronomía variada, que brinda un gran abanico de colores y sabores.

Como la gran mayoría de Colombia, la gastronomía barranquillera es un mestizaje cultural, que mediante la selección y la evolución brinda hoy una variedad que refleja al igual que su Carnaval  la felicidad y alegría de su pueblo.

Platos como el sancocho de guandú con carne salada (esta es una preparación que integra entre sus sabores, la carne salada, los tubérculos, verduras y condimentos) y el arroz de lisa, que es lo más típico y sabroso, elaborado con verduras y el pescado de lisa, que se pesca en las zonas costeras de aguas tropicales y templadas. Típicamente este plato se sirve en hoja de plátano, y se acompaña con patacones o con yuca cocinada.

La butifarra, el queso costeño con su inigualable sabor, el bollo limpio, el de mazorca y el de yuca. La yuca, uno de los productos de más consumo y de los que se hacen diferentes platos, uno de ellos el “enyucado”. La yuca resalta y habla de las tradiciones aborígenes de las culturas caribes, raíces que se conservan en su elaboración tradicional como el “casabe”.

El consumo del coco y los fritos también son protagonistas en esta gastronomía y los mismos que reflejan las influencias africanas, siempre van acompañados con una infinidad de sofritos, en su gran mayoría con gran uso y participación del ajo, estos entre otros sabores caribeños destacan lo mejor de la cocina costeña barranquillera.

Para refrescarse es común el consumo de agua de panela con limón, los raspaos, los bolis, el peto y los típicos y característicos jugos de corozo, tamarindo, zapote y níspero, frutos que son muy comunes en esas tierras.

Para terminar y endulzar el paladar antes de seguir de carnaval, es común el consumo de todo tipo de postres con coco y algo que describe perfecto a Barranquilla y a su gente, son las deliciosas “Alegrías con coco y anís” que todas las tardes salen a vender las típicas palenqueras. 

Si desea conocer el Carnaval de Barranquilla, no se olvide de lo más importante, el carnaval es fiesta, música, alegría, pero sobre todo sabor. Para esto puedes visitar restaurantes típicos y tradicionales como son: El Corral de Mariscos, La Tiendecita, El Árabe Gourmet, El Rancho Currambero, El Narco Bollo, Mailia y Chango. Esto es puro sabor como es pura alegría el Carnaval.

Barranquilla, 2 de marzo de 2019.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)
La mantequilla clarificada o Ghee es uno de los ingredientes más versátiles y poderosos de la Dieta Ayurvédica. En este lado del mundo, lleva un tiempo causando sensación y aceptación de muchos por sus cualidades saludables.

La mantequilla clarificada o Ghee es uno de los ingredientes más versátiles y poderosos de la Dieta Ayurvédica. En este lado del mundo, lleva un tiempo causando sensación y aceptación de muchos por sus cualidades saludables.

El Ghee (se pronuncia gui) es uno de los pilares del Ayurveda, la milenaria medicina tradicional india y no es otra cosa que mantequilla clarificada, es decir, privada de agua y proteínas.

Según la receta de Manjula Balakrishnan en el libro Cocina Ayurvédica, Alimentos de los Dioses, la mantequilla tradicional primero se derrite a fuego medio en una cacerola y luego se cuece a fuego lento hasta que salgan burbujas.

Acto seguido, el agua evapora y los sólidos de la leche (proteínas) se depositan en el fondo del recipiente. Al cabo de quince o veinte minutos, se quita la cacerola del fuego, se retira la espuma y se deja enfriar.

Finalmente se filtra con una tela fina, apartando definitivamente los sólidos de la leche, se pone en un recipiente de cristal y se guarda a temperatura ambiente. Para que solidifique rápidamente, hay que ponerlo en la nevera.

Según Harold McGee en La Cocina y los alimentos, el Ghee surgió de la necesidad. Respecto a la mantequilla tradicional, este brillante ingrediente aguanta mejor el paso del tiempo, sobre todo considerado el clima de algunas zonas de la India. Puede conservarse en perfecto estado durante meses.

¿Por qué integrar el Ghee a la Cocina?

Para empezar, por su ligero aroma a frutos secos, por su sabor dulce y por su textura, más blanda y granulosa respecto a la de la mantequilla tradicional.

En segundo lugar, por su elevado punto de humo, que lo hace preferible a la hora de freír o saltear. Porque es más ligero, digerible y favorece la absorción de determinados componentes.

En cuanto a su perfil nutricional, el Ghee es grasa pura, de ahí que sea tan importante un consumo moderado. No contiene proteínas o carbohidratos, tiene alrededor de 2 000 UI de vitamina A por 100 g y algo de vitamina D.

Entre otras virtudes estarían la de retrasar el envejecimiento, dar energía, proporcionar belleza, encanto y armonía al cuerpo (de ahí su éxito entre algunas celebrities) y estimular las funciones cognitivas.

Además de actuar positivamente sobre un sinfín de enfermedades, el Ghee sería también un buen afrodisíaco y un remedio contra el mal karma. Una pequeña muestra de la versatilidad de este ingrediente en la medicina tradicional de la India.

Maracay, 20 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Foto: Instagram Cocina.

Write comment (0 Comments)
Ingredientes que se reinventan, platos más saludables y originales aperitivos marcan los sabores de los meses integrantes de este año calendario.

Ingredientes que se reinventan, platos más saludables y originales aperitivos marcan los sabores de los meses integrantes de este año calendario.

Nos encontramos ante un cambio en las formas de consumo, donde la salud juega un papel fundamental. Esta es la razón por la que los alimentos verdes, el papel de los productores, los envases ecológicos y el aprovechamiento al máximo de los alimentos, para desperdiciar lo menos posible, marcan las tendencias gastronómicas del consumidor en este 2019.

Más atención al producto

Llegó el momento de pensar en la gente que consume. Si las anteriores tendencias apuntaban a la conservación del medio ambiente y del bienestar animal, ahora ha llegado el momento de centrarse en el cuidado del producto, desde el sector primario –mimado por las industrias– hasta el consumidor final. Que ese ciclo garantice un producto con todas las exigencias.

Más vegetales, verduras y hortalizas que cárnicos

Las corrientes vegetarianas, veganas, flexiveganas u omnívoras no son fruto de una moda social. Estos cambios en los hábitos de consumo se deben principalmente a una mayor concienciación por consumir frutas y verduras, evitando los efectos negativos de los productos cárnicos.

Vuelve el trashcooking

Esta tendencia, basada en la reutilización de los alimentos al cien por cien, seguirá y seguro que muchos años más. Todo sirve. Desde las pieles de las patatas hasta las hojas de diferentes hortalizas que hasta el momento se desechaban. También es el turno de la industria cárnica, reinventando productos con partes poco demandadas hasta ahora, como la lengua, los sesos o el hígado.

Envases biodegradables

Sólo en Estados Unidos, cada persona se gasta más de 400 dólares al año en comida a domicilio. Por tanto y para reducir plásticos, cartones y papeles, los envases de los restaurantes take away buscan recipientes ecológicos.

Hierbas silvestres

Si el kale revolucionaba las verdulería y estantes de los supermercados, ahora es el momento de incorporar a tus ensaladas hojas como la acedera, el diente de león o el amaranto, fuente de proteína, hierro y calcio similar a la espinaca.

Los ácidos se reinventan

Utilizados en una infinidad de platos y bebidas, los cítricos más populares, como el limón o la lima, dan paso a otros como el pomelo o el kumquat, hasta ahora usados en menor medida.

Pescados vegetales

La industria acaba de lanzar manjares del mar en versión vegetariana. Desde langostinos cocidos o listos para freír elaborados con vegetales a caviar elaborado con algas marinas, atún hecho con base de tomates, nuggets para terminar con un golpe de fritura o vieiras preparadas con productos de la huerta. Estos platos se pueden acompañar con salsa tártara o una salsa de pescado en versión ‘verde’.

Grasas saludables

Llega la tendencia de las phat fats o grasas buenas. Si hace tiempo se recomendaba no consumir aguacate, mantequilla de cacahuetes o de coco, y aceite de oliva virgen extra, ahora esta nueva palabra pone una nota más cool a estas grasas saludables y beneficiosas para nuestro cuerpo.

Probióticos sin frío

Si los probióticos ya estaban de moda, en este 2019 seguirán siendo tendencia. No solo lo encontraremos en el pasillo de refrigerados, sino que productos como la harina de avena, la granola, las barritas de cereales, las cremas y sopas, o las mantequillas de frutos secos incorporarán estos microorganismos que ayudan a la salud intestinal.

Maracay, 15 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Comer frutos secos puede ayudar a reducir los factores de riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón, obesidad y diabetes.

Comer frutos secos puede ayudar a reducir los factores de riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades del corazón, obesidad y diabetes.

En general, estos ricos alimentos son buenas fuentes de grasa, fibra y proteínas. La mayor parte de la grasa en los frutos secos es la grasa monoinsaturada, así como las grasas poliinsaturadas omega-6 y omega-3. Sin embargo, contienen algo de grasa saturada. Los frutos secos también contienen una serie de vitaminas y minerales, incluyendo magnesio y vitamina E.

Muchos estudios han investigado los beneficios para la salud del aumento de la ingesta de frutos secos. Un metaanálisis de 33 estudios encontró que las dietas altas en frutos secos no afectan significativamente el aumento ni la pérdida de peso.

Pero a pesar de tener poco efecto sobre el peso, muchos estudios han demostrado que las personas que comen frutos secos viven más tiempo que los que no. Esto puede deberse a su capacidad para ayudar a prevenir una serie de enfermedades crónicas.

Por ejemplo, las nueces pueden reducir los factores de riesgo del síndrome metabólico, como la presión arterial alta y los niveles de colesterol.

De hecho, un estudio de más de 1.200 personas encontró que comer una dieta mediterránea con más de 30 gramos de nueces por día, disminuyó la prevalencia del síndrome metabólico más que una dieta baja en grasa o una dieta mediterránea con aceite de oliva.

Además, los frutos secos también pueden reducir el riesgo de otras enfermedades crónicas. Por ejemplo, comer nueces puede mejorar los niveles de azúcar en la sangre e incluso reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

A continuación se informa sobre el contenido de los nutrientes de los frutos secos comúnmente consumidos y la evidencia de algunos de sus beneficios para la salud.

  1. Almendras

Las almendras son frutos secos que contienen una serie de nutrientes beneficiosos. Una porción (28 gramos o un puñado pequeño) contiene aproximadamente:

Calorías: 161

Grasa total: 14 gramos

Proteína: 6 gramos

Carbohidratos: 6 gramos

Fibra: 3,5 gramos

Vitamina E: 37% de la ingesta diaria recomendada (IDR)

Magnesio: 19% de la IDR

  1. Pistachos

Los pistachos son un tipo de frutos secos comúnmente consumidos y son muy ricos en fibra. Una porción de una onza (28 gramos) de pistachos contiene aproximadamente:

Calorías: 156

Grasa Total: 12.5 gramos

Proteína: 6 gramos

Carbohidratos: 8 gramos

Fibra: 3 gramos

Vitamina E: 3% de la IDR

Magnesio: 8% de la IDR

  1. Nueces

Las nueces son un fruto seco muy popular y una excelente fuente del ácido graso omega-3 alfa-linolénico (OAL) . Una porción de una onza de nueces (28 gramos) contiene aproximadamente:

Calorías: 182

Grasa total: 18 gramos

Proteína: 4 gramos

Carbohidratos: 4 gramos

Fibra: 2 gramos

Vitamina E: 1% de la IDR

Magnesio: 11% de la IDR

Los frutos secos parecen mejorar un número de factores de riesgo de las enfermedades cardíacas. Esto puede ser debido a su alto contenido de OAL y otros nutrientes.

Adicionar a la dieta diaria estos deliciosos frutos de la naturaleza, a través de su consumo con yogurt, tortas, ensaladas de frutas y vegetales frescos es una buena contribución a una alimentación variada y sana.

Bogotá, D.C. 11 de febrero de 2019.-

Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)
El Año Nuevo (y la Nochevieja) llegan con muchas tradiciones que prometen atraer a la suerte y algunas sirven para protegernos de la mala fortuna. Y muchas, curiosamente, están relacionadas con la comida, donde se mezcla la identidad cultural y las visiones del futuro.

El Año Nuevo (y la Nochevieja) llegan con muchas tradiciones que prometen atraer a la suerte y algunas sirven para protegernos de la mala fortuna. Y muchas, curiosamente, están relacionadas con la comida, donde se mezcla la identidad cultural y las visiones del futuro.

Así que aquí van 8 tradiciones relacionadas con la comida de todo el mundo:

  1. Uvas – España.

En España la gente se come 12 uvas en la medianoche de Fin de Año: una con cada campanada. Cada campanada dura unos 3 segundos para dar tiempo a que engullamos cada uva… aunque a muchos les cueste. Las 12 uvas normalmente vienen preparadas en saquitos, boles o recipientes y se pueden comprar por docenas. Algunos países hispanohablantes también conservan y practican esta tradición.

  1. Fideos y lechuga – China.

En China los fideos son un símbolo para una larga vida, a causa de su longitud. Se supone que cortarlos o romperlos en trozos pequeños atrae a la mala suerte.

Además de los noodles de la suerte, la lechuga juega un papel esencial en la cena de Nochevieja en China. Esta tradición proviene del parecido entre las palabras lechuga y “suerte” en cantonés, así que en el Año Nuevo Chino las hojas de lechuga se usan para hacer envoltorios con otros alimentos de la suerte.

  1. Pan de maíz – EEUU

En los Estados Unidos, en especial en el sur, el pan de maíz se come a menudo en Nochevieja. Por su color dorado, se cree que parece un poco al oro. Si además se quiere ir un poco más lejos, se le pueden añadir algunas semillas de maíz al pan, porque parecen pepitas de oro

  1. Cerdo – Austria

Se cree que los cerdos atraen a la suerte en muchos países, quizás porque siempre fueron percibidos como un símbolo de fertilidad y fuerza. En Austria esta tradición va tan lejos que en la Noche de Fin de Año los invitados a cenar son agasajados con una cabeza entera de cerdo. Sin embargo, para tener buena suerte, no es necesario comerse un cerdo de verdad. Los amuletos o dulces horneados con la forma de un cerdo también valen.

  1. Pescado – Escandinavia, Polonia, Alemania, China

En muchos países, el pescado se percibe como una comida afortunada para la Nochevieja, aunque las tradiciones varían de país a país. En China el pescado se debe server entero. En Alemania el arenque es un amuleto de buena suerte… y así hasta la infinidad.

  1. Lentejas – Italia.

Un plato típico de Italia en Nochevieja es el “Cotechino con Lenticchie”, vamos, Cerdo con lentejas. Las lentejas se cree que dan Buena suerte porque parecen monedas. Además, estas legumbres crecen cuando se remojan en agua, lo que se puede interpretar como una manera de atraer a la fortuna. Gracias a su forma, las lentejas y varios tipos de judías se cree que atraen a la buena suerte en muchos otros países. Así que… ¡A comer!

  1. Verduras – de Alemania a los EEUU.

Aparentemente las verduras verdes –valga la redundancia- son EL alimento de la suerte, porque se parecen a los billetes del banco. La col rizada, el repollo, la remolacha y muchos más están de moda, y más porque son vegetales de invierno.

  1. Frutas redondas – Filipinas

En Filipinas las frutas redondas se cree que atraen a la Buena suerte y el éxito para toda la familia. Esto significa que 8, 12 o 13 (dependiendo de la tradición) frutas deben estar sobre la mesa para dar la bienvenida a la fortuna y el éxito en el año que llega.

Bogotá, D.C. 29 de diciembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)
En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.

En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.

A quienes se encargan de cocinar cada año, probablemente les guste sorprender a los suyos con nuevas elaboraciones, entrantes, principales y postres que conquisten sus paladares y hagan surgir aquello de ¿Cómo lo has hecho?

Pero no sólo es encender los fuegos y cocinar rico. Es crear una atmosfera festiva para compartir y disfrutar en familia tan bella fecha.

Algunas sugerencias para una Cena de Noche Buena

1.- Pequeños detalles para grandes momentos. La mesa navideña, aparte de organizar la comida y diseñar el menú, tiene que ser bonita y decorada con pequeños detalles, como unos piñones o unas velas de sobremesa, arreglos de flores o personajes navideños,  como complemento ideal.

2.- Menú Navideño. Comenzar el menú navideño con entrantes ligeros, como una ensalada de aguacate; de primero, una crema de espárragos o un caldito y de segundo, pescado, pollo, carne de res o pavo, acompañados de una ensalada y de dos contornos calientes como puré de papas, arroz, vegetales salteados. O puedes complementar las carnes servidas con platos típicos navideños como tamales, hallacas, bollos, etc. No debes olvidar el pan o alguna variedad de Pan de Jamón, típico navideño.

Puedes acompañar tu comida navideña con una copa de vino, blanco o tinto, según la carne servida y jugos de frutas de estación.

En el postre puedes mostrar la tradición familiar o regional donde esté ubicado. Como propuesta de postre, disfruta de un combinado infalible y rico: Helado y torta de navidad, natilla con frutas de estación con un ponqué o panetton, dulcería criolla de membrillos, guayaba, lechoza u otras frutas locales con torta o ponqué. La imaginación y la tradición pueden casarse en la Mesa de Navidad.

Junto al postre elegido, se puede tomar un rico y humeante café, en sus diferentes variedades o un chocolate o cocoa. También un pluscafé, como una crema de whisky, un coñac, un ponche crema, etc.

Será el fin de fiesta de un Menú Navideño perfecto en familia y con amigos.

Feliz Navidad a todos.

Maracay, 20 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El chef venezolano Carlos García, del Restaurante Alto, fue elegido como el mejor de su clase entre un grupo de 50 cocineros latinoamericanos, en la premiación de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina". García recibió un galardón otorgado por la cervecera española Estrella Damm.

El chef venezolano Carlos García, del Restaurante Alto, fue elegido como el mejor de su clase entre un grupo de 50 cocineros latinoamericanos, en la premiación de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina". García recibió un galardón otorgado por la cervecera española Estrella Damm.

En el evento la cocina peruana volvió a ocupar los dos primeros lugares en la lista de los "50 Mejores Restaurantes de América Latina" con Maido y Central, establecimientos que repitieron este 2018 las posiciones de cabecera obtenidas el año pasado.

Maido, del chef Mitsuharu "Micha" Tsumura, fue elegido como el número uno por "fusionar perfectamente la gastronomía de Perú y la japonesa", a juicio de la publicación "50 Best Restaurants", que organiza los premios.

Con sede en Lima, Maido ostenta el título nuevamente debido a que es "un espacio donde los visitantes pueden degustar platos basados en la cocina Nikkei que fusiona sorprendentemente los sabores peruanos y japoneses", agregaron los organizadores.

En el segundo puesto repitió el también limeño Central, dirigido por Virgilio Martínez y Pía León, que obtuvo el galardón a la mejor chef femenina de América Latina en el 2018.

En tercer lugar quedó Pujol, de Enrique Olvera, en Ciudad de México, mientras que la cuarta casilla le correspondió este año a Boragó, ubicado en Santiago de Chile, cuyo chef, Rodolfo Guzmán, recibió además el galardón al restaurante más sostenible por sus prácticas amigables con el medioambiente.

La quinta posición fue para D.O.M., de Sao Paulo y le siguieron en el listado de los diez primeros Don Julio (Buenos Aires), A Casa do Porco (Sao Paulo), Astrid y Gastón (Lima), Quintonil (Ciudad de México) y Leo (Bogotá).

En total, este año la clasificación de los 50 Mejores estuvo compuesta por once restaurantes de México, diez argentinos, nueve peruanos, nueve de Brasil, cinco chilenos, cuatro colombianos, uno panameño y uno uruguayo.

Caracas, 3 de noviembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)
El Cacao con su historia ancestral y su único sabor fue un producto básico de las Culturas Precolombinas y un aporte capitalísimo para la Gastronomía del futuro mundo global.

El Cacao con su historia ancestral y su único sabor fue un producto básico de las Culturas Precolombinas y un aporte capitalísimo para la Gastronomía del futuro mundo global.

Dicen los Cronistas de Indias que los pobladores originarios de Centroamérica tenían la creencia que el todopoderoso Dios Quetzalcoalt había enseñado a sus antepasados el cultivo del Cacao, lo que conllevó a los Aztecas a estimarlo de origen divino.

Sembrado por los Mayas en la Península de Yucatán y difundido por el territorio americano, fue usado y extraído por el resto de los otrora habitantes de todo el territorio americano antes de la llegada de los conquistadores.

La semilla del Theobromae, como se denomina botánicamente su árbol, se aprovechaba en distintos usos: 1) En la preparación de elixires; 2) Como moneda en las transacciones comerciales y; 3) En la realización de ritos mágico- religiosos.

Desde las zonas tropicales de Mesoamérica, el Cacao se introduce en África en el Siglo XVI. En la actualidad, es una de las zonas donde se encuentran la mayor cantidad de plantaciones de Cacao del mundo.

En América, el cultivo del Cacao no es extensivo, pero sus principales centros de producción son Brasil, Ecuador, México, Colombia, Venezuela y República Dominicana.

La planta del Cacao puede alcanzar una altura de 6 metros, sus semillas están en una mazorca de color pardo rojizo, con una tonalidad púrpura o blancuzca y guardan cierto parecido con las almendras.

El Cacao es, en la actualidad, un producto muy importante, tanto en la Gastronomía, como en la Cosmética y la Medicina.

Por sus cualidades de sabor, aroma y bouquet, el Cacao puede causar dependencia y ser tan apetecido como los licores. Posee ricos valores nutritivos como las proteínas y el almidon, además del toque aromático de la cafeína. Asimismo es el ingrediente favorito de tortas, chocolates y bebidas calientes o frías.

La semilla del Cacao puede ser consumida en su totalidad: el residuo pulverizado es la materia prima del chocolate y la pulpa dulce que la rodea puede ser usada en bebidas naturales y usada para hacer dulces.

La grasa o manteca del Cacao, que se obtiene de la semilla, es muy apreciada para la elaboración de medicamentos, cosméticos y jabones.

A los lectores de www.ecospoliticos.com, les obsequiamos una receta con el Manjar de los Dioses, el Cacao, la Torta de Cacao y Yogurt, para el disfrute de todos en la familia.

Torta de cacao y yogur

Ingredientes

200 g de azúcar

50 g de mantequilla

1 huevo

1 vaina de vainilla

1 tasa de leche

1 tasa de yogur natural

50 g de cacao

100 g de harina

1 cdita. de bicarbonato de sodio

Azúcar impalpable, c/n

Preparación

Batir la mantequilla con el azúcar hasta blanquear. Agregar el huevo, mezclando suave después de su incorporación para que la mezcla no se corte, agregar el cacao, la vainilla y la leche mezclada con el yogurt.  Con movimientos suaves incorporar los secos previamente tamizados y volcar la mezcla en un molde de 24 cm. enmantecado y enharinado. Llevar a horno moderado por 45 minutos y servir espolvoreado con azúcar impalpable.

Maracay, 16 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Mariana Pinzón.

Write comment (0 Comments)
Los amantes de Nutella, la célebre crema de chocolate y avellana de origen italiano, están de suerte. Ya cuentan con la Cafetería Nutella, otro emprendimiento del Grupo Ferrero.

Los amantes de Nutella, la célebre crema de chocolate y avellana de origen italiano, están de suerte. Ya cuentan con la Cafetería Nutella, otro emprendimiento del Grupo Ferrero.

El primer establecimiento fue el de Chicago, ubicado en la famosa avenida Michigan, a pocas calles del Parque Milenio, la principal atracción turística de de la capital  del estado de Illinois.

Los locales de dos pisos, que ha sido decorado con imágenes de avellanas y pintado con el color rojo del logotipo de Nutella, se ha convertido en el primero de su tipo en el mundo y está operado por la propia empresa italiana Ferrero, que creó el producto hace más de 50 años.

Chicago “es una ciudad muy conocida por su floreciente escena culinaria, razón por la cual la escogimos como sede de nuestro primer café”, declaró Noa Szporn, Jefe de Mercadeo de Nutella para América del Norte.

Fiel a su tradición, el menú de la cafetería ofrece unas delicias para todos aquellos que quieran saborear la crema a cualquier hora del día, desde baguettes con Nutella, granola con yogurt, creps de banana, waffles con compota de frutas, hasta helados y ensalada de frutas, todo va acompañado de la riquísima crema.

Los Nutella Cafe, cuya apertura ha levantado gran expectación, incluso ofrece una variedad de sándwiches italianos tostados, sopas y ensaladas, para los entusiastas que deseen disfrutar del amplio espacio con mesas comunitarias, sofás y hasta un rinconcito con chimenea para el invierno.

En la actualidad existen Cafés Nutella en ciudad de México, Nueva York, Barcelona, entre otras urbes. El más reciente se inauguró en Dubaí, en una doble locación en el aeropuerto.

Chicago, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Gastronomía.

Write comment (0 Comments)
El origen del helado se remonta a la noche de los tiempos, cuando los hombres conservaban la mezcla hecha con leche, fruta y miel en el hielo. Pero hoy, cuando se habla de helado no se puede evitar pensar en Italia. Lo demuestra el hecho que la palabra “gelato”, como sucede con “pasta” y “pizza”, ha superado cualquier tipo de barrera lingüística y se ha convertido en un término reconocible internacionalmente.

El origen del helado se remonta a la noche de los tiempos, cuando los hombres conservaban la mezcla hecha con leche, fruta y miel en el hielo. Pero hoy, cuando se habla de helado no se puede evitar pensar en Italia. Lo demuestra el hecho que la palabra “gelato”, como sucede con “pasta” y “pizza”, ha superado cualquier tipo de barrera lingüística y se ha convertido en un término reconocible internacionalmente.

Un adoptado con pasado noble

De las páginas de la Biblia, en las que se narra el episodio en el que Abraham ofrece a Isaac una mezcla de leche de cabra con nieve, hasta los procedimientos con los que las mezclas a base de agua, azúcar, hierbas y especies se convierte en sorbetes, traídos por los árabes a Sicilia, la historia del helado atraviesa toda nuestra cultura, mediterránea y clásica.

Fueron los romanos, los que en efecto adquirieron las técnicas de conservación y de elaboración de los alimentos, como demuestran los estudios arqueológicos basados en las zonas del Vesubio, Pompeya, que han sacado a la luz el consumo de una mezcla refrescante a base de hielo y zumo de limón.

Sin embargo no cabe duda de que es en la Italia del siglo XVI, especialmente en la Florencia de los Médici, donde surge el helado “moderno”, que todos conocemos y apreciamos, a base de leche, nata y huevos.

Creado por los pasteleros florentinos de Catalina de Médici, este producto italiano fue llevado a Francia a la corte de Enrico II, su marido, desde donde adquirió una enorme fama en toda Europa y posteriormente en todo el mundo.

Una tradición que crea escuela

Sabores tradicionales, ingredientes sanos y naturales y una elaboración artesanal, hacen del helado italiano un símbolo de bondad para los visitantes de todo el mundo. No sólo para los golosos.

Son casi 30.000 heladerías artesanales las que se encuentran por todo el territorio nacional, un mercado de casi 2,5 millardos de euros anuales que no entienden de crisis y que hacen escuela gracias a iniciativas como la de Carpigiano Gelato University, histórica marca de la provincia de Bolonia y un museo, il Gelato Museum, donde se pueden visitar los laboratorios artesanales.

Un capítulo aparte merece, en cambio, el helado no artesanal, difundido en Italia a partir de la segunda posguerra, cuando el progreso industrial post bélico dio un gran impulso a los sectores que hasta entonces habían sido solamente artesanales.

Sabores e ingredientes típicos y regionales

Saborear un helado, en copa o en barquilla, paseando por las calles de Venecia, Turín, Roma, Nápoles o Palermo, es uno de los placeres a los que no se puede renunciar y que contribuyen a dar a conocer las maravillas de Italia a través de sus sabores. De la gianduia típica del Piamonte de nueces al pistacho de Bronte, de norte a sur, el helado representa el carácter típico de las zonas en las que se produce.

Una delicia para todos los paladares

Además de ser muy refrescante y lleno de sabor, el helado es un alimento equilibrado que aporta la justa proporción de proteínas, grasas, azúcares y, en el caso de los sorbetes de fruta y los de frutos secos, de vitaminas.

Para que todos puedan disfrutar de este placer tan saludable, cada vez más son las heladerías artesanales de Italia que dirigen su atención a los consumidores con particulares exigencias, como los celíacos y los intolerantes a la lactosa, los diabéticos y los que siempre están a dieta.

Maracay, 6 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Italianos.

Write comment (0 Comments)