Espero que el presidente Duque repiense su rumbo y se preocupe por su legado: Juanita Goebertus

Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.
Foto: Leonardo Vargas.

Por Luis Fernando García Forero.- Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.

Su experiencia como asesora del Gobierno en la negociación en La Habana, fue fundamental para el trabajo legislativo con miras a seguir instaurando las herramientas jurídicas que permitan la reconciliación nacional, empezando por favorecer a las víctimas.

Sobre la coyuntura política en Colombia, principalmente con los temas de la paz, concedió darle una entrevista a www.ecospoliticos.com :

Ecos: ¿Desde cuándo se dio cuenta que nació para hacer política?

JG: Inicié como candidata en noviembre del 2017 cuando Angélica Lozano y Claudia López me propusieron que me lanzara a la Cámara de Representantes. Contaba con una experiencia técnica, como asesora del Gobierno Santos en temas de justicia transicional en el proceso de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Farc, en La Habana. Antes estaba en temas de seguridad, Derechos Humanos en la oficina del Alto Oficial de Seguridad Nacional en el Ministerio de Defensa.

Ecos: ¿Pero siempre ha estado en lo público?

JG: Siempre me ha gustado lo público, estoy convencida que desde la administración pública podemos ayudar a transformarla, eso tiene un potencial inmenso para el bienestar de los colombianos. No había dado el paso a la política electoral, creo que la vida le va abriendo a uno caminos, y ante la propuesta de Claudia López y Angélica Lozano, me pareció que no podía renunciar al aporte del desarrollo de las instituciones desde la Cámara de Representantes.

Ecos: ¿Cree que como asesora del Gobierno en la negociación de paz, también estaba haciendo política, pues a través de la política, se llegó al fin del conflicto con esa organización guerrillera?

JG: Estoy de acuerdo. Hay política con P mayúscula. La idea de hacer política pública, diseñar normas, instituciones y visión de país, de alguna manera es hacer política. Ahí he estado hace muchos años.

Ecos: ¿Entonces cuál es la política con p minúscula?

JG: En Colombia hablamos de política con p minúscula cuando nos referimos a lo electoral, de la cual la mayoría de ciudadanos desconfían. Estoy convencida que si más ciudadanos participan de la política, ayudamos a transformarla, porque al final el Estado somos también los ciudadanos y si más gente participa, más gente podrá transformar las instituciones para el desarrollo de la democracia.

Ecos: ¿Cuál le atrae más: la política electoral o aquella que se practica por nombramiento?

JG: Me gusta en el día a día la política con P mayúscula, en el diseño de política pública, pero a lo que me dedico y trato de batallar todos los días desde el Congreso, es poder hacer buena política, de calidad, con P mayúscula en lo electoral. Eso lo estoy tratando de combinar.

Ecos: ¿Me llama la atención el por qué ese mensaje a la entrada de su oficina y en la de su equipo de trabajo en la Cámara: ¡Sigan! Este es un espacio abierto para transformar LA POLITICA DESDE ADENTRO?

JG: Somos expertos en quejarnos, decimos políticos corruptos, todos son iguales, no van a trabajar, no hacen la tarea, son poco transparentes, eso no es gratis. Mucho de eso, ha sido cierto. Los ciudadanos no estamos ahí siendo injustos. Es cierto que ha sido así, pero quedarnos desde afuera criticando es muy cómodo porque hace que las instituciones nunca cambien. La idea es metámonos, remanguémonos, entendamos que es un  mundo difícil, pero apostémosle a que si los ciudadanos nos metemos a la política, ayudamos a transformarla.

Ecos: ¿Cómo lo hace en la práctica como legisladora?

JG: Tenemos un hashtag por la transparencia. Publico mi agenda todos los días, todo el tiempo contamos a la ciudadanía qué hacemos. Tengo un registro de votación donde todos nuestros votos, en cada escenario, son públicos y los explico. Recientemente debatíamos en internet el tema de los altos costos bancarios. Economistas de un lado y del otro que votaron por mí, unos dándome palo, otros defendiéndome, pero sobre la base de un debate, de liberación, de ideas, no de la política de la marrulla, de cuál es el interés, el negociado que está detrás, sino, el de la política de las ideas, de cuáles son las mejores políticas públicas para el bienestar de la mayor cantidad de ciudadanos.

Ecos: ¿Se considera una incesante ciudadana en la búsqueda de la  reconciliación y la paz en Colombia?

JG: Así es.

Ecos: ¿Se puso la camiseta por lograr la firma del acuerdo del fin del conflicto con las Farc, ahora en la implementación, cómo se siente?

JG: Es la motivación por el contenido que me tiene acá. Transformar la política es un escenario muy importante, uno viene  a transformarla política para algo, estoy convencida que el fin de la guerra después de cincuenta años de matarnos, es una oportunidad inmensa para transformar todos esos territorios que han estado más afectados. Regiones y localidades donde no hay vías terciarias para sacar los productos de los campesinos, no hay electricidad, no hay acueductos y que están esperando que ese fin de la guerra, verdaderamente se traduzca en oportunidades.

Ecos: ¿La polarización no lo está permitiendo?

JG: Para apostarle a esa implementación del acuerdo de paz se necesita que todos lo apoyemos. Se necesita colaboración desde la política pública, pero además que los políticos y que la política electoral, se vuelque  sobre la paz, que sea una prioridad. Por eso me metí a esto.

Ecos: ¿Cree usted que salen avante la implementación de los acuerdos?

JG: Soy una convencida que sí. Enfrenta muchos retos, 2017 nos demostró que la paz tenía muchos dividendos: la tasa más baja de homicidios de los últimos 30 años, la más baja en desplazamientos, de victimizaciones. Logramos los hechos más poquitos de accidentes con minas y sin embargo 2018 nos mostró la enorme fragilidad de la paz, subimos un punto porcentual los homicidios otra vez, empezamos a ver que hay bandas criminales, disidentes de las Farc, empezaron a subir los desplazamientos otra vez, empezaron  a subir los accidentes con minas.

Ecos: ¿Un ejemplo claro que nuestra búsqueda de la paz es frágil?

JG: Tiene un potencial inmenso, pero, si no llegamos a los territorios con administración de justicia, desarrollo rural, con participación ciudadana, se nos puede quemar el pan en la puerta del horno.

Ecos: ¿Convencida que la paz comienza en las regiones y localidades de Colombia?

JG: Soy una convencida que si todos los ciudadanos participamos, nos ponemos la camiseta, no la llamemos del acuerdo de paz, ni la del sí y los del no, llamémosla transformar esos territorios más afectados por la guerra, estamos seguros, que sacamos adelante esta paz. Es la manera más expedita para que el acuerdo salga avante.

Ecos: ¿Es más difícil implementar el acuerdo, que haber logrado la firma del fin de conflicto?

JG: Siempre dijimos durante el proceso que lo fácil era firmar el acuerdo. En ese momento nos parecía un absurdo después de horas y horas de trabajo, negociar con quienes fueron nuestros enemigos por muchísimos años. Venía de trabajar en el Ministerio de Defensa, conocí de primera mano las atrocidades de las Farc en la guerra y tratar de negociar con ellos, cómo ponerle fin a esa guerra no era fácil pero  siempre Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz durante el proceso nos decía: “esto es lo fácil, lo difícil son los 10-15 años que se nos vienen”, creo que tenía mucha razón.

Ecos: ¿Muy acertada la decisión de la Cámara al rechazar las objeciones del presidente Duque a la ley estatutaria de la JEP?

JG: Creo que fue un escenario muy importante donde partidos de oposición e independientes nos unimos para trabajar entendiendo que tenemos diferencias en muchos temas, pero que conjuntamente podíamos construir una ponencia para rechazar las objeciones a la ley de la JEP. Cambio Radical con más énfasis en la separación de poderes, Colombia Humana con más énfasis en la discusión de la lucha contra la pobreza rural, el partido Liberal con más énfasis en la importancia de  satisfacer los derechos de las víctimas, el partido de la U con más énfasis en la defensa del acuerdo de paz.  En mi opinión, destaco la importancia de garantizar condiciones de incertidumbre para excombatientes, para militares que se sometieron a la JEP y para las víctimas. Todos esos argumentos nos permitieron conjuntamente decir: acá hay muchas diferencias, pero por esto, nos unimos.

Ecos: ¿Cree en la terquedad, como la denominan ciertos sectores, del Gobierno en este aspecto?

JG: No entiendo al Gobierno y al Centro Democrático frente a este tema. Luego de la votación en el senado, es evidente que terminan derrotados, en un escenario, en el que además, leen muy mal al ciudadano. Si bien les funcionó en la campaña para el Plebiscito y para la presidencia, el argumento en contra del acuerdo de paz y en contra de los excombatientes de las Farc, ya el ciudadano se cansó de eso. Los ciudadanos quieren hablar qué va a pasar con sus pensiones, la lucha contra la corrupción, la salud, la política de generación de empleo, de eso quieren expresarse, por eso esperan que hablemos en el Congreso sobre esos temas, entre otros. Se equivoca el presidente del Centro Democrático devolviéndonos a esta conversación del 2016 que ya deberíamos superar. Debemos dedicarnos a transformar, insisto, los territorios más afectados por la guerra.

Ecos: ¿Cree que hay paz sin hacer una reforma a la justicia?

JG: Tenemos que entender distintas concepciones de paz. Hay un elemento esencial que era dejar de matarnos, terminar el conflicto armado, lograr la dejación de las armas, 13 mil excombatientes que se desmovilizaron y la entrega de más de 9000 armas que fueron extraídas por Naciones Unidas en contenedores. Hay un siguiente elemento el implementar los elementos del acuerdo que eran las condiciones que permitieron que el conflicto se perpetuara. Entonces, lograr el desarrollo rural, la participación ciudadana, una lucha efectiva contra las drogas y  solucionar ese problema, satisfacer los derechos de las víctimas, son esenciales para la construcción de la paz. La reforma a la justica es muy importante pero reformas a la justicia hay aquí y en cualquier lugar del mundo, y en esos otros lugares del mundo no están enfrentados a una guerra de más de 50 años.

Ecos: ¿Cree que el Congreso es capaz de hacerla?

JG: Sí. Hay que discutirla, hacerlo de una manera concertada, trabajar con las altas cortes, sobre todo preocuparnos y concentrarnos en la justicia del ciudadano, en la administración de justicia local y rural, allí en esos territorios que no tienen fiscales, que no tienen jueces, que no tienen investigadores de policía judicial.

Ecos: ¿Qué le espera al gobierno del Presidente Iván Duque en estos tres años cuando le acaban de aprobar el PND?

JG: Espero que el presidente Duque repiense su rumbo y se preocupe por su legado. Veo un Plan Nacional de Desarrollo contrario a lo que debería ser. Debió ser un PND con visión de país para los cuatro años, es más una colcha de retazos que no plantea realmente qué es lo que vamos a hacer. Ojalá Duque se preocupe  más por su legado, que por las elecciones de octubre.

Ecos: ¿A propósito del proceso electoral de octubre, será verde ese resultado?

JG: Risas…Espero que sí. Tenemos un partido que ha venido creciendo, que ha demostrado que está comprometido en la lucha contra la corrupción, en su compromiso con la paz, con visión de desarrollo sostenible, que le apuesta a la protección de nuestra biodiversidad, al crecimiento económico con base en la productividad, en el emprendimiento,  pero sobre la base de que esos recursos deben estar al servicio contra la pobreza y la desigualdad. Eso representamos, creo que cada vez más ciudadanos están viendo en nosotros, una alternativa.

 

para ver la entrevista en video

 

https://youtu.be/WbuGT1IbyQQ

Comments powered by CComment