Debilidades electorales son una amenaza contra la paz regional y local: Alejandra Barrios

En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral en pleno posconflicto, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.
Alejandra Barrios, Directora de Misión de Observación Electoral. Foto: Semana

El proceso electoral en Colombia para elegir el 27 de octubre a Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Concejales y Ediles, se empieza a calentar en todo el territorio nacional.

En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.

Ecos: ¿Cómo ve el proceso electoral para las elecciones de nuevos mandatarios regionales y locales?

AB: Este año son las elecciones más importantes, por lo que representan sus resultados. Alrededor de 113 mil candidatos a gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos y ediles. Vamos a tener una campaña muy fuerte, no solo en el aspecto político sino por los asesinatos contra líderes sociales, políticos y comunales, y además, por el tema de la ilegalidad que hace muy difícil hacer un rastreo de la financiación de las campañas políticas.

Ecos: ¿El Gobierno anunció una Reforma Electoral para las sesiones extras del Congreso, pero no se incluyeron, qué piensa?

AB: Los temas que tienen que ver contra la corrupción incluyen en gran medida los políticos y electorales, y se están quedando por fuera de la agenda del Gobierno. Las sesiones extras hubieran sido una oportunidad muy interesante para poder seguir discutiendo la reforma política donde claramente no se están logrando los avances esperados. Sin embargo es una decisión correcta porque una reforma electoral tiene un altísimo contenido técnico y debe discutirse no solo con las organizaciones políticas, requieren de un análisis por el impacto de las modificaciones  que se hagan.

Ecos: ¿Está quedada la legislación en la lucha contra la corrupción?

AB: No haber incluido temas contra la corrupción, cuando cada día vemos un nuevo escándalo, es un mal mensaje a la ciudadanía, porque mientras  avanzamos, por ejemplo en una Reforma Tributaria, esos recursos que ingresan, terminan en manos privadas a través de contratos que se entregan a dedo en obras que no están bien hechas, fundaciones corruptas que no entregan la comida como debe ser a los niños, que no hacen los proyectos de educación o de atención a personas de avanzada edad como se esperaría que debería ser.

Ecos: ¿Los procesos electorales están ligados con la corrupción en Colombia?

AB: Claramente están cruzados con sistemas de corrupción y de ilegalidad. Son procesos electorales violentos, no solamente por las afectaciones de intolerancia que se ven en redes sociales, sino que históricamente han estado inmersos por las amenazas, asesinatos, secuestros, atentados contra candidatos. En elecciones locales es uno de los temas que más se pone de presente.

Ecos: ¿Las elecciones de octubre están en riesgo en algunas zonas del país?

AB: La debilidad institucional en las regiones no permite proteger no solo la vida de los candidatos, sino la libertad del voto de los ciudadanos frente a actores armados ilegales o grupos de corrupción, de economías ilegales. Eso ha estado presente. Lamentablemente no se ha modificado para estas elecciones. Seguimos con las mismas debilidades y eso significa que tenemos regiones en el país donde la libertad del votante se encuentra en crisis  para hacer proselitismo político.

Ecos: ¿Es una verdadera amenaza contra la paz regional y local?

AB: Desafortunadamente las debilidades electorales son una amenaza contra la paz regional y local.

Ecos: ¿La Reforma política que se aprobó en primera vuelta, si cree que es un avance para la democracia en Colombia?

AB: El Congreso de la República ha sido muy poco serio frente a las necesidades de una Reforma Política que de verdad permita la democratización, transparencia, control político, participación, representación política, entre otros. Han legislado a espaldas del país y de cara a sus intereses. No aparecen las listas cerradas, no se toca la autoridad electoral ni los verdaderos mecanismos de representación y participación política. Para qué mecanismos fuertes de democracia interna sin lista cerrada y sin esquemas de la financiación de la política.

Ecos: ¿Seguimos desactualizados en materia electoral?

AB: Tenemos un Código Electoral que es anterior a la Constitución del 91. Necesitamos actualizarlo para que no pase lo que ha ocurrido en los últimos cuatro procesos de elección del Congreso de la República que después de tres años y medio, se termina señalando por parte del Consejo de Estado que efectivamente hubo fraude y que hay que cambiar la composición del Congreso.

Ecos: El Gobierno debe ya dar a conocer los alcances del proyecto de Reforma Electoral?

AB: El contenido  específico no lo conocemos. Esperamos que a la mayor brevedad posible lo dé a conocer para empezar a hacer comentarios, recomendaciones y apoyar las medidas que conduzcan a un estructura electoral más transparente y no procesos electorales frágiles en términos de confianza en sus resultados.

Ecos. ¿Por ahora cuales podrían ser las medidas efectivas para que obtener el mejor resultado el 27 de octubre?

AB: Lograr a la mayor brevedad posible unos mecanismos de control y de verificación de seguridad a los líderes sociales. No puede funcionar solo en Bogotá, donde hacen parte la mayoría de Ministros, la Defensoría del Pueblo, Fuerzas Armadas; donde se establece cuáles son las políticas de protección. En departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Antioquia, Norte de Santander, que son los que tienen el mayor número de líderes políticos sociales asesinados, al menos en esos departamentos, debería tenerse una confianza específica para poner a marchar un plan de protección a los líderes.

Ecos: ¿No se ven resultados que paren los asesinatos?

AB: Hemos pedido reiteradamente al Gobierno un plan concreto, un compromiso de todas las autoridades, porque no solamente es la condena a los hechos y que no sigan pasando, se deben mostrar resultados claros porque estamos hablando de la afectación a la vida. No solo hablamos de las amenazas con fundamento, sino hechos muy, muy graves, que afectan la composición política del país, la tranquilidad.

Ecos: ¿De alguna manera estas elecciones van a marcar en sí lo que ha sido el desarrollo del posconflicto y de una vez por todas reafirmar que la paz comienza y termina en las regiones?

AB: La paz definitivamente comienza y termina en las regiones. Lo que sucede en Bogotá es una ilusión de lo que uno quisiera que fuera la paz, mientras en las regiones están viendo cómo quieren acabar con la tranquilidad. En las elecciones territoriales nos estamos jugando la representación política y la paz.

 

Bogotá, D. C, 1 de febrero de 2019

Por Luis Fernando García Forero.

Comments powered by CComment