Dentro de su trayectoria política se destaca que el Vice nombrado,  formó parte de la Dirección Nacional del Partido Conservador, dignidad que logró en el 2016 con el apoyo del mandatario local y Marta Lucia Ramírez.
El nuevo Viceminstro de Transporte Juan Camilo Ostos- a la izquierda- acompañado del excomisionado de paz, Camilo Gómez y de la Vicepresidenta de Colombia Marta Lucia Ramírez. Foto Twitter.

El nuevo viceministro de transporte Juan Camilo Ostos Romero, es hijo del actual secretario de educación de Floridablanca en Santander, Juan Carlos Ostos Guevara, cuota política en el gabinete municipal de la Vicepresidenta de Colombia, Marta Lucia Ramírez, madrina de matrimonio del alcalde Héctor Mantilla.

Dentro de su trayectoria política se destaca que el Viceministro nombrado, formó parte de la Dirección Nacional del Partido Conservador, dignidad que logró en el 2016 con el apoyo del mandatario local y Marta Lucia Ramírez.  

Ecos estableció que el Movimiento Político Renace Santander, que lo lidera el alcalde de Floridablanca, apoyó la consulta interpartidista que ganó Marta Lucia Ramírez y que le  permitió ser la fórmula Vicepresidencial del actual jefe de Estado.

El nombramiento del Viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos Romero, se establece en medio de un escándalo en Floridablanca donde se le abrió una investigación disciplinaria al secretario de educación Juan Carlos Ostos Guevara, al jefe de la oficina de contratación de la alcaldía Mario Barragán y a la supervisora Yuislay Correa, por irregularidades en el convenio de la administración de Héctor Mantilla con la corporación para el Desarrollo Social Tanai Hawa por más de $3.000 millones, para la operación del Programa de Alimentación Escolar, sin que se mediara un proceso de selección pública.

Para la dirigencia política nacional y departamental, el nombramiento del Viceministro de Transporte deja en claro que es una muestra de la mermelada de la Vicepresidenta de la República Marta Lucia Ramírez, retribuyendo el favor a su ahijado, el alcalde Héctor Mantilla.

 

Comments powered by CComment