La radicación del proyecto de Reforma Tributaria en el Congreso,  calentó el ambiente político y de opinión nacional, con reacciones más encaminadas a la crítica, que al apoyo, en una iniciativa que ya estaba anunciada por el presidente Iván Duque y que ahora está en el escenario de las cámaras legislativas para darle el respectivo trámite.

Por Luis Fernando García Forero*.- La radicación del proyecto de Reforma Tributaria en el Congreso, calentó el ambiente político y de la opinión nacional, con reacciones más encaminadas a la crítica, que al apoyo, de una iniciativa que ya estaba anunciada por el presidente Iván Duque y que ahora está en el escenario de las cámaras legislativas para darle el respectivo trámite.

El argumento del Gobierno para que se apruebe el proyecto es “consolidar una infraestructura de equidad fiscalmente sostenible para fortalecer la política de erradicación de la pobreza, a través de la redefinición de la regla fiscal, el fortalecimiento y focalización del gasto social y la redistribución de cargas tributarias y ambientales con criterios de solidaridad y que permitan atender los efectos generados por la pandemia".

Según analistas económicos y políticos, no es oportuno sacar una Reforma Tributaria en estos momentos de pandemia, porque todos los sectores han sido afectados desde el punto de vista financiero.

Sin embargo, el ministro de hacienda, Alberto Carrasquilla, destaca que Colombia a diferencia de la mayoría de los países a nivel mundial, en especial los que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos -OCDE- tienen su estructura tributaria con un 70 por ciento de las personas naturales y 30 por ciento las empresas, caso contrario de lo que ocurre en Colombia. De ahí que el Gobierno argumenta y justifica una propuesta estructural para que las personas naturales aporten más en la órbita tributaria de la nación.

Son 163 artículos en 110 páginas que concentran todo el texto del proyecto denominado Ley de Solidaridad Sostenible y que empieza su trámite legislativo primeramente en la Comisión III de la Cámara, pero si el Gobierno envía un mensaje de urgencia para agilizar su trámite, entraría a discutirse y votarse conjuntamente con la del Senado.

El Ejecutivo busca recaudar $23.4 billones, donde se establece un recaudo por el Impuesto al Valor Agregado,-IVA- de $7.3 billones y con la posibilidad de recaudar $16.1 billones a través de tributos a las personas naturales.

Bienes excluidos de IVA

Más de 30 bienes son los que pasarían a la categoría de excluidos de IVA: carne de res y de cerdo, pescado, huevos, pollo, leche, queso, arroz, papa, tomate, manzana, zanahoria, cebolla, el arroz, entre otros. En este aspecto,  los productores no tendrán el derecho de recibir una compensación por el impuesto pagado en las cadenas de producción, como sucede con los exentos.

Otros bienes excluidos de IVA son antibióticos, medicamentos, fórmulas lácteas para niños de hasta 12 meses de edad, servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio; planes obligatorios de salud del Sistema de Seguridad Social en Salud. También paneles solares, armas de guerra de uso privativo de las fuerzas Militares y la Policía Nacional, entre otros.

IVA en servicios públicos

Una de las novedades y que no se había ventilado mientras se ambientaba la iniciativa en la opinión nacional, es el tema de los servicios públicos domiciliarios. En el texto se incluye un IVA del 19 %  en los estratos 4, 5 y 6. Si el Congreso aprueba este impuesto sería un gasto más al bolsillo de la clase media. Los estratos 1,2 y 3, estarán exentos del pago de IVA.

Quiénes deberían declarar renta

Uno de los cambios sustanciales de la reforma es la declaración de renta. Según el documento del proyecto de ley, los colombianos que ganen más de $2.4 millones mensuales deberán comenzar a declarar renta, aunque esto no signifique un costo adicional para estas personas. Se prevé que para el 2023 esta tarifa baje para los que mensualmente obtienen más de $1.6 millones. 

Impuesto a las  Pensiones

En esta materia se establece que las pensiones superiores a $4.8 millones podrían aumentarse del 10 por ciento al 15 por ciento.

Ingreso Solidario permanente

El actual programa de Ingreso Solidario decretado por el Gobierno para mitigar los efectos económicos que ha afectado enormemente a las personas vulnerables, será permanente y sería el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social (DPS) el que lleve a cabo la vigilancia, ejecución y el seguimiento de dicho subsidio.

Facultades para Austeridad

Se piden facultades durante seis meses para que el presidente de la República expida normas con fuerza de ley y fusione, restructure, modifique entidades, organismos y dependencias del ejecutivo, para lograr considerables ahorros.

Acceso al Empleo

Destaca una estrategia para promover y tener acceso al empleo. Los empresarios o empleadores que contraten a personas menores de 28 años, los que no se han pensionado y tengan la edad para hacerlo, que le den la oportunidad a las mujeres mayores de 40 años y que lleven 12 meses sin trabajo, personas con discapacidad no inferior al 25 por ciento; estarían obligados a cotizar al Sistema de Riesgos Laborales (ARL) y exentos de realizar los aportes a salud, pensión, parafiscales y cajas de compensación, beneficios solo por cinco años.

El Gobierno plantea a las cámaras que el Programa de Apoyo al Empleo Formal-PAEF- conocido como subsidio a la nómina, se amplíe hasta junio de 2021.

Son vastos y complejos los diferentes temas de una propuesta que ha tenido en el orden de día a la opinión de toda la sociedad en Colombia en medio de la pandemia del COVID 19.

El escenario para el futuro tributario de los colombianos queda ahora en la cancha del Congreso de la República.

Reacciones al proyecto

Los sindicatos fueron los primeros en reaccionar, inclusive, antes de conocerse formalmente el texto de la propuesta. “Es el momento de parar por la vida, la paz, la democracia y el nuevo paquetazo de Duque”, anunció la Central Unitaria de Trabajadores- CTU- al invitar a los trabajadores a un paro que se tiene previsto para el miércoles 28 de abril.

Momento inoportuno

El expresidente César Gaviria Trujillo dijo que "El tema no es cómo deberíamos hacer una Reforma Tributaria, el tema es que no la debemos hacer, eso es un gran error" y dijo que “Mi principal preocupación es que este es el momento más inoportuno que hayamos podido escoger para hacer una Reforma Tributaria" al destacar que no hay un sólo país en el mundo, distinto de Colombia, que esté pensando en esa propuesta.

"Creyeron que apunta de mermelada iban a manejar el Partido Liberal. No, no van a manejar el Partido Liberal a punta de mermelada, yo se los garantizo. Este partido no va a tomar esa decisión porque es totalmente inconveniente".

Senadores de la misma colectividad, como Luis Fernando Velasco, dice que es una reforma inoportuna: “Ataca el consumo, se meten con el bolsillo de la clase media y de esa manera afecta la reactivación económica y la generación de empleo, incluso encarece el costo de los servicios públicos al plantear un IVA. Debemos votar no a esa reforma”, mientras que el Primer Vicepresidente del Senado, Jaime Durán señaló: “Rechazo cualquier intento de gravar las pensiones sea el monto que fuere. Los pensionados adquirieron un derecho al prestarle durante muchos años un servicio al Estado y no son ellos quienes deban asumir el déficit fiscal”. 

“Gran conejo”

La Reforma Tributaria es un “gran conejo”, dijo en su columna de opinión el jefe del Partido Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, quien criticó las medidas de IVA y la renta al señalar que es una iniciativa populista desde el punto de vista del gasto.

“Lo que se va a tramitar es, una vez más, una reforma que se aplicará sobre los de siempre, es decir, sobre el grupo de contribuyentes que cumplen con sus obligaciones tributarias: los asalariados y las empresas formales”, afirmó Vargas Lleras.

Encarece alimentos

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia- SAC-  Jorge Enrique Bedoya dijo que “es una reforma que por la puerta de atrás encarece el costo de los alimentos y le hace daño a los productores del país”. Aseguró que frente a la eliminación de la categoría de exentos,  “tiene una consecuencia inmediata y es que los costos de los productores de pollo, huevo, cerdo y leche, pueden subir más de 5% costos, porque el IVA que pagan en insumos hoy en día ya no serían  descontables”.

No es el momento

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes Jaime Alberto Cabal fue enfático en señalar que “El proyecto radicado es bastante fuerte, es un proyecto ambicioso, quizás el más ambicioso del país. Merece detallado análisis y seguimos insistiendo en que no es el momento de presentarlo. La pandemia avanza, las restricciones siguen y obviamente las posibilidades de trabajo y empleo son menores”.

No a Zonas Francas

El exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo señaló que las Reformas Tributarias suelen presentarse cuando los gobiernos están comenzando, no cuando están terminando, y puso como ejemplo el Gobierno del Presidente de Estados Unidos Joe Biden, quien a tres meses de haberse posesionado, presentó un bosquejo de una iniciativa de esa naturaleza.

Restrepo fue categórico en señalar que si se aprueban nuevos impuestos debe ser sobre la base de una gradualidad y que se escalonen en dos o tres años. Dijo que la propuesta no tuvo en cuenta la Comisión de Expertos que aconsejó congelar, terminar y reducir las Zonas Francas en Colombia que tienen un costo fiscal muy grande. “No están exportando mayor cosa,  lo que constituye un factor de competencia desleal con la industria nacional. Es un régimen aberrante de privilegios tributarios”.

La Asociación Nacional de Industriales,- ANDI- considera que “los esfuerzos extraordinarios del sector empresarial permitirán dar estabilidad fiscal, recuperar la senda del crecimiento económico y atender los programas de apoyo social transitorio a los hogares vulnerables durante la emergencia”.

Medidas deben ser transitorias

La ANDI destaca que todas las medidas tributarias propuestas deben ser transitorias, “con el fin de superar la crisis en el corto plazo y recuperarnos por la senda de la capacidad productora y generadora de empleo de las empresas colombianas, prescindiendo de herramientas, tales como subsidios, los cuales deben reservarse precisamente para escenarios de crisis”.

El tema de las exenciones será uno de los más  más polémicos puesto que actualmente en la legislación son muchos los beneficios que se establecen en el sistema tributario colombiano.

No es un juego

En medio de muchas críticas y uno que otro apoyo a la iniciativa gubernamental, el presidente Iván Duque salió al paso a defender el proyecto tras señalar en su cuenta de twitter que: “La estabilidad de las finanzas públicas no es un juego. Las decisiones hay que tomarlas a tiempo, con sinceridad y eficacia. Así asumiremos el reto de proteger a los más pobres de los estragos de esta pandemia, manteniendo programas sociales”.

Son muchos los aspectos que rodean la iniciativa gubernamental. La discusión de cada uno de los artículos en el Congreso, estará en la óptica de los colombianos, que de una u otra manera son los que en última instancia se benefician o perjudican del proyecto gubernamental.  

La Reforma Tributaria, que se concentra y polemiza en los cuatro puntos cardinales del territorio nacional y que subió al máximo foro y escenario de la democracia: El Congreso, tendrá en cada uno de los senadores y representantes la responsabilidad determinante, de lo que será el futuro económico y social de Colombia afectada por el COVID 19.

Bogotá, D. C, 16 de abril de 2021

Comments powered by CComment