“Parece que Peñalosa está empeñado en acabar con la naturaleza. A nivel nacional se robaron el río Cauca, y ahora a los bogotanos y a los calerunos nos quieren robar el embalse San Rafael”, aseveró  Navas Talero.

Así lo advirtió el representante a la Cámara por Bogotá, Germán Navas Talero quien fue contundente en señalar que en esa obra se tendrán que talar 9.000 árboles.

“Esto es otro de los negocios que tanto le gustan a Peñalosa. Es una obra que requiere talar miles de árboles para después sembrar toneladas de cemento”, manifestó Germán Navas, advirtiendo además sobre el inminente riesgo de contaminación del agua del embalse al ser expuesto al público.

Como es sabido a mediados del pasado mes de enero el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa Londoño anunció la apertura de la licitación del Parque Ecológico San Rafael; un espacio que -según el burgomaestre- “contará con 11 kilómetros de senderos para caminar y pasear en bicicleta, además de miradores, muro de escalar, zona de picnic, restaurantes […] dos muelles para poder disfrutar de este paisaje que nos ofrece este embalse…”, de acuerdo con un artículo publicado en la página web de la Alcaldía.

La advertencia del Representante a la Cámara por Bogotá se suma a las graves denuncias hechas por parte de la bancada del Polo Democrático desde el Concejo de Bogotá y por parte del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Servicios Públicos (Sintraemsdes) quienes, además, entablaron una acción popular tratando de frenar la obra.

“Parece que Peñalosa está empeñado en acabar con la naturaleza. A nivel nacional se robaron el río Cauca, y ahora a los bogotanos y a los calerunos nos quieren robar el embalse San Rafael”, aseveró  Navas Talero.

Bogotá, D. C, 12 de febrero de 2019

Redacción Ecos Nacional

Foto: Alcaldía de Bogotá.

Write comment (0 Comments)

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y Oxfam han puesto en marcha, en Cox’s Bazar, la mayor instalación de tratamiento de residuos y aguas fecales jamás construida en un asentamiento de refugiados.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y Oxfam han puesto en marcha, en Cox’s Bazar, la mayor instalación de tratamiento de residuos y aguas fecales jamás construida en un asentamiento de refugiados.

La instalación que financia ACNUR, puede procesar residuos que generan 150.000 personas: un total de 40 metros cúbicos al día. Para situar este proyecto en su contexto, esto equivale aproximadamente a las necesidades de una población del tamaño de Dijon en Francia, Savannah en los EE.UU. o la ciudad de Berna en Suiza.

Kutupalong, el mayor asentamiento de refugiados en el mundo, alberga a más de 630.000 personas, requiriendo la gestión de los residuos en este terreno enfoques innovadores. La magnitud y la velocidad con que se desarrolló la crisis de refugiados que comenzó en agosto de 2017 hicieron que la mayoría de los asentamientos de refugiados fueran creciendo de forma espontánea, con una importante limitación en cuanto al terreno disponible para cavar letrinas y para el tratamiento de las aguas residuales.

Disponer de capacidad para el tratamiento de grandes volúmenes de aguas residuales y fecales en el asentamiento, en lugar de tener que transportarlos a otros lugares, es un paso crítico para la eliminación segura y sostenible de dichos desechos en situaciones de emergencia. Esto reducirá significativamente los riesgos para la salud de los refugiados y las comunidades de acogida y la probabilidad de que se produzcan brotes de enfermedades.

A modo de ejemplo, en 2018 se reportaron más de 200.000 casos de diarrea aguda en los campamentos de refugiados Rohingyas, así como infecciones respiratorias y enfermedades cutáneas como la sarna, todas ellas enfermedades comunes en entornos donde el saneamiento y la higiene constituyen desafíos.

Las autoridades de Bangladesh han proporcionado el terreno para el establecimiento de la infraestructura, mientras que el desarrollo de la misma se ha realizado en colaboración con la Oficina del Comisionado de Repatriación y Ayuda a los Refugiados del gobierno en Cox’s Bazar. Los ingenieros de ACNUR y Oxfam, con el apoyo de refugiados Rohingya, construyeron el nuevo emplazamiento en poco más de siete meses.

Los residuos son transportados en vehículos que recogen los deshechos en múltiples puntos del campamento, para posteriormente depositarlos en dos enormes lagunas cubiertas herméticamente donde comienza el tratamiento de los residuos.

La instalación requiere unos mínimos costes operativos y de mantenimiento, ascendiendo la inversión inicial para su desarrollo e instalación de los equipos a menos de 400.000 dólares. Este sistema también beneficia a las comunidades locales de Bangladesh, que generosamente han acogido y apoyado a los refugiados.

Este modelo se implementará durante el año 2019 en otros asentamientos en la región de Cox’s Bazar y ACNUR está considerando replicarlo en futuras crisis de refugiados.

ACNUR también ha estado trabajando con sus socios en la gestión de residuos en los asentamientos de refugiados Rohingyas a pequeña escala en más de 275 plantas de tratamiento de residuos. Se han implementado más de una docena de tecnologías de tratamiento diferentes, a diversas escalas, y con distintas combinaciones y configuraciones, incluido el tratamiento con cal, los procesos de tratamiento biológico y la producción de biogás, que a su vez suministra gas a los refugiados para cocinar.

Kutupalong, 6 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

 

Write comment (0 Comments)

Si se implementa completamente la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global para fines de este siglo. La enmienda reducirá la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más de 80% durante los próximos 30 años.

Si se implementa completamente la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global para fines de este siglo. La enmienda reducirá la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más de 80% durante los próximos 30 años.

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal ha entrado en vigor este 1 de enero. Para ONU Medio Ambiente es “un paso importante para reducir drásticamente los gases de efecto invernadero y limitar el calentamiento global”.

Este acuerdo contempla que durante los próximos 30 años se reducirá en más de un 80% la producción y el consumo de hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos orgánicos utilizados frecuentemente en acondicionadores de aire que, aunque no dañan la capa de ozono, producen efecto invernadero.

Si bien los HFC no amenazan la capa de ozono, son peligrosos gases de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global que puede ser muchas veces mayor al del dióxido de carbono.

Las partes han establecido aspectos prácticos para la implementación de la enmienda, incluidos los acuerdos sobre tecnologías para la destrucción de HFC y los nuevos requisitos y herramientas para el reporte de datos. La enmienda incluye disposiciones para el desarrollo de capacidades en los países en desarrollo, el fortalecimiento institucional y el desarrollo de estrategias nacionales para reducir los HFC y reemplazarlos con alternativas.

La reducción gradual de los HFC en virtud de la Enmienda Kigali también puede abrir una ventana para rediseñar equipos de refrigeración que sean más eficientes energéticamente, lo que favorecería aún más la acción climática.

La implementación de los objetivos establecidos en la enmienda se realizará en tres fases: un grupo de países desarrollados iniciará la eliminación gradual de HFC a partir de 2019; los países en desarrollo alcanzarán una congelación de los niveles de consumo de HFC para 2024 y un grupo menor de países congelará el consumo para 2028.

La Enmienda Kigali, ratificada hasta ahora por 65 países, se basa en el legado histórico del Protocolo de Montreal acordado en 1987. El Protocolo y sus enmiendas anteriores, que requieren la eliminación gradual de la producción y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, han sido universalmente ratificadas por 197 partes.

Kigali, 12 de enero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: ONU Medio Ambiente.

Write comment (0 Comments)

El Director General de la Irena, Adnan Z. Amin, señaló que las renovables posibilitan que la “concentración de la energía sea más independiente y cada país produzca la suya propia”.

Un nuevo informe lanzado por la Comisión Global sobre Geopolítica de la Transformación Energética, durante la IX Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), asegura que promoverá una mayor independencia energética para la mayoría de los estados.

El Director General de la Irena, Adnan Z. Amin, señaló que las renovables posibilitan que la “concentración de la energía sea más independiente y cada país produzca la suya propia”.

Esto es posible, según el informe, a que a diferencia de los combustibles fósiles, las fuentes de energía renovables están disponibles de una forma u otra en la mayoría de las ubicaciones geográficas.

Según el máximo responsable de la agencia, la transformación energética impulsada por las renovables también podría “reducir las tensiones geopolíticas relacionadas con la energía y fomentar una mayor cooperación entre los estados”.

Amin aseguró que la revolución derivada del avance del despliegue de las energías renovables tiene la capacidad de “mitigar los desafíos sociales, económicos y ambientales que a menudo son causa de los principales conflictos geopolíticos”. El análisis muestra que el conflicto relacionado con el petróleo y el gas puede disminuir, al igual que la importancia estratégica de algunos puntos.

El último Informe de Irena, titulado 'Un Nuevo Mundo', también contempla cambios en la posición relativa de los estados, el surgimiento de nuevos líderes energéticos y el surgimiento de nuevas relaciones y alianzas comerciales.

“El mundo energético está cambiando muy rápidamente y vemos que esta revolución tendrá consecuencias geopolíticas, socioeconómicas y creará nuevas relaciones internaciones”, dijo Amin.

Este informe “representa el primer análisis exhaustivo de las consecuencias geopolíticas de la transición energética impulsada por las energías renovables”, señaló el Presidente de la Comisión, Olafur Grimsson, expresidente de Islandia.

El papel de China, quien ha mejorado su posición geopolítica tomando el liderazgo en la carrera de energía limpia y convirtiéndose en el mayor productor, exportador e instalador de paneles solares, turbinas eólicas, baterías y vehículos eléctricos del mundo, también fue subrayado durante la presentación del informe. 

“La revolución de las energías renovables mejora el liderazgo mundial de China, reduce la influencia de los exportadores de combustibles fósiles y aporta independencia energética a países de todo el mundo”, añadió Grimsson.

Para el líder islandés es imperativo que tanto los políticos, como las academias o los medios de comunicación tomen este informe como guía sobre el nuevo marco geopolítico global.

Este cambio que se está produciendo en el sector energético “presenta tanto oportunidades como desafíos”, manifestó Amin.  “Los beneficios superarán los desafíos, pero sólo si existen políticas y estrategias correctas”, añadió.

Abu Dhabi, 12 de enero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

La IX Asamblea General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), comenzó en Abu Dhabi, y subrayó la importancia de acelerar el despliegue de las llamadas energías verdes para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y combatir el Cambio Climático.

La IX Asamblea General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), comenzó en Abu Dhabi, y subrayó la importancia de acelerar el despliegue de las llamadas energías verdes para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y combatir el Cambio Climático. 

El director de la agencia, Adnan Z. Amin, resaltó, durante su intervención en la apertura oficial de la asamblea, que “el mundo energético está entrando en una nueva fase de transformación y que Irena representa un foro que aúna a grupos diversos con un mismo objetivo”. 

El coste de las energías renovables sigue decreciendo, una ventaja que se suma a sus beneficios socioeconómicos y que la hacen ser una alternativa real a los combustibles fósiles, además de contribuir a aminorar los efectos del cambio climático.  “Los avances tecnológicos han desbloqueado vastas nuevas posibilidades, mientras que los costes de las energías renovables y los nuevos modelos de negocios están alterando los contornos de la demanda, producción, distribución y uso de energía”, dijo Amin. 

El director de la agencia también destacó que la temperatura global media “está un grado centígrado por encima de sus niveles preindustriales” y aseguró que “ya vemos los impactos de este aumento”. 

En abril de 2018, Irena lanzó el informe 'Transformación de energía global: una hoja de ruta hacia el 2050', donde anunció que aumentar seis veces el despliegue de la energía renovable podría proporcionar reducir al 90 por ciento las emisiones de carbono para el año 2050. 

La IX Asamblea de Irena, que se prolongará hasta el 13 de enero y está presidida por  el vicepresidente de la Administración Nacional de Energía de China,  Li Fanrong, que presentará varios paneles sobre temas críticos relacionados con el avance de la energía renovable y el lanzamiento del informe 'Geopolítica en la transformación energética”. 

En esta jornada, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, hizo una llamada a los países durante la apertura del evento, a través de las palabras de Fanrong, para que “actúen de manera inmediata con el objetivo de cambiar las energías fósiles a una energía baja en emisiones”.  Asimismo dijo que se han “ofrecido las bases para que las partes interesadas puedan trabajar para combatir el cambio climático”.

Guterres subrayó que es necesario la actuación del Sur de Asia, los pequeños estados insulares y el África Subsahariana para conseguir estos objetivos. 

Irena anunciará el día de la clausura a su nuevo director general, que se decidirá entre los candidatos de Colombia, Germán Arce Zapata e Italia, Francesco La Camera, que son los aspirantes que han quedado como finalistas tras un proceso que se ha desarrollado a lo largo de los últimos meses.  

De antemano, se conoce que La Camera cuenta con el apoyo en bloque de la Unión Europea y que Arce Zapata tiene el respaldo de significativos países de la región latinoamericana, una situación que otorga un determinante poder decisorio al voto de los países africanos y asiáticos.  

Este año la asamblea cuenta con una participación récord de 125 ministros y 1.200 participantes de 160 países, entre ellos 11 altos representantes de países hispanos como Chile, Colombia, Costa, Rica, España, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay.  

A este hito, se suma la adhesión como miembros de la agencia de Canadá, Costa Rica, Paraguay, Ucrania, Turkmenistán, Chad y Brasil, este último como Estado asociado.   Con 183 países que son miembros o en proceso de adhesión, Irena se ha convertido en el principal marco mundial para la colaboración internacional en materia de energía renovable.

Abu Dhabi, 12 de enero de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

En lo corrido de esta administración, 110.369 nuevos árboles han llegado a diferentes puntos de Bogotá. La meta se logró con la implementación de varias campañas que contaron con la participación de los ciudadanos.

En lo corrido de esta administración, 110.369 nuevos árboles han llegado a diferentes puntos de Bogotá. La meta se logró con la implementación de varias campañas que contaron con la participación de los ciudadanos.

Entre los espacios priorizados por la Alcaldía se destacan puntos de restauración en donde se plantaron 56.058 árboles, y el espacio público que recibió 30.204 nuevos ejemplares. Para replantes se destinaron 12.931 y 11.176 existen hoy en espacios privados.

De igual forma, y con el objetivo de continuar arborizando la ciudad, en 2019 el Distrito espera llegar a tener 18.000 árboles en espacios urbanos, de los cuales 15.000 estarán en espacio público de uso público y 3.000 en espacio privado.

El objetivo de la Administración es plantar especies resistentes a la contaminación, que soporten el estrés urbano y que se adapten bien a los diferentes microclimas que tiene Bogotá.

Por esto, los ejemplares plantados perteneces a los siguientes grupos: liquidámbar, roble, nogal, cedro, guayacán de Manizales, ligustro, pino romerón, sietecueros, yarumo, chicalá, palma de cera y palma fénix.

Bogotá, D. C 10 de enero de 2019

Fuente Alcaldía Mayor de Bogotá.

 

Write comment (0 Comments)

A partir del 1 de agosto de 2019 las empresas prestadoras del servicio público de aseo y, las cerca de 200 organizaciones de recicladores de oficio en proceso de formalización, podrán acceder a un incentivo económico por contribuir a aumentar el porcentaje de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos en el país, según lo dio a conocer el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

A partir del 1 de agosto de 2019 las empresas prestadoras del servicio público de aseo y, las cerca de 200 organizaciones de recicladores de oficio en proceso de formalización, podrán acceder a un incentivo económico por contribuir a aumentar el porcentaje de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos en el país, según lo dio a conocer el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

La medida está contemplada en el Decreto 2412 de 2018, que firmó recientemente el presidente de la República, Iván Duque, y con el cual se otorga un incentivo de $6 mil 600 pesos por cada tonelada dispuesta en relleno sanitario para el año 2019.

Para gestionar esos recursos, la norma establece una contribución en la factura de aseo que no impactará significativamente el bolsillo de los usuarios. Los operadores y empresas de reciclaje ya constituidas deberán destinar los recursos del incentivo exclusivamente a la inversión de infraestructura asociada con el tratamiento de residuos, como por ejemplo: plantas, centros de aprovechamiento o sistemas de recuperación energética.

“Por ejemplo, en promedio, para el estrato 4 se va a cobrar una contribución menor al 1% del valor que mensualmente pagan las familias en su factura de servicios públicos, es decir, solo pagaría entre $500 a $700 pesos mensuales. Para los estratos 1,2 y 3 el porcentaje será mucho menor. Esos recursos llegarán a las empresas y a los recicladores que ya están formalizados para que hagan inversiones en infraestructura y le permitan a Colombia continuar siendo un país líder en disposición de residuos sanitarios en Latinoamérica”, explicó el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

Habrá un estricto control por parte de los organismos de control para que los recursos generados no se destinen a otros fines, y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio prestará asistencia técnica a los operadores y empresas de reciclaje para lograr la adecuada estructuración de los proyectos que promuevan el tratamiento y aprovechamiento de residuos en los municipios.

Se espera que con su aplicación Colombia avance en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales, entre otros, determinan que para el 2030 se deben adoptar medidas para combatir el cambio climático y sus efectos.

“Es importante que quede claro que la norma se puede empezar a aplicar en los municipios cuyos planes de gestión integral de residuos sólidos tengan incluido el componente de aprovechamiento. Estamos hablando de municipios como Bogotá, Cali, Medellín, San Andrés, Bucaramanga, Barranquilla y Pereira, así como también Chía, Rionegro y Palmira, entre otros”, puntualizó el alto funcionario.

 Grupo de Comunicaciones Estratégicas

 Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio

Write comment (0 Comments)

Un nuevo estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas abre una esperanza en el turbio panorama mundial de la acumulación de la basura.

Un nuevo estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas abre una esperanza en el turbio panorama mundial de la acumulación de la basura.

Ante el reto que implicará el manejo de residuos sólidos y plásticos en una sociedad que cada vez genera más basura, una economía circular que promueva la reparación y reciclaje generaría 4,8 millones de empleos para 2030, según las proyecciones de la Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe.

Estos empleos se generarían principalmente en países industralizados, como México, y sus principales oportunidades están en el reprocesamiento de metales y madera, lo que compensaría los daños de las industrias extractivas.

"Pero una transición de esa naturaleza implica desafíos y necesidades que incluyen la capacitación de la mano de obra, así como políticas y marcos jurídicos adecuados para garantizar un empleo decente y justo", explicó en un comunicado Naciones Unidas.

Pero lograr esa meta de empleo en la región, afirmó el organismo internacional, depende de dos factores cruciales: ampliar protección social y garantizar la de igualdad de género.

En otro informe de Naciones Unidas publicado esta semana, la Organización Internacional del Trabajo calculó que transitar hacia la sostenibilidad energética crearía más de un millón de empleos también para el año 2030.

Nueva York, 29 de diciembre de 2018.-

Redacción Ecos Ecología.

Fuente: ONU Ambiente.

Write comment (0 Comments)

El aumento del nivel del mar está amenazando el patrimonio único de Rapa Nui,  más conocida como la Isla de Pascua y ubicada en el Océano Pacífico, a 3,700 kilómetros de la costa continental de Chile.

El aumento del nivel del mar está amenazando el patrimonio único de Rapa Nui,  más conocida como la Isla de Pascua y ubicada en el Océano Pacífico, a 3,700 kilómetros de la costa continental de Chile.

Olas cada vez más fuertes están erosionando los petroglifos y los moais, las icónicas estatuas colosales que representan a los antepasados, así como las plataformas o ahu, en las que éstos descansan. Las olas rompen furiosas contra la costa y los acantilados de Rapa Nui, la isla habitada más remota del planeta.

Camilo Rapu, Director del Parque Nacional Rapa Nui, señala algunos antiguos petroglifos empotrados en el borde de un acantilado erosionado. “Aquí ya hemos perdido piezas invaluables talladas en rocas. Simplemente se derrumbaron en el mar a causa del poder de las olas”, dice.

Alrededor de 900 moais y 300 ahus fueron hechos a mano por descendientes de colonos de la Polinesia Oriental entre los siglos XI y XVII, lo que otorgó a Rapa Nui un paisaje incomparable.

Estas joyas arqueológicas están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representan el principal atractivo para el turismo, del que  mayormente depende la economía de la isla.

Como otras comunidades isleñas en el Océano Pacífico, Rapa Nui enfrenta el impacto adverso del Cambio Climático, la contaminación por plásticos y otros desafíos ambientales y está buscando soluciones innovadoras para abordarlos.

“Como isleños, somos muy conscientes del cambio climático. Una de las consecuencias más graves es la erosión de nuestros sitios arqueológicos. Nos arriesgamos a perder nuestro patrimonio cultural. Por eso debemos pensar de manera diferente y buscar formas innovadoras de preservarlo", dice Rapu, quien también encabeza la comunidad Mau Henua, que reúne a los isleños de ascendencia Rapa Nui a cargo de administrar el parque desde 2016.

Para detener las olas, un dique fue construido en el sitio conocido como Runga Va’e. Entretanto, se discuten otras soluciones, como el uso de piedras más estables para anclar los petroglifos. Pero los isleños necesitarán hacer mucho más para adaptarse a los dos peores efectos del cambio climático: las inundaciones costeras y la escasez de agua.

"Ya no llueve como solía hacerlo y nuestra agricultura tradicional está siendo afectada", dice Juan Haoa, quien lidera un proyecto agroecológico en Toki, una organización local. El método ancestral rapanui se construyó sobre los manavai, paredes de piedra que retienen la humedad del suelo y protegen los cultivos de batata, taro, ñame y caña de azúcar. Estas paredes están situadas en lugares bajos y sombríos.

Haoa está utilizando un sistema de recolección de agua de lluvia para los nuevos cultivos, que incluyen verduras y frutas que nunca se sembraron en la isla.

“95% de toda nuestra comida proviene del continente. No podemos permitirnos ser tan dependientes. La isla tiene el potencial de ser autosuficiente. Necesitamos preservar nuestras antiguas tradiciones, pero al mismo tiempo trabajar para garantizar nuestra seguridad alimentaria, y por qué no, un día exportar nuestros productos”, dice Haoa.

En el Parque Nacional, que cubre alrededor de 40% de la isla y recibe 100.000 visitantes cada año, también se están implementando varias tecnologías limpias: baños ecológicos, paneles solares y biodigestores.

Isla de Pascua, 18 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

“El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar”, dijo Koko Warner, la responsable del área de Migración en la Secretaría de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático.

“El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar”, dijo Koko Warner, la responsable del área de Migración en la Secretaría de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático.

Si bien es muy difícil cuantificar la cantidad de personas que han sido desplazadas por este fenómeno, sí se sabe que el número de los que tienen que abandonar su hogar por los fenómenos meteorológicos extremos es cuatro veces mayor que el causan los conflictos.

En la actualidad, se calcula que más de 258 millones de personas viven fuera de su país de origen y se espera que el calentamiento global aumente este número, ya que sus efectos hacen cada vez más inhabitable algunas áreas del planeta.

“Por ejemplo, si usted es un agricultor y las lluvias le fallan durante varios años seguidos, de repente puede perder no solo su acceso a los alimentos, sino también su fuente de ingresos mientras el bienestar de toda su familia puede llegar a estar en condiciones muy precarias", explicó Warner.

Para ayudar a los países a enfrentar el desplazamiento relacionado con el Cambio Climático, se han presentado una serie de recomendaciones en la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, conocida como COP24, que se desarrolla en la ciudad polaca de Katowice y en la que se están definiendo las medidas de lucha contra este fenómeno de acuerdo con lo previsto en el Acuerdo de París. 

"Hemos recorrido un largo camino. La Migración del Cambio Climático estuvo más o menos ausente de las discusiones hasta 2010, en Cancún. Cinco años después, en París, los países solicitaron algunas recomendaciones sobre cómo prepararse mejor y responder a este fenómeno, y ahora esperamos que las adopten en Katowice", explicó Warner.

Estas recomendaciones entregadas a las 197 partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático incluyen propuestas sobre planificación de contingencias, consultas y análisis de datos, y cooperación entre países. El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello.

"El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello", señaló la experta. "Se trata realmente de encontrar formas de reducir el sufrimiento y garantizar la seguridad y la dignidad de las personas en riesgo de desplazamiento ante el Cambio Climático".

Estos debates se llevan a cabo justo dos días antes de la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el primer acuerdo mundial de la ONU con un enfoque común sobre la Migración nternacional, que se llevará a cabo en Marrakech.

En la planificación, por ejemplo, una de las recomendaciones incluye sugerencias como la financiación de proyectos de acuerdo con los pronósticos meteorológicos para que las comunidades que enfrentan desastres naturales puedan prepararse adecuadamente. Otra recomendación es centrarse en la recopilación de datos y el análisis de riesgos para hacer un mejor mapa y comprender la movilidad humana. 

El documento insiste en la necesidad de incluir y asegurar la participación de las comunidades afectadas en cada paso del camino, para que se sientan capacitados y bien informados cuando toman decisiones sobre sus vidas.

"Estamos muy satisfechos con el avance de este tema en las discusiones y esperamos que los países utilicen las recomendaciones", dijo Warner.

"El impacto real", señaló la alta funcionaria, "solo se medirá a través de las medidas que los países tomen para evitar y minimizar el sufrimiento innecesario, y abordar los riesgos involucrados en el desplazamiento relacionado con el clima".

Katowice, 9 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
“Parece que Peñalosa está empeñado en acabar con la naturaleza. A nivel nacional se robaron el río Cauca, y ahora a los bogotanos y a los calerunos nos quieren robar el embalse San Rafael”, aseveró  Navas Talero.

Así lo advirtió el representante a la Cámara por Bogotá, Germán Navas Talero quien fue contundente en señalar que en esa obra se tendrán que talar 9.000 árboles.

“Esto es otro de los negocios que tanto le gustan a Peñalosa. Es una obra que requiere talar miles de árboles para después sembrar toneladas de cemento”, manifestó Germán Navas, advirtiendo además sobre el inminente riesgo de contaminación del agua del embalse al ser expuesto al público.

Como es sabido a mediados del pasado mes de enero el alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa Londoño anunció la apertura de la licitación del Parque Ecológico San Rafael; un espacio que -según el burgomaestre- “contará con 11 kilómetros de senderos para caminar y pasear en bicicleta, además de miradores, muro de escalar, zona de picnic, restaurantes […] dos muelles para poder disfrutar de este paisaje que nos ofrece este embalse…”, de acuerdo con un artículo publicado en la página web de la Alcaldía.

La advertencia del Representante a la Cámara por Bogotá se suma a las graves denuncias hechas por parte de la bancada del Polo Democrático desde el Concejo de Bogotá y por parte del Sindicato de Trabajadores y Empleados de Servicios Públicos (Sintraemsdes) quienes, además, entablaron una acción popular tratando de frenar la obra.

“Parece que Peñalosa está empeñado en acabar con la naturaleza. A nivel nacional se robaron el río Cauca, y ahora a los bogotanos y a los calerunos nos quieren robar el embalse San Rafael”, aseveró  Navas Talero.

Bogotá, D. C, 12 de febrero de 2019

Redacción Ecos Nacional

Foto: Alcaldía de Bogotá.

Write comment (0 Comments)
La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y Oxfam han puesto en marcha, en Cox’s Bazar, la mayor instalación de tratamiento de residuos y aguas fecales jamás construida en un asentamiento de refugiados.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y Oxfam han puesto en marcha, en Cox’s Bazar, la mayor instalación de tratamiento de residuos y aguas fecales jamás construida en un asentamiento de refugiados.

La instalación que financia ACNUR, puede procesar residuos que generan 150.000 personas: un total de 40 metros cúbicos al día. Para situar este proyecto en su contexto, esto equivale aproximadamente a las necesidades de una población del tamaño de Dijon en Francia, Savannah en los EE.UU. o la ciudad de Berna en Suiza.

Kutupalong, el mayor asentamiento de refugiados en el mundo, alberga a más de 630.000 personas, requiriendo la gestión de los residuos en este terreno enfoques innovadores. La magnitud y la velocidad con que se desarrolló la crisis de refugiados que comenzó en agosto de 2017 hicieron que la mayoría de los asentamientos de refugiados fueran creciendo de forma espontánea, con una importante limitación en cuanto al terreno disponible para cavar letrinas y para el tratamiento de las aguas residuales.

Disponer de capacidad para el tratamiento de grandes volúmenes de aguas residuales y fecales en el asentamiento, en lugar de tener que transportarlos a otros lugares, es un paso crítico para la eliminación segura y sostenible de dichos desechos en situaciones de emergencia. Esto reducirá significativamente los riesgos para la salud de los refugiados y las comunidades de acogida y la probabilidad de que se produzcan brotes de enfermedades.

A modo de ejemplo, en 2018 se reportaron más de 200.000 casos de diarrea aguda en los campamentos de refugiados Rohingyas, así como infecciones respiratorias y enfermedades cutáneas como la sarna, todas ellas enfermedades comunes en entornos donde el saneamiento y la higiene constituyen desafíos.

Las autoridades de Bangladesh han proporcionado el terreno para el establecimiento de la infraestructura, mientras que el desarrollo de la misma se ha realizado en colaboración con la Oficina del Comisionado de Repatriación y Ayuda a los Refugiados del gobierno en Cox’s Bazar. Los ingenieros de ACNUR y Oxfam, con el apoyo de refugiados Rohingya, construyeron el nuevo emplazamiento en poco más de siete meses.

Los residuos son transportados en vehículos que recogen los deshechos en múltiples puntos del campamento, para posteriormente depositarlos en dos enormes lagunas cubiertas herméticamente donde comienza el tratamiento de los residuos.

La instalación requiere unos mínimos costes operativos y de mantenimiento, ascendiendo la inversión inicial para su desarrollo e instalación de los equipos a menos de 400.000 dólares. Este sistema también beneficia a las comunidades locales de Bangladesh, que generosamente han acogido y apoyado a los refugiados.

Este modelo se implementará durante el año 2019 en otros asentamientos en la región de Cox’s Bazar y ACNUR está considerando replicarlo en futuras crisis de refugiados.

ACNUR también ha estado trabajando con sus socios en la gestión de residuos en los asentamientos de refugiados Rohingyas a pequeña escala en más de 275 plantas de tratamiento de residuos. Se han implementado más de una docena de tecnologías de tratamiento diferentes, a diversas escalas, y con distintas combinaciones y configuraciones, incluido el tratamiento con cal, los procesos de tratamiento biológico y la producción de biogás, que a su vez suministra gas a los refugiados para cocinar.

Kutupalong, 6 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

 

Write comment (0 Comments)
Si se implementa completamente la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global para fines de este siglo. La enmienda reducirá la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más de 80% durante los próximos 30 años.

Si se implementa completamente la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, puede evitar hasta 0,4 °C de calentamiento global para fines de este siglo. La enmienda reducirá la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos (HFC) en más de 80% durante los próximos 30 años.

La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal ha entrado en vigor este 1 de enero. Para ONU Medio Ambiente es “un paso importante para reducir drásticamente los gases de efecto invernadero y limitar el calentamiento global”.

Este acuerdo contempla que durante los próximos 30 años se reducirá en más de un 80% la producción y el consumo de hidrofluorocarbonos (HFC), compuestos orgánicos utilizados frecuentemente en acondicionadores de aire que, aunque no dañan la capa de ozono, producen efecto invernadero.

Si bien los HFC no amenazan la capa de ozono, son peligrosos gases de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global que puede ser muchas veces mayor al del dióxido de carbono.

Las partes han establecido aspectos prácticos para la implementación de la enmienda, incluidos los acuerdos sobre tecnologías para la destrucción de HFC y los nuevos requisitos y herramientas para el reporte de datos. La enmienda incluye disposiciones para el desarrollo de capacidades en los países en desarrollo, el fortalecimiento institucional y el desarrollo de estrategias nacionales para reducir los HFC y reemplazarlos con alternativas.

La reducción gradual de los HFC en virtud de la Enmienda Kigali también puede abrir una ventana para rediseñar equipos de refrigeración que sean más eficientes energéticamente, lo que favorecería aún más la acción climática.

La implementación de los objetivos establecidos en la enmienda se realizará en tres fases: un grupo de países desarrollados iniciará la eliminación gradual de HFC a partir de 2019; los países en desarrollo alcanzarán una congelación de los niveles de consumo de HFC para 2024 y un grupo menor de países congelará el consumo para 2028.

La Enmienda Kigali, ratificada hasta ahora por 65 países, se basa en el legado histórico del Protocolo de Montreal acordado en 1987. El Protocolo y sus enmiendas anteriores, que requieren la eliminación gradual de la producción y el consumo de sustancias que agotan la capa de ozono, han sido universalmente ratificadas por 197 partes.

Kigali, 12 de enero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: ONU Medio Ambiente.

Write comment (0 Comments)
El Director General de la Irena, Adnan Z. Amin, señaló que las renovables posibilitan que la “concentración de la energía sea más independiente y cada país produzca la suya propia”.

Un nuevo informe lanzado por la Comisión Global sobre Geopolítica de la Transformación Energética, durante la IX Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), asegura que promoverá una mayor independencia energética para la mayoría de los estados.

El Director General de la Irena, Adnan Z. Amin, señaló que las renovables posibilitan que la “concentración de la energía sea más independiente y cada país produzca la suya propia”.

Esto es posible, según el informe, a que a diferencia de los combustibles fósiles, las fuentes de energía renovables están disponibles de una forma u otra en la mayoría de las ubicaciones geográficas.

Según el máximo responsable de la agencia, la transformación energética impulsada por las renovables también podría “reducir las tensiones geopolíticas relacionadas con la energía y fomentar una mayor cooperación entre los estados”.

Amin aseguró que la revolución derivada del avance del despliegue de las energías renovables tiene la capacidad de “mitigar los desafíos sociales, económicos y ambientales que a menudo son causa de los principales conflictos geopolíticos”. El análisis muestra que el conflicto relacionado con el petróleo y el gas puede disminuir, al igual que la importancia estratégica de algunos puntos.

El último Informe de Irena, titulado 'Un Nuevo Mundo', también contempla cambios en la posición relativa de los estados, el surgimiento de nuevos líderes energéticos y el surgimiento de nuevas relaciones y alianzas comerciales.

“El mundo energético está cambiando muy rápidamente y vemos que esta revolución tendrá consecuencias geopolíticas, socioeconómicas y creará nuevas relaciones internaciones”, dijo Amin.

Este informe “representa el primer análisis exhaustivo de las consecuencias geopolíticas de la transición energética impulsada por las energías renovables”, señaló el Presidente de la Comisión, Olafur Grimsson, expresidente de Islandia.

El papel de China, quien ha mejorado su posición geopolítica tomando el liderazgo en la carrera de energía limpia y convirtiéndose en el mayor productor, exportador e instalador de paneles solares, turbinas eólicas, baterías y vehículos eléctricos del mundo, también fue subrayado durante la presentación del informe. 

“La revolución de las energías renovables mejora el liderazgo mundial de China, reduce la influencia de los exportadores de combustibles fósiles y aporta independencia energética a países de todo el mundo”, añadió Grimsson.

Para el líder islandés es imperativo que tanto los políticos, como las academias o los medios de comunicación tomen este informe como guía sobre el nuevo marco geopolítico global.

Este cambio que se está produciendo en el sector energético “presenta tanto oportunidades como desafíos”, manifestó Amin.  “Los beneficios superarán los desafíos, pero sólo si existen políticas y estrategias correctas”, añadió.

Abu Dhabi, 12 de enero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
La IX Asamblea General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), comenzó en Abu Dhabi, y subrayó la importancia de acelerar el despliegue de las llamadas energías verdes para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y combatir el Cambio Climático.

La IX Asamblea General de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), comenzó en Abu Dhabi, y subrayó la importancia de acelerar el despliegue de las llamadas energías verdes para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y combatir el Cambio Climático. 

El director de la agencia, Adnan Z. Amin, resaltó, durante su intervención en la apertura oficial de la asamblea, que “el mundo energético está entrando en una nueva fase de transformación y que Irena representa un foro que aúna a grupos diversos con un mismo objetivo”. 

El coste de las energías renovables sigue decreciendo, una ventaja que se suma a sus beneficios socioeconómicos y que la hacen ser una alternativa real a los combustibles fósiles, además de contribuir a aminorar los efectos del cambio climático.  “Los avances tecnológicos han desbloqueado vastas nuevas posibilidades, mientras que los costes de las energías renovables y los nuevos modelos de negocios están alterando los contornos de la demanda, producción, distribución y uso de energía”, dijo Amin. 

El director de la agencia también destacó que la temperatura global media “está un grado centígrado por encima de sus niveles preindustriales” y aseguró que “ya vemos los impactos de este aumento”. 

En abril de 2018, Irena lanzó el informe 'Transformación de energía global: una hoja de ruta hacia el 2050', donde anunció que aumentar seis veces el despliegue de la energía renovable podría proporcionar reducir al 90 por ciento las emisiones de carbono para el año 2050. 

La IX Asamblea de Irena, que se prolongará hasta el 13 de enero y está presidida por  el vicepresidente de la Administración Nacional de Energía de China,  Li Fanrong, que presentará varios paneles sobre temas críticos relacionados con el avance de la energía renovable y el lanzamiento del informe 'Geopolítica en la transformación energética”. 

En esta jornada, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, hizo una llamada a los países durante la apertura del evento, a través de las palabras de Fanrong, para que “actúen de manera inmediata con el objetivo de cambiar las energías fósiles a una energía baja en emisiones”.  Asimismo dijo que se han “ofrecido las bases para que las partes interesadas puedan trabajar para combatir el cambio climático”.

Guterres subrayó que es necesario la actuación del Sur de Asia, los pequeños estados insulares y el África Subsahariana para conseguir estos objetivos. 

Irena anunciará el día de la clausura a su nuevo director general, que se decidirá entre los candidatos de Colombia, Germán Arce Zapata e Italia, Francesco La Camera, que son los aspirantes que han quedado como finalistas tras un proceso que se ha desarrollado a lo largo de los últimos meses.  

De antemano, se conoce que La Camera cuenta con el apoyo en bloque de la Unión Europea y que Arce Zapata tiene el respaldo de significativos países de la región latinoamericana, una situación que otorga un determinante poder decisorio al voto de los países africanos y asiáticos.  

Este año la asamblea cuenta con una participación récord de 125 ministros y 1.200 participantes de 160 países, entre ellos 11 altos representantes de países hispanos como Chile, Colombia, Costa, Rica, España, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay.  

A este hito, se suma la adhesión como miembros de la agencia de Canadá, Costa Rica, Paraguay, Ucrania, Turkmenistán, Chad y Brasil, este último como Estado asociado.   Con 183 países que son miembros o en proceso de adhesión, Irena se ha convertido en el principal marco mundial para la colaboración internacional en materia de energía renovable.

Abu Dhabi, 12 de enero de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
En lo corrido de esta administración, 110.369 nuevos árboles han llegado a diferentes puntos de Bogotá. La meta se logró con la implementación de varias campañas que contaron con la participación de los ciudadanos.

En lo corrido de esta administración, 110.369 nuevos árboles han llegado a diferentes puntos de Bogotá. La meta se logró con la implementación de varias campañas que contaron con la participación de los ciudadanos.

Entre los espacios priorizados por la Alcaldía se destacan puntos de restauración en donde se plantaron 56.058 árboles, y el espacio público que recibió 30.204 nuevos ejemplares. Para replantes se destinaron 12.931 y 11.176 existen hoy en espacios privados.

De igual forma, y con el objetivo de continuar arborizando la ciudad, en 2019 el Distrito espera llegar a tener 18.000 árboles en espacios urbanos, de los cuales 15.000 estarán en espacio público de uso público y 3.000 en espacio privado.

El objetivo de la Administración es plantar especies resistentes a la contaminación, que soporten el estrés urbano y que se adapten bien a los diferentes microclimas que tiene Bogotá.

Por esto, los ejemplares plantados perteneces a los siguientes grupos: liquidámbar, roble, nogal, cedro, guayacán de Manizales, ligustro, pino romerón, sietecueros, yarumo, chicalá, palma de cera y palma fénix.

Bogotá, D. C 10 de enero de 2019

Fuente Alcaldía Mayor de Bogotá.

 

Write comment (0 Comments)
A partir del 1 de agosto de 2019 las empresas prestadoras del servicio público de aseo y, las cerca de 200 organizaciones de recicladores de oficio en proceso de formalización, podrán acceder a un incentivo económico por contribuir a aumentar el porcentaje de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos en el país, según lo dio a conocer el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

A partir del 1 de agosto de 2019 las empresas prestadoras del servicio público de aseo y, las cerca de 200 organizaciones de recicladores de oficio en proceso de formalización, podrán acceder a un incentivo económico por contribuir a aumentar el porcentaje de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos en el país, según lo dio a conocer el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

La medida está contemplada en el Decreto 2412 de 2018, que firmó recientemente el presidente de la República, Iván Duque, y con el cual se otorga un incentivo de $6 mil 600 pesos por cada tonelada dispuesta en relleno sanitario para el año 2019.

Para gestionar esos recursos, la norma establece una contribución en la factura de aseo que no impactará significativamente el bolsillo de los usuarios. Los operadores y empresas de reciclaje ya constituidas deberán destinar los recursos del incentivo exclusivamente a la inversión de infraestructura asociada con el tratamiento de residuos, como por ejemplo: plantas, centros de aprovechamiento o sistemas de recuperación energética.

“Por ejemplo, en promedio, para el estrato 4 se va a cobrar una contribución menor al 1% del valor que mensualmente pagan las familias en su factura de servicios públicos, es decir, solo pagaría entre $500 a $700 pesos mensuales. Para los estratos 1,2 y 3 el porcentaje será mucho menor. Esos recursos llegarán a las empresas y a los recicladores que ya están formalizados para que hagan inversiones en infraestructura y le permitan a Colombia continuar siendo un país líder en disposición de residuos sanitarios en Latinoamérica”, explicó el Viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jose Luis Acero.

Habrá un estricto control por parte de los organismos de control para que los recursos generados no se destinen a otros fines, y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio prestará asistencia técnica a los operadores y empresas de reciclaje para lograr la adecuada estructuración de los proyectos que promuevan el tratamiento y aprovechamiento de residuos en los municipios.

Se espera que con su aplicación Colombia avance en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales, entre otros, determinan que para el 2030 se deben adoptar medidas para combatir el cambio climático y sus efectos.

“Es importante que quede claro que la norma se puede empezar a aplicar en los municipios cuyos planes de gestión integral de residuos sólidos tengan incluido el componente de aprovechamiento. Estamos hablando de municipios como Bogotá, Cali, Medellín, San Andrés, Bucaramanga, Barranquilla y Pereira, así como también Chía, Rionegro y Palmira, entre otros”, puntualizó el alto funcionario.

 Grupo de Comunicaciones Estratégicas

 Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio

Write comment (0 Comments)
Un nuevo estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas abre una esperanza en el turbio panorama mundial de la acumulación de la basura.

Un nuevo estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas abre una esperanza en el turbio panorama mundial de la acumulación de la basura.

Ante el reto que implicará el manejo de residuos sólidos y plásticos en una sociedad que cada vez genera más basura, una economía circular que promueva la reparación y reciclaje generaría 4,8 millones de empleos para 2030, según las proyecciones de la Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe.

Estos empleos se generarían principalmente en países industralizados, como México, y sus principales oportunidades están en el reprocesamiento de metales y madera, lo que compensaría los daños de las industrias extractivas.

"Pero una transición de esa naturaleza implica desafíos y necesidades que incluyen la capacitación de la mano de obra, así como políticas y marcos jurídicos adecuados para garantizar un empleo decente y justo", explicó en un comunicado Naciones Unidas.

Pero lograr esa meta de empleo en la región, afirmó el organismo internacional, depende de dos factores cruciales: ampliar protección social y garantizar la de igualdad de género.

En otro informe de Naciones Unidas publicado esta semana, la Organización Internacional del Trabajo calculó que transitar hacia la sostenibilidad energética crearía más de un millón de empleos también para el año 2030.

Nueva York, 29 de diciembre de 2018.-

Redacción Ecos Ecología.

Fuente: ONU Ambiente.

Write comment (0 Comments)
El aumento del nivel del mar está amenazando el patrimonio único de Rapa Nui,  más conocida como la Isla de Pascua y ubicada en el Océano Pacífico, a 3,700 kilómetros de la costa continental de Chile.

El aumento del nivel del mar está amenazando el patrimonio único de Rapa Nui,  más conocida como la Isla de Pascua y ubicada en el Océano Pacífico, a 3,700 kilómetros de la costa continental de Chile.

Olas cada vez más fuertes están erosionando los petroglifos y los moais, las icónicas estatuas colosales que representan a los antepasados, así como las plataformas o ahu, en las que éstos descansan. Las olas rompen furiosas contra la costa y los acantilados de Rapa Nui, la isla habitada más remota del planeta.

Camilo Rapu, Director del Parque Nacional Rapa Nui, señala algunos antiguos petroglifos empotrados en el borde de un acantilado erosionado. “Aquí ya hemos perdido piezas invaluables talladas en rocas. Simplemente se derrumbaron en el mar a causa del poder de las olas”, dice.

Alrededor de 900 moais y 300 ahus fueron hechos a mano por descendientes de colonos de la Polinesia Oriental entre los siglos XI y XVII, lo que otorgó a Rapa Nui un paisaje incomparable.

Estas joyas arqueológicas están catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representan el principal atractivo para el turismo, del que  mayormente depende la economía de la isla.

Como otras comunidades isleñas en el Océano Pacífico, Rapa Nui enfrenta el impacto adverso del Cambio Climático, la contaminación por plásticos y otros desafíos ambientales y está buscando soluciones innovadoras para abordarlos.

“Como isleños, somos muy conscientes del cambio climático. Una de las consecuencias más graves es la erosión de nuestros sitios arqueológicos. Nos arriesgamos a perder nuestro patrimonio cultural. Por eso debemos pensar de manera diferente y buscar formas innovadoras de preservarlo", dice Rapu, quien también encabeza la comunidad Mau Henua, que reúne a los isleños de ascendencia Rapa Nui a cargo de administrar el parque desde 2016.

Para detener las olas, un dique fue construido en el sitio conocido como Runga Va’e. Entretanto, se discuten otras soluciones, como el uso de piedras más estables para anclar los petroglifos. Pero los isleños necesitarán hacer mucho más para adaptarse a los dos peores efectos del cambio climático: las inundaciones costeras y la escasez de agua.

"Ya no llueve como solía hacerlo y nuestra agricultura tradicional está siendo afectada", dice Juan Haoa, quien lidera un proyecto agroecológico en Toki, una organización local. El método ancestral rapanui se construyó sobre los manavai, paredes de piedra que retienen la humedad del suelo y protegen los cultivos de batata, taro, ñame y caña de azúcar. Estas paredes están situadas en lugares bajos y sombríos.

Haoa está utilizando un sistema de recolección de agua de lluvia para los nuevos cultivos, que incluyen verduras y frutas que nunca se sembraron en la isla.

“95% de toda nuestra comida proviene del continente. No podemos permitirnos ser tan dependientes. La isla tiene el potencial de ser autosuficiente. Necesitamos preservar nuestras antiguas tradiciones, pero al mismo tiempo trabajar para garantizar nuestra seguridad alimentaria, y por qué no, un día exportar nuestros productos”, dice Haoa.

En el Parque Nacional, que cubre alrededor de 40% de la isla y recibe 100.000 visitantes cada año, también se están implementando varias tecnologías limpias: baños ecológicos, paneles solares y biodigestores.

Isla de Pascua, 18 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
“El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar”, dijo Koko Warner, la responsable del área de Migración en la Secretaría de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático.

“El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar”, dijo Koko Warner, la responsable del área de Migración en la Secretaría de la Convención de la ONU sobre el Cambio Climático.

Si bien es muy difícil cuantificar la cantidad de personas que han sido desplazadas por este fenómeno, sí se sabe que el número de los que tienen que abandonar su hogar por los fenómenos meteorológicos extremos es cuatro veces mayor que el causan los conflictos.

En la actualidad, se calcula que más de 258 millones de personas viven fuera de su país de origen y se espera que el calentamiento global aumente este número, ya que sus efectos hacen cada vez más inhabitable algunas áreas del planeta.

“Por ejemplo, si usted es un agricultor y las lluvias le fallan durante varios años seguidos, de repente puede perder no solo su acceso a los alimentos, sino también su fuente de ingresos mientras el bienestar de toda su familia puede llegar a estar en condiciones muy precarias", explicó Warner.

Para ayudar a los países a enfrentar el desplazamiento relacionado con el Cambio Climático, se han presentado una serie de recomendaciones en la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, conocida como COP24, que se desarrolla en la ciudad polaca de Katowice y en la que se están definiendo las medidas de lucha contra este fenómeno de acuerdo con lo previsto en el Acuerdo de París. 

"Hemos recorrido un largo camino. La Migración del Cambio Climático estuvo más o menos ausente de las discusiones hasta 2010, en Cancún. Cinco años después, en París, los países solicitaron algunas recomendaciones sobre cómo prepararse mejor y responder a este fenómeno, y ahora esperamos que las adopten en Katowice", explicó Warner.

Estas recomendaciones entregadas a las 197 partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático incluyen propuestas sobre planificación de contingencias, consultas y análisis de datos, y cooperación entre países. El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello.

"El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello", señaló la experta. "Se trata realmente de encontrar formas de reducir el sufrimiento y garantizar la seguridad y la dignidad de las personas en riesgo de desplazamiento ante el Cambio Climático".

Estos debates se llevan a cabo justo dos días antes de la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el primer acuerdo mundial de la ONU con un enfoque común sobre la Migración nternacional, que se llevará a cabo en Marrakech.

En la planificación, por ejemplo, una de las recomendaciones incluye sugerencias como la financiación de proyectos de acuerdo con los pronósticos meteorológicos para que las comunidades que enfrentan desastres naturales puedan prepararse adecuadamente. Otra recomendación es centrarse en la recopilación de datos y el análisis de riesgos para hacer un mejor mapa y comprender la movilidad humana. 

El documento insiste en la necesidad de incluir y asegurar la participación de las comunidades afectadas en cada paso del camino, para que se sientan capacitados y bien informados cuando toman decisiones sobre sus vidas.

"Estamos muy satisfechos con el avance de este tema en las discusiones y esperamos que los países utilicen las recomendaciones", dijo Warner.

"El impacto real", señaló la alta funcionaria, "solo se medirá a través de las medidas que los países tomen para evitar y minimizar el sufrimiento innecesario, y abordar los riesgos involucrados en el desplazamiento relacionado con el clima".

Katowice, 9 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)