De Sumatra a Chile, de Sicilia a Japón, los Tsunamis más mortíferos registrados en más de un siglo, han marcado con su huella la historia reciente del planeta.
Foto: EFE.

De Sumatra a Chile, de Sicilia a Japón, los Tsunamis más mortíferos registrados en más de un siglo, han marcado con su huella la historia reciente del planeta.

Según informó la Agencia France Press, los seis tsunamis más mortíferos registrados son los que reportamos a continuación.

Sumatra (220.000 muertos).  26 de diciembre de 2004 

Un gran sismo de los llamados "megaterremotos" el 26 de diciembre de 2004 con una magnitud de 9.1, golpeó Aceh, en el norte de la isla indonesia de Sumatra, que provocó un tsunami que se sintió en lugares tan alejados como la costa de Somalia. Las olas llegaron a varios países del océano Índico y provocaron la muerte de 170.000 personas sólo en Indonesia, la mayoría en la provincia de Aceh. 

En otros países el balance fue de unos 50.000 muertos, lo que eleva la cifra total de víctimas a unas 220.000 personas, convirtiéndose en uno de los desastres naturales más dramáticos de la historia humana. 

No hubo alerta de tsunami, lo que dejó poco margen para evacuar a la población, a pesar del lapso de horas entre olas en los diferentes continentes. 

Según el Instituto Geológico de Estados Unidos, el sismo liberó una energía equivalente a la de 23.000 bombas como la lanzada sobre Hiroshima. 

Japón (19.000 muertos). 11 de marzo de 2011 

Japón se vio sacudido por un sismo de magnitud 9.0 el 11 de marzo de 2011, seguido de un tsunami que arrasó varias localidades a lo largo de la costa noreste del país. Unas 19.000 personas fallecieron o desaparecieron con la entrada de la masa de agua en tierra firme, que devastó todo a su paso. 

La masa líquida inundó también la central nuclear de Fukushima, dañando sus reactores, en lo que se convirtió en el peor accidente nuclear desde el de la la central soviética de Chernóbil, en 1986.

El desastre marcó profundamente a los japoneses y aún hay afectados por la catástrofe que siguen viviendo en alojamientos temporales. 

Chile (5.842 muertos) Mayo de 1960 

En mayo de 1960, Chile sufrió el terremoto más potente jamás registrado, con una magnitud de 9.5, que llegó acompañado de un tsunami sentido en todo el Pacífico. Más de 5.700 personas murieron en Chile y 61 en Hawái, cuando las olas alcanzaron este archipiélago estadounidense en el Pacífico. Japón no se libró, con 1.600 viviendas dañadas y 142 muertos. 

Según sobrevivientes japoneses, las olas del tsunami llegaron a tener una altura de hasta cinco metros. 

Filipinas (entre 5.000 y 8.000 fallecidos). 17 de agosto de 1976 

Poco antes de la medianoche del 17 de agosto de 1976, un sismo de magnitud 7.9 sacudió las islas filipinas de Mindanao y Sulu. Lo siguió un tsunami con olas de hasta cinco metros que atraparon a miles de personas mientras dormían. 

Entre 5.000 y 8.000 personas perdieron la vida, según cálculos oficiales, lo que hace de éste uno de los peores desastres naturales en la historia de las islas Filipinas. 

Papúa Nueva Guinea (2.000 fallecidos según fuentes oficiales, pero 6.000 y 8.000 fallecidos según fuentes locales). 17 de julio de 1998 

Dos movimientos telúricos, ambos de magnitud 7.0 sacudieron Papúa Nueva Guinea el 17 de julio de 1998. Ambos provocaron un tsunami que devastó 30 km de las costas norte del país y arrasaron siete pueblos. 

Según estadísticas oficiales, la catástrofe dejó más de 2.000 muertos, aunque fuentes locales dan un balance de entre 6.000 y 8.000 fallecidos. El drama también dejó a 12.000 personas sin techo. 

Sicilia (95.000 muertos) 28 de diciembre de 1908 

Un sismo de magnitud 7.0 en el estrecho de Mesina, en el sur de Italia golpeo el 28 de diciembre de 1908, seguido de un tsunami, provocó unos 95.000 muertos en Sicilia y Calabria. 

Las ciudades de Mesina y de Regio Calabria fueron las más afectadas 

Yakarta.- Un sismo seguido de un tsunami arrasó el 28 de septiembre de 2018 la ciudad de Palu, en la isla Célebes, uno de los países más propensos a sufrir catástrofes naturales.

París, 5 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Ecología.

Comments powered by CComment