La pianista y compositora venezolana Gabriela Montero fue galardonada con el IV Premio Internacional Beethoven para los DD.HH., la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión, prestigioso galardón que se otorga a los músicos por su compromiso más allá de la sala de conciertos.

La pianista y compositora venezolana Gabriela Montero fue galardonada con el IV Premio Internacional Beethoven para los DD.HH., la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión, prestigioso galardón que se otorga a los músicos por su compromiso más allá de la sala de conciertos.

Montero es además la primera mujer que recibe el prestigioso premio, que se entregará por cuarta vez este año. Los ganadores anteriores fueron el pianista sirio-palestino Aeham Ahmad, que tocó el piano en las ruinas de Damasco, el pianista turco y activista de DD.HH. Fazil Say y el músico de Colonia Wolfgang Niedecken.

Montero fue galardonada por su incansable labor de denuncia de la delicada situación política en Venezuela y recaudar fondos para ayudar a los músicos de su país.

"Si algo es tan importante para ti, si ves tanto sufrimiento humano, si te toca tan de cerca, hace que te vuelvas una guerrera. Te hace levantarte y decir: eso no está bien”, ha dicho Gabriela Montero sobre la situación venezolana.

Montero, de 48 años y madre de dos hijas, es una de las pianistas más exitosas de su generación y es conocida como solista de conciertos clásicos, así como por el arte de la improvisación sobre melodías, desde populares hasta clásicas. Colabora frecuentemente con la pianista argentina Martha Argerich y el celista francés Gautier Capuçon.

Su agenda de conciertos la lleva a las mejores salas y se presenta como solista con las grandes orquestas del mundo. Sus discos con el sello EMI han ganado galardones como el Echo Preis en Alemania y fue nominada a un Grammy por su disco Baroque.

En 2011 ante la inminente crisis humanitaria venezolana Gabriela Montero compuso Ex Patria, un poema sinfónico para piano y orquesta, que obtuvo el Grammy Latino al mejor álbum de música clásica por "Rachmaninov: Piano Concerto - Montero: Ex Patria".

Por su compromiso con los DD.HH., Gabriela Montero fue nombrada Cónsul Honoraria de Amnistía Internacional.

El Premio Beethoven, valorado en 10.000 euros, se entregará el 4 de diciembre en el Bundeskunsthalle de Bonn. En el marco de la ceremonia se realizará un concierto benéfico en el que actuarán numerosos músicos, entre ellos Aehem Ahmad.

Bonn, 30 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El poeta venezolano Rafael Cadenas pronunció un discurso esclarecedor en el que defendió la libertad y reivindicó la democracia como la única forma de instaurar la normalidad en Venezuela, durante la ceremonia donde recibió el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, de manos de la propia Reina Sofía de España, celebrada en la Universidad de Salamanca.

El poeta venezolano Rafael Cadenas pronunció un discurso esclarecedor en el que defendió la libertad y reivindicó la democracia como la única forma de instaurar la normalidad en Venezuela, durante la ceremonia donde recibió el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, de manos de la propia Reina Sofía de España, celebrada en la Universidad de Salamanca.

Cadenas se refirió también a la abominación de los nacionalismos, “que sólo traen odios, conflictos y guerras”, en un acto en el que estuvieron presentes el rector de la Usal, Ricardo Rivero; el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; la Secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación de España, Ángeles Heras y el Presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán.

“Hay palabras tan principales… por ejemplo la libertad, justicia, democracia, civismo, honestidad, las cuales cuando se ausentan de un país tornan muy difícil para sus ciudadanos el hecho de vivir realmente. Esas palabras deben corresponder a lo que designan…. En Venezuela nos urge instaurar la normalidad que sólo puede ser democrática”, subrayó el Poeta Mayor de Venezuela en su deseo de resaltar la importancia del lenguaje en el ejercicio de la Política.

El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, auspiciado por la Usal y Patrimonio Nacional, tiene por objeto premiar el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común a Iberoamérica y España.

Rafael Cadenas es el primer venezolano que se incorpora a la lista de poetas galardonados con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana desde su primera edición en 1992.

Cadenas (Barquisimeto, 1930) es un poeta, ensayista y profesor universitario venezolano. Formó parte del grupo «Tabla Redonda» de Latinoamerica a comienzos de la década de los sesenta. En 1985 recibió el Premio Nacional de Literatura de Venezuela y en 2009 el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, en Guadalajara, México, entre muchos otros.

Cadenas se lanzó a la creación poética a temprana edad, sus obras han sido recibidas positivamente por la crítica y valoradas como indispensables si se desea un análisis profundo de la realidad a través de la lírica; suele vincularse su estilo con el pensamiento filosófico y se lo compara con autores como Hölderlin, Rilke y Gorostiza.

Al acercarse a su voz, el lector puede encontrarse con un universo mágico, lleno de matices y capaz de transportarle a otro espacio, para reflexionar sobre las cosas más relevantes de la vida.

La dictadura de Nicolás Maduro y sus burócratas no celebraron el más grande reconocimiento en lengua hispana entregado a un poeta, por suerte de Cadenas y de todos sus amigos y lectores a nivel mundial. Ese silencio es de agradecer.

Si los lectores de Ecos desean conocer más íntimamente al Poeta Mayor de Venezuela, le invitamos a explorar el presente enlace, donde está un importante grupo de su trabajo poético: http://www.amediavoz.com/cadenas.htm

Salamanca, 27 de octubre de 2018.-

Por Dirección Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)

El jurado considera que la periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, "representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea con una escritura clara, rotunda y comprometida".

El jurado considera que la periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, "representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea con una escritura clara, rotunda y comprometida".

Como bien lo señala David Marcial Pérez, Alma Guillermoprieto (Ciudad de México, 1949) se encontró con el Periodismo en medio de una revolución. Hace justo 40 años, era una exbailarina profesional que vivía en Nueva York y trabajaba como traductora simultánea. El sandinismo acababa de entrar en erupción y decidió viajar a Nicaragua.

“No tenía como financiarme el viaje así que conseguí que un reportero británico me contratara como traductora. Me intención era solo ir a ver, pero al día siguiente me llamaron de The Guardian para pedirme una nota. Así, por accidente, llegué al periodismo y ya no he parado”, explica por teléfono desde Bogotá, donde vive desde hace cinco años.

Así —“saltando de liana en liana”, de The Guardian al Washington Post al The New Yorker; de Nicaragua a El Salvador a Colombia— ha trazado un carrera de cuatro décadas galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018.

El jurado reconoce su larga "trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica", comunicada a través de una escritura "clara, rotunda y comprometida, que representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea", y con la que ha sabido tender "puentes en todo el continente americano".

Guillermoprieto interpreta el galardón como “un reconocimiento a la necesidad del oficio”, en un momento en que “el periodismo atraviesa un momento muy interesante: persisten las causas que hacen que nos sintamos pesimistas, pero también hay razones para el optimismo gracias a las generaciones más jóvenes y adaptadas a internet”. El oficio, sentencia, “va a sobrevivir”

Sin formación académica —“nunca estudié ninguna carrera y mucho menos la de periodismo”— su escuela fueron las mejores cabeceras anglosajonas. “A mí me tocó traducir una cultura a otra y este esfuerzo me obligó a ser clara, a asegurarme que lo que escribía se entendía. Muchas veces los periodistas dan por hecho demasiadas cosas que en ocasiones no llegan al lector”.

Ese estilo preciso, riguroso y aséptico lo aprendió del “maravilloso equipo de editores de The New Yorker o de la sección de verificación de datos de The Washigton Post”, de la que fue redactora de plantilla.

También ha colaborado con textos en español para EL PAÍS, las revista mexicana Nexos o la colombiana Gatopardo, además de publicar un puñado de libros de crónicas esenciales en la tradición moderna del periodismo latinoamericano.

La Habana en un espejo, su última obra, es “el recuerdo de cuando fui allá a enseñar danza moderna con apenas 20 años y entré en ese torbellino llamado Revolución, que me cambió para siempre, aún no sé si para bien o para mal”. En Al pie del volcán te escribo, una selección de textos de 1995, explicó así su trabajo: “si bien estos artículos fueron hechos para tratar de explicar América Latina a los que nos ven desde afuera, no fueron escritos por alguien que está de paso. Vivo aquí, y rara vez -y con pésimos resultados- he escrito sobre otra cosa que sea América Latina, porque si bien hay otras cosas que me apasionan, no hay nada más que me pertenezca".

Su mirada panamericana fue también reconocida en 2017 con la concesión del Premio Ortega y Gasset a toda su trayectoria. El jurado destacó su capacidad para hacer un periodismo de alcance internacional, “con el que ha sabido transmitir las complejidades de la realidad latinoamericana en general y de su país en particular”.

Desde 1995 es un miembro de la Fundación para el Nuevo periodismo fundada por García Márquez. Colombia es por ahora su última residencia. En enero publicó en National Geographic un reportaje sobre el proceso de Paz firmado entre el Gobierno Juan Manuel Santos y las FARC. “Quiero hacer un libro, pero voy a esperar a que pasen las elecciones, a que las cosas se asienten un poco más”.

Con este galardón, Alma Guillermoprieto se convierte en la tercera mujer que consigue el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en sus 38 ediciones, después de que la fotógrafa Annie Leibovitz lo obtuviese en 2013 y la filósofa María Zambrano, en 1981.

Bogotá, D.C., 20 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)

Con "Yo, Julia", una novela ambientada en el Imperio Romano, el escritor español Santiago Posteguillo resultó ganador del Premio Planeta de Novela 2018.

Con "Yo, Julia", una novela ambientada en el Imperio Romano, el escritor español Santiago Posteguillo resultó ganador del Premio Planeta de Novela 2018.

Nacido en Valencia, España, en 1967, Posteguillo es filólogo, lingüista y Doctor por la Universidad de Valencia. Ejerce como profesor titular en la Universidad Jaume I de Castellón, donde dicta clases de Literatura Inglesa, especialmente de la Narrativa del siglo XIX.

Aun cuando, en sus inicios como escritor adolescente, se interesó por la novela negra, desde la edad de 6 años sintió pasión por la Antigua Roma, tras una visita a la capital italiana que lo dejó impactado.

Ese asombro, se materializa cuando publicó su primera novela, "Africanus: el hijo del Cónsul" en 2006, iniciando con ella una trilogía sobre Escipión el Africano, General Romano que venció a Aníbal en la Batalla de Zama. La segunda parte, "Las legiones malditas", salió en 2008, y al año siguiente apareció el último libro de la trilogía: "La traición de Roma". Convertidas en bestseller, las tres novelas fueron reeditadas en 2009.

"Yo, Julia", presentada a concurso con el seudónimo de “El ascenso”, narra la historia de Julia Domna, esposa del emperador romano Septimio Severo, augusta del Imperio romano y poseedora de un poder jamás obtenido antes por las emperatrices romanas.

Además de calibrar al personaje en su dimensión política e histórica, su autor resalta que su novela es “una apasionada historia de amor. El primer matrimonio en 200 años de historia del Imperio que estaban locamente enamorados uno del otro”, afirmó Posteguillo al recibir el premio.

Madrid, 19 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El Alma del Mundo está de luto. Murió una de las voces más privilegiadas, dulces y versátiles de la Opera Global: la soprano española Montserrat Caballé.

El Alma del Mundo está de luto. Murió una de las voces más privilegiadas, dulces y versátiles de la Opera Global: la soprano española Montserrat Caballé.

La inolvidable artista catalana, muere a los 85 años de edad y será recordada como una de las mejores sopranos del Siglo XX, según la opinión de los críticos especializados del exigente mundo del Bel Canto.

Su extraordinaria voz le permitió interpretar, en los más importantes y exigentes escenarios del mundo,  obras de gran profundidad vocal e interpretativa,  como "La serva padrona"  de Pergolesi, "Cossi fan tutte" de Mozart y "Norma" o "I puritani" de Bellini, entre otras. Mientras que de Verdi destacan sus interpretaciones de en "Il trovatore", "La Traviata", "Un ballo in Maschera" y "Aida" y en la obra del gran Puccini, su Princesa Turandot.

A lo largo de su carrera compartió escenario con los grandes artistas operáticos de la talla de Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y José Carreras. Su salto a la fama tuvo lugar en 1965, cuando protagonizó "Lucrezia Borgia", de Donizetti, en el Carnegie Hall de Nueva York.

Otro de los momentos estelares de su carrera tuvo lugar en 1992, cuando interpretó la canción "Barcelona" en la inauguración de los Juegos Olímpicos, celebrados entonces en la capital catalana, junto a un ícono del POP, quien fue su gran admirador, Freddy Mercurie. También grabaron un disco memorable juntos, donde Caballé redimensiona ese tema fabuloso del Grupo Mecano, Hijo de la Luna, con su grandiosa voz.

Más de 80 complejos y diversos personajes operáticos dio vida y voz la fabulosa cantante Monserat Caballé, en su prodiga vida profesional de 60 años y es y será un referente para las mujeres de la Opera, porque ella, con su extraordinario talento, contribuyó a la permanencia de este arte en las crisis musical de los años 60 y 70, consolidando su posición privilegiada.

No en vano, María Callas, ya en sus últimos días de vida, la estimó como su única y más brillante sucesora.

Formada en el prestigioso Liceu de Barcelona, Monserrat Caballé, entre la multitud de premios que atesoró, destacan la Medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya, el Premio Nacional de Música de España, la Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes y su nombramiento como Comendadora de las Artes y Letras francesas.

Por su salud, dejó los escenarios en el 2014, luego de cantar en el Festival de Música de Cambrils, junto a su hija Montserrat Martí.

Para los que amamos su Voz y hemos vivenciado su calidad y perfermance maravilloso, nos sentimos muy tristes y en orfandad.

Monserrat Caballé abandono el mundo material en la madrugada del 7 de octubre y de seguro ya es solista en el Coro de los Ángeles.

Maracay, 7 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

En el marco de los 60 Años del Colegio Nacional de Periodistas CNP, al denominar el 2018, como el “Año de grandes realizaciones” a Piero se le otorga distinción.

En el marco de los 60 Años del Colegio Nacional de Periodistas CNP, al denominar el 2018, como el “Año de grandes realizaciones” a Piero se le otorga distinción.  

La Academia Colombiana de la Lengua se llenó de música, de poesía, de luces, de colores, de nostalgia y de esperanza al ritmo de las canciones de Piero quien, en un memorable recital, íntimo y evocador, convirtió el paraninfo de la academia colombiana, -que es la correspondiente a la Real Academia Española -RAE, en el templo sinfónico del talento, del arte, de los afectos y la alegría.

Y fueron Alanna y Kieran, dos pequeños genios, quienes, con dulzura y talento sin límites, abrieron magistralmente la noche con interpretaciones de sus propias composiciones. Ellos no le tienen que envidiar nada a los consagrados y experimentados músicos, pues son dueños de admirable destreza y de singular técnica; enamorados de esas blancas y negras teclas, a las que les arrancan melodías en forma de jazz, de blues…con una fortaleza y espontaneidad atrapantes. Llegaron hace apenas unas cuantas semanas de su natal España, (ella, con apenas 14 años, él apenas alcanzando los 11) en busca de sus raíces colombianas, a Bucaramanga.  Estudian en el Colegio Artístico Musical Pentagrama, donde sin abandonar su virtuosismo, adelantan sus estudios académicos mientras ahondan en sus conocimientos musicales. Había que hacerle homenaje a uno de los más importantes cantautores latinoamericanos, a Piero De Benedictis, fue entonces cuando Alanna al piano y Kieran en la melódica, interpretaron “Viejo, mi querido viejo”, canción icónica, que por estos días cumple 50 años de éxitos. El público los ovacionó con admiración y entusiasmo, ¡fueron los grandes de la noche!            

No podía describirse mejor la presencia de Piero en la Academia, como lo hacen las palabras de una poeta de alma musical y sonora, Adriana Simona, cuando escribe: “Esta noche- Llegando, llegaste en recuerdos, en ensueños, donde las palabras son templo y los laureles crecen bajo la sombra de lo sagrado- La Academia de la Lengua recibe no sólo a un ruiseñor, ¡ya universal!, recibe para quedarse allí para siempre a un viejo que camina lento, una Buenos Aires, ¡qué pasa y pasa!. Pasa el lechero, el cartero, Jorge Luis Borges, pasa la historia de nuestras naciones, tan ricas y por ricas, desheredan. Piero entra por la puerta noble y sutil de un país.

 No imagino un sitio más solemne, no por una seriedad formal sino por resguardarse allí lo que merece ser respetado, lo que merece ser protegido, y es ahora, en la Academia de la Lengua, donde las canciones de Piero van a contemplarse con la mirada de quien ve una joya: las joyas de la literatura universal que también son las joyas de nuestra música latinoamericana. El premio Nobel dado a Bob Dylan, era la respuesta a lo que muchos y muchas de nosotros y nosotras venimos diciendo- las letras y la música de la poesía cantada son parte ya de nuestra memoria colectiva, de nuestro abecedario de la lengua. Cuando nombramos, “Mi país, Mi país”, pensamos en ríos, en pueblos, en anécdotas, y también en canciones que nos dan un bello momento en tiempos difíciles.

La Academia Colombiana de la Lengua, es hoy el templo donde cantamos con dulce nostalgia una sinfonía en coro, La sinfonía inconclusa en la mar, de nuestro mar oceánico repleto de riquezas. El canto, las letras, la música y la presencia de la infancia como éter de inocencia serán en verdad aquello que perdurará en el alma inquieta de quienes asistimos como testigos de excepción a una mágica noche... porque: “no sería la rosa tan bella sino tuviese sus espinas, no sería la espina tan fuerte sino protegiese a la belleza” ( Ánimas Pérdidas).

La Academia cantará la belleza que rompe el abecedario para regalarse noblemente al universo. Hoy la mirada austral de Neruda, la conciencia tácita de César Vallejo, la poesía de Rafael Pombo, la tristeza en los versos de Mercedes Carranza, Porfirio Barba Jacob, José Asunción Silva y ahora, Piero: el ruiseñor de la poesía colombo-argentina, nos brindarán un concierto de amor que busca el espíritu noble en nuestras andanzas, convocándonos a un brindis ... detrás del universo”.

Javier Hoyos Angulo, recitó versos de su próximo libro: “De mi corazón a mis asuntos.

“…/Hay que sacarlo todo afuera como la primavera/ nadie quiere que adentro algo se muera/ Piero.

Bogotá, D. E, 3 de octubre de 2018. 

Por Ana Gabriela Hoyos Carvajal

Write comment (0 Comments)

Por la Música y el Arte sin "Fronteras" el Director de Orquesta venezolano Gustavo Dudamel brindó un concierto especial que dio comienzo a la nueva temporada y a los actos de celebración por los 100 años de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil).

Por la Música y el Arte sin "Fronteras" el Director de Orquesta venezolano Gustavo Dudamel brindó un concierto especial que dio comienzo a la nueva temporada y a los actos de celebración por los 100 años de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil). 

El maestro borró fronteras artísticas y estilísticas en un recital en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, que rindió tributo a la ecléctica historia y cultura musical de California (EEUU) y que contó con invitados estrella como el cantante de Coldplay, Chris Martin.

"La gente piensa a veces: '¿Qué es la Música Clásica? ¿Qué es el Rock? ¿Qué es el Pop? ¿Qué es lo que sea?' Pero la Música es solo una", dijo Dudamel a los espectadores al terminar el programa de la velada.

"Y este es el modo en el que aceptamos todas las cosas diminutas. No tenemos fronteras en el Arte. El Arte es solo uno", añadió el director venezolano, que fue correspondido por el público angelino con la mayor ovación de la noche.  

California Soul fue el título del concierto que dio el pistoletazo de salida a una temporada muy singular para la Filarmónica de Los Ángeles, orquesta que dirige Dudamel desde 2009.

Además del hedonismo y el aire despreocupado por vivir típico de estas tierras, California también ha exportado al mundo una manera abierta y tolerante de concebir el arte, en la que se puede unir sin problemas la llamada alta cultura con las expresiones populares.

Así, el concierto como homenaje al "Estado Dorado" incluía a figuras de la música contemporánea como John Adams, pero también a emblemas de la canción popular como The Doors o Frank Zappa.

El violinista Tracy Silverman fue el solista invitado para acometer la segunda parte de "The Dharma at Big Sur", pieza que compuso Adams, uno de los grandes representantes del Minimalismo, para la inauguración en 2003 del Walt Disney Concert Hall. 

Y el célebre bigote de Frank Zappa (1940-1993), un iconoclasta sin comparación posible, sobrevoló de nuevo Los Ángeles con la interpretación de su efervescente obra G-Spot Tornado.

La capital mundial del entretenimiento vive por y para Hollywood, así que el concierto se inclinó ante la música cinematográfica al comenzar con la melancólica "Love Theme"  de la cinta Chinatown (1974).

Una muy expresiva Corinne Bailey Rae se encargó de entonar "You're Gonna Hear From Me", de la película Intimidades de una adolescente (1965), instantes antes de que Chris Martin, el travieso y risueño líder de Coldplay, saltara al escenario para cambiar por completo el aroma de la noche.

"Gracias por aceptar a alguien de un mundo completamente diferente", dijo Martin, quien se presentó con traje y pajarita, como mandan los códigos de la música clásica, pero que tardó menos de un minuto en quitarse la chaqueta entre las sonrisas del público.

En cuclillas o yendo de lado a lado, como si en lugar de en un serio auditorio estuviera en uno más de sus conciertos multitudinarios de Coldplay, Martin se ganó a los espectadores con "L.A. Woman", el clásico de The Doors que culminó su viaje desde los tugurios de rock del Sunset Strip hasta el templo de la música clásica de Los Ángeles.

Martin contó en este tema con la enorme ayuda de John Densmore, el batería de la mítica banda liderada por Jim Morrison (1943-1971) y que vestía una chaqueta con dos alas bordadas de un ángel que son un icono más de las calles de Los Ángeles.

Fuera de programa y como regalo final, Dudamel, que no paró de bromear con Martin, se quitó también la chaqueta y por poco le presta su batuta al de Coldplay antes de que la orquesta y todos los invitados ofrecieran su versión de la inolvidable canción de The Beach Boys, y todo un himno californiano, "Good Vibrations".

Asimismo, el artista Refik Anadol desveló "WDCH Dreams", una espectacular instalación audiovisual que aprovecha los paneles exteriores de acero del Walt Disney Concert Hall, la seña de identidad del arquitecto Frank Gehry, para mostrar el pasado, presente y futuro de la Filarmónica de Los Ángeles.

Esta temporada tan especial para la orquesta continuará de fiesta con Celebrate LA, un macroevento en el que la música tomará las calles de Los Ángeles y que culminará con un recital de la Filarmónica en el Hollywood Bowl, su legendaria sede al aire libre para los meses de verano.

Los Ángeles, 29 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El Museo de Arte de la Universidad de Colombia, en Bogotá, recibe los trabajos que en torno a los Ríos han realizado los artistas colombianos Carolina Caycedo, Clemencia Echeverri y Endémica Studios (Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda); el brasileño Cildo Meireles, y el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë.

El Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, recibe los trabajos que en torno a los Ríos han realizado los artistas colombianos Carolina Caycedo, Clemencia Echeverri y Endémica Studios (Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda); el brasileño Cildo Meireles, y el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë.

Pero lo que se verá en la muestra Conjuro de ríos no es una visión geográfica o netamente naturalista de esas corrientes de agua de constante fluir y a cuyas riberas han surgido comunidades, civilizaciones.

Se trata de la cuarta propuesta expositiva del proyecto Selva Cosmopolítica, liderado por la gestora cultural e investigadora colombiana María Belén Sáez de Ibarra, quien de entrada plantea las dimensiones dadas por los artistas al río: “Las aguas y los ríos son seres poderosos con una gran influencia en la formación y organización de la vida. Las culturas más antiguas han logrado perseverar en mirarlos en varias dimensiones de la existencia: como entidad sagrada el río piensa, se expresa y conjura a través de su materialidad que es el sustento de nuestra cultura humana y la de muchos otros seres y entidades. Reconectarnos en la conciencia con esta visión del agua es el objetivo primordial de esta exposición”.

Con la curaduría de la editora y escritora brasileña Kiki Mazzucchelli, María Belén Sáez de Ibarra, Directora de la Dirección de Patrimonio Cultural de Colombia y Luis Romero, artista y curador venezolano, fundador de la Galería ABRA, del Centro de Arte Los Galpones, fueron convocados por la artista Carolina Caycedo para dar forma y sentido a la exposición.

En este sentido, los creadores que participan en Conjuro de Ríos fueron seleccionados “por tener un trabajo relacionado con temas, visiones, nociones y preocupaciones en torno al río, su contexto y sus problemáticas”, dice Romero desde Bogotá.

Así, el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë acude a la muestra con las series Kamie ya uriji pi jami Parawa ujame theperekui uriji terimi thepe komi kua (Donde yo vivo en mi selva y en el río Orinoco también viven todos estos animales), compendio integrado por setenta y dos dibujos realizados con pintura acrílica sobre papel de bagazo de caña de la fauna que habita en la cuenca del Alto Orinoco; e Hii nomawe hipa (Árboles muertos), un conjunto de pinturas donde se muestran troncos de árboles cubiertos por puntos de color que representan hongos.

Sobre su propuesta, dice Romero: “El trabajo de Sheroanawë está muy vinculado a su contexto, su cultura y su pueblo. Proviniendo del Alto Orinoco donde la selva amazónica es el lugar donde vive, su trabajo está inspirado y relacionado con todo lo que le rodea: animales, plantas, el río, la lluvia, el cielo, la sequía, la cosmogonía del pueblo yanomami, sus símbolos y tradiciones”.

Carolina Caycedo, por su parte, presenta las obras Plomo y brea (2018), de la serie Cosmotarryas, compuesta por atarrayas artesanales, plomo, brea, hierro, poleas, fibras naturales tejidas a mano por pescadores del Yuma (río Magdalena) en el Huila, y del cañón del Bredunco (río Cauca) en Antioquia, y Patrón mono (2018), de la serie Retratos del agua, una videoinstalación que retrata el deterioro del cañón del bajo Cauca, ubicado en el departamento de Antioquia.

Del carioca Cildo Meireles se verá en Conjuro de ríos la obra invitada Río oír, concebida en 1976 y producida entre 2009 y 2011, una pieza que toma la forma de un disco de vinilo que reproduce, por un lado, los sonidos de aguas naturales y residuales y, por el otro, grabaciones de risas humanas.

Otra obra invitada a la muestra es Río por asalto (2018), videoinstalación con sonido multicanal en la que la artista colombiana Clemencia Echeverri representa la rebeldía de las fuerzas naturales, en este caso de los ríos.

Finalmente, Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda, de Endémica Studios, prepararon un recorrido artístico desde el nacimiento del río Yuma (Magdalena) hasta el quiebre de su curso, causado por la construcción de las represas, cortando toda forma de vida y sustento.

En términos generales, el curador venezolano Luis Romero concluye: “Lo que une a estos artistas no está en la formalidad de las obras, pues en la exposición convergen videos, trabajos de audio, esculturas, instalaciones y dibujos. Cada artista, desde su realidad y desde posiciones distintas, plantea la problemática del agua, del ambiente, de los cambios sociales que se dan con la explotación del río y sus recursos”.

Conjuro de Ríos estará abierta hasta junio de 2019, en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá.

Bogotá, D.C., 29 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)

Trabajos de ocho países fueron seleccionados entre los 12 finalistas de las cuatro categorías del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, que serán entregados en octubre próximo, informaron hoy los organizadores.

Trabajos de ocho países fueron seleccionados entre los 12 finalistas de las cuatro categorías del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, que serán entregados en octubre próximo, informaron hoy los organizadores.

“Estas historias fueron seleccionadas por 51 jurados en tres rondas de juzgamiento de entre las 1.714 postulaciones que recibió el Premio Gabo en su sexta edición”, indicó la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en un comunicado.

En la categoría de texto, los elegidos son La revolución de las ovejas, publicado en El Faro (El Salvador); Son presos políticos, nosotros también, de La Vida de Nos (Venezuela) y Un niño manchado de petróleo, de Revista 5W (España).

Los organizadores indicaron que en la categoría imagen fueron nominados El Naya: la ruta oculta de la cocaína, de ¡Pacifista! (Colombia); Memoria, verdad y justicia para las pibas, publicado en la Revista Anfibia (Argentina) y Un albergue en Ciudad de México para mujeres que fueron trabajadoras sexuales, de The New York Times (Estados Unidos).

En la modalidad de cobertura aspiran al premio De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericano, hecho por Univisión y El Faro (Estados Unidos-El Salvador); Estafa Maestra, publicado en Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México) y Venezuela a la fuga, que salió en las páginas del diario El Tiempo y en Efecto Cocuyo (Colombia-Venezuela).

Finalmente, en innovación los seleccionados son 28 días: 28 historias para acabar con los tabúes sobre la regla, de Verne-El País (España); Los desterrados del Chaco, publicado en El Surtidor (Paraguay) y Balas Perdidas, de la Agencia AFP (Brasil).

Los cuatro ganadores se darán a conocer en la ceremonia de premiación que se realizará el próximo 4 de octubre en el Jardín Botánico de Medellín, durante el Festival Gabo. Cada finalista recibirá seis millones de pesos colombianos (casi 2.000 dólares) y un diploma por su participación. 

Por su parte, los ganadores recibirán 33 millones de pesos colombianos (unos 11.000 dólares), un diploma y un ejemplar de la obra Gabriel, del artista colombiano Antonio Caro.

Medellín, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)

Del 24 al 29 de septiembre de este año Cali vivirá el 'XVI Festival IPC Danza con Colombia', con el cual el Instituto Popular de Cultura busca posicionar a la capital del Valle como un referente de desarrollo social y cultural. El evento tendrá la participación de países como Bolivia, Chile, El Salvador, Ecuador y Panamá.

Del 24 al 29 de septiembre de este año Cali vivirá el 'XVI Festival IPC Danza con Colombia', con el cual el Instituto Popular de Cultura busca posicionar a la capital del Valle como un referente de desarrollo social y cultural. El evento tendrá la participación de países como Bolivia, Chile, El Salvador, Ecuador y Panamá.

Cabe recordar que el Instituto Popular de Cultura, IPC, hace parte del Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folklore y de las Artes Tradicionales (CIOFF)

Para este festival habrá dos noches de gala: Una se realizará en la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero el 27 de septiembre, a partir de las 6:00 de la tarde y la clausura será en el Bulevar del Río Cali, a partir de las 5:00 de la tarde.

También habrá desfiles  en la Universidad del Valle, Universidad Santiago de Cali, Escuela Nacional del Deporte y Colegio de Santa Librada.

"Este festival demuestra una vez más por qué IPC sigue estando más vivo que nunca, dejando en quienes nos conocen, nacionales e internacionales, una vez más, esa impronta Ipeciana que nace del corazón", afirmó María del Pilar Meza Díaz, Directora General del Festival y del Instituto Popular de Cultura.

Cali, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)
La pianista y compositora venezolana Gabriela Montero fue galardonada con el IV Premio Internacional Beethoven para los DD.HH., la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión, prestigioso galardón que se otorga a los músicos por su compromiso más allá de la sala de conciertos.

La pianista y compositora venezolana Gabriela Montero fue galardonada con el IV Premio Internacional Beethoven para los DD.HH., la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión, prestigioso galardón que se otorga a los músicos por su compromiso más allá de la sala de conciertos.

Montero es además la primera mujer que recibe el prestigioso premio, que se entregará por cuarta vez este año. Los ganadores anteriores fueron el pianista sirio-palestino Aeham Ahmad, que tocó el piano en las ruinas de Damasco, el pianista turco y activista de DD.HH. Fazil Say y el músico de Colonia Wolfgang Niedecken.

Montero fue galardonada por su incansable labor de denuncia de la delicada situación política en Venezuela y recaudar fondos para ayudar a los músicos de su país.

"Si algo es tan importante para ti, si ves tanto sufrimiento humano, si te toca tan de cerca, hace que te vuelvas una guerrera. Te hace levantarte y decir: eso no está bien”, ha dicho Gabriela Montero sobre la situación venezolana.

Montero, de 48 años y madre de dos hijas, es una de las pianistas más exitosas de su generación y es conocida como solista de conciertos clásicos, así como por el arte de la improvisación sobre melodías, desde populares hasta clásicas. Colabora frecuentemente con la pianista argentina Martha Argerich y el celista francés Gautier Capuçon.

Su agenda de conciertos la lleva a las mejores salas y se presenta como solista con las grandes orquestas del mundo. Sus discos con el sello EMI han ganado galardones como el Echo Preis en Alemania y fue nominada a un Grammy por su disco Baroque.

En 2011 ante la inminente crisis humanitaria venezolana Gabriela Montero compuso Ex Patria, un poema sinfónico para piano y orquesta, que obtuvo el Grammy Latino al mejor álbum de música clásica por "Rachmaninov: Piano Concerto - Montero: Ex Patria".

Por su compromiso con los DD.HH., Gabriela Montero fue nombrada Cónsul Honoraria de Amnistía Internacional.

El Premio Beethoven, valorado en 10.000 euros, se entregará el 4 de diciembre en el Bundeskunsthalle de Bonn. En el marco de la ceremonia se realizará un concierto benéfico en el que actuarán numerosos músicos, entre ellos Aehem Ahmad.

Bonn, 30 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El poeta venezolano Rafael Cadenas pronunció un discurso esclarecedor en el que defendió la libertad y reivindicó la democracia como la única forma de instaurar la normalidad en Venezuela, durante la ceremonia donde recibió el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, de manos de la propia Reina Sofía de España, celebrada en la Universidad de Salamanca.

El poeta venezolano Rafael Cadenas pronunció un discurso esclarecedor en el que defendió la libertad y reivindicó la democracia como la única forma de instaurar la normalidad en Venezuela, durante la ceremonia donde recibió el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, de manos de la propia Reina Sofía de España, celebrada en la Universidad de Salamanca.

Cadenas se refirió también a la abominación de los nacionalismos, “que sólo traen odios, conflictos y guerras”, en un acto en el que estuvieron presentes el rector de la Usal, Ricardo Rivero; el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; la Secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación de España, Ángeles Heras y el Presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán.

“Hay palabras tan principales… por ejemplo la libertad, justicia, democracia, civismo, honestidad, las cuales cuando se ausentan de un país tornan muy difícil para sus ciudadanos el hecho de vivir realmente. Esas palabras deben corresponder a lo que designan…. En Venezuela nos urge instaurar la normalidad que sólo puede ser democrática”, subrayó el Poeta Mayor de Venezuela en su deseo de resaltar la importancia del lenguaje en el ejercicio de la Política.

El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, auspiciado por la Usal y Patrimonio Nacional, tiene por objeto premiar el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituya una aportación relevante al patrimonio cultural común a Iberoamérica y España.

Rafael Cadenas es el primer venezolano que se incorpora a la lista de poetas galardonados con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana desde su primera edición en 1992.

Cadenas (Barquisimeto, 1930) es un poeta, ensayista y profesor universitario venezolano. Formó parte del grupo «Tabla Redonda» de Latinoamerica a comienzos de la década de los sesenta. En 1985 recibió el Premio Nacional de Literatura de Venezuela y en 2009 el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, en Guadalajara, México, entre muchos otros.

Cadenas se lanzó a la creación poética a temprana edad, sus obras han sido recibidas positivamente por la crítica y valoradas como indispensables si se desea un análisis profundo de la realidad a través de la lírica; suele vincularse su estilo con el pensamiento filosófico y se lo compara con autores como Hölderlin, Rilke y Gorostiza.

Al acercarse a su voz, el lector puede encontrarse con un universo mágico, lleno de matices y capaz de transportarle a otro espacio, para reflexionar sobre las cosas más relevantes de la vida.

La dictadura de Nicolás Maduro y sus burócratas no celebraron el más grande reconocimiento en lengua hispana entregado a un poeta, por suerte de Cadenas y de todos sus amigos y lectores a nivel mundial. Ese silencio es de agradecer.

Si los lectores de Ecos desean conocer más íntimamente al Poeta Mayor de Venezuela, le invitamos a explorar el presente enlace, donde está un importante grupo de su trabajo poético: http://www.amediavoz.com/cadenas.htm

Salamanca, 27 de octubre de 2018.-

Por Dirección Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)
El jurado considera que la periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, "representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea con una escritura clara, rotunda y comprometida".

El jurado considera que la periodista mexicana, Alma Guillermoprieto, "representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea con una escritura clara, rotunda y comprometida".

Como bien lo señala David Marcial Pérez, Alma Guillermoprieto (Ciudad de México, 1949) se encontró con el Periodismo en medio de una revolución. Hace justo 40 años, era una exbailarina profesional que vivía en Nueva York y trabajaba como traductora simultánea. El sandinismo acababa de entrar en erupción y decidió viajar a Nicaragua.

“No tenía como financiarme el viaje así que conseguí que un reportero británico me contratara como traductora. Me intención era solo ir a ver, pero al día siguiente me llamaron de The Guardian para pedirme una nota. Así, por accidente, llegué al periodismo y ya no he parado”, explica por teléfono desde Bogotá, donde vive desde hace cinco años.

Así —“saltando de liana en liana”, de The Guardian al Washington Post al The New Yorker; de Nicaragua a El Salvador a Colombia— ha trazado un carrera de cuatro décadas galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018.

El jurado reconoce su larga "trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica", comunicada a través de una escritura "clara, rotunda y comprometida, que representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea", y con la que ha sabido tender "puentes en todo el continente americano".

Guillermoprieto interpreta el galardón como “un reconocimiento a la necesidad del oficio”, en un momento en que “el periodismo atraviesa un momento muy interesante: persisten las causas que hacen que nos sintamos pesimistas, pero también hay razones para el optimismo gracias a las generaciones más jóvenes y adaptadas a internet”. El oficio, sentencia, “va a sobrevivir”

Sin formación académica —“nunca estudié ninguna carrera y mucho menos la de periodismo”— su escuela fueron las mejores cabeceras anglosajonas. “A mí me tocó traducir una cultura a otra y este esfuerzo me obligó a ser clara, a asegurarme que lo que escribía se entendía. Muchas veces los periodistas dan por hecho demasiadas cosas que en ocasiones no llegan al lector”.

Ese estilo preciso, riguroso y aséptico lo aprendió del “maravilloso equipo de editores de The New Yorker o de la sección de verificación de datos de The Washigton Post”, de la que fue redactora de plantilla.

También ha colaborado con textos en español para EL PAÍS, las revista mexicana Nexos o la colombiana Gatopardo, además de publicar un puñado de libros de crónicas esenciales en la tradición moderna del periodismo latinoamericano.

La Habana en un espejo, su última obra, es “el recuerdo de cuando fui allá a enseñar danza moderna con apenas 20 años y entré en ese torbellino llamado Revolución, que me cambió para siempre, aún no sé si para bien o para mal”. En Al pie del volcán te escribo, una selección de textos de 1995, explicó así su trabajo: “si bien estos artículos fueron hechos para tratar de explicar América Latina a los que nos ven desde afuera, no fueron escritos por alguien que está de paso. Vivo aquí, y rara vez -y con pésimos resultados- he escrito sobre otra cosa que sea América Latina, porque si bien hay otras cosas que me apasionan, no hay nada más que me pertenezca".

Su mirada panamericana fue también reconocida en 2017 con la concesión del Premio Ortega y Gasset a toda su trayectoria. El jurado destacó su capacidad para hacer un periodismo de alcance internacional, “con el que ha sabido transmitir las complejidades de la realidad latinoamericana en general y de su país en particular”.

Desde 1995 es un miembro de la Fundación para el Nuevo periodismo fundada por García Márquez. Colombia es por ahora su última residencia. En enero publicó en National Geographic un reportaje sobre el proceso de Paz firmado entre el Gobierno Juan Manuel Santos y las FARC. “Quiero hacer un libro, pero voy a esperar a que pasen las elecciones, a que las cosas se asienten un poco más”.

Con este galardón, Alma Guillermoprieto se convierte en la tercera mujer que consigue el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en sus 38 ediciones, después de que la fotógrafa Annie Leibovitz lo obtuviese en 2013 y la filósofa María Zambrano, en 1981.

Bogotá, D.C., 20 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)
Con "Yo, Julia", una novela ambientada en el Imperio Romano, el escritor español Santiago Posteguillo resultó ganador del Premio Planeta de Novela 2018.

Con "Yo, Julia", una novela ambientada en el Imperio Romano, el escritor español Santiago Posteguillo resultó ganador del Premio Planeta de Novela 2018.

Nacido en Valencia, España, en 1967, Posteguillo es filólogo, lingüista y Doctor por la Universidad de Valencia. Ejerce como profesor titular en la Universidad Jaume I de Castellón, donde dicta clases de Literatura Inglesa, especialmente de la Narrativa del siglo XIX.

Aun cuando, en sus inicios como escritor adolescente, se interesó por la novela negra, desde la edad de 6 años sintió pasión por la Antigua Roma, tras una visita a la capital italiana que lo dejó impactado.

Ese asombro, se materializa cuando publicó su primera novela, "Africanus: el hijo del Cónsul" en 2006, iniciando con ella una trilogía sobre Escipión el Africano, General Romano que venció a Aníbal en la Batalla de Zama. La segunda parte, "Las legiones malditas", salió en 2008, y al año siguiente apareció el último libro de la trilogía: "La traición de Roma". Convertidas en bestseller, las tres novelas fueron reeditadas en 2009.

"Yo, Julia", presentada a concurso con el seudónimo de “El ascenso”, narra la historia de Julia Domna, esposa del emperador romano Septimio Severo, augusta del Imperio romano y poseedora de un poder jamás obtenido antes por las emperatrices romanas.

Además de calibrar al personaje en su dimensión política e histórica, su autor resalta que su novela es “una apasionada historia de amor. El primer matrimonio en 200 años de historia del Imperio que estaban locamente enamorados uno del otro”, afirmó Posteguillo al recibir el premio.

Madrid, 19 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El Alma del Mundo está de luto. Murió una de las voces más privilegiadas, dulces y versátiles de la Opera Global: la soprano española Montserrat Caballé.

El Alma del Mundo está de luto. Murió una de las voces más privilegiadas, dulces y versátiles de la Opera Global: la soprano española Montserrat Caballé.

La inolvidable artista catalana, muere a los 85 años de edad y será recordada como una de las mejores sopranos del Siglo XX, según la opinión de los críticos especializados del exigente mundo del Bel Canto.

Su extraordinaria voz le permitió interpretar, en los más importantes y exigentes escenarios del mundo,  obras de gran profundidad vocal e interpretativa,  como "La serva padrona"  de Pergolesi, "Cossi fan tutte" de Mozart y "Norma" o "I puritani" de Bellini, entre otras. Mientras que de Verdi destacan sus interpretaciones de en "Il trovatore", "La Traviata", "Un ballo in Maschera" y "Aida" y en la obra del gran Puccini, su Princesa Turandot.

A lo largo de su carrera compartió escenario con los grandes artistas operáticos de la talla de Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y José Carreras. Su salto a la fama tuvo lugar en 1965, cuando protagonizó "Lucrezia Borgia", de Donizetti, en el Carnegie Hall de Nueva York.

Otro de los momentos estelares de su carrera tuvo lugar en 1992, cuando interpretó la canción "Barcelona" en la inauguración de los Juegos Olímpicos, celebrados entonces en la capital catalana, junto a un ícono del POP, quien fue su gran admirador, Freddy Mercurie. También grabaron un disco memorable juntos, donde Caballé redimensiona ese tema fabuloso del Grupo Mecano, Hijo de la Luna, con su grandiosa voz.

Más de 80 complejos y diversos personajes operáticos dio vida y voz la fabulosa cantante Monserat Caballé, en su prodiga vida profesional de 60 años y es y será un referente para las mujeres de la Opera, porque ella, con su extraordinario talento, contribuyó a la permanencia de este arte en las crisis musical de los años 60 y 70, consolidando su posición privilegiada.

No en vano, María Callas, ya en sus últimos días de vida, la estimó como su única y más brillante sucesora.

Formada en el prestigioso Liceu de Barcelona, Monserrat Caballé, entre la multitud de premios que atesoró, destacan la Medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya, el Premio Nacional de Música de España, la Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes y su nombramiento como Comendadora de las Artes y Letras francesas.

Por su salud, dejó los escenarios en el 2014, luego de cantar en el Festival de Música de Cambrils, junto a su hija Montserrat Martí.

Para los que amamos su Voz y hemos vivenciado su calidad y perfermance maravilloso, nos sentimos muy tristes y en orfandad.

Monserrat Caballé abandono el mundo material en la madrugada del 7 de octubre y de seguro ya es solista en el Coro de los Ángeles.

Maracay, 7 de octubre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
En el marco de los 60 Años del Colegio Nacional de Periodistas CNP, al denominar el 2018, como el “Año de grandes realizaciones” a Piero se le otorga distinción.

En el marco de los 60 Años del Colegio Nacional de Periodistas CNP, al denominar el 2018, como el “Año de grandes realizaciones” a Piero se le otorga distinción.  

La Academia Colombiana de la Lengua se llenó de música, de poesía, de luces, de colores, de nostalgia y de esperanza al ritmo de las canciones de Piero quien, en un memorable recital, íntimo y evocador, convirtió el paraninfo de la academia colombiana, -que es la correspondiente a la Real Academia Española -RAE, en el templo sinfónico del talento, del arte, de los afectos y la alegría.

Y fueron Alanna y Kieran, dos pequeños genios, quienes, con dulzura y talento sin límites, abrieron magistralmente la noche con interpretaciones de sus propias composiciones. Ellos no le tienen que envidiar nada a los consagrados y experimentados músicos, pues son dueños de admirable destreza y de singular técnica; enamorados de esas blancas y negras teclas, a las que les arrancan melodías en forma de jazz, de blues…con una fortaleza y espontaneidad atrapantes. Llegaron hace apenas unas cuantas semanas de su natal España, (ella, con apenas 14 años, él apenas alcanzando los 11) en busca de sus raíces colombianas, a Bucaramanga.  Estudian en el Colegio Artístico Musical Pentagrama, donde sin abandonar su virtuosismo, adelantan sus estudios académicos mientras ahondan en sus conocimientos musicales. Había que hacerle homenaje a uno de los más importantes cantautores latinoamericanos, a Piero De Benedictis, fue entonces cuando Alanna al piano y Kieran en la melódica, interpretaron “Viejo, mi querido viejo”, canción icónica, que por estos días cumple 50 años de éxitos. El público los ovacionó con admiración y entusiasmo, ¡fueron los grandes de la noche!            

No podía describirse mejor la presencia de Piero en la Academia, como lo hacen las palabras de una poeta de alma musical y sonora, Adriana Simona, cuando escribe: “Esta noche- Llegando, llegaste en recuerdos, en ensueños, donde las palabras son templo y los laureles crecen bajo la sombra de lo sagrado- La Academia de la Lengua recibe no sólo a un ruiseñor, ¡ya universal!, recibe para quedarse allí para siempre a un viejo que camina lento, una Buenos Aires, ¡qué pasa y pasa!. Pasa el lechero, el cartero, Jorge Luis Borges, pasa la historia de nuestras naciones, tan ricas y por ricas, desheredan. Piero entra por la puerta noble y sutil de un país.

 No imagino un sitio más solemne, no por una seriedad formal sino por resguardarse allí lo que merece ser respetado, lo que merece ser protegido, y es ahora, en la Academia de la Lengua, donde las canciones de Piero van a contemplarse con la mirada de quien ve una joya: las joyas de la literatura universal que también son las joyas de nuestra música latinoamericana. El premio Nobel dado a Bob Dylan, era la respuesta a lo que muchos y muchas de nosotros y nosotras venimos diciendo- las letras y la música de la poesía cantada son parte ya de nuestra memoria colectiva, de nuestro abecedario de la lengua. Cuando nombramos, “Mi país, Mi país”, pensamos en ríos, en pueblos, en anécdotas, y también en canciones que nos dan un bello momento en tiempos difíciles.

La Academia Colombiana de la Lengua, es hoy el templo donde cantamos con dulce nostalgia una sinfonía en coro, La sinfonía inconclusa en la mar, de nuestro mar oceánico repleto de riquezas. El canto, las letras, la música y la presencia de la infancia como éter de inocencia serán en verdad aquello que perdurará en el alma inquieta de quienes asistimos como testigos de excepción a una mágica noche... porque: “no sería la rosa tan bella sino tuviese sus espinas, no sería la espina tan fuerte sino protegiese a la belleza” ( Ánimas Pérdidas).

La Academia cantará la belleza que rompe el abecedario para regalarse noblemente al universo. Hoy la mirada austral de Neruda, la conciencia tácita de César Vallejo, la poesía de Rafael Pombo, la tristeza en los versos de Mercedes Carranza, Porfirio Barba Jacob, José Asunción Silva y ahora, Piero: el ruiseñor de la poesía colombo-argentina, nos brindarán un concierto de amor que busca el espíritu noble en nuestras andanzas, convocándonos a un brindis ... detrás del universo”.

Javier Hoyos Angulo, recitó versos de su próximo libro: “De mi corazón a mis asuntos.

“…/Hay que sacarlo todo afuera como la primavera/ nadie quiere que adentro algo se muera/ Piero.

Bogotá, D. E, 3 de octubre de 2018. 

Por Ana Gabriela Hoyos Carvajal

Write comment (0 Comments)
Por la Música y el Arte sin "Fronteras" el Director de Orquesta venezolano Gustavo Dudamel brindó un concierto especial que dio comienzo a la nueva temporada y a los actos de celebración por los 100 años de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil).

Por la Música y el Arte sin "Fronteras" el Director de Orquesta venezolano Gustavo Dudamel brindó un concierto especial que dio comienzo a la nueva temporada y a los actos de celebración por los 100 años de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil). 

El maestro borró fronteras artísticas y estilísticas en un recital en el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, que rindió tributo a la ecléctica historia y cultura musical de California (EEUU) y que contó con invitados estrella como el cantante de Coldplay, Chris Martin.

"La gente piensa a veces: '¿Qué es la Música Clásica? ¿Qué es el Rock? ¿Qué es el Pop? ¿Qué es lo que sea?' Pero la Música es solo una", dijo Dudamel a los espectadores al terminar el programa de la velada.

"Y este es el modo en el que aceptamos todas las cosas diminutas. No tenemos fronteras en el Arte. El Arte es solo uno", añadió el director venezolano, que fue correspondido por el público angelino con la mayor ovación de la noche.  

California Soul fue el título del concierto que dio el pistoletazo de salida a una temporada muy singular para la Filarmónica de Los Ángeles, orquesta que dirige Dudamel desde 2009.

Además del hedonismo y el aire despreocupado por vivir típico de estas tierras, California también ha exportado al mundo una manera abierta y tolerante de concebir el arte, en la que se puede unir sin problemas la llamada alta cultura con las expresiones populares.

Así, el concierto como homenaje al "Estado Dorado" incluía a figuras de la música contemporánea como John Adams, pero también a emblemas de la canción popular como The Doors o Frank Zappa.

El violinista Tracy Silverman fue el solista invitado para acometer la segunda parte de "The Dharma at Big Sur", pieza que compuso Adams, uno de los grandes representantes del Minimalismo, para la inauguración en 2003 del Walt Disney Concert Hall. 

Y el célebre bigote de Frank Zappa (1940-1993), un iconoclasta sin comparación posible, sobrevoló de nuevo Los Ángeles con la interpretación de su efervescente obra G-Spot Tornado.

La capital mundial del entretenimiento vive por y para Hollywood, así que el concierto se inclinó ante la música cinematográfica al comenzar con la melancólica "Love Theme"  de la cinta Chinatown (1974).

Una muy expresiva Corinne Bailey Rae se encargó de entonar "You're Gonna Hear From Me", de la película Intimidades de una adolescente (1965), instantes antes de que Chris Martin, el travieso y risueño líder de Coldplay, saltara al escenario para cambiar por completo el aroma de la noche.

"Gracias por aceptar a alguien de un mundo completamente diferente", dijo Martin, quien se presentó con traje y pajarita, como mandan los códigos de la música clásica, pero que tardó menos de un minuto en quitarse la chaqueta entre las sonrisas del público.

En cuclillas o yendo de lado a lado, como si en lugar de en un serio auditorio estuviera en uno más de sus conciertos multitudinarios de Coldplay, Martin se ganó a los espectadores con "L.A. Woman", el clásico de The Doors que culminó su viaje desde los tugurios de rock del Sunset Strip hasta el templo de la música clásica de Los Ángeles.

Martin contó en este tema con la enorme ayuda de John Densmore, el batería de la mítica banda liderada por Jim Morrison (1943-1971) y que vestía una chaqueta con dos alas bordadas de un ángel que son un icono más de las calles de Los Ángeles.

Fuera de programa y como regalo final, Dudamel, que no paró de bromear con Martin, se quitó también la chaqueta y por poco le presta su batuta al de Coldplay antes de que la orquesta y todos los invitados ofrecieran su versión de la inolvidable canción de The Beach Boys, y todo un himno californiano, "Good Vibrations".

Asimismo, el artista Refik Anadol desveló "WDCH Dreams", una espectacular instalación audiovisual que aprovecha los paneles exteriores de acero del Walt Disney Concert Hall, la seña de identidad del arquitecto Frank Gehry, para mostrar el pasado, presente y futuro de la Filarmónica de Los Ángeles.

Esta temporada tan especial para la orquesta continuará de fiesta con Celebrate LA, un macroevento en el que la música tomará las calles de Los Ángeles y que culminará con un recital de la Filarmónica en el Hollywood Bowl, su legendaria sede al aire libre para los meses de verano.

Los Ángeles, 29 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El Museo de Arte de la Universidad de Colombia, en Bogotá, recibe los trabajos que en torno a los Ríos han realizado los artistas colombianos Carolina Caycedo, Clemencia Echeverri y Endémica Studios (Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda); el brasileño Cildo Meireles, y el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë.

El Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, recibe los trabajos que en torno a los Ríos han realizado los artistas colombianos Carolina Caycedo, Clemencia Echeverri y Endémica Studios (Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda); el brasileño Cildo Meireles, y el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë.

Pero lo que se verá en la muestra Conjuro de ríos no es una visión geográfica o netamente naturalista de esas corrientes de agua de constante fluir y a cuyas riberas han surgido comunidades, civilizaciones.

Se trata de la cuarta propuesta expositiva del proyecto Selva Cosmopolítica, liderado por la gestora cultural e investigadora colombiana María Belén Sáez de Ibarra, quien de entrada plantea las dimensiones dadas por los artistas al río: “Las aguas y los ríos son seres poderosos con una gran influencia en la formación y organización de la vida. Las culturas más antiguas han logrado perseverar en mirarlos en varias dimensiones de la existencia: como entidad sagrada el río piensa, se expresa y conjura a través de su materialidad que es el sustento de nuestra cultura humana y la de muchos otros seres y entidades. Reconectarnos en la conciencia con esta visión del agua es el objetivo primordial de esta exposición”.

Con la curaduría de la editora y escritora brasileña Kiki Mazzucchelli, María Belén Sáez de Ibarra, Directora de la Dirección de Patrimonio Cultural de Colombia y Luis Romero, artista y curador venezolano, fundador de la Galería ABRA, del Centro de Arte Los Galpones, fueron convocados por la artista Carolina Caycedo para dar forma y sentido a la exposición.

En este sentido, los creadores que participan en Conjuro de Ríos fueron seleccionados “por tener un trabajo relacionado con temas, visiones, nociones y preocupaciones en torno al río, su contexto y sus problemáticas”, dice Romero desde Bogotá.

Así, el venezolano Sheroanawë Hakihiiwë acude a la muestra con las series Kamie ya uriji pi jami Parawa ujame theperekui uriji terimi thepe komi kua (Donde yo vivo en mi selva y en el río Orinoco también viven todos estos animales), compendio integrado por setenta y dos dibujos realizados con pintura acrílica sobre papel de bagazo de caña de la fauna que habita en la cuenca del Alto Orinoco; e Hii nomawe hipa (Árboles muertos), un conjunto de pinturas donde se muestran troncos de árboles cubiertos por puntos de color que representan hongos.

Sobre su propuesta, dice Romero: “El trabajo de Sheroanawë está muy vinculado a su contexto, su cultura y su pueblo. Proviniendo del Alto Orinoco donde la selva amazónica es el lugar donde vive, su trabajo está inspirado y relacionado con todo lo que le rodea: animales, plantas, el río, la lluvia, el cielo, la sequía, la cosmogonía del pueblo yanomami, sus símbolos y tradiciones”.

Carolina Caycedo, por su parte, presenta las obras Plomo y brea (2018), de la serie Cosmotarryas, compuesta por atarrayas artesanales, plomo, brea, hierro, poleas, fibras naturales tejidas a mano por pescadores del Yuma (río Magdalena) en el Huila, y del cañón del Bredunco (río Cauca) en Antioquia, y Patrón mono (2018), de la serie Retratos del agua, una videoinstalación que retrata el deterioro del cañón del bajo Cauca, ubicado en el departamento de Antioquia.

Del carioca Cildo Meireles se verá en Conjuro de ríos la obra invitada Río oír, concebida en 1976 y producida entre 2009 y 2011, una pieza que toma la forma de un disco de vinilo que reproduce, por un lado, los sonidos de aguas naturales y residuales y, por el otro, grabaciones de risas humanas.

Otra obra invitada a la muestra es Río por asalto (2018), videoinstalación con sonido multicanal en la que la artista colombiana Clemencia Echeverri representa la rebeldía de las fuerzas naturales, en este caso de los ríos.

Finalmente, Carlos Rincón Campo “Kalú” y Laura Gómez Unda, de Endémica Studios, prepararon un recorrido artístico desde el nacimiento del río Yuma (Magdalena) hasta el quiebre de su curso, causado por la construcción de las represas, cortando toda forma de vida y sustento.

En términos generales, el curador venezolano Luis Romero concluye: “Lo que une a estos artistas no está en la formalidad de las obras, pues en la exposición convergen videos, trabajos de audio, esculturas, instalaciones y dibujos. Cada artista, desde su realidad y desde posiciones distintas, plantea la problemática del agua, del ambiente, de los cambios sociales que se dan con la explotación del río y sus recursos”.

Conjuro de Ríos estará abierta hasta junio de 2019, en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá.

Bogotá, D.C., 29 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)
Trabajos de ocho países fueron seleccionados entre los 12 finalistas de las cuatro categorías del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, que serán entregados en octubre próximo, informaron hoy los organizadores.

Trabajos de ocho países fueron seleccionados entre los 12 finalistas de las cuatro categorías del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, que serán entregados en octubre próximo, informaron hoy los organizadores.

“Estas historias fueron seleccionadas por 51 jurados en tres rondas de juzgamiento de entre las 1.714 postulaciones que recibió el Premio Gabo en su sexta edición”, indicó la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en un comunicado.

En la categoría de texto, los elegidos son La revolución de las ovejas, publicado en El Faro (El Salvador); Son presos políticos, nosotros también, de La Vida de Nos (Venezuela) y Un niño manchado de petróleo, de Revista 5W (España).

Los organizadores indicaron que en la categoría imagen fueron nominados El Naya: la ruta oculta de la cocaína, de ¡Pacifista! (Colombia); Memoria, verdad y justicia para las pibas, publicado en la Revista Anfibia (Argentina) y Un albergue en Ciudad de México para mujeres que fueron trabajadoras sexuales, de The New York Times (Estados Unidos).

En la modalidad de cobertura aspiran al premio De migrantes a refugiados: el nuevo drama centroamericano, hecho por Univisión y El Faro (Estados Unidos-El Salvador); Estafa Maestra, publicado en Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (México) y Venezuela a la fuga, que salió en las páginas del diario El Tiempo y en Efecto Cocuyo (Colombia-Venezuela).

Finalmente, en innovación los seleccionados son 28 días: 28 historias para acabar con los tabúes sobre la regla, de Verne-El País (España); Los desterrados del Chaco, publicado en El Surtidor (Paraguay) y Balas Perdidas, de la Agencia AFP (Brasil).

Los cuatro ganadores se darán a conocer en la ceremonia de premiación que se realizará el próximo 4 de octubre en el Jardín Botánico de Medellín, durante el Festival Gabo. Cada finalista recibirá seis millones de pesos colombianos (casi 2.000 dólares) y un diploma por su participación. 

Por su parte, los ganadores recibirán 33 millones de pesos colombianos (unos 11.000 dólares), un diploma y un ejemplar de la obra Gabriel, del artista colombiano Antonio Caro.

Medellín, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)
Del 24 al 29 de septiembre de este año Cali vivirá el 'XVI Festival IPC Danza con Colombia', con el cual el Instituto Popular de Cultura busca posicionar a la capital del Valle como un referente de desarrollo social y cultural. El evento tendrá la participación de países como Bolivia, Chile, El Salvador, Ecuador y Panamá.

Del 24 al 29 de septiembre de este año Cali vivirá el 'XVI Festival IPC Danza con Colombia', con el cual el Instituto Popular de Cultura busca posicionar a la capital del Valle como un referente de desarrollo social y cultural. El evento tendrá la participación de países como Bolivia, Chile, El Salvador, Ecuador y Panamá.

Cabe recordar que el Instituto Popular de Cultura, IPC, hace parte del Consejo Internacional de Organizaciones de Festivales de Folklore y de las Artes Tradicionales (CIOFF)

Para este festival habrá dos noches de gala: Una se realizará en la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero el 27 de septiembre, a partir de las 6:00 de la tarde y la clausura será en el Bulevar del Río Cali, a partir de las 5:00 de la tarde.

También habrá desfiles  en la Universidad del Valle, Universidad Santiago de Cali, Escuela Nacional del Deporte y Colegio de Santa Librada.

"Este festival demuestra una vez más por qué IPC sigue estando más vivo que nunca, dejando en quienes nos conocen, nacionales e internacionales, una vez más, esa impronta Ipeciana que nace del corazón", afirmó María del Pilar Meza Díaz, Directora General del Festival y del Instituto Popular de Cultura.

Cali, 22 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Cultura.

Write comment (0 Comments)