Con Inteligencia Artificial culminan Décima Sinfonía de Beethoven

Cuando murió, en 1827, Ludwig van Beethoven sólo había escrito unas cuantas notas de la que iba a ser su décima sinfonía. Un equipo de musicólogos e informáticos la están completando con ayuda de la Inteligencia Artificial.
Foto: C. Knijff/Broker/C.

Cuando murió, en 1827, Ludwig van Beethoven sólo había escrito unas cuantas notas de la que iba a ser su décima sinfonía. Un equipo de musicólogos e informáticos quieren completarla, con ayuda de la Inteligencia Artificial.

El resultado final se presentará el 28 de abril de 2020 en Bonn, Alemania, y debería ser uno de los aspectos más destacados de las festividades del 250 aniversario del nacimiento del compositor.

Beethoven había comenzado a trabajar en esta sinfonía en paralelo a la famosa Novena y al Himno de la Alegría, hoy himno de la Unión Europea, pero el compositor abandonó la Décima Sinfonía y al morir, a los 57 años, solo había escrito unas pocas notas, unos diagramas y algunos bocetos.

Dos siglos y medio después, un Programa de Inteligencia Artificial analizó, primero, todas las obras del compositor y luego, gracias a sus algoritmos de tratamiento de voz, comenzó a proponer opciones para ampliar la partitura. El proyecto fue iniciado por Deutsche Telekom, con sede en Bonn, la ciudad natal del compositor.

Los primeros ensayos, realizados hace unos meses, fueron considerados demasiado mecánicos y repetitivos, pero los últimos intentos son más convincentes: "El desarrollo (en comparación con las pruebas anteriores) es impresionante, incluso si la computadora todavía tiene mucho que aprender", señaló Christine Siegert, Directora del Departamento de Archivos e Investigación de la Casa Beethoven en Bonn.

Según esta especialista en Beethoven, la obra del compositor no quedará "distorsionada" porque las creaciones previas no forman parte del proyecto "y los fragmentos originales de la Décima sinfonía son solamente pistas de trabajo limitadas".

Bonn, 15 de enero de 2020

Por Felicia Saturno Hartt. Ecos Cultura.

Comments powered by CComment