Región

La salud en Colombia requiere gerentes

Por William Acero Arango. El Gerente del hospital de Caucasia en Antioquia, Orlando Rodríguez Álvarez, es consciente  de la crisis que hay en el sistema de salud en Colombia, pero no lo ata para demostrar que un centro de salud como el que tiene a su mando, logre los mejores resultados, toda vez que los tres mil pacientes que reciben las atenciones del cuerpo médico y administrativo, permiten demostrar que si se puede obtener el máximo de gestión para humanizar la salud en Colombia.

Por eso en ECOS logramos que el gerente nos contara cuál es el secreto del éxito en su gestión al frente de la gerencia de dicho hospital que representa un beneficio no sólo para los habitantes de Caucasia sino para cientos de pacientes del bajo cauca antioqueño y otros departamentos.

ECOS: ¿Cuál ha sido el éxito de su gestión al frente del hospital? Cómo fue, el desarrollo porque de algún modo el 80, 90 por ciento de todos los hospitales dan pérdida al Estado. Cómo saca usted adelante el tema de los recursos del hospital?

OR: Quien llegue a dirigir una institución  debe tener un conocimiento profundo del sistema general de seguridad social en salud. Conocer muy bien cómo funciona nuestro sistema y partiendo de eso, tienes que empezar a analizar la situación actual de la institución, su entorno con los demás actores del sistema, es decir, tener un conocimiento no  solamente previo del sistema como tal, sino conocer muy bien las singularidades de la institución que vas a dirigir.

ECOS: Cuántos pacientes estaban atendiendo cuando usted llegó, cuántos atienden hoy y cómo siguió adelante el proceso de la atención con los distintos ciudadanos en el municipio de Caucasia?

OR: Cuando nosotros iniciamos nuestro período administrativo encontramos una institución que tenía una rentabilidad un poco deteriorada, la parte financiera daba pérdidas, en el marco operacional la rentabilidad operacional igual, había un índice negativo en cuanto a la rentabilidad operacional y hoy hay un superávit y una rentabilidad operacional y neta muy positiva.

ECOS: Hablemos de cifras, cuando llegó al hospital se le debía a los proveedores y hoy está al día con esas deudas?

OR: Es un binomio y tú en una institución, como lo es un hospital público y sobre todo con estas características, tienes que tener muy claro que debes salvaguardar la misión de la institución que es la prestación del servicio de salud. Garantizar un adecuado servicio, una prestación suficiente para la comunidad que tienes que atender pero paralelamente hacer un balance financiero que permita sostener los costos y los gastos que necesita la institución para un buen funcionamiento que sea directamente proporcional a la prestación del servicio.

ECOS: ¿Ahí priman dos cosas no sé si estoy equivocado cuántos son los que aportan y cuántos son los que tienen que atender  por el tema del sisben?.

OR: La realidad de nuestra institución es que nuestra principal población es el régimen subsidiado. El régimen subsidiado significa para nosotros un 85 por ciento de la población a atender. Hay una población que es la población pobre no asegurada que es lo que se conoce como Sisben que es aproximadamente el 8 o 9 por ciento de nuestro entorno y es lo que nosotros atendemos, el resto de población que le prestamos el servicio, es del régimen contributivo y especial.

ECOS: ¿Nosotros los que aportamos de algún modo subsidiamos a los que atiende el establecimiento, es más o menos lo que le entiendo?

OR: Ese es el sentido del régimen contributivo que hace un aporte para subsanar su atención en servicios  y también hacen un aporte solidario para subsidiar la atención de la población que no tiene la suficiencia para poderse costear sus servicios de salud. Hay un equilibrio que debes sostener, la prestación del servicio y el estado saludable  financiero de la institución que permita cargar un soportar el buen funcionamiento de la institución.

ECOS: Cuánto es el presupuesto y cómo se refleja el gato del mismo en la prestación de los servicios?

OR: Cuando nosotros llegamos a la institución encontramos un presupuesto cercano a los  14 mil millones de pesos y hoy para el 2016 estamos alrededor de los 70 mil millones. En presupuesto iniciamos una facturación, cuando recibimos la institución de 1000 – 1050 millones de pesos mensual, es lo que representa una institución de la envergadura como lo es el hospital, entonces nosotros encontramos una institución con esa facturación y hoy estamos facturando por encima de los 3000 millones de pesos.

ECOS: Cuántos empleados  recibió y cuántos tiene hoy?

OR: La empresa desde que iniciamos empezó en un crecimiento tanto en lo financiero como en el ofrecimiento en la oferta de servicios de salud y eso significa que la empresa en pleno crecimiento tiene que aumentar su portafolio. Aumentar sus finanzas y por lo tanto su recurso humano. Nosotros iniciamos con 285 compañeros de trabajo y hoy estamos alrededor de 450 que hacemos parte de la gran familia que es la ESE Hospital Cesar Uribe Piedrahita.

ECOS: Un tema que me parece sumamente importante es por qué no adopta el Estado Colombiano la misma postura o posición que hizo usted en el 2012 porque es que hoy vemos que la ineficiencia de los hospitales en el país es casi total.

OR: No hay una fórmula mágica para eso. Primero: se tiene que tener un gerente preparado que tenga conocimiento, que sepa del entorno, que conozca el mercado, que sepa de prestación de servicio de salud, que sepa del sistema general de seguridad social en salud; segundo: tiene que ser una persona que comprenda en qué mercado está inmersa la institución y que obviamente esté decidida a hacer una administración transparente, ética y de frente al cumplimiento de la normatividad. Hay un tema bien importante que yo  lo rescataría, un  modelo que establece un profesor muy importante que tuve en la maestría que desarrollé: para tener un buen comportamiento en este sistema tan complejo debe haber la tendencia de ser un homus reticularis es el nuevo hombre que tiene una gran capacidad de relacionarse, es decir tiene que ser una persona que tenga una gran capacidad de articular los diferentes actores del sistema y que tenga una gran capacidad de relacionar y de acoplar todo para poder lograr el objetivo institucional.

ECOS: Ustedes atienden a cualquier paciente que llegue al hospital, eso  me di cuenta en el pasado que hice alguna encuesta. Está pasando lo mismo si la persona no tiene Sisben o no tiene documento. Cómo es el mecanismo porque lo que si me di cuenta es que atienden a cualquier paciente.

OR: Si claro. La ley estipula que nosotros debemos atender cualquier institución en el país tiene que atender a los pacientes con urgencias vitales menores de 5 años, mujeres embarazadas y mayores de edad, cualquier institución en el país debe atenderlo tenga cualquier tipo de aseguramiento o no tenga ningún tipo de aseguramiento, siempre va a haber un pagado, ahora, nosotros tenemos que propender a la atención de los pacientes con los que tengamos un convenio contractual es decir que tengamos contratación.

ECOS: La mayoría de los hospitales de algún modo se han quebrado porque las EPS les deben demasiados recursos y no les pagan porque el Estado no les paga. ¿Cómo ha sido el mecanismo suyo para que de algún modo no pase lo mismo con el hospital?.

OR: Hay algo que quiero compartir, hay un gran  pensador y  una persona muy activa y ejecutiva que es Alejandro Ruela, es un hombre que ha formulado una teoría que es la orquestación estratégica y que es básicamente mirar el entorno de los diferentes actores y tratar de buscar el mecanismo para que cada uno de los estos que están involucrados en tu funcionamiento, tengan una forma de salir ganando. Como cuando usted pone la pirinola y sale todos ganan, hacia eso es que hay que propender. En el momento en que todos los actores presentan algún tipo de beneficio, es decir que  los usuarios se sienten bien atendidos, las aseguradoras sienten que no les estas vulnerando, que estas atendiendo adecuadamente su población, los proveedores a los que les compras y que los manejes con unos buenos tiempos de pagos y que ellos no se asfixien. Que los empleados sientan que la remuneración está siendo acorde y en el tiempo y la solidez financiera de la institución dé un buen resultado, vas a tener éxito en la empresa que tu dirijas.

ECOS: Dos cosas importantes que me parecen a mí muchos sectores de algún modo han tenido en cuenta todo lo que usted señala anteriormente pero si el Estado no les paga cómo hacen para suplir todas esas necesidades?

OR: Lo que pasa es que también hay un tema que te decía Homus reticularis   que es que el gerente que esté en una institución tiene que tener la habilidad de agotar todos los mecanismos jurídicos y relacionales para poder llegar hacia el cobro de las carteras adeudadas a la institución, digamos que yo en ese sentido he sabido sortear ese tipo de situación.

ECOS: ¿El estado le debe?

OR: Por su puesto. Fosyga debe facturación, el régimen subsidiado debe, el ente municipal y departamento deben, pero es un tema que en el entorno de hoy tienes que saber manejar. En este momento la ESE Hospital Cesar Uribe Piedrahita tiene una cartera de más de 20 mil millones de pesos pero nosotros estamos debiendo alrededor de 1000 – 1200 millones de pesos. Es decir nosotros tenemos un capital de trabajo muy importante pero es el esfuerzo que se ha hecho a través de toda una administración de cuatro años donde hemos venido desarrollando financieramente y a través de una buena rentabilidad la institución, de tal manera que hemos podido tener un colchón en el tiempo que nos permite, a pesar de tener una cartera elevada, poder amortiguar las situaciones adversas que presenta el sistema hoy en día.

ECOS: Hay muchos críticos como en todos los sectores vimos un twiter reciente del Concejal Bernardo Alejandro Guerra, donde hace unas críticas   a la situación del hospital, el deja entre ver que es más grave lo que está pasando en el hospital  Cesar Uribe Piedrahita que lo que pasó en la María. ¿Qué decirle al concejal, cuál sería el mecanismo a seguir porque deja un mal sabor en lo que dijo en el twiter?

OR: Soy muy respetuoso de las opiniones de todas las personas, yo de lo único que puedo hablar es de los resultados que hemos tenido al interior y hemos exteriorizado a la ESE hospital Cesar Uribe Piedrahita. Somos una ESE que arrancó con un presupuesto de 14 mil vamos en más de 70 mil, tenemos un crecimiento en recurso humano, ampliado nuestro portafolio de servicios, aumentado en un 50 por ciento nuestra capacidad de atender usuarios.

ECOS¿Y la calidad del servicios?

OR: Hemos tenido algo muy presente que es el compromiso con la prestación del servicio de calidad, tan así es que fue una política que instauramos desde un comienzo de esta administración, política de calidad con un excelente equipo de trabajo. Hoy estamos certificados ISO 9000 NTGP y que es una certificación que da el ICONTEC. Solamente cuatro hospitales públicos en el departamento tenemos esta certificación de todos los servicios y solamente 19 hospitales públicos en el país tenemos esta certificación. Nosotros estamos muy comprometidos con la institución, estamos muy comprometidos con desarrollarlos adecuadamente. Tenemos un gran proyecto que es la nueva sede de la ESE, en este momento somos un hospital de primer y segundo nivel. Vamos a ser una sede con el apoyo del departamento de Antioquia y del gobierno nacional, del ministerio de salud, el Ministro de Salud nos hizo un aporte muy importante y el Dr. Luis Pérez Gutiérrez  nuestro Gobernador está haciendo un aporte muy importante para que esta obra sea una realidad. Aspiramos que a mediados del 2017 tengamos esta nueva sede terminada.

ECOS: ¿Con eso se va ampliar la capacidad de servicios?

OR: Esa nueva sede nos va a permitir ampliar el portafolio y mejorar la capacidad resolutiva, es decir esos paciente que tenían que venirse a la ciudad de Medellín ya no van a tener que venir a Medellín ya los vamos a poder atender y vamos a disminuir la mortalidad en toda la región. Es que Caucasia  es el polo de desarrollo no solamente del bajo Cauca sino de otras subregiones como el sur de Bolívar, sur de Sucre,  sur de Córdoba, parte del norte de Antioquia, una afluencia de aproximadamente de 800 mil habitantes, usuarios potenciales que van a recibir nuestros servicios. Vamos a consolidarnos como un tercer nivel de atención y a esta sede actual la convertiremos en un primer nivel con orientación materna infantil. A eso le estamos apostando, tenemos la fe puesta  en que vamos a consolidar ese proceso.

ECOS: Dr una cosa es la opinión, uno tiene que tener de algún modo carácter y perdóname la franqueza pero una cosa es el que usted opine y otra cosa es lo que twiteo el Concejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra, además un hombre que ha hecho unos debates sumamente importantes no solo a nivel del Concejo de la ciudad de Medellín sino también en el Congreso de la República, pero si deja un mal sabor el que twitee esto porque de algún modo es el nombre del hospital y es el nombre suyo. ¿Usted tiene los distintos sectores que han vigilado todas las actuaciones suyas al interior del hospital?

OR: Nosotros en todo este proceso hemos sido muy transparentes, hemos tratado de hacer la labor que nos toca  hacer, estamos abiertos a cualquier tipo de pesquisa, pregunta y cuestionamiento con respecto a nuestra actividad como institución. Creo que hemos dado un muy buen ejemplo de cómo una institución en medio de tal situación se puede sacar adelante. Yo te contaba que una de las cosas importantes para poder timonear  una institución con esta complejidad es tener la preparación, tener el conocimiento del entorno, tener un excelente equipo de trabajo y conocer muy bien cuáles son tus líneas de trabajo y por ningún motivo apartarse de esas líneas, así tenga cualquier tipo de presión.

ECOS: ¿Sí lo dejan trabajar, hacer bien la tarea?

OR: Hay que reconocer algo y es una verdad que la tenemos que decir: en nuestro medio nosotros los gerentes de hospitales, de clínicas, de todo el sistema general de seguridad nos vemos expuestos a muchas presiones, presiones de la comunidad, del entorno, de la competencia y también algunas presiones políticas, entonces cuando llegan presiones políticas ya sea por algún afán democrático o por algún afán de desviar algún tipo de interés si nosotros nos desviamos sucumbiendo estas presiones, nosotros perdemos el horizonte, pero cuando nosotros mantenemos una línea de trabajo y somos fieles a esa línea, a la línea institucional, independientemente de las presiones, los comentarios, cualquier otra situación que se aleje de lo que es la institución va a afectar lo que es el buen desarrollo de tu institución. Mira el hospital de Caucasia fue galardonado por la Asamblea Departamental con la orden al mérito Jorge Robledo por el buen desempeño y esa sostenibilidad sin riesgo financiero durante toda esta administración, nos certificamos, hemos tenido muchos reconocimientos, la población así lo dice. Entonces en el momento que alguna persona quiera dar algún tipo de opinión o algún sin sabor de que pasa algo dudoso nosotros estamos abiertos porque estamos sujetos a todos los entes de control y somos respetuosos del control.

ECOS: Cuántos pacientes podrían estar atendiendo en el 2017 cuando culmine la nueva sede del hospital?

OR: Nosotros en este momento estamos atendiendo aproximadamente unos 9000 a 10.000 pacientes mensuales. Cuando tengamos la nueva sede podemos estar duplicando esta atención porque es que vamos a pasar de tener un primer nivel y segundo nivel que es lo que tenemos hoy a tener primer, segundo y  tercer nivel. Adicionalmente vamos a tener dos sedes de prestación, vamos a duplicar nuestra capacidad instalada y vamos a brindar un nuevo portafolio de servicio que no lo teníamos que es el tercer nivel de atención.

40 años para que llegue el pavimento a Jesús María

Por Luis Fernando García Forero.- El Municipio de Jesús María, al sur de Santander, fue fundado en 1887 y es uno de los más históricos de la Provincia de Vélez, toda vez que originó en sus pobladores una disgregación, dando origen a otras localidades como Bolívar, Sucre, Albania, Florián y la Belleza, anclados en las montañas santandereanas.

Posee una población que se caracteriza por su empuje en el campo agropecuario, pero el olvido estatal, la dejó por muchos años en el ostracismo. Hoy en día le empezó a cambiar la cara, porque, según el Alcalde Yimer Alexander Carrillo Carantón, con la paz por fin están llegando las obras, que abren el camino de la reconciliación nacional.

ECOS habló con el Alcalde Carrillo y esto nos contó sobre varios aspectos, en especial, el optimismo por la paz, la inversión social y la obras de infraestructura, que le dan esperanza a los habitantes de ese recóndito municipio santandereano.

ECOS: Diez meses en su administración, ¿qué balance presenta a sus electores y habitantes de Jesús María?

YC: Muy bien, pues la verdad, los primeros seis meses son para hacer nuestra carta de navegación y proyectar las diferentes obras y los programas sociales, que requiere nuestra población para el cuatrienio.

ECOS: Vemos que se han mejorado las vías, ¿están trabajando sobre ese aspecto, que ha sido una necesidad sentida en esta región?

YC: La pavimentación está llegando a Jesús María. Es un buen apoyo del Gobernador, ya que, por más de 40 años, estábamos luchando por conseguir esa pavimentación, de Puente Nacional a Jesús María y que beneficia también a Florián, La Belleza, Albania y Sucre, donde se benefician Corregimientos como La Granja, Pradera, Sabana. Son 2 kilómetros que nacen desde el Municipio de Jesús María hacia La Belleza. Esto también beneficia a Sucre y cuatro kilómetros, desde Jesús María hacia La Venta, que es un corregimiento de Florián.

ECOS: Se ve el desarrollo, de una u otra forma, beneficia al campesino con el tema de sus productos…

YC: Una obra que la verdad nos satisface a todos. Por el tema de las malas vías todo se ve afectado. Ahora estamos optimistas y esperando que se concluyan para que de verdad llegue el progreso, porque nuestros campesinos ya podrán sacar y vender sus productos con más facilidad a las cabeceras municipales.

ECOS: ¿El mejoramiento de vías trae tranquilidad, paz a estas localidades,  a esta región que ha sufrido y sigue sufriendo por la falta de infraestructura vial?

YC: Claro que sí. Es la mejor forma de poderle llegar a nuestras comunidades. Ojalá el tema de la paz se dé, todos lo anhelamos, posiblemente cuando empiece el postconflicto se vean más inversiones directamente en las diferentes veredas. Por ahora, lo que se está haciendo es el proyecto de Bocadillo Uno y Dos,  que busca unir estas cabeceras a través de este corredor vial, eso es de gran ayuda, de gran importancia para nuestros campesinos. Con estas obras de infraestructura también se invierte en la paz.

ECOS: Un municipio agropecuario y ganadero, ¿cómo está en este campo de la economía?

YC: Muy bien. Contamos con unas asociaciones de guayaberos, moreros, entre otros, cultivadores. Los ganaderos están asociados, madres y padres líderes que tienen una asociación de gallinas, todo esto empuja para que puedan sacar sus productos y sean más competitivos con el centro del país. Esto también mejora la actividad agropecuaria en otros municipios como Florían, La Belleza  y Sucre con sus corregimientos: La Granja, Sabana, Pradera.

ECOS: ¿Ha sufrido en carne propia este municipio la violencia?

YC: No. Jesús María no ha sido un municipio que el conflicto armado lo haya afectado, como si pudo haber sucedido en Albania o en Sucre directamente. En Jesús María no se sufrió directamente, no hubo ataques al casco urbano.

ECOS: ¿Pero de todas maneras este municipio vio el paso de mucho desplazamiento de los habitantes de otras localidades por la violencia guerrillera. ¿Siente que la gente está regresando?

YC: Sí señor. La verdad hay un grado de hermandad con los otros municipios, pero lo más importante es que ya tenemos conocimiento y lo estamos palpando, la gente que fue desplazada está regresando. Con estas nuevas obras se ha visto el retorno y la inversión de nuestros hijos, que nuevamente se están acercando y eso es una forma de mostrar que efectivamente la paz está llegando. Hay tranquilidad en la región, así lo siente la comunidad en genera al poder decir que ya no se cuenta con grupos al margen de la ley.

ECOS: ¿Qué le preocupa a usted en su administración?

YC: La falta de recursos. Somos un municipio de sexta categoría y, es muy difícil, poder cumplir o satisfacer las diferentes necesidades que tiene la comunidad. Siempre buscamos apoyo del gobierno central y departamental, para cumplir las metas, tanto en infraestructura como en programas sociales. Necesitamos gran apoyo en la parte agropecuaria, con asistencia técnica e incentivos, que tengamos  esa economía mixta, no solo el pan coger diario, sino de verdad una economía, que nuestros municipios se caractericen por un producto, que haya comercialización para poder ser competitivos.

ECOS: ¿Qué está aportando la administración municipal a los adolescentes y a los jóvenes de Jesús María?

YC: Estamos empeñados a impulsar en los jóvenes e inclusive con adultos mayores, la recreación y el deporte. Charlas pedagógicas constantes para que no caigan los adolescentes y la juventud en la drogadicción. Estamos viendo cómo impulsamos más estas capacitaciones con personas que cayeron en este flagelo y que pueden aportar para que se den cuenta que ese no es el camino.

ECOS: ¿Desde su óptica como alcalde cómo ve las políticas en materia de descentralización administrativa, respecto a los entes territoriales?

YC: Se siente que están llegando obras de la nación directamente. La verdad se siente la colaboración de los congresistas,  ya sea de un grupo político o del otro, en el caso nuestro, la ayuda del senador Jaime Durán, ha sido fundamental. Ellos están visitando las localidades y conocen las necesidades. Es un trabajo que los alcaldes agradecemos, porque ellos hacen el esfuerzo para gestionar y que lleguen los recursos a los municipios.

ECOS: ¿Y de  parte de la administración departamental?

YC: Si nos han colaborado, han estado pendiente de las diferentes provincias y así no lo han hecho sentir. El Gobernador Didier Tavera le ha dado un gran apoyo a nuestro municipio, sobre todo en el tema de las vías, aunque aún falta.

ECOS: A nivel de proyectos o gestión en materia social, ¿qué balance presenta?

YC: Con la estampilla del adulto mayor, estamos apoyando nuestros Centros Vida: programas que vienen acompañados en temas de salud oral, brindándole esa atención a nuestros ancianos y jóvenes igualmente, que carecen de recursos para acudir a un odontólogo. Lo mismo con los niños y las madres líderes. Estamos impulsando las huertas caseras.

ECOS: ¿En materia de salud, como está la prestación de los servicios de salud?

YC: Es difícil, la verdad que en este tema dependemos del Municipio de Puente Nacional. Sabemos que la salud en Colombia es un problema, en este municipio se siente mucho más, no contamos con odontóloga, ni enfermera jefe, nos las quitaron. Estamos buscando ese apoyo a nivel nacional y departamental, necesitamos ser más autónomos, con más recursos y poder brindar una buena atención a nuestros habitantes en materia de salud. Es un derecho fundamental, pero la salud en Jesús María se está viendo bastante afectada.

ECOS: ¡Qué le puede decir a los lectores de ECOS sobre Jesús María, principalmente en el sector turístico?

YC: Jesús María es la cuna Nacional del Torbellino y anualmente hacemos esa festividad con el concurso del Torbellino Versiado como un impulso no solamente al desarrollo de nuestro turismo sino del folclor colombiano. Por eso invito al Gobierno Central y al Departamental para que nos den más apoyo en estos eventos, que fortalecen al municipio y al folclor. Desde el punto de vista del turismo ecológico, están las caminatas a la Cascada de los Micos. También en el mes de junio, celebramos nuestras ferias que están acompañadas con una muestra de gastronomía muy representativa, con un aperitivo que nos hace sentir orgullosos: el Sabajón, los invitamos a que vengan a disfrutarlo.

ECOS: Si, llega el olor de la guayaba, ¿en verdad se está cultivando?

YC: Sí, hubo un tiempo que se vio afectada la producción de guayaba, porque se  estaba haciendo en forma silvestre. Hoy en día se está tecnificando. Le entregamos  4 mil árboles que le dimos a la asociación de guayaberos y, poco a poco, está cogiendo fuerza la Provincia de Vélez. Todavía nos falta, pero si se le está trabajando, no podemos quedarnos atrás y menos con la producción de esa fruta.

ECOS: En el tema rural, si está apoyando al campo, ¿le llegan recursos para mejorar la vida de los campesinos de Jesús María?

YC: Estamos haciendo gestiones ante el Ministerio de Agricultura para que llegue beneficio a nuestros campesinos. Contamos con muy pocos recursos para poder establecer una verdadera y justa política agropecuaria. Todavía no hemos sentido ese gran apoyo, pero tengo la esperanza que las gestiones que hagamos ante el Ministerio sean en beneficio de los campesinos de Jesús María.

ECOS: ¿Se siente la paz en Jesús María?

YC: Totalmente. Decía que la paz no es solamente dejar las armas, sino una paz política y familiar. Las confrontaciones electorales dejan rivalidades fuertes, ya eso pasó, en nuestro municipio se está trabajando mucho empujando el barco de la paz, porque la paz trae desarrollo, de ahí nuestro emblema: en Jesús María nos une el progreso.

Gobernadores del Caribe en asamblea permanente

Redacción Ecos. Foto: Reuters.- El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, dio a conocer este sábado su decisión y la de los demás Gobernadores de los Departamentos del Caribe Colombiano, de declararse en asamblea permanente hasta el próximo martes.

Su intención es buscar una solución al inminente corte de energía que podría haber en la Costa Caribe, desde el próximo miércoles y que afectaría a más de 2,5 millones de personas.

Al Electricaribe haber incumplido este viernes con una de las obligaciones que tenía con el Operador del Sistema de Interconexión Nacional (XM), filial de la estatal ISA, el racionamiento sería una realidad.

Así lo aseguró el gobernador Turbay, quien también dijo que esto significa que “Electricaribe no tendría suficiente energía para distribuir y a partir del día miércoles tendríamos la inminente posibilidad de sufrir cortes”.

 Turbay calificó como una “etapa negra y difícil” la causada por los problemas que ha tenido Electricaribe con la prestación de servicios. También aseguró que los gobernadores ya le han solicitado al Ministerio de Minas y Energía y a la Superintendencia de Servicios Públicos que atiendan la situación y les den una solución que evite que haya racionamientos de hasta tres horas al día.

El pasado 28 de octubre, el Superintendente de Servicios Públicos, José Miguel Mendoza, aseguró que “es evidente que no podemos tolerar un racionamiento de energía en la Costa Caribe”.

Mendoza también anunció en esa ocasión varias medidas de contingencia en el caso de que se presente el racionamiento: crear un grupo especializado en la Superservicios de Barranquilla, reforzar la presencia de la entidad en los siete departamentos donde funciona Electricaribe, lanzar una línea de teléfono exclusiva para esta situación y habilitar el buzón de correo para las inquietudes sobre el tema.

Volvió el tren a Barrancabermeja

Redacción Ecos. Foto: Periódico El Frente.- 20 años tuvo que pasar para que en Barrancabermeja se volviera a escuchar el silbato representativo de aquel tren de carga, que recorrió por años el puerto petrolero.

Este sistema de transporte busca activar las vías ferroviarias nacionales en el 2017, permitiendo así la movilización de 3,048 toneladas de carga y el fomento de empleos. Este viernes, el tren de prueba terminó su recorrido en su destino final: La Dorada, Caldas.

En medio de nostalgia y alegría, ciudadanos arribaron a la estación para volver a ver el tren de 18 vagones en su paso por el puerto petrolero, pues horas después continuaría su recorrido.

Para Álvaro Ríos, un espectador,  fue un hecho sin precedentes en esta ciudad caracterizada por el comercio generado por el tren “con mucha alegría y gozo porque esto significa que Barrancabermeja podría volver a surgir. De esto recuerdo que era el transporte de los más pobres, ahí se llevaba yuca, el trasteo y el tren y la empresa movían la economía de la región, vendían demasiados pasajes, habían muchas personas que incluso se iban colgando cuando no encontraban pasajes disponibles”.

Por su parte, Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, señaló que la prueba férrea ha resultado positiva por el buen estado de la línea y las reparaciones que se han hecho “Venimos trabajando en recuperar el corredor entre La Dorada y Santa Marta para que vuelvan a circular los trenes. Esto se está siendo para demostrar que sí se puede llevar carga desde la costa hasta Caldas, es una prueba que nos arrojará como resultado cuál es el estado de la vía por la que por años transitó el tren”.

Ahora solo se espera que el tren recupere esa importancia que tuvo hace 20 años y que el sonido del silbato se escuche en todo el puerto petrolero de Barrancabermeja.

"Regiones, Oportunidades y Paz"

Redacción Ecos. Foto: MinTrabajo.-  Desde la perspectiva de empleo y empleabilidad, con base en la revisión de experiencias internacionales de Uganda, Sierra Leona, Bosnia-Herzegovina, México y Perú, para identificar acciones para el desarrollo territorial, se realizó en Santa Marta, este viernes, el Encuentro "Regiones, Oportunidades y Paz", organizado por el Ministerio del Trabajo, con la participación del Banco Mundial.

El propósito esencial fue extraer lecciones claves en la formulación de una hoja de ruta de las oportunidades de trabajo en un contexto de paz, para tener en cuenta en la implementación de un acuerdo de paz como el que se avecina en Colombia.

Con los expositores invitados de Uganda, Sierra Leona, Bosnia-Herzegovina, México y Perú, se hizo un recorrido de los abordajes de esta importante dinámica sociopolítica para ilustrar la implementación de este aspecto en el país.

El caso de Uganda

El modelo de Uganda, expuesto por el especialista senior de protección social y empleo del Banco Mundial, Suleiman Namara, refiere que allí se creó el Fondo de Acción Social del norte de Uganda, financiado por BM para intervenir la situación socioeconómica presentada, donde el programa de oportunidades de los jóvenes es uno de los componentes.

Dicho proyecto que apoya a grupos entre 15 y 30 personas, consiste en subsidiar la formación para el trabajo, donde se facilita la matrícula para la formación, los materiales y herramientas para iniciar. Está dirigido a jóvenes desempleados y subempleados, desplazados, exsecuestrados, excombatientes, desertores escolares y guerreros desarmados en alto riesgo.

La cobertura del programa fue de 1 millón frente a la meta de 1 millón 300 mil en tres años y está basado en el modelo Community Driven Development, CDD, desarrollo impulsado por la comunidad.

El caso de Sierra Leona

La experiencia del programa de empleo juvenil en Sierra Leona, también socializada por Suleiman Namara de BM, está basado en gestión comunitaria, empleo, infraestructura intensiva en mano de obra y formación para el trabajo. Revela el gran potencial para el posconflicto a través de la generación de ingresos y emprendimientos, así como de capacidades laborales que trascienden la duración del programa.

Igualmente, revela las posibilidades que ofrece la formación para el trabajo para promover la productividad laboral y el capital social a través de los modelos de gestión de abajo hacia arriba y las tecnologías intensivas en mano de obra.

El Caso de Bosnia y Herzegovina

En su intervención la especialista Senior de Protección Social y Empleo de BM, Maniza B. Naqvi, se refirió a lo que la experiencia en Bosnia les dejó como conocimiento y enumeró los aspectos que consideró "enseñanzas" sobre los resultados de los programas de empleo: "lo primero que hay que hacer es perdonar, y lo otro es ganar la confianza de los ciudadanos, y los implicados directos en la guerra, y esto se logra planteando proyectos realizables y que se pongan en marcha de forma rápida y efectiva".

Otra de las conclusiones fue que "los apoyos y acuerdos que se proyecten para terminar con el conflicto, se liguen a un tiempo determinado y no se extiendan, pues se hacen inmanejables e insostenibles para los gobiernos, ya que las víctimas o grupos implicados en ellos tienden a volverse grupos de lobby político".

Aconsejó que se debe contar con el 100% de los recursos de financiación, porque de lo contrario, si no se pueden implementar, se baja el nivel de confianza en el proceso y  los procesos de paz deben ser acuerdos simples, sin muchos pormenores ni promesas que no se puedan cumplir rápidamente, pues eso alimenta el descontento en los pueblos y se pierde credibilidad".

El caso de México

El ex Director General de Atención de Grupos Prioritarios, Programa de Empleo temporal, de la Secretaria de Desarrollo Social, Sedesol, de México, Ramiro Ornelas Mattos, ilustró sobre la atención a emergencias con programas de empleo temporal. Presentó una diferencia entre la atención de urgencias y la de crisis, en lo concerniente a la temporalidad y complejidad de la intervención.

El primer caso, corresponde a sucesos inesperados por lo cual la intervención debe ser inmediata ya que el problema requiere la presencia de policía y fuerzas armadas, controlando desastres de magnitudes y consecuencias tremendas. En el segundo, cuando corresponde a una crisis que puede ser por la incubación de un problema de largos antecedentes, y finalmente se produce un colapso del mercado laboral, se requiere de una intervención con una atención un poco más espaciada y de al menos seis meses.

El caso de Perú

El ex Viceministro de Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura y Riego de Perú, Cesar Sotomayor Calderón, anotó que es importante que las comunidades asuman la responsabilidad de la gestión de las iniciativas a implementar, lo que permite fortalecerlas y empoderarlas en la toma de decisiones sobre el desarrollo local.

Expresó Sotomayor que las intervenciones integrales en activos, tanto sociales como humanos, permiten contar con una versión más holística de la calidad de vida rural, necesaria para la superación de la pobreza.

De otra parte, expuso que no hay que subestimar los efectos de los programas de generación de ingresos y seguridad alimentaria a nivel rural en la recomposición del tejido social y en la autonomía de las comunidades.

DPS entrega lanchas a pescadores de Guapi

Prensa DPS.- Un total de 15 lanchas y 5 equipos de artes de pesca, fueron entregados a pescadores de Guapi por parte de Prosperidad Social, a través del programa IRACA, beneficiando a 250 hogares que viven de la pesca, la agricultura y el turismo, en esa región del sur del país.

La entrega hizo parte de la jornada "100 días, 500 hechos de Prosperidad", proyecto maratónico, liderado por la directora de Prosperidad Social, Tatyana Orozco de la Cruz, que busca fortalecer y difundir las acciones para la superación de la pobreza y la inclusión social a lo largo y ancho del país.

 Los pescadores de Guapi comercializan el pescado en la cabecera municipal y los excedentes son usados para el consumo en el hogar. Con las lanchas y las artes de pesca que recibieron hoy se espera que su capacidad de captura de peces aumente en un 35%, ayudando así a mejorar sus condiciones de vida.

“Una de las intenciones de esta jornada de 100 días es escuchar de primera mano las historias de superación de pobreza de los colombianos. Hoy en Guapi y ayer en Toribío me alegró escuchar que gracias a los proyectos de Prosperidad Social están saliendo adelante. Por ejemplo en Toribío cultivan trucha, café y además han incrementado la producción de lácteos de 50 litros a 350 litros diarios. Esto es gratificante y nos anima a seguir adelante”, manifestó Tatyana Orozco de la Cruz.

 Por su parte, la Directora de Prosperidad Social puso en marcha los proyectos productivos que se desarrollarán en 39 comunidades de cinco consejos comunitarios (Alto Guapi, Guapi Abajo, Río Guajui, Río Napi, Río San Francisco). Esta población se dedica principalmente a la pesca artesanal, agricultura, cría de animales y algunas actividades de turismo.

 Por otra parte, en El Tambo, los 578 estudiantes la Institución Educativa Politécnico Francisco de Paula Santander cuentan hoy con una cancha de concreto y cubierta metálica, con la cual se podrá integrar la comunidad educativa a través del deporte.

Gracias a Prosperidad Social, la vereda La Chorrera del municipio de Timbío tienen ya un espacio mejorado para la práctica deportiva con placa y porterías multifuncionales, estructura metálica con cubierta y luminarias.  En este polideportivo se podrán realizar actividades deportivas, culturales y comunitarias.

 En Popayán se llevó a cabo la preinscripción del programa “Mi Negocio” que cuenta con 800 cupos dirigidos a la creación o el fortalecimiento de emprendimientos. Así mismo, más de 400 jóvenes estuvieron en la clausura de los talleres de habilidades para la vida del programa Jóvenes en Acción.

Cerrando la jornada en Cauca, en los municipios de Guachené y Sucre se entregaron vías urbanas que mejoran las condiciones de movilidad de sus habitantes.

En Nariño

Más de 300 personas, residentes del proyecto de vivienda gratuita Ovejería en Ipiales, se beneficiaron de la feria de servicios que allí se desarrolló, en la que participaron Prosperidad Social, ICBF, SENA, Secretaría de Desarrollo Social y Secretaría de Salud, entre otras. Estas entidades ofrecieron a la comunidad programas que contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida de hogares pertenecientes a la estrategia Red Unidos.

En la primera fase de esta ruta de 100 días, Prosperidad Social ha llegado a 150 municipios de 20 departamentos con 247 hechos tan importantes como la entrega de obras de infraestructura social, sorteos para el mejoramiento de vivienda, inscripciones al programa de Mi Negocio, mercados campesinos, ferias agroalimentarias, talleres de habilidades para la vida enfocados en jóvenes, entre otras actividades.

Cabe resaltar que durante el Gobierno Santos, 4,6 millones de colombianos han superado la pobreza y que continúan las acciones en favor de los más vulnerables.

Santos no solo se merece el Nobel, sino un monumento: Bonilla

Por William Acero Arango.- El Gobernador del Departamento del Huila, Carlos Julio Bonilla, recorre todo el departamento, supervisando las elecciones, y haciéndole un llamado a todos sus paisanos para que salgan masivamente a votar en todo el territorio del departamento. Dijo: "Los ciudadanos de bien estamos llamados por este mandato que nos da la constitución y la ley, es un deber salir todos a participar de esta fiesta de la democracia, los colombianos estamos viviendo un día histórico con este plebiscito y el deber es salir  a participar es de todos".

El Alcalde del Municipio de Pitalito, Miguel Antonio Rico Rincón, quien recorre parte del departamento del Huila, con el gobernador  le hizo un llamado a todos los Alcaldes del país para que este domingo acompañen la votación del Sí en todo el territorio nacional.

En una manifestación de empleados del sector privado en este municipio el burgomaestre les pidió a los más de mil cien alcaldes que saquen todas las energías de sus administraciones sin afectar, los recursos de la administración para que los ciudadanos le apuesten a La Paz.

El Alcalde que viene trabajando por el Sí desde hace algún tiempo dijo; "esta paz no es de ningún partido o movimiento político, esta paz no es de Pedro o de Juan, esta paz es de todos nosotros los colombianos, que no queremos que nos sigan matando soldados, policías, civiles, niños, mujeres, guerrilleros y a nadie, queremos es  construir más país".

No sé qué piensan algunos de ustedes, dirigiéndole la palabra a empresarios de la construcción y ha obreros, pero yo si prefiero ver a la Guerrilla de las FARC haciendo política, trabajando, para que los elijan, trabajando por las victimas que han dejado en este país a lo largo de todo el territorio nacional.

No quería hablar de personas, pero tengo o tenemos que hacerle un reconocimiento al gobierno nacional a todos los sectores del alto gobierno, pero en especial, al señor Presidente de los colombianos Juan Manuel Santos Calderón, hoy todos nosotros tendríamos que colocarnos de pie y rendirle un homenaje grande al señor presidente. Que no le han dicho? como no lo han tratado,? por haber iniciado estos diálogos con las FARC,  llevan dando palo mas de 5 años y el sigue firme y no cualquier persona es la que le ha colocado palos en la rueda, miren los personajes que le han dado palo, pero él es un roble sufra y sufra, y sufra, y aguante y sufra, pero sigue firme y hoy estamos viendo los frutos, estos hombres de las FARC no seguirán en las armas, se desmovilizaran y entregaran sus armas para hacer política, que es lo que tenemos que hacer todos, poder participar..

Como no vamos a creer que es mejor hoy pensar y mirar que las FARC hagan lo que hicieron el M-19, la corriente de renovación y otros grupos al margen de la ley, claro que es mejor, que se mantengan es otro cuento, ellos son los responsables de su propia suerte, como le paso en su época al M-19.

Todos los gobiernos de los últimos 50 años, lo único que han hecho es quedar en deuda con el campesinado, en buena hora se hizo este acuerdo y lo aplaudo, ese banco de tierras debe ser una realidad para miles de campesinos que están reclamando sus tierras, y lo principal, son las tierras para que este país pueda salir adelante.

Lo que no entiendo, es porque le tienen algunos sectores tanto temor el tema de las tierras, son los terratenientes los que tienen miles de hectáreas, hace algunos días me encontré con un paisano, y le pregunte, !para donde va?, el me contesto para el Vichada, y le pregunte nuevamente, usted que hace en el Vichada? pues allí tengo 12 hectáreas de tierra y tengo pasto y granadito, que bueno le dije, si señor alcalde, pero tengo es como temor, porque? que va pasar con ese tema de las tierras, será que después de este tema de las elecciones y con los acuerdo de las FARC y el gobierno nos expropian, le dije; "que yo me acuerde en este país solo le han quitado las propiedades y las tierras a los narcotraficantes y a los bandidos, a la gente buena no".

Aquí tenemos es que atraer a cada uno de nuestros ciudadanos a que sembremos, a que volvamos al campo, para que tengamos comida, que fue uno de los fuertes de Colombia, ya los campos se están quedando solos, los hijos de nosotros y los de los campesinos, terminan el bachillerato y quieren llegar a las ciudades para que les den empleo en las alcaldías o gobernaciones, el campo se nos está quedando solo, afirmó.

Aquí en Pitalito, lo que queremos es ver a las FARC ayudando hacer las leyes, en las alcaldías, en las asambleas, en los concejos, eso es lo que queremos, que en vez de balas, bombas, secuestros y de tantos males, hachen discursos, en el congreso y en las demás instituciones de elección popular si se ganan las curules, que compitan de igual a igual con cada uno de nosotros que llevamos haciendo  política desde hace muchos años.

Yo fui víctima de las FARC, tenía todo para ser diputado del Departamento del Huila y no me dejaron, me sacaron corriendo de mi tierra, e sufrido cualquier cantidad de persecuciones por parte de ellos, y hoy creo que lo mejor es que salgan a competir haber quien los elige.

Miren la tranquilidad que estamos viviendo en estos últimos 10 meses es una gloria de Dios primeramente y del señor Presidente de los colombianos Juan Manuel Santos Calderón, eso no lo puede desconocer nadie, el mundo entero está aplaudiendo lo que estamos haciendo en Colombia, y por eso le tenemos que ayudar al presidente.

Hace 10 meses no matan a ningún soldado, policía, guerrillero o guerrillera no secuestran, no tenemos cilindros bomba estallando y matando civiles niños y niñas, hace 10 meses tenemos algo de paz, por eso les digo que hay que votar por el Sí, porque eso es lo que nos tiene en esta paz de más de 10 meses.

Si gana el Sí, como creo que va ganar, no solo le tendríamos que reconocer esto, primeramente a Dios, si no al Presidente Juan Manuel Santos Calderón, que lo ilumino Dios. Y no solo se merece el premio nobel de La Paz, tendríamos que hacerle un monumento en la Plaza de Bolívar.

“La paz la construimos todos con las instituciones, para garantizar derechos ciudadanos”: González

Redacción y Fotos: ECOS.- Al dar inicio a la implementación de nuevas iniciativas para prevenir violaciones a los derechos humanos y desactivar los conflictos sociales, no sólo en las Zonas o puntos Veredales  Transitorios de Normalización, sino en el territorio nacional, la Directora de los  Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Ivonne González, fue contundente en señalar desde el municipio de La Paz, en el Cesar, que “la paz la estamos construyendo todos con el apoyo de las instituciones públicas para cumplir y garantizar los derechos de los ciudadanos”.

Desde ese municipio,  que coincide con el nombre del objetivo de todos los colombianos: La Paz, la Directora de Derechos Humanos del Miniterior, Ivonne Gonzalez, fue clara en afirmar que  con el  empoderamiento a los líderes y lideresas en D. H, “construiremos de la mano alternativas de solución dirigidas a contrarrestar las situaciones que puedan generar violencia, así como mecanismos de respuesta ágil y oportuna para que ante la presencia de una situación de riesgo, que comprometa los derechos de una persona, grupo o comunidad, se pueda responder de forma efectiva desde las entidades competentes del estado”.

Para lograr esos objetivos y estar atentos, principalmente desde el punto de vista preventivo,  González  destacó la participación de los líderes en materia de Derechos Humanos en los asuntos que le corresponden: generar y abrir espacios  de participación social, dialogo  interinstitucional constructivo donde se analice, atienda y resuelvan las situaciones, problemas sociales comunitarios “y se debatan alternativas de solución, a partir del consenso, construyendo así   nuevas realidades”.

Agregó que a través del dialogo, sana discusión  y respeto por el otro, se logra alcanzar la convivencia ciudadana, que como en La Paz, por ser zona de frontera y donde se desarrollan diferentes dinámicas de violencia, “le estamos diciendo no más”.

Resaltó la Directora de Derechos Humanos, Ivonne González, que “desde La Paz, queremos enviar el primer mensaje a todas las instituciones y a las comunidades del país, sellar un compromiso con ustedes como los testigos de la paz, que el Ministerio del Interior, en cabeza del Ministro  Juan Fernando Cristo, trabajaremos en todas las regiones del país, por la defensa y aplicación de  derechos humanos, como un  aspecto fundamental para la construcción de la paz territorial con y de la mano de todos ustedes”.

Fue enfática en señalar que para lograr esos objetivos, las entidades estatales acompañarán a las comunidades y sus líderes, generando  mecanismos de autoprotección y auto seguridad, a través  de canales de comunicación efectivos  con las instituciones locales, departamentales y nacionales.

“Como lo compuso en su momento el rey vallenato Miguel López, la paz nos lleve al fin por otro camino, y que ese camino sea el de la paz, esta paz en donde estamos”, señaló Ivonne González desde el municipio vallenato de La Paz.    

En Sucre ya estamos viviendo el posconflicto: Javier Rojas

Por Luis Fernando García Forero. Foto: Ecos Media.- En la Provincia de Vélez, en el Departamento de Santander, se encuentra el Municipio de Sucre, una región que vivió intensamente los rigores del conflicto armado.

La historia cuenta que la población fue atacada por la guerrilla en cinco ocasiones, situación que dejó huellas: huérfanos y  desplazamiento.

Ecos Políticos visitó esa localidad en las bravas tierras de Santander y logró establecer que Sucre vive en paz. Se adelantó al Posconflicto, según lo dice al Alcalde Javier Rojas Quitian.   

ECOS: ¿Nueve meses de administración, qué balance tiene sobre su gestión?

JR: Hemos desarrollado nuestro plan de gobierno que ofrecimos desde la campaña. Partimos de una premisa: desarrollo con sentido humano. Esto incluye generar desarrollo en la región y calidad de vida de los habitantes del municipio, a nivel urbano y rural. Implementamos el valor de la amistad, humanismo  y el urbanismo que debe impulsar una alcaldía hacia la comunidad. 

ECOS: ¿Cuáles son las necesidades más primordiales de los habitantes del municipio?

JR: Necesitamos conseguir recursos frescos y adicionales para lograr superar las necesidades en materia de infraestructura, en vías y ofrecer un mejor servicio en las áreas de  salud, educación, en desarrollo agropecuario, pero desafortunadamente los recursos no nos alcanzan.

ECOS: ¿Tocando puertas a nivel departamental y nacional para lograr recursos?

JR: Le dije en campaña a la población que no sería un alcalde de escritorio. Debo confesar que no me aguanto en este escritorio más de tres días acá, creo que pierdo el tiempo. La parte técnica y el desarrollo administrativo avanza con los secretarios de despacho, mis colaboradores en la administración son unos profesionales muy idóneos y eficientes. No me puedo quedar esperando que me lleguen recursos, debo ir a gestionarlos a nivel departamental y nacional.

ECOS: ¿Tiene acercamiento con las comunidades?

JR: Sí claro. Tengo claro que la labor del alcalde es estar buscando los recursos para brindarle soluciones a la gente. El alcalde es un ciudadano y funcionario más del municipio y, por ende, debe procurar darle soluciones a las necesidades de la gente.

ECOS: ¿Cómo cree usted que lo ven los habitantes de este municipio?

JR: Más que un alcalde, un amigo, un campesino común y corriente que tuvo la oportunidad, con mucho sacrificio, de prepararse y lograr ser el alcalde de los sucreños. Con toda la fuerza y el interés de tener iniciativas y el deseo de sacar adelante al municipio, pese a las dificultades que tienen los entes territoriales en el país. Me ven como un alcalde que está trabajando con las Juntas de Acción Comunal, arreglando vías, impulsando el desarrollo rural y dando herramientas a la población para que se les mejore su calidad de vida.

ECOS: El tema de la paz se ha tomado la agenda del país, Sucre es un municipio que sintió el impacto de la violencia. ¿Cómo se ha sentido el tema de los Acuerdos de La Habana, qué repercusión ha tenido?

JR: Sucre a través de la historia ha tenido que vivir el conflicto y poner muchas víctimas. Actualmente conozco varias personas que fueron mutiladas por minas antipersonas, quedaron muchas huérfanos porque la guerra les arrebató sus seres queridos. Sucre por las mismas condiciones geográficas y la riqueza de sus tierras fue un municipio donde se sembró mucha coca, tuvimos ese flagelo, pero gracias al acompañamiento que el Estado nos ha brindado, esa situación se ha ido superando. Debo decir que Sucre está en el posconflicto hace  ya un par de años.

ECOS: ¿Por qué lo dice en forma tan contundente?

JR: Afortunadamente hace años que no vemos presencia de grupos armados, dejaron el territorio. La siembra de cultivos ilícitos, me atrevo a decir, está casi erradicada en un 95%, pues si hay algunos cultivos, deben estar muy ocultos y por la geografía del municipio hay algunos lugares muy difíciles de llegar.

ECOS: ¿Por qué Sucre ya vive el postconflicto?

JR: A Sucre lo ayudó mucho el Programa Familias Guardabosques. Se cambiaron los cultivos de coca por mora, cacao, lulo.  

ECOS: ¿Ante ese panorama cómo ve las expectativas frente al proceso de paz?

JR: Las expectativas son muy grandes. Como alcalde y ciudadano nos merecemos la oportunidad de vivir en paz. Nuestros hijos merecen la oportunidad de no ver más en las noticias que están masacrando soldados, que secuestran. Ya es hora de cambiar. Nuestra generación es insensible frente a la violencia, en parte perdimos la sensibilidad, escuchamos una masacre y no le ponemos atención a semejantes atrocidades. Nuestros hijos se merecen la oportunidad de vivir en paz.

ECOS: A pesar de la violencia  que vivió la región, no quedó incluido en los municipios del Postconflicto?

JR: Una lástima. A pesar de esto esperamos que los recursos que ya no van a ir a la guerra a nivel nacional, lleguen para apoyar el campo. No queremos que nos regalen sino que nos den la oportunidad de tener una buena carretera, una buena vía, porque no la tenemos, por eso no podemos sacar nuestros productos.

ECOS: A pesar de esas dificultades están regresando los desplazados que tuvieron que abandonar esta región precisamente porque se erradicó la violencia en esta zona?

JR: La tranquilidad ha hecho que muchas familias regresen, sobre todo a los corregimientos. También se debe a la economía y tecnificación que ha tenido nuestro campo. Nuestros corregimientos, La Granja, La Pradera, Sabana Grande, que fueron zonas violentas, ahora son una despensa impresionante de mora. Eso ha generado empleo y mejorado las condiciones de vida de la población.

ECOS: ¿Se ha reactivado el campo? 

JR: En eso estamos, a pesar de la ausencia del Gobierno Central. Por ejemplo, es muy difícil conseguir un jornalero, porque casi todos los campesinos se han vuelto empresarios. Entonces vemos el campo como una empresa, nuestra empresa es nuestro negocio. En Sucre el campo ya no es sinónimo de pobreza, que es quizá un común denominador en Colombia. Y en eso nos ha ayudado el agua porque es la zona con mayor riqueza hídrica del departamento, pero sentimos la ausencia y ayuda del estado para mejorar aún más nuestras condiciones de vida.

ECOS: Qué otros aspectos quiere incentivar desde el punto de vista agropecuario?

JR: Hemos tenido el apoyo del Sena Regional, eso nos ha ayudado mucho. Quiero implementar cultivos nuevos como el durazno, la fresa. Quiero invertirle mucho al campo. Ya hemos visto el resultado de lo que está pasando con la mora, no solo la cantidad que sale de esta región, sino la calidad y que se la pelean en los abastos.

ECOS: Lamentable lo de las vías…

JR: Es el dolor de cabeza del municipio de Sucre y sus corregimientos. El mismo Gobernador Didier Tavera lo reconoce. Le pregunté  por qué es pecado invertir un peso de pavimento en Sucre, ojalá nos colabore, porque nos puede perjudicar la ola invernal que estamos viviendo. No voy a descansar hasta no ver aunque sea cinco kilómetros de nuestras vías pavimentadas. La verdad es que en ese sentido si hemos sido muy olvidados, no hay derecho y es una molestia que la hemos transmitido en todos los niveles, principalmente en el orden departamental. Aunque ya con la vía pavimentada hasta Jesús María es la bendición más grande que nos ha podido pasar.

ECOS: ¿La paz implica tener buenas vías?

JR: La clave y el desarrollo de una región es tener muy buenas vías, desde ahí nos van a empezar a llegar los demás servicios que necesitamos. En Sucre lo que intentemos cultivar se nos da, pero lo que nos frena el desarrollo y sacar los productos son las vías.

ECOS: ¿Una región con un potencial geográfico que enmarca paisajes especiales para el turismo?

JR: Tenemos todas las condiciones geográficas  para un turismo natural. Visitar los ríos, las cuevas, las montañas inmersas de agua, que no tiene nada que envidiarle a Europa u otras zonas turísticas de Colombia. El turismo es una meta que está plasmado en nuestro Plan de Desarrollo y por eso lo estamos promoviendo con ciclo paseos entre corregimientos. Pero insisto, el problema son nuestras vías de acceso.

ECOS: Qué piensa hacer para que los jóvenes no emigren, se queden e incentiven el campo y el desarrollo del municipio?

JR: Es una preocupación que tenemos. Uno no se va a quedar pobre ni ignorante por quedarse en el campo. Estamos ofreciendo con ayuda del Sena posibilidades de formación a los jóvenes sin tener que desplazarse a Bucaramanga o a Bogotá. Soy de los convencidos que a raíz del proceso de paz y del Posconflicto no hay un sector económico que se perfile más en Colombia que el  agropecuario y de eso el Estado es consciente, por eso está empeñado en fomentar estrategias como la de Colombia Siembra que va a ser exitoso. Hoy en día una familia en Sucre con una hectárea vive bien, porque estamos en la era de la tecnificación de los cultivos y eso nos está generando buenos resultados y mejores condiciones de vida. Ya no esperan que el alcalde le dé el baño y la teja sino que el mandatario local tiene la responsabilidad de lograr pavimentar la carretera o arreglar el colegio.

ECOS: El progreso de Sucre depende del desarrollo de sus vías y el de la seguridad rural porque tenemos entendido que los campesinos esperan que al hacer sus siembras sus cosechas no se las van a robar  o que sean extorsionados o vacunados por grupos al margen de la ley. Estamos a pocos días del plebiscito, cómo está preparado el municipio y qué invitación le hace a sus coterráneos para ese importante evento de participación ciudadana y que define el futuro de Colombia?

JR: Ya le decía,  nosotros estamos en el Posconflicto desde hace varios años. No falta el que se lleve una vaca o una gallina, pero eso es como lo normal. La invitación como ciudadano y como alcalde, es que salgan a votar, nos merecemos esa oportunidad. Quizá hay algunas cosas que debemos aguantarnos, el mismo Presidente Juan Manuel Santos lo dice: tenemos que tragarnos muchos sapos. Entendemos que es un proceso de negociación y que uno lo hace es con el enemigo. Es un adelanto muy grande haber logrado sentar al Gobierno y a las Farc a hablar sobre sus diferencias. Eso es difícil. Pero mi voto será afirmativo por los Acuerdos de La Habana.

ECOS: ¿Cree en la paz de Colombia?

JR: La paz no es un documento sino un estado del alma y no puedo estar en paz si estoy peleando con mi esposa, con mi hermano, con mi amigo.  La paz es un estado y nos toca vivirlo a cada uno. Estoy de acuerdo con lo pactado y mi voto será por el sí, por eso invito a los ciudadanos a que salgan a votar porque es un compromiso moral apoyar esta iniciativa del Gobierno que en hora buena llega a Colombia para desarmarnos y de pensar en la necesidad de la reconciliación.