Región

Despedida a Margarita

Bogotá, D.C, 16 de febrero de 2018. Por Luis Fernando García Forero. Foto Islena Quitian Rojas.- La Granja, el bello corregimiento del municipio de Sucre en el departamento de Santander, pierde una madre, una mamita, una ciudadana, una líder y un ejemplo de vida: a Margarita Castillo de Rojas, quien partió definitivamente al abrigo del Altísimo, dejando un legado imborrable, luego de 98 años de amor, entrega, compromiso y solidaridad con sus cercanos y la comunidad.

Desde la Dirección de Ecos elevamos una plegaria por su alma y expresamos nuestro sentimiento de apoyo y solidaridad a toda su familia, vecinos, amigos y a todos aquellos que tuvimos la dicha y la bendición de conocerla y aprender de sus enseñanzas de vida.

Sabemos que su muerte va a significar un vacío profundo en todos aquellos que la queríamos y apreciábamos. Nos faltarán en La Granja, sus palabras y consejos, actitudes firmes y decididas, su presencia como referente familiar y de la comunidad.

Margarita, fuiste durante 98 años el bastión de la familia y de todo aquel que requirió, de alguna manera, de tu solidaridad, tu compañía y tu cooperación.

El lugar de Margarita en su familia y en La Granja, siempre estará. Siempre recordaremos todo lo hacendosa, dadivosa, servicial, emprendedora y crítica, en contra de las injusticias y las irresponsabilidades, que tu eras.

Margarita era una mujer de palabra. Un patrimonio de su familia, de La Granja, de Santander y de toda Colombia. Una heroína anónima de ideas conservadoras, de tradiciones férreas, de fervor católico y de compromisos ineludibles.

El legado humano de Margarita, luego de 98 años de fecunda existencia, vive en sus hijos: Vitelvina, Briceida, Rafael, Marcos, Jorge, Celio, Beatriz, Hermecinda, Melida, Myriam, Hilda, Orlando y Fany, que le dejaron nietos, bisnietos, tataranietos y chornos, que tienen la obligación de mantener su aporte de honestidad, decencia y compromiso por La Granja. Margarita sigue siendo una semilla viviente por sus hijos y por lo que dejó en su misión terrenal.

A pesar de su partida a la eternidad, que nos entristece profundamente, hoy es un día de bendición y alegría. Margarita se reencontrará con su amor eterno, Don Marco  Antonio Rojas, y renovarán en el cielo, frente al Padre todopoderoso, su pacto de amor.

Feliz viaje Margarita. Sabemos que tus bendiciones infinitas nos llegarán a todos y cada uno de los que tenemos, en nuestro corazón, tu recuerdo.   

Hoy no debe ser un día de tristeza, sino de gozo, porque Margarita está al abrigo de Dios, de la Santísima Virgen María, que siempre la abrazó con su manto, sus Ángeles y Arcángeles.

Hoy es un día de reencuentro y fe. Margarita parte y se reencuentra con todas las almas, sus padres, esposo e hijos, que antes habían ido al encuentro del Señor y hoy le dan la bienvenida en el Paraíso de los Justos.

Como lo expresó el líder más fundamental de la historia de la humanidad, Jesucristo: “el que cree en mi vivirá para siempre”.

Margarita vivirá para siempre en nuestros corazones.