Principales

Derechas se están organizando para hacer trizas proceso de paz

Bogotá, D.C, septiembre 29 de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto Partido Liberal.-  Así lo aseveró el senador y copresidente saliente del Partido Liberal, Horacio Serpa, al instalar el Congreso Liberal, máxima autoridad de la colectividad y que recibe como nuevo jefe único al ex presidente César Gaviria Trujillo en pleno inicio del proceso electoral cuando los colombianos eligen a senadores y representantes y al presidente dela República en marzo y mayo del 2018.

“La derecha política y la extrema derecha se están organizando para llegar a la Presidencia y hacer trizas el Acuerdo de paz. Y eso es solo el principio de lo que significaría un gobierno dominado por el neoliberalismo, facilitando la concentración de la riqueza, destruyendo nuestro valioso patrimonio ecológico, acabando con la naturaleza, los bosques, los páramos, los ríos sin diques de ninguna especie, conculcando los derechos a los trabajadores, entregando el campo a los más poderosos para que sean destruidos en el afán del desarrollo sin alma y de la riqueza sin compromiso social.” Aseveró Serpa.

Criticó a quienes están aspirando a la jefatura de Estado a través de firmas, les dijo mentirosos, “sin antecedentes, sin doctrina, sin responsabilidades, bajo el facilista criterio de que en Colombia una firma no se le niega a nadie. Imagínense compañeros que una sola persona, entregando la firma o vendiéndola, puede acompañar más de 20 candidaturas. Estamos frente a un enorme fraude a la opinión pública. Unos Cantinflas organizando la cuestión electoral. Mil disculpas señor Cantinflas por la comparación”.

Serpa bajo el vibrato de su voz le pidió a su colectividad luchar por la reconquista del poder y dijo que el Partido está de pie y con una sólida organización. El siguiente es el discurso del saiente copresidente de la colectividad Horacio Serp:

¡Bienvenidos! Su presencia, su entusiasmo, indican que el Partido Liberal está vivo, está joven,  está vigoroso y muy dispuesto a librar las dos grandes batallas electorales del año entrante. Seremos la más importante mayoría en el Senado y en la Cámara de Representantes, como fuimos los mejores y los más votados en las pasadas elecciones de 2015, y ganaremos con candidatura propia la Presidencia de la República.

He representado una Dirección Nacional digna, activa, diligente, preocupada por el Partido y por el pueblo. Me honró ser uno de sus integrantes. A cada una y uno de sus integrantes doy las gracias por su confianza y por su dedicación. Me alegró mucho trabajar en la Copresidencia con los compañeros Fabio Amín y Alejandro Carlos Chacón. Expreso reconocimiento a la Secretaria General Carolina Gómez, a todas y todos los funcionarios del Partido, a cada una y uno de los miembros de nuestros tribunales, gallardos, lúcidos, respetables servidores de nuestras ideas de avanzada. Recuerdos para nuestro anterior Secretario, doctor Hector Olimpo Espinosa.

Aclaro que esta no es ninguna despedida. Solo se cumplió un ciclo que en lo personal me dio enseñanzas, amistades y coraje para acentuar mis convicciones democráticas y sociales. Regreso a la llanura para gozar más de cerca a Rosita y a nuestros hijos y nietos y seguir sirviendo al país con criterio liberal los próximos 20 años. No me crean ambicioso. Eso fue lo que me dijo mi apreciado médico, y desde chico aprendí que a la gente hay que creerles lo que dicen. Bueno, también aprendí que en materia de votos de pobreza, obediencia  y castidad, solo hay que creer la mitad, de la mitad. Me ha servido bastante en política.

Voceros de otras Colectividades políticas, descalificadores a sueldo, periodistas desinformados, conversos de todas las horas, desleales por oficio, critican al Partido Liberal, tergiversan sus acciones, desconocen la realizaciones rojas y sin desparpajo de ninguna especie se apresuran a suministrarle la extremaunción, con el ánimo de sacarnos del camino y aprovechar nuestra ausencia con el objetivo de ganar espacios que no merecen tener en el agitar de la política. Hoy, como muchas veces en el pasado, nos valemos de la frase de Zorrilla, para decirles, “los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”.

Aquí vamos, liberales, sin pausa, vigorosos, altaneros, dando ejemplo de constancia, con fuerza popular, orientados por los principios de la equidad, democráticos y justos, a encontrarnos con la victoria nacional. Durante nuestra ausencia de 20 años, reconfortados a toda hora por los triunfos locales y regionales, nada se hizo de gran valor en la escala de lo social, ni se mejoró la democracia, ni se alcanzó la igualdad, ni se mejoró la educación, ni la salud pudo salir del atolladero de la ley 100 de 1993; en cambio se aumentó la violencia, se empobrecieron los campos, aumentaron los vejámenes contra los niños, las mujeres siguieron abandonadas, desconocidas y golpeadas, creció la corrupción a límites inimaginables y los pobres, creciendo en el desamparo y en la miseria, se la pasan extrañando en todos los lugares al Partido del pueblo, de las políticas reivindicativas gracias a las cuales mantienen la esperanza del bienestar. Pero aquí de vuelta, decididos a la recuperación del poder.

En los últimos dos años se nos demandó ante la autoridad contenciosa, y el Partido con la cabeza abajo  se vio precisado a funcionar bajo decisiones judiciales, que atendimos pronta y debidamente porque en todo lugar y hora respetamos las disposiciones de la jurisdicción. Un grupo de personas liberales molestas por circunstancias de tipo político quiso hacer revanchismo mal utilizando la justicia para lograr sus aviesos designios políticos. Se nos insultó a cada momento, se hizo mofa de nuestra representatividad, se nos calumnió al máximo y en más de una ocasión hicieron esfuerzos para sacarnos de la Casa Liberal. Estoicos resistimos la feroz arremetida, sin responder las ofensas, solo confiando en que llegaría el momento de las reparaciones. Llegó hace 8 días con una sentencia de la Honorable Corte Constitucional que nos devolvió la calma, la honra y la legitimidad.

La Dirección Liberal Nacional les da el parte de un rotundo triunfo judicial que nos deja como Institución, según lo dije en reciente columna publicada por Ola Política,  “libres de polvo y paja”. No hay rencores ni revanchismo, solo un amplio concepto liberal para pedirles a todas y todos nuestros correligionarios que nos unamos bajo la sombra de nuestra roja bandera liberal.

El Partido está de pie, con una sólida organización. Hoy tenemos Directorios Liberales en la Capital de la República, en 31 Departamentos y en 550 Municipios. En todas partes se siente la presencia de nuestros Congresistas, Diputados, Concejales, Ediles,  Alcaldes, Gobernadores, Ministros. Y con el pueblo somos una gran fuerza, un enorme Partido, en donde al revés de lo que otros hacen, nuestros dirigentes no abandonan la roja insignia en la aventura de conseguir firmas para tratar de identificarse como independientes y cívicos. Mentirosos es que son, sin antecedentes, sin doctrina, sin responsabilidades, bajo el facilista criterio de que en Colombia una firma no se le niega a nadie. Imagínense compañeros que una sola persona, entregando la firma o vendiéndola, puede acompañar más de 20 candidaturas. Estamos frente a un enorme fraude a la opinión pública. Unos Cantinflas organizando la cuestión electoral. Mil disculpas señor Cantinflas por la comparación.

Nosotros los liberales nos quedamos aquí, con la bandera roja, con la bella ele roja como insignia, con la memoria de los grandes, Uribe, digo Uribe Uribe, López, Gaitán, Galán, con el pueblo que amamos y del cual nunca vamos a renegar y con ese himno que nos enorgullece y nos acaba de hacer vibrar.

Nos alegra sobremanera la presencia en nuestra Convención de importantes dirigentes del Partido de la Unidad Nacional. Los saludamos con respeto, con alegría, con camaradería y con un enorme aplauso. Hemos trajinado al lado en la acción política, nos identificamos en muchos criterios, conceptos y ejecutorias, y quien quita, lo digo yo pero lo sentimos bastantes, que próximamente podamos entendernos en estrategias políticas de solidaridad que nos permitan trabajar juntos y ganar juntos para bien de esta querida Nación.

Un saludo a las delegaciones partidistas de diferentes países hermanos. Nos enorgullece su presencia. Tenemos convicciones socialistas y socialdemócratas que nos unen, que nos hacen muy parecidos, que nos impulsan a luchar por una Latinoamérica unida y en bienestar. Gracias queridos amigos por acompañarnos.

Para luchar y ganar, debemos tener a la persona que nos represente en la campaña triunfal. Seis personas se han presentado como aspirantes a la nominación liberal, la doctora Vivián Morales y los doctores Luis Fernando Velasco, Juan Fernando Cristo, Humberto De La Calle Lombana,  Juan Manuel Galán y Edinson Delgado. Con ellos se creó un ambiente de respeto y conversación en busca de un entendimiento, sobre la mejor manera de conseguir que el Partido tenga pronto una nominación para la Presidencia. Son las reglas del juego, que todo el mundo menciona y cada quien desea que reflejen su propio interés. ¡Explicable! Pero imposible de resolver si todos no hacen el esfuerzo de conciliar y de buscar soluciones conjuntas. Hemos cumplido varias jornadas para tratar de buscar alentadores acuerdos, que aún no han llegado.

Muchas veces nos hemos reunido cordialmente. La doctora Vivián Morales se retiró de las conversaciones y hasta hoy al medio día estuvimos conversando en busca de una amplia conformidad. Esperamos que a la reunión de mañana se llegue con un criterio conjunto o que sea esta Convención la que disponga el camino que debemos recorrer, fieles todos, firmes todos, con vocación de victoria.

A los integrantes de este gran equipo se les presentó un borrador de declaración, como se ha hecho otras veces, que debe constituir un compromiso mínimo de los aspirantes con nuestro Partido. Nada raro, nada difícil, solo el resumen de unos principios de nuestro progresista componente ideológico y de aspectos de la vida nacional que son anhelo popular, para que quien gane no vaya a olvidar ni eludir ni postergar, este conjunto de planteamientos que son un resumen de nuestro pensamiento y de nuestros programas. A nadie se le obligó, nadie fue objeto de constreñimiento; la mayoría de los precandidatos hicieron propuestas válidas al respecto y este Congreso, ustedes queridos amigas y amigos, tendrán la oportunidad de conocerlos y de opinar sobre su contenido.

A veces a algunas personas se les olvidan los parámetros esenciales de nuestro ideario. Conseguir el respeto al máximo grado de libertad de todas las personas; procurar el logro de la igualdad y promover acciones en favor de los grupos discriminados; rechazar todo tipo de acción dirigida a discriminar a cualquier persona por su género, su origen social, sus convicciones políticas, su orientación sexual y su raza; promover políticas públicas para garantizar el goce de derechos a todas las personas; promover un modelo de desarrollo económico más equilibrado; garantizar un Estado laico y asumir que las convicciones religiosas individuales no interfieran las decisiones públicas; combatir la corrupción y a impulsar el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Colombia en el Marco de la Cumbre Global anticorrupción de Londres; propugnar por la convivencia pacífica y la construcción  e implementación de una paz estable y duradera; respaldar en las elecciones al candidato que sea escogido en consulta para representar al Partido Liberal en la lucha por la Presidencia.

Ruedan unos comentarios según los cuales el Partido Liberal discrimina a los cristianos. ¡Absurdo! El Partido Liberal respeta las creencias religiosas, luchó para que cesara la discriminación y persecución religiosa, apoyó y apoya la libertad de cultos; respeta profundamente a las Iglesias y denominaciones religiosas y se siente orgulloso de que en sus filas militen católicos, evangélicos, Sacerdotes, Pastores, gnósticos, en fin, un variado mundo de fe en el que el respeto y la libertad a todas las creencias sea el fundamento esencial de la convivencia. Fue en un gobierno liberal que se construyó la Constitución que aprobó la libertad de cultos y la igualdad entre todas las religiones; en un gobierno liberal se aprobó la ley de libertad religiosa; en un Ministerio Liberal se expidieron las primeras personerías especiales a las Iglesias cristianas.

La paz es hoy el eje central de la estabilidad democrática y la mayor esperanza de todas y todos los colombianos. La paz es un objetivo prioritario en el programa liberal. Apoyar el proceso de paz con las Farc es un deber liberal. La guerra es la peor lacra de un pueblo. Los esfuerzos actuales por la paz dirigidos por el Presidente Santos están dando resultados, han disminuido notablemente los crímenes, nuestra apreciada Fuerza Pública no está destinada como antes a morir en la guerra, los recursos económicos del país han empezado a ser más útiles en la lucha contra la pobreza, la ignorancia y las enfermedades, nuestros campos desolados empiezan a teñirse de verde esperanza.

Por el lado que se mire, el proceso de paz y sus buenos resultados están a la vista. Gozamos el cese bilateral del fuego, las Farc ya no son un grupo subversivo armado y violento, las Farc entregaron las armas y se están incorporando a la vida ordinaria de la Nación. Seguiremos avanzando con el Eln. Ningún liberal puede llamarse a engaño: la paz es para los rojos, para nosotros, un objetivo estratégico esencial. Como nos lo dijera hace poco el Santo Padre: “Seamos esclavos de la paz”.

Compañeras y compañeros: así como los liberales tenemos designios buenos para el país y para la gente, así como anhelamos la convivencia, hay otros que están en cosas distintas. La derecha política y la extrema derecha se están organizando para llegar a la Presidencia y hacer trizas el Acuerdo de paz. Y eso es solo el principio de lo que significaría un gobierno dominado por el neoliberalismo, facilitando la concentración de la riqueza, destruyendo nuestro valioso patrimonio ecológico, acabando con la naturaleza, los bosques, los páramos, los ríos sin diques de ninguna especie, conculcando los derechos a los trabajadores, entregando el campo a los más poderosos para que sean destruidos en el afán del desarrollo sin alma y de la riqueza sin compromiso social. 

Todo depende de nosotros. Si queremos que de verdad haya cambios estructurales en este momento tan especial para el País, trabajemos; si amamos la democracia, tenemos que ganar las elecciones. Nos toca volver al poder gubernamental para que Colombia no se hunda en los personalismos, en el capitalismo salvaje, en la persecución de la gente y de los espacios progresistas. Claro que podemos ganar, pero tenemos que luchar. 

La nuestra es una lucha pacífica, con convicciones, con propuestas, con seguridad en las ciudades, con educación de la más alta calidad; con más viviendas para los pobres; con espacios económicos solidarios; con una clase media bien formada y propietaria;  con dignos espacios de todo orden para los necesitados, para los abandonados, para los enfermos.  Acabemos la persecución y la injusticia, acabemos la corrupción, acabemos con la fatídica cultura del acetaminofén. Creemos en Colombia. Vamos a luchar, vamos a ganar. Viva el Partido Liberal.

El camino tortuoso de la JEP

Bogotá, D. C, septiembre 29 de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto: Leonardo Vargas.- La reglamentación de la Jurisdicción Especial de Paz 'atraviesa por un camino lleno de espinas en el Congreso de la República', según se desprende de las críticas que ha recibido y del anuncio de la bancada de Cambio Radical, al igual el Centro Democrático, de no votar la propuesta que está catalogada como la columna vertebral del logro de una verdadera paz en Colombia.

Por esa razón, el ministro del interior Guillermo Rivera, no descansa en buscar las mayorías al interior del Senado y la Cámara de Representantes, para lograr sacar adelante la propuesta gubernamental y que surge de los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

A las críticas se suman las del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martinez, quien ante el seno de las comisiones primeras del Congreso destacó en 15 puntos las fallas que tiene el proyecto, para que sean tenidos en cuenta "ya que si se aprueba como está, el Estado no estaría en condiciones de administrar el posconflicto".

El principal opositor del Gobierno en el tema del proceso de paz, el Centro Democrático, considera que las "JEP es ilegítima, que no es necesario hacer una justicia aparte para investigar y juzgar los delitos cometidos durante el conflicto, sino que deben ser salas dentro de la justicia ordinaria". Proponen borrón y cuenta nueva en todo lo acordado en justicia en La Habana.

"No entiendo, ellos y todos sabíamos que en el acuerdo estaba planteado un mecanismo de justicia transicional para la paz", sostuvo el coordinador ponente en la Cámara de Representantes Hernán Penagos, quien descarta la ilegitimidad que señalan los opositores.

Sostiene el ex presidente de la Cámara, Hernán Penagos, que "el acto legislativo que creó la JEP fue el 01 de 2017 y fue aprobado hace varios meses. De dónde sacan la ilegitimidad. Lo que se está haciendo es simplemente la reglamentación”. 

Lo único cierto es que el Gobierno debe apretar su trabajo ante las bancadas de la Unidad Nacional, incluyendo al Polo Democrático y el Partido Verde, para conseguir las mayorías porque de lo contrario corre peligro que esa iniciativa, principal pieza de la arquitectura jurídica de la paz, se quede en el camino en su trámite en el Congreso.

Arranca Segunda Misión ONU en Colombia

Bogotá, 27 de septiembre de 2017. Por Redacción Ecos. Foto: Misión ONU Colombia.- Este martes comenzó oficialmente la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, cuyo mandato es comprobar el cumplimiento de los acuerdos del Proceso de Paz con las FARC-EP, que incluyen la reincorporación de los excombatientes a la vida civil.

En esta segunda Misión, la ONU actuará de manera exclusiva y no estará integrada a un mecanismo tripartito, como en la fase de dejación de armas.

Por un período inicial de un año, se hará una verificación regional y local, con equipos liderados por 120 observadores internacionales (militares y policiales), que trabajarán estrechamente con la fuerza pública y la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación, conformada por el gobierno colombiano y representantes de las FARC-EP.

Además de la reincorporación de los excombatientes a la vida civil, en lo económico, lo social y lo político, la ONU verificará las garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones y conductas criminales.

La Misión busca también crear confianza en el proceso en el pueblo colombiano y estimular los esfuerzos por cumplir los compromisos adquiridos por las partes.

Los equipos de la ONU estarán desplegados a lo largo de los 26 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, antes conocidos como Zonas Veredales, donde los excombatientes de las FARC llevarán a cabo estos procesos.  La oficina central de la Misión permanecerá en Bogotá.

Derrotar la cultura del todo vale

Bogotá, D.C, septiembre 26 de 2017. Redacción Ecos. Foto El Tiempo.- Así lo afirmó el Alto Comisionado de Paz Rodrigo Rivera, quien aseveró que es imperativo   derrotar la cultura de justificación de toda forma de violencia, para lograr una sociedad capaz de reconciliarse y vivir en paz.

Rivera fue contundente en señalar en el discurso de apertura del encuentro “Capaz para la Paz”, que el fortalecimiento de las capacidades para la construcción de paz en los territorios es la base para la convivencia nacional e indicó que la reconciliación es responsabilidad de todos los colombianos.

Sostuvo que la reconciliación suele restringirse al perdón entre víctima y victimario, como el que hubo este fin de semana en Granada, Antioquia, por parte de las Farc, quienes en el año 2006 y años anteriores fueron responsables de tomas guerrilleras en este municipio. Pero la reconciliación no le pertenece exclusivamente a víctimas y victimarios. Nos concierne a todos los colombianos”, indicó.

Recordó la responsabilidad que tienen todos los actores de la sociedad en la reconciliación nacional.“Adquirir esta capacidad de reconciliarnos y vivir en paz implica un compromiso social de gran envergadura, en donde la contribución de distintos actores y sectores serán vitales e indispensables. Los aportes de las universidades, del sector privado, de las iglesias, de los medios de comunicación, las distintas ramas de poder público. Este esfuerzo colectivo para que sea exitoso tendrá que ser caracterizado por la inclusión”, aseveró.

El Alto Comisionado de Paz hizo un llamado para restablecer la confianza entre los colombianos y hacer de la reconciliación una necesidad primaria para construir la paz. 

“Nuestro país por más de 200 años de historia ha sufrido recurrentes ciclos de violencia que se cerraron con acuerdos de paz pero con procesos de reconciliación inexistentes. La violencia reapareció y nos hemos acostumbrado a concebir la guerra como parte del paisaje. Lo que aspiramos ahora es que aprendamos de las lecciones del pasado y la violencia, que se está cerrando con acuerdos de paz que están funcionando, sea sucedida con una reconciliación eficaz”.

El desafío de la Conferencia Sanitaria Panamericana

Washington, DC, 25 de septiembre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: (OPS/OMS).- El desafío de intercambiar información e ideas sobre la prevención de las enfermedades, la preservación, la promoción y la recuperación de la salud física y mental y el fomento y promoción de la salud, en un continente diverso y golpeado por las crisis económica y política, los desastres naturales y las tareas pendientes para su desarrollo, son el entorno que abraza a la Conferencia Sanitaria Panamericana.

Los huracanes que devastaron islas del Caribe y los terremotos que causaron tantas muertes en México, ocuparon un lugar central en la apertura de la 29ª Conferencia Sanitaria Panamericana de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que reúne hasta el próximo viernes en Washington, DC, a los ministros y altas autoridades de Salud de las Américas.

La Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, habló a los ministros de los países afectados, expresando "sentidas condolencias con ocasión de las muertes y heridos, la devastación y destrucción total, el desplazamiento extenso y el trauma psicológico resultante de los huracanes Harvey, Irma, José y María". También se dirigió al Pueblo de México, al señalar que "extendemos nuestras más profundas condolencias con respecto a la pérdida de vidas y el extenso daño resultante de dos poderosos terremotos que impactaron a su país”.

"Nos comprometemos a trabajar con todos ustedes para asegurar el rápido restablecimiento y el funcionamiento efectivo de sus sistemas de salud. Las pérdidas económicas resultantes de estos desastres, incluyendo sus impactos físicos directos, serán astronómicas. La reconstrucción será larga y difícil para todos los afectados, pero particularmente para los pequeños estados insulares en desarrollo, para los pobres y para las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad", afirmó Etienne al dirigirse a los delegados que asisten a la conferencia.

El nuevo Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo eco de esas preocupaciones en su discurso de apertura a los ministros de salud. "Estos huracanes son un trágico recordatorio de que el clima de nuestro mundo está cambiando, con efectos devastadores en la salud. Es un recordatorio oportuno, si necesitábamos uno, de que debemos tomar medidas tanto para mitigar como para adaptarnos a los efectos del cambio climático en la salud", aseveró.

Tedros dijo que la OMS estaba dedicando esfuerzos especiales en este respecto para apoyar “a los pequeños Estados insulares en desarrollo, que son los menos responsables del cambio climático, pero los más en riesgo".

Thomas Price, Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU., también se refirió a los desastres al señalar: "Tuvimos la oportunidad de ver de primera mano algunas de las devastaciones de las tormentas en Texas y Florida. Es desgarrador y un recordatorio crucial de la importancia de invertir en la preparación y respuesta en salud pública". Price agregó que "debemos estar preparados no sólo para huracanes y terremotos. También debemos estar preparados para amenazas biológicas".

Al recordar la devastación del ébola en África Occidental, dijo que "las enfermedades infecciosas no respetan las fronteras entre los países -como lo aprecian sin duda el pueblo de Liberia, Guinea y Sierra Leona y como todos sabemos bien. Y, como hemos visto en nuestro propio hemisferio con el zika, pueden propagarse rápidamente a través de los viajes internacionales, para poner en peligro la salud, la seguridad y la prosperidad de las personas del mundo entero".

Price también manifestó que "hay una gran disparidad de preparación entre los países que hay que abordar: el costo humano de los brotes de enfermedades puede aumentar tan rápidamente, tan innecesariamente, cuando los países no tienen capacidad para responder". Asimismo, indicó que “la seguridad sanitaria es una prioridad” en su agenda,  que "la OPS tiene un papel importante que desempeñar en la seguridad sanitaria mundial”, y que espera que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de su país “trabaje con la OPS y todos los Estados miembros en estos esfuerzos".

Etienne señaló la necesidad de un fuerte énfasis en las políticas y acciones de salud pública para aumentar la equidad en salud. "Debemos reconocer colectivamente la necesidad de un mayor enfoque en el bienestar humano y en asegurar que el crecimiento económico proporcione progreso para todos. Nuestras decisiones políticas deben ser informadas mediante una evaluación de sus impactos en las poblaciones que viven en condiciones de vulnerabilidad y en las diferentes dimensiones del bienestar, así como sus consecuencias distributivas."

También indicó la necesidad de centrarse más en el cambio climático y su impacto en la salud. "Todos debemos cooperar para reducir los factores que están contribuyendo al cambio climático y para mitigar sus efectos en la salud", dijo, y añadió que se necesitan nuevas políticas y acciones en áreas como el uso de la tierra, códigos de construcción, viviendas resistentes a los huracanes, protección costera y litoral, y la gestión del agua, así como "nuevos enfoques para el desarrollo sostenible".

Los Ministros de Salud de las Américas se reúnen esta semana en la OPS para discutir políticas de salud pública, enfrentar los desafíos de salud y guiar la cooperación técnica de la organización en cada país.

La Conferencia Sanitaria Panamericana es la autoridad suprema de la OPS y se reúne cada cinco años para determinar sus políticas y prioridades y es un foro fundamental para definir prioridades y generar alianzas cooperativas. 

Colombia a la vanguardia de la Cyberseguridad

Bogotá. D, C. 25 de septiembre del 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto: LexLatin.- El Gobierno de Colombia en pos de crear los mecanismos jurídicos para la protección digital, está desarrollando el marco legal requerido para adherir a la Nación al Convenio de Budapest y construir una política mundial común contra la Cyberdelincuencia.

Por eso el Senado de la República adelanta la iniciativa gubernamental en ese sentido, con ponencia de los senadores Jaime Enrique Durán Barrera y José David Name, para minimizar los riesgos ante la exposición de amenazas cybernéticas de impacto global, al tiempo que se desarrollan mecanismos de cooperación en materia de seguridad digital.

En este sentido Colombia se adhiere al Convenio de Budapest que es un acuerdo internacional elaborado por el Consejo de Europa, con la participación de Canadá, Japón y China, y que entró en vigor en el 2004.

La iniciativa se está analizando actualmente en la Comisión Segunda del Senado en primer debate, con el objeto de crear la legislación apta para atender los delitos informáticos y en internet, lograr la armonización de la normatividad interna, mejorar las técnicas de investigación cybercriminal y promover la cooperación entre las diferentes naciones, ya que estos delitos tienen una gran expansión técnica a nivel internacional.

Es interesante señalar el impacto contundente de esta iniciativa legislativa para Colombia y que el Ministerio de Comunicaciones se lo hizo saber a los legisladores que analizan el proyecto en mención.

Con la propuesta se espera un aumento de la cooperación internacional en materia penal para judicializar a los delincuentes cybernéticos, mejorar la asistencia mutua en materia de sistemas y datos, realizar extradiciones de infractores informáticos entre los países firmantes del convenio, adopción de medidas para preservar datos almacenados y generación de una cultura de cyberseguridad que impacte en las leyes nacionales y la calidad de los derechos ciudadanos.

El desafio de este proyecto es importante ad portas del próximo proceso electoral, ya que las datas del CNE deben ser preservadas para evitar los delitos electorales que van contra la soberanía nacional a desfavorecer a los delincuentes que puedan acceder a los datos de esta.

Una legislación en esta materia va a permitir detener a los hackers que pretendan delictivamente penetrar en las bases de datos de las diferentes campañas. 

El patrimonio digital de Colombia hará posible que esta iniciativa pueda lograr su objetivo ya que cuenta con 1075 municipios conectados por fibra óptica, más de 50 millones de conexiones de banda ancha, alrededor de 850 zonas de wi-fi, 10 cables submarinos, más de 6 millones de ciudadanos alfabetizados digitalmente y servicios para habilitar personas discapacitadas en el uso de las TIC.

"Lo que se prometió en Cuba, se cumplió en Colombia": Arnault

Funza, 22 de septiembre de 2017. Por Redacción Ecos. Foto: Misión ONU Colombia.-  "Lo que se prometió en Cuba, se cumplió en Colombia", declaró el Jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, durante el Acto final de inhabilitación de armas entregadas por los excombatientes de las FARC-EP en el municipio de Funza, Cundinamarca.

En el evento estuvo presente el Presidente Juan Manuel Santos, quien recorrió el depósito donde se encuentran los contenedores con más de 7.000 armas entregadas por las FARC-EP y demás armamentos encontradoa en 750 caletas a lo largo del país.

Durante su recorrido, los trabajadores de la Misión enseñaron al mandatario colombiano, funcionarios del Estado y a la prensa nacional e internacional, el proceso de inhabilitación de las armas, que serán fundidas para la realización de tres monumentos a la Paz que se colocarán en la sede de la ONU en Nueva York, en Cuba y en Colombia.

"Queremos ver en la ceremonia de hoy un símbolo del camino recorrido por Colombia en los pocos meses que nos separan de la firma de la paz el 24 de noviembre del año pasado en Cuba. Junto con la transformación de las FARC a un actor político más dentro del escenario democrático colombiano, queremos ver también un testimonio material de las nuevas perspectivas que se ofrecen al país, queremos ver un aliciente a continuar en el sendero de la paz" dijo Arnault.

Por su parte, el Presidente Santos agradeció una vez más a la Misión de la ONU por su apoyo que describió como indispensable para el proceso de desarme.

"Todas estas armas que fueron utilizadas por tanto tiempo para destruir vidas, ahora serán un monumento conmemorando la paz y la vida, es un cambio histórico de 180 grados de una situación a la otra y es nuestra responsabilidad y nuestra obligación seguir trabajando para que esa construcción de la paz nunca se detenga", expresó Santos.

El mandatario colombiano resaltó que durante su visita a la Asamblea General de la ONU en Nueva York recibió mucho apoyo de naciones de todo el mundo y que esto debía servirle al pueblo colombiano como una motivación para continuar el camino hacia la paz.

 

Con la ceremonia se finalizó oficialmente la Primera Misión de la ONU en Colombia. El segundo mandato comenzará el próximo 26 de septiembre y apoyará a las autoridades en el proceso de reincorporación de los excombatientes a la sociedad, garantizando su seguridad.

Cuando se acaba la guerra, las armas se convierten en memoria

Bogotá, D.C, 21 de septiembre de 2017. Por Redacción Ecos. Foto: unmultimedia.org.- Consolidar la memoria es un ejercicio para fortalecer los valores de la sociedad que son golpeados por las diferencias y los conflictos que genera la humanidad en su devenir histórico.

Una estrategia importante para no olvidar y no repetir los conflictos es fortalecer los ideales humanos que deben sostener las democracias y las naciones.

Por ello la ONU consagró cada 21 de septiembre como el día internacional de la paz para elevar un diálogo de reconciliación entre los pueblos y las naciones en pos de una sociedad mundial más pacífica, menos excluyente y más integrada.

Este año 2017 la Campaña de Promoción de esta efemérides se titula «Juntos por la Paz: Respeto, seguridad y dignidad para todos» siguiendo el espíritu de JUNTOS, una iniciativa mundial cuyo objetivo es que las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de una vida mejor disfruten del respeto y la seguridad y vivan dignamente.

JUNTOS se lanzó durante la Cumbre para Refugiados y Migrantes celebrada el 19 de septiembre de 2016 y reúne a todo el sistema de las Naciones Unidas, los 193 Estados Miembros, el sector privado, la sociedad civil, las instituciones académicas y la ciudadanía para apoyar la diversidad, la no discriminación y la aceptación de los refugiados y migrantes.

En palabras del Secretario General, Antonio Guterres: «En tiempos de inseguridad, las comunidades de apariencia diferente se convierten en chivos expiatorios. [...] Debemos resistir frente al cinismo que divide a las comunidades y nos presenta a nuestros vecinos como 'los otros'. La discriminación nos denigra a todos e impide que las personas y las sociedades alcancen su pleno potencial. [...] Juntos, hagamos frente a la intolerancia y defendamos los derechos humanos. Juntos, construyamos puentes. Juntos, convirtamos el miedo en esperanza».

Este año, el Día Internacional de la Paz, se centrará en movilizar a la ciudadanía mundial para que muestre su apoyo a los refugiados y migrantes. Se compartirán sus mensajes, tanto con las comunidades que acogen a estas personas desplazadas, como con aquellos que consideran que amenazan su seguridad física y financiera. En la celebración, se destacará el valor de la solidaridad y se mostrarán los beneficios que los migrantes aportan a las economías y los países, además de abordar las preocupaciones legítimas de las comunidades de acogida. En realidad, se trata de reunir a todos y recordar nuestra humanidad. 

Los niños y jóvenes juegan un papel crucial. Podrían ayudar como voluntarios dando la bienvenida y asistiendo a los refugiados y migrantes que llegan a sus comunidades u ofrecer su amistad a sus compañeros de clase y vecinos recién llegados.

Tratado para Prohibición de Armas Nucleares es realidad

New York, 20 de septiembre de 2017.- Por Felicia Saturno Hartt. Foto: CTBTO.- “Quedan al menos 15.000 armas nucleares en el planeta y no podemos dejar que pongan en peligro nuestro mundo y el futuro de nuestros niños”, declaró el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, durante la ceremonia de firma del Tratado que prohíbe este tipo de armamento a nivel global.

Este martes histórico, en el marco de la Asamblea General, el documento aprobado que integra el Tratado para Prohibición de Armas Nucleares por ese órgano con 122 votos el pasado 7 de julio, fue abierto a la firma de los países que se comprometan a prohibir el desarrollo, las pruebas, producción, adquisición y posesión de arsenal o explosivos nucleares.

Guterres felicitó a todos los Estados que negociaron el acuerdo y elogió su compromiso con la causa del desarme nuclear y con la seguridad del planeta.

“El Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares es el resultado de una creciente preocupación por el riesgo que plantea la existencia de este tipo de armamento y las consecuencias humanitarias y ambientales catastróficas de su uso”, dijo el alto funcionario.

El documento es el primer instrumento jurídicamente vinculante para el desarme nuclear. Su negociación tomó 20 años y entrará en vigor 90 días después que 50 naciones lo ratifiquen.

Numerosos países no participaron de las negociaciones de este tratado, entre ellos los nueve con capacidad nuclear: Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido, Francia, China, Corea del Norte, India, Pakistán e Israel.

“Aún debemos continuar el trabajo duro para eliminar todos los arsenales nucleares, esto requerirá diálogo, alianzas y medidas prácticas”, concluyó el titular de la ONU.