Principales

El papa Francisco llega a blindar la paz de Colombia

Bogotá, D.C, 6 de septiembre de 2017. Por Luis Fernando García Forero. La llegada de su santidad Francisco a Colombia hacia las 4 y 30 PM de este miércoles, no sólo concentrará la atención de más de 40 millones de colombianos, sino de millones y millones del mundo, donde el slogan de la visita papal: “Demos el Primer Paso”, se convierte en el mensaje más auténtico y emocional, para demostrar que no hay otro camino sino el de seguir la ruta del posconflicto e invitar a quienes se han venido oponiendo, a que se unan a la convivencia nacional.

Aunque la visita del papa Francisco es de carácter pastoral, sin duda, no deja de tener un efecto político que conlleva a impulsar más a quienes defienden y apoyan todo el proceso que ha estado llevando a cabo el Presidente de Colombia y Premio Nobel de Paz 2017, Juan Manuel Santos Calderón, pero además,  a exhortar a los opositores para que se sumen a esa causa y logren la convivencia en el territorio nacional.

Pese a la carta pública dirigida a su santidad por el jefe único del Partido del Centro Democrático, el expresidente de Colombia y senador Álvaro Uribe Vélez, donde pone de presente las críticas por la firma del Acuerdo del Teatro Colón, el entusiasmo y fervor católico en torno a que “Demos el Primer Paso”, está ahogando esas críticas.

Es un encuentro no del jefe de Estado Colombiano Juan Manuel Santos con el máximo jerarca de la iglesia católica, el papa Francisco, sino con el pueblo colombiano, donde cada homilía, mensaje, declaración y oración del sumo pontífice, será un detonante de paz que entrará en los corazones de cada compatriota, sea crítico o no del Presidente de la República.

En ese sentido no hay duda que la visita papal, tiene un efecto político y que de otra parte impulsará las negociaciones entre el Gobierno colombiano y el ELN, la otra guerrilla que busca, como las Farc, ingresar a la vida civil para buscar el camino político electoral en su lucha por el poder.

La visita papal a nuestro país tendrá aún más otro efecto político: el diplomático. La presencia del papa Francisco concentrará la mirada mundial en Colombia, un país que está mostrando que a través del dialogo logró la paz con las Farc después de 53 años que jaqueaba al Estado colombiano. 

Las empresas encuestadoras tienen ya en su horizonte un trabajo de campo grande después de la visita papal, para medir la opinión de los colombianos  respecto no sólo al tema de la paz y del posconflicto, sino a la favorabilidad del Presidente Santos a 11 meses de entregar su mandato.

Gobierno y ELN dan primer paso concreto por la paz

Por Luis Fernando García Forero. Foto: El Colombiano.-  En el marco de la visita de su santidad Francisco, el pueblo de Colombia recibe con satisfacción y esperanza el anuncio de un cese el fuego bilateral entre el Gobierno y la guerrilla del ELN.

Esta noticia representa un paso más en la búsqueda de la paz real para lograr un fin del conflicto con la segunda y única fuerza guerrillera más importante de Colombia, el ELN, que se encuentra en diálogo permanente con el Gobierno colombiano en Ecuador.

Si se logra el acuerdo definitivo con esa insurgencia armada, el Gobierno de Juan Manuel Santos pasará a la historia como el único que logró materializar un proceso de paz auténtico en pos del desarrollo de este importante país suramericano, después de más de 50 años de conflicto armado ininterrumpido.

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente 5 años después de que anunciamos el acuerdo marco con las Farc que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el Eln”, afirmó el mandatario colombiano y premio Nobel de la Paz 2017, Juan Manuel Santos Calderón.

Precisó que dicho cese “entrará a regir el próximo 1° de octubre. Tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año y se irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos”.

El Presidente Santos sostuvo que “la prioridad es proteger a los ciudadanos” y señaló que “por eso durante este período cesarán los secuestros, los ataques a los oleoductos y demás hostilidades contra la población civil”. 

Con el logro de la paz el pueblo de Colombia tiene la responsabilidad de elegir el liderazgo capaz de asumir el posconflicto para generar un progreso sustentable, lograr la equidad social y política que permita el perfeccionamiento de la convivencia ciudadana y el desarrollo de la democracia.

La visita Pastoral del papa Francisco: comunicación en la fe

Por Carlos VillotaSantacuz.- Twitter@villocol.-Este 6 de septiembre Colombia se convertirá en epicentro de la Religión Católica, gracias a la presencia del papa Francisco en la ciudad de Bogotá. La hora señalada: 4 y 30 de la tarde. El anfitrión será el presidente Juan Manuel Santos, premio Nobel de Paz 2016, cuyo Gobierno se encuentra en la último año de administración en medio de una alta polarización, sonados casos de corrupción que involucran a las altas cortes de la justicia, al Congreso y con el reto de darle viabilidad al posconflicto, teniendo como actor político a la guerrilla de las Farc, bajo cuyo escenario, se sintió la intermediación del Obispo de Roma. 

Se estima que más de dos millones de personas acompañarán los oficios religiosos del primer papa latino en la capital colombiana, Villavicencio, Medellín y Cartagena. Los ciudadanos, aquellos que están lejos del sector empresarial, político, cultural e incluso deportivo, guardan la esperanza que la historia del país –en la segunda década del siglo XXI- sea  un antes y después. Donde los 4 días de reflexión en la fe, se eleven como un meditar colectivo y de penitencia, se edifique la reconciliación y se escuche el mea culpa, de quienes hacen de sus investiduras en la administración pública y de la rama judicial, un puente para llenarse los bolsillos y violar la ley. 

La presencia, la voz, las homilias y discursos que dará el papa Francisco ante los ojos de Colombia y del mundo, con seguridad se levantarán como un referente histórico, con mensaje comunicacional, con capacidad de trasformar corazones. Una especie de inspiración religiosa para quienes hoy, desean postular sus nombres a las elecciones del 2018, que definirá la nueva composición del Congreso y el sucesor del Jefe de Estado, que tiene la responsabilidad de apagar la alta deuda social en un país con 48 millones de habitantes y un número indeterminado de inmigrantes, entre ellos 1 millón de venezolanos. 

En otras palabras, esa una oportunidad para mirar al futuro, corrigiendo los errores del pasado. Un examen de autoconciencia desde el rol de los niños, mujeres y hombres en una sociedad que padece en sus cimientos la cicatrices de la violencia. Prueba de ello, más de 7 millones de víctimas. La mayoría de ellos huérfanos, viudas y en condiciones de inestabilidad laboral. Es decir, en la informalidad. 

Quizás cuando el papa Francisco parta de Cartagena a Roma, su mensaje alcance a los cuatro puntos cardinales de un país con una alta riqueza humana y ambiental. Que la fe se trasforme en acciones proactivas de respeto a la vida. Que la tensión y la polarización se guarden en el registro de los medios de comunicación y las gacetas de la rama legislativa. Que el debate sea con propuestas, con ideas y con argumentación. Que el Estado se acerque a las regiones. Que la honestidad y la transparencia sea la hoja de ruta del sector público y privado. Un valor ético, que puede convertirse en luz, tan solo si se dispone el corazón y el ser a las palabras del papa Francisco. Sólo así será posible, alimentar la investigación académica del libro “Gobierne bien y hágalo saber”, del cual soy coautor con Andrès Lizarralde Henao. Una obra literaria en segunda edición. 

A propósito de este comentario usted que piensa: E mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“No todo lo social se juega en lo social”: CEPAL

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Mercosur.-  La búsqueda de una salida a la crisis social y política, a los retos de la globalización y el cambio climático y a la debilidad de las instituciones del estado y de la sociedad impulsó a la Comisión Económica de América Latina y del  Caribe (CEPAL/ONU) a integrar el trabajo de diferentes investigadores para analizar elementos de la institucionalidad de las políticas sociales en la región, en particular las centradas en la protección social.

Así, este análisis logró exponer como se discuten los principales conceptos y avances registrados a nivel regional y nacional, a partir de cuatro dimensiones analíticas complementarias: jurídico-normativa, organizacional, técnico-operativa y fiscal.

El mundo, como lo señala su Editor Rodrigo Martínez, atraviesa un período de cambios. La volatilidad del crecimiento económico, el cambio climático, la revolución tecnológica, la migración y la transición demográfica son reflejo de ello. También lo son los impactos que estos cambios generan en la realidad social y los desafíos que imponen a las políticas públicas.

Continuar con los avances logrados en materia social en América Latina y el Caribe, evitar retrocesos y alcanzar los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, sin que nadie se quede atrás, expone enfático Martínez, supone que las políticas públicas asuman nuevos y mayores esfuerzos en materia de cobertura y calidad. Para ello, es fundamental contar con una institucionalidad a la altura de los desafíos presentes y futuros, que haga viables y sostenibles los logros y que garantice el ejercicio de los derechos de manera universal.

Esto hace necesario, tanto para planificadores y proyectistas, políticos y comunicadores, sociedad civil y organizaciones sociales conocer el resultado de esta investigación de la CEPAL/ONU, que lean “Institucionalidad social en América Latina y el Caribe”, para comprender este intrincado escenario social.

Esta obra apostó a organizar los siguientes contenidos: Parte 1. La institucionalidad social. Capítulo I. Institucionalidad y desarrollo social / Rodrigo Martínez, Carlos Maldonado Valera .-- Capítulo II. La institucionalidad del desarrollo y la protección social en América Latina y el Caribe: panorama y desafíos / Rodrigo Martínez, Carlos Maldonado Valera .-- Parte 2. Componentes de la protección social y su institucionalidad. Capítulo III. Regulación del mercado de trabajo y protección social: desafíos institucionales / Mario D. Velásquez Pinto .-- Capítulo IV. Aspectos institucionales de los sistemas de pensiones en América Latina / Andras Uthoff .-- Capítulo V. El cuidado, pilar de la protección social: derechos, políticas e institucionalidad en América Latina / María Nieves Rico, Claudia Robles .-- Parte 3. Políticas para poblaciones determinadas y su institucionalidad. Capítulo VI. Ciclo de vida y políticas sociales: las instituciones de juventud en la región / Daniela Trucco .-- Capítulo VII. Discapacidad y políticas públicas: avances y desafíos institucionales en América Latina / Heidi Ullmann.-- Capítulo VIII. Afrodescendientes latinoamericanos: institucionalidad y políticas públicas / Marta Rangel.

“No todo lo social se juega en lo social. Tenemos que abocarnos también a lo productivo y lo ambiental. Necesitamos una mirada integral de la política social y de la institucionalidad social para avanzar hacia el logro de la Agenda 2030, cuya propuesta es no dejar a nadie atrás”, apuntó Alicia Cárdenas de CEPAL en el prólogo.

Una reflexión es profunda y es complementada por estas palabras de Cárdenas: “no podemos aceptar que haya mujeres, hombres, niñas o niños en condiciones de pobreza y vulnerabilidad”, lo que significa implementar una nueva generación de políticas sociales, universales y sostenibles, que atiendan los desafíos de las personas a lo largo del ciclo de la vida y en situaciones específicas como la migración.

Francisco usará atavíos elaborados por artesanos colombianos

Por Redacción Ecos/EFE.- El Comité Ejecutivo de la Visita Apostólica del papa Francisco a Colombia presentó hoy las vestiduras litúrgicas y ornamentos elaborados artesanalmente que usará el obispo de Roma en su visita al país entre el 6 y el 10 de septiembre.

"La moda ha vestido las ceremonias desde tiempos inmemoriales y por eso queríamos que la historia de la moda y especialmente el talento de la moda colombiana, que tiene una única raíz, que es el arte artesanal" estuviera presente, dijo en una rueda de prensa la periodista Pilar Castaño, que trabajó en la creación de la ropa junto a la diseñadora Mercedes Salazar, informó Efe.

En este sentido, indicó que la moda colombiana "parte de las memorias manuales de los artesanos" y eso es lo que han intentado plasmar en los diseños.

Agregó que querían que el Papa Francisco "entendiera más que nadie lo que es llevar sobre él a Colombia, (...) porque va a llevar sobre sus espaldas nuestros colores, nuestras manualidades, nuestras etnias".

Las vestiduras y ornamentos fueron bordados por artesanos en distintas puntos de Colombia, como el municipio de Cartago, Departamento del Valle del Cauca (suroeste).

En Cartago, las mujeres trabajaron durante 45 días bordando cada uno de los diseños de dos de las cinco casullas que usará Francisco, una en homenaje a la flora y la fauna colombiana y otra en representación de la Virgen del Chiquinquirá y la Virgen del Carmen.

En Bogotá, fueron elaboradas algunas vestiduras tanto para el Papa Francisco como para los obispos que lo acompañarán en Colombia. Fueron bordadas por el taller Las Hijas de la Iglesia en colaboración de la Casa Taolit, que ha trabajado mucho tiempo en la confección de ornamentos litúrgicos. Ambas confeccionaron 250 equipos especiales para los obispos que cuentan con albas, mitras, casullas y estolas de uso litúrgico interno.

"Las vestiduras para la liturgia son distintivas", afirmó el Director del Comité de Liturgia, el padre Juan David Muriel.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC) presentó tres báculos elaborados con madera de cafetos por dos artesanos.

Odebrecht y su periplo criminal

Por Ferdinand Bermejo. Foto: BBC.- Cuando el ingeniero  Emil Odebrecht llegó a Brasil en 1856, en una de las oleadas de inmigrantes alemanes a América, jamás pensó que su apellido y su ADN estuvieran asociados, 161 años después, a una empresa con operaciones en toda América Latina, EEUU e incluso Europa y África, en una trama de sobornos multimillonarios, instituciones corruptas y populismo desbordado.

Indudablemente, Odebrecht es, hoy en día, la punta de lanza de diversos delitos integrados, en organizaciones profesionales y mercantiles, de impecable estampa, pero con intrincadas relaciones con el poder y el control del Estado y con una de las peores expresiones del delito, el tráfico de influencias, tan letal y omnipresente como el trafico de drogas y la trata de personas, negocios odiosos por definición y no tan tolerados e incluso defendidos, como la corrupción, el peculado de uso y la perpetuación en el poder.

Muestra de ello, es la fabulosa website de Odebrecht, https://www.odebrecht.com, con una historia y tradición que conmovería a una empresa familiar que elaborase zapatos, dulces u otros productos actualmente masivos.

Con un historial de logros, iniciativas y progreso, el sitio muestra no sólo a una organización muy brasilera, sino un negocio moderno, con gran validez aparente y con fundación con Responsabilidad Social Empresarial-RSE- y lo suficientemente flexible para adaptarse a los nuevos tiempos políticos, donde populistas y totalitarios como Lula Da Silva y Hugo Chávez Frías, entre otros dirigentes, financistas y gobernantes, requirieron sus buenos oficios para generar obras de gran envergadura y grandes contratos, capaces de exigir coimas millonarias, nulo control previo y posterior e inconclusas respuestas a las necesidades de la gente y comunidades.

Empresas como Odebrecht son organizaciones delictivas. Sus encargados y dueños, consentidos de los políticos,  no huyen de la justicia. Se quedan y son personajes de un guión digno de Tarantino, “cantan como pájaros” a quienes son sus socios en los diversos países, haciendo temblar a los héroes del cambio y los paladines de la lucha contra la pobreza.

Claro está que Odebrecht es, tal vez, sólo una mínima muestra del imbricado escenario de la corrupción, el peculado y la debilidad institucional. Porque en esta pieza de teatro del Absurdo de la Era Digital existen muchos actores, ya que la corrupción y el peculado estaban allí, antes que ellos se internacionalizaran, operaran debilitando las instituciones o dejándolas bien distantes de las regiones, los paramilitares, los carteles y los centros financieros. 

Entre tanto, Odebrecht, no sólo sigue su periplo ofreciendo sus servicios en las naciones del mundo,  sino tratando de esquivar la justicia y el debido proceso. 

De la selva con balas a la sociedad por votos

Por Luis Fernando García Forero.- Fueron 53 años de lucha armada de las Farc, para convencerse que el camino por la búsqueda del poder, a través de las armas, quedó en el pasado y que fue con el diálogo a través de un acuerdo con el Estado colombiano, donde dieron el paso de la selva con las balas y la ilegalidad en las urbes, a conquistar, a través de la participación democrática y el voto, su periplo por las instancias de poder. 

Así quedó protocolizado en el Centro de Convenciones Gonzálo Jiménez de Quesada este domingo, cuando se convirtieron en partido político, donde su máximo jefe Rodrigo Londoño, dejó su incursión como guerrillero para convertirse, lo más seguro, en candidato presidencial por esa  recién nacida organización política.

Cientos de exguerrilleros y afines al pensamiento de esa organización, contestaron presente en su Congreso, donde ratificaron su compromiso por seguir el camino por el poder, pero esta vez escogiendo los candidatos a nivel local, regional y nacional, para sumarse a la fiesta de la democracia participativa y que se celebra en las elecciones de marzo cuando se elige nuevo Congreso y en mayo el nuevo Presidente de los colombianos.

"Superamos en lo fundamental el obstáculo de la guerra, celebramos este Congreso públicamente y en la capital del país, una victoria real impensable años atrás. Tenemos por delante grandes retos y múltiples dificultades. Nada es fácil en el mundo político, mucho menos la actividad revolucionaria. El régimen y el sistema no están hechos para nosotros, pero estamos inmersos en ellos y dispuestos a cambiarlos. Requeriremos de cabeza fría y de masas que nos respalden en todos los espacios. Nuestra misión fundamental será ganarlas, sin ellas el adversario hará lo que quiera con nosotros, sin ellas no lograremos cambiar nada", sostuvo Rodrigo Londoño en el magno evento político.

La nueva organización tiene como objetivo inmediato trabajar durante cinco días para definir la plataforma política, sus estatutos, las directivas a nivel nacional, regional y local; las listas al Congreso de la República, entre otros aspectos. 

“La paz tendrá que ser una realidad cierta en Colombia, una hermosa tarea nos espera”, enfatizó el máximo líder de esa organización exgerrillera y ahora política como futuro, Rodrigo Londoño, mientras se preparan para la celebración de la rumba el primero de septiembre, en la plaza de Bolívar, por su reincorporación a la sociedad colombiana.

“Estoy mamado que en este país haya unos delfines que creen que ya tienen derecho a gobernarnos”: Velasco

Por Luis Fernando García Forero. Foto Leonardo Vargas.- El ambiente político en Colombia cada día se va calentando más en la medida que se acercan las elecciones para un nuevo Congreso en marzo y en mayo para elegir el remplazo del Presidente Juan Manuel Santos.

En ECOS entrevistamos al precandidato liberal Luis Fernando Velasco quien en un amable diálogo se refirió a su pasado, a la coyuntura política del país y lo que debe ser la Colombia del futuro.

ECOS: ¿Cuándo le picó el bicho de la política?

LFV: Viene de sangre. Mi padre fue un luchador liberal de izquierda, Defensor de Derechos Humanos, de los campesinos, indígenas y afros del Cauca. Se enfrentó al establecimiento político, desde entonces veía entrar a mi casa  luchadores sociales defendiendo sus derechos. Eso marcó profundamente mi manera de pensar. Tengo afortunadamente un sesgo de extracción social porque desde niño me di cuenta que la defensa de esos sectores se identificaban con las ideas liberales para proteger a los sectores vulnerables.

ECOS: ¿Fue alcalde por elección popular de Popayán a los 26 años?

LFV: Si, pero a los 23 era el Secretario de Gobierno del Cauca. En un momento muy interesante que fue la constituyente del 91.

ECOS: ¿Ha sido participe en varios procesos de paz, incluyendo el de las Farc?

LFV: A los 19 años estaba hablando de una salida negociada al conflicto armado. No es un tema de ahora, en eso he sido coherente. Desde esa época con monseñor Alberto Giraldo creamos Caucanos por la Paz que fue fundamental en la mediación con el M-19. También participé en la paz con el Quintín Lame.  Pero fíjese, 25 años después, me tocó como Presidente del Congreso entregarle  al Presidente Santos la norma aprobada que fue la herramienta para poder cerrar las negociaciones de paz con las Farc. Toda una vida de militancia por una salida negociada al conflicto armado.

ECOS: ¿Es optimista con todo este proceso con las Farc y el camino al posconflicto?

LFV: Hay muchos intereses económicos principalmente en las zonas donde se concentró el conflicto, el temor nunca se pierde. El gran reto del Estado es hacer la paz. Lo que hicimos fue finalizar una guerra, ahora tenemos que hacer la paz.

ECOS: El país está polarizado.

LFV: Un debate político muy polarizado en torno a los acuerdos. Una autocrítica a la clase dirigente de este país: increíble que en un momento tan importante, el fin de una guerra, no hayamos sido capaces de generar consensos. Esa es la tarea que sigue.

ECOS: ¿Cree que eso es lo más difícil?

LFV: Claro, en las sociedades es mucho más difícil construir puentes que muros. Hay gente que le encanta encerrarse en muros porque eso le da unos resultados electorales. Yo no.

ECOS: ¿Cree que hay ambiente en este momento  para lograr consensos?

LFV: Con los primeros que tenemos que darnos la mano para construir la paz, no es con la guerrilla sino con  nuestros contradictores políticos. Que nos demos la mano no significa que vamos a pensar igual. Tenemos que entender que ya no hay guerrilla de las Farc, sino una organización política contra el sistema. Eso es democrático, es lógico.

ECOS: ¿El problema es estructural a nivel del desarrollo de la organización y administración del Estado?

LFV: Un problema estructural político y económico. No me gusta el modelo económico y político colombiano. Me parece infame que en Colombia el poder se concentre en egresados de las tres universidades más caras y privadas de Bogotá. Se desprecie a la región y a la universidad pública. Un modelo político en donde las inteligencias locales son poco tenidas en cuenta. Un modelo político en donde hay un déficit impresionante de representación negra y campesina en las instancias de decisión.

ECOS: ¿Un país excluyente en todo sentido?

LFV: Es un país muy excluyente. Tenemos una elite que no sale de 10 apellidos que nos han gobernado desde la colonia. Si usted hace el ejercicio histórico, sólo se volvieron republicanos cuando se dieron cuenta que Bolívar había ganado, porque antes eran aliados del Virrey. Yo quiero enfrentarme a esa élite. Estoy mamado que en este país haya unos delfines que creen que ya tienen derecho a gobernarnos. Son tan arrogantes que nos quieren convencer a coscorrones, eso es un irrespeto. Así no es, yo quiero enfrentarme a esa gente.

ECOS: ¿Es una bandera de su proyecto político para la presidencia?

LFC: Claro, es parte de mi bandera. Señores: respeten a los ciudadanos. Una bandera para defender derechos ciudadanos. Eso lo quiero hacer.

ECOS: ¿Qué ha dañado a la política en Colombia?

LFV: La exclusión. La falta de apertura política nos ha llevado a la violencia. Culturalmente nos hizo daño esa exclusión porque la gente que se sentía excluida comenzó a buscar cómo enfrentarse a ese poder. Desafortunadamente a cambio de hacer lo que debió hacer, organización popular, terminó aliado con excluidos ilegales y se vino todo el momento difícil de la financiación del narcotráfico en la política.

ECOS: ¿Es un carcoma para el buen el ejercicio de la política?

LFV: A cambio de propuestas se movió mucho dinero. En Colombia se  llega al poder no proponiendo, sino comprando poder. Eso nos ha hecho un daño terrible. Quienes administran el Estado han dejado de verlo como un instrumento para buscar prosperidad colectiva y han terminado viendo al Estado como un referente de negocio. Entonces la gente pelea no por una idea sino por un negocio.

ECOS: Se finalizó la guerra con las Farc en medio de una polarización, entramos al posconflicto para llegar a la paz. ¿Cómo lograr que haya más inclusión, no más corrupción, que el país cambie?

LFV: Hay que recuperar la esencia de la política, el debate. Un elemento central del fin de la guerra con las Farc es que podemos debatir los problemas. Mire esta entrevista, usted no me está preguntando de la guerra, sino de los nuevos problemas. Entonces vamos a tener diferencias y las vamos a resolver democráticamente.  La democracia es un mal sistema, pero es el mejor que tenemos hasta ahora para gobernar.

ECOS: ¿El Congreso sería el gran protagonista de las soluciones a esos problemas?

LFV: El congreso tiene que recuperar espacios. Los ha dejado perder por cobarde. Hemos tenido unos dirigentes del Congreso demasiado arrodillados al Gobierno, que no entienden la división de poderes, nunca se leyeron a Montesquieu.

ECOS: ¿En medio de esta coyuntura política, qué ejemplo da de esa crítica a la corporación a la que pertenece?

LFV: El Congreso debió ser el que después del triunfo del no en el plebiscito, ser el espacio para haber hecho el acuerdo. Le dio miedo a quien lo dirigía. Le dio miedo con el Gobierno. Hay muchos que están sentados en una curul que no han entendido el papel del Congreso y entonces lo que quieren ser es simplemente buenos amigos del Gobierno para que este les dé instrumentos y se hagan  reelegir, pero no tienen un proyecto político.

ECOS: ¿Cómo acabar con ese sistema presidencialista?

LFV: Control. Hacer un gran pacto para un reequilibrio de poderes, no ya con la justicia sino con el ejecutivo, donde está el gran poder. Parte de la crisis de Venezuela es la concentración absoluta de todo el poder en manos del Presidente. Si no nos ponemos pilas en Colombia para allá vamos, pero no por vía de una acción antidemocrática, corrupta como ha ocurrido en Venezuela, sino por vía del temor del Congreso que no es capaz de generar consensos políticos para generar el equilibrio de poderes.

ECOS: ¿Ve muy lejana la opción de una constituyente para lo que usted plantea?

LFV: Es muy necesaria. En estos días la gran noticia es que alguien propuso una constituyente, se olvidan que el día que entregué la Presidencia del Congreso la propuse en mi discurso. Señores, la Corte Constitucional acaba de decir que aquí el Congreso no puede hacer una reforma a la justicia, necesitamos una Asamblea Constituyente.

ECOS: ¿Le pediría al Presidente Santos que convoque a una Asamblea Nacional Constituyente solamente para el tema de justicia y que se elijan en marzo junto con el nuevo Congreso?

LFV: Estamos muy, pero muy polarizados. Esto se fue así y es una tarea que le corresponde al próximo Presidente.

ECOS: Hablemos del partido. ¿Cree que debe haber consulta dentro de la colectividad, por eso se lanzó como precandidato?     

LFV: Hablar de una propuesta política dentro del Partido Liberal es ser muy corto de ambición y muy miope frente a la realidad política. Tenemos que llegar a construir una gran consulta por fuera del propio partido y que incluya a gente que piense parecido a nosotros, para hacer una propuesta incluyente. Pero además, que tenga opción de triunfo.

ECOS: ¿Coincide con lo que viene sosteniendo el candidato Humberto de la Calle?

LFV: Coincidimos, pero sí pediría unos elementos centrales en esa  consulta: el cambio de modelo económico. En este país lo que genera riqueza es la especulación y las buenas relaciones que tenga usted con el Gobierno, el alcalde o gobernador. Eso tiene que acabarse. Lo que tiene que generar riqueza es el trabajo y no a la especulación de unos pocos banqueros o a las buenas relaciones de unos pocos bandidos divinamente bien, pero que le hacen un terrible mal a Colombia: los corruptos.

ECOS: ¿Coincide con quienes hablan de la consulta entre varias colectividades para elegir un solo candidato y que se enfrente al Centro Democrático de Uribe?

LFV: Santos hizo una cosa muy importante: finalizó la guerra. Uribe devolvió el debate sobre el derecho a la seguridad de los ciudadanos como un derecho fundamental. No me voy a quedar en el debate de Uribe y Santos. Colombia es mucho más que Uribe y Santos. Respeto al expresidente Uribe, probablemente en lo ideológico tenga muchas diferencias, pero uno de los puentes que creo que se debe construir es que con esa derecha, y otras colectividades políticas y sociales, juntos, hagamos acuerdos fundamentales para ir construyendo la paz.

ECOS: ¿En el Partido Liberal?

LFV: El Partido Liberal es muy chiquito para eso. Tiene que ayudar a construir una gran fuerza política mucho más grande con otros partidos y con ese 80 % de ciudadanos que dicen que ningún partido los identifica. Si el liberalismo quiere recuperar grandeza, tiene que comenzar reconociendo que hoy es chiquito y que la única manera de recuperar grandeza es mover ideas y no quedarse sólo en las puertas de los ministerios a ver que migajita le tiran.

ECOS: ¿Simple y llanamente le juega a la consulta interpartidista para alcanzar esa fuerza de la que habla?

LFV: Es lo que voy a proponer. Mi propuesta para ser precandidato nació de 3.700 entre empresarios de la confección, calzado, de las telas, del agro, turismo, líderes sindicales, gente sencilla, vigilantes; me dijeron láncese. La política tiene que volver a eso, representación de intereses legítimos y sobre la mesa.

ECOS: ¿Qué piensa de los competidores dentro de su colectividad?

LFV: Tienen méritos y capacidad, han hecho muchas cosas importantes. Humberto de la Calle ayudó a construir una constituyente, lideró un proceso para acabar una guerra y al lado de él estuvo Juan Fernando Cristo. Son líderes con un inmenso pasado. De manera que bienvenidos a la contienda.

ECOS: ¿Cómo ve la dirección del Partido en cabeza de Horacio Serpa?

LFV: Es un gran hombre que le ha prestado muchos servicios al país y le va a seguir prestando en el futuro pero ya va siendo hora de comenzar a mostrar nuevos liderazgo. El Partido tiene que agradecerle haber mantenido la bandera cuando muchos salieron corriendo. Porque lo respeto y admiro creo que tiene la obligación moral de ayudar a hacer un relevo generacional no sólo en el partido sino en el país.

ECOS: ¿Por qué los ciudadanos deben votar por Luis Fernando Velasco para la Presidencia de la República?

 LFV: Porque no estoy amarrado a los viejos poderes, no significo pasado, significo futuro.

Advierten riesgo de supervivencia en los páramos Santurban y Almorzadero

Por Luis Fernando García Forero. Foto: Ecos.- Un enérgico llamado al Gobierno Nacional para evitar que se ponga en riesgo la estabilidad económica y la seguridad alimentaria de municipios de Santander y Norte de Santander, hizo el senador Jaime Durán Barrera, quien aseveró que la norma que delimita los páramos en el Plan Nacional de Desarrollo, no debe ser motivo para que en pleno posconflicto genere la perdida de la calidad de vida de los campesinos que han vivido toda una vida del cultivo y la ganadería en esos territorios.

El congresista liberal santandereano se mostró preocupado por la situación que viven los habitantes de esas localidades que colindan con esos páramos como Guaca, Cerrito, Concepción, Málaga, Tona y otras municipalidades, en Santander; Chitagá, Silos,Mutiscua, entre otras; en Norte de Santander; donde  se están perjudicando cerca de 200.000 familias. 

Dijo que las alternativas de solución por parte del Gobierno han sido lentas para generarle ingresos a los habitantes de esa región. “Las soluciones están a paso de tortuga y no están ajustadas a la realidad social y económica de esas comunidades.".

Durán Barrera exigió respeto por esos pobladores y dijo que es inoperante que se sugiera que los habitantes de esos municipios se conviertan en Guarda Bosques con un salario mínimo por familia.

“Estamos obligados a entender que ningún Plan de Desarrollo debe desconocer las opiniones de las personas afectadas y legítimamente establecidas en el ámbito de la legislación”, afirmó Durán Barrera, quien instó al Gobierno para que conforme, de manera inmediata, una Comisión Técnica de Emergencia que proponga un ajuste de esa norma y permita una solución socioeconómica a los habitantes de esos municipios. 

“Es más prudente revisar la norma, que afectar la cotidianidad y forma de vida de los habitantes de esas localidades”, dijo, al destacar que como senador está convencido “que las leyes deben ser técnica y políticamente capaces de abrazar las necesidades, responder a las demandas de la población y no ser aplicadas sin estudios previos, para controlar su impacto”.

Finalmente enfatizó que “es obligación del Presidente Juan Manuel Santos exigir a sus funcionarios que tienen que ver con la implementación del Plan Nacional de Desarrollo, tener una respuesta inteligente, técnica y oportuna que le dé solución al problema, lo que no significa que nuestro país deje de preservar sus humedales y páramos, como lo establecen los tratados internacionales”.

Cuestionamientos del Fiscal a las Farc complican posconflicto

Redacción y foto: Ecos.- El listado de bienes entregado por las Farc,  generó una controversia de un día para otro. La razón: el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez no está convencido de la veracidad del contenido de ese documento. Se espera claridad jurídica sobre el tema, de lo contrario, si ese grupo de excombatientes no dice la verdad sobre su patrimonio, quedaría excluido de la Justicia Especial para la Paz y se procedería a aplicarles la extinción de dominio.

Sobre el tema, uno de los dirigentes de las Farc, Pastor Alape, dijo en Rueda de Prensa que son $963.241 millones la totalidad de bienes que las Farc inventariaron para entregar al Gobierno.

El fiscal Martínez criticó que el listado de bienes que tiene que ver con "equipos y enseres" enumerado incluye "traperos, escobas, botas, pocillos, exprimidores de naranjas, exprimidores de limón, vasos, carretillas, sartenes, sal de frutas, talcos, ‘platicos’, etc, son activos  insustanciales, depreciados, que carecen de valor comercial y no podrán servir para reparar a las víctimas".

Alape dio a conocer un resumen de los bienes que le entregaron a Naciones Unidas: Hectáreas: 241.560, valoradas en $441.503 millones. Medios de transporte: 292, avaluados en $8.317 millones. Vacunos: 20.724 cabezas, valoradas en $31.648 millones. Equino: 597 cabezas, avaluadas en $971 millones. Efectivo: $2.500 millones. Bienes confiscados a la mafia, fundamentalmente fincas: $29.235 millones. Caletas que confiscaron las autoridades: $16.476 millones. Infraestructura vial: 3.753 kilómetros, $196.622 millones. Inversión social: $4.484 millones. Armamento $210.172 millones, equipos y enceres: $21.300 millones. Dólares: US$ 450.000 y Oro: 375 kilos 520 gramos.

En medio de la polémica, el ministro de justicia Enrique Gil,  fue contundente en señalar que "los bienes que no hayan sido inventariados y que se descubran, implicarán obligatoriamente una sanción y una remisión a la justicia ordinaria de los integrantes de las Farc que estén en esa situación".

Así lo dio a conocer el titular de dicha cartera en la expedición del decreto que crea una comisión transitoria de verificación de los bienes y activos de las Farc, que ayudará a revisar y verificar el listado de bienes, su naturaleza jurídica y estado, para poder recibirlos e ingresarlos a un fondo de patrimonio autónomo, como ya lo había manifestado el Ministro del Interior Guillermo Rivera, quien aseguró que dichos recursos serán para la reparación a las víctimas del conflicto armado y que "no se utilizarán para la reincorporación de esta guerrilla".

El Fiscal Martínez con la duda de la veracidad de las Farc respecto a su patrimonio, le pidió al Gobierno que levante el veto del listado de los bienes de esa organización, para hacerlos públicos.

"Sería muy importante que se divulgue ese inventario. Yo mismo recomendaría que el Gobierno lo hiciera público, para que la sociedad colombiana se informe sobre el contenido de ese inventario", dijo el jefe del ente investigador que además señaló que tiene en su poder información que indica que las Farc tienen activos en el exterior, pero que no fueron inventariados en el listado que entregaron.

Por su parte Pastor Alape respecto al informe que entregaron, precisó que el hecho de haber incluido elementos como exprimidores de limón y naranja, sal de frutas, "platicos", entre otros, tienen una explicación política: "el patrimonio desde la optica de una organización en rebelión no se constituye desde la visión que tiene una empresa en el marco del capitalismo. Nosotros entendemos que el patrimonio fundamental de las Farc es un patrimonio social".

Sobre el tema el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, se solidarizó con el Fiscal Martínez al afirmar que es una "burla para las víctimas…no tiene ningún sentido que hagan esa manifestación. Los bienes son para reparar a las víctimas y deben ser relacionados con toda seriedad". 

Entre tanto el  Superintendente de Notariado y Registro, Jairo Mesa,  reveló que junto con la Fiscalía General de la Nación, se realizó un seguimiento a los terrenos de las Farc en el país y que está a la espera de contrastarlo con la lista de bienes entregada por esa organización.