Principales

UE arremete contra financiamiento del terrorismo y blanqueo de capitales

Bruselas, 14 de mayo de 2018. Por Redacción Ecos. Foto: EFE.- Los Estados de la Unión Europea (UE) dieron el visto bueno final a las nuevas reglas que refuerzan la directiva contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

La propuesta fue impulsada por Bruselas como respuesta a los atentados terroristas en Europa y al escándalo de los "papeles de Panamá".

Durante el Consejo de Asuntos Generales celebrado en esa ciudad, los representantes de los Estados aprobaron sin debate el acuerdo alcanzado con el Parlamento Europeo en diciembre de 2017, con lo que los países tienen ahora un año para introducir las medidas en su legislación para que esta empiece a aplicarse.

Las modificaciones en la directiva buscan evitar que se utilice el sistema financiero para actividades delictivas, así como reforzar las reglas de transparencia para prevenir la ocultación de fondos a gran escala.

"Las nuevas reglas responden a la necesidad de una mayor seguridad en Europa, eliminando los medios a disposición de los terroristas", indicó en un comunicado el Ministro de Finanzas Búlgaro, Vladislav Goranov, cuyo país ostenta la Presidencia de la UE este semestre.

Con las nuevas normas, se ampliará el acceso a los registros sobre los propietarios reales de las empresas, aquellos que, independientemente de ser titulares o no de las mismas, son los auténticos beneficiarios de ellas.

Esta información será accesible al público en general, pero en el caso de los fideicomisos sólo estará disponible para quienes puedan probar que tienen un "interés legítimo" en acceder a la misma.

Los cambios también prevén un aumento del control sobre tarjetas de prepago y monedas virtuales. En concreto, se eleva de 150 a 250 euros el umbral a partir del cual debe identificarse a los usuarios de tarjetas de prepago y se refuerzan los requisitos para la identificación del consumidor. 

Asimismo, las plataformas de cambio y proveedores de servicios de monedas virtuales tendrán que aplicar controles a sus consumidores para acabar con el anonimato en este tipo de intercambios.

Por último, se reforzarán los controles sobre los flujos financieros con terceros países, en concreto con aquellos incluidos en la lista europea de jurisdicciones con "deficiencias" en sus sistemas contra el blanqueo de dinero.

Corrupción, un problema de DD.HH.

Bogotá, D.C. 14 de mayo de 2018. Por Redacción Ecos. Foto: Radio Canadá Internacional. La Presidente de Transparencia Internacional Delia Ferreira,   Una de las ONG más respetadas en el contexto sociopolítico mundial y que arriba a sus 25 años, sostuvo que la corrupción en el mundo es un problema de DD.HH.

Al hacer un balance no solo de la organización, sino del problema casi endémico que la generó, la Corrupción, señaló que “En muchos países la conducta corrupta se ha convertido en la forma normal” y agregó que en el caso de Venezuela, la corrupción ya es crisis humanitaria”, afirmó.

El balance de Transparencia Internacional, según Ferreira, es muy positivo: “Que una organización de la sociedad civil cumpla 25 años es algo para festejar. Transparencia Internacional tiene capítulos en 110 países en el mundo y mantener 25 años de actividad en la lucha contra la corrupción ya es todo un mérito. Se ha avanzado mucho (...) tanto en la consideración de la corrupción como un problema real para las sociedades, como en la generación de instrumentos y organizaciones que sirven para enfrentar el problema”, expresó contundentemente la abogada argentina.

Aseguró que “si uno marca lo que nos queda ahora por delante, creo que nos faltaría trabajar fuerte en la implementación de todas estas normas, para que se transformen en algo más que buenas palabras escritas y guardadas en los estantes de las bibliotecas jurídicas”.

En este orden de ideas, la Presidente de TI sostiene que “estamos cansados de escuchar a políticos y gerentes generales decir que tienen un compromiso contra la corrupción”, pero aseveró que entienden lo que es la corrupción pero no tienen idea del compromiso para atacarla.

El 69 % de los países, en el último índice de Transparencia Internacional evaluó que 180 países, tienen altos niveles de corrupción lo que pone de manifiesto  que hay millones de personas viviendo en contextos de alta corrupción.

Para Ferreira significa que “cuando hablamos de corrupción, no estamos hablando de una cosa abstracta, estamos hablando de DD.HH., de los derechos de la gente que vive en esos países”.

La corrupción en América Latina, en este sentido, presenta una situación muy grave, a los ojos de esta ONG: Chile y Uruguay están en 67 y 70 puntos, es decir con un menor grado de corrupción.

Luego viene un pelotón liderado por Costa Rica, alrededor de los 50 puntos, pero la mayoría de los países están por debajo de los 50 puntos, es decir, hay  niveles de alta corrupción. La situación es, en general, preocupante.

Las razones de esta terrible situación son diversas. Según Ferreira, existe “un poco por la anomia, es decir, ese fenómeno que hace que la norma no sea valorada. Tenemos las normas necesarias; otra cosa es que las respetemos y las hagamos cumplir. Y por la tolerancia por parte de la ciudadanía respecto a los casos de corrupción”.

“Mientras la ciudadanía opera tolerando la corrupción o votando por corruptos porque "algo le dieron”, los mensajes que manda la ciudadanía como elector a la política son los mensajes equivocados”, enfatizó Ferreira.

Resaltó que “nadie puede cambiarle la ética a una persona a los 30 años. Cuando llega a la función pública, explicarle lo que está bien y lo que está mal, resulta redundante, ya es tarde”. 

Aseveró Ferreira que Venezuela es el país más corrupto: “Sí, claramente Venezuela, donde la corrupción pasó a nivel de crisis humanitaria, ya es la última etapa del desastre, porque se han robado absolutamente todo. Las personas enfrentan situaciones increíbles de corrupción para conseguir harina, huevos, un medicamento, si es que se consigue. La población no tiene alimento, no tiene salud, no tiene cómo vivir dignamente, en un país que es el más rico en petróleo en la región”.

El otro país donde la corrupción se ha institucionalizado y es la realidad de todos los días, es Nicaragua, según Ferreira quien además afirmó que en América Latina, se mantiene una corrupción estructural e histórica.

“El  continente tiene una base de corrupción que se ha transformado en algo así como la forma normal de operar: para hacer negocios, conseguir un documento, conseguir un lugar en un hospital, para lo que sea. En muchos de nuestros países se ha normalizado esa conducta corrupta como la forma común y natural de hacer las cosas. Esto tiene que ver con la educación y la falta de control” concluyó Ferreira.

Amenazas y agresiones calientan campaña en Colombia

Bogotá, D.C, 13 de mayo de 2018. Por Luis Fernando García Forero. Foto: El Espectador.- Entre más se acercan los colombianos a elegir a su nuevo jefe de Estado el 27 de mayo, más se acrecientan las amenazas, agresiones y ofensas entre las diferentes campañas de los candidatos, no solo en las redes sociales, sino en el entorno de las giras y manifestaciones de cada uno de los aspirantes presidenciales.

Todo sucede en medio de la polarización que vive Colombia y donde parece que aún no hay conciencia en miles y miles de ciudadanos que no han acatado que se superó un conflicto armado que durante más de 50 años puso en jaque no solo los procesos electorales, sino la misma institucionalidad de la nación.

Cada día se nota y registra en los medios y las redes de comunicación la agresión, pero aún más con otro elemento: las autoridades tuvieron que reforzar la seguridad no solo de los candidatos, sino de algunos dirigentes como el ex presidente y senador Álvaro Uribe Vélez a quien le comunicaron que le estaban organizando un atentado.

Si se hace un rastreo de los mensajes en las redes en torno al proceso electoral, se establece que quienes más controvierten son los militantes de las campañas de Iván Duque, Gustavo Petro y  Germán Vargas Lleras.

Razón tiene el candidato del Partido Liberal Humberto De la Calle quien respecto a las evidencias exhortó a sus colegas para que llamen la atención y controlen a sus militantes en las redes sociales. Señaló:“me parece que eso está envenenando el ambiente, es muy peligroso, empiezan primero con el lenguaje y eso se vuelve un riesgo serio”.

Ahí o solo se queda el tono agresivo. Los insultos y amenazas, en medio de un lenguaje atrevido, imprudente y temerario, también abate a los periodistas y caricaturistas, entre otros personajes de la vida nacional. 

En definitiva, lamentablemente la nación no ha asumido lo que significó y significa la firma de un acuerdo para silenciar los fusiles tras cincuenta años de traqueteo por las balas y la violencia en las zonas urbanas y rurales del país.

La tensión, los temores, el miedo, protagonizados por quienes incitan a la anarquía y a continuar el negocio de la guerra, no quieren aceptar que el pueblo de Colombia es sensato, cuerdo y equilibrado para derrotarlos el 27 de mayo o el 17 de junio, si hay segunda vuelta, para bien de la patria y el desarrollo de nuestra democracia.

Educar jugando: Hablemos de Paz en Colombia

Vidrí (Antioquía) 10 de mayo de 2018. Por Redacción Ecos. Foto: Jennifer Moreno/Misión de Verificación de la ONU.- La escuela “Alianza para el Progreso” acoge a los niños y niñas de Vidrí, una comunidad rural al borde del río Arquía, al noroeste de Colombia. En esta institución, situada en una zona históricamente controlada por las FARC-EP, trabaja Yasisris, una profesora que educa a los niños sobre la paz.

A las siete de la mañana, de lunes a viernes, inician las clases en la escuela rural “Alianza para el Progreso” de la comunidad de Vidrí, Antioquia. La jornada estudiantil empieza con el saludo habitual de la profesora Yasiris Copete y la oración del Padre Nuestro. Los niños y niñas que asisten a esta escuela son de Vidrí, comunidad rural de 26 familias que viven de la pesca y la agricultura.

La profe Yasi, como le dicen sus alumnos de cariño, es una Quibdoseña que llegó a Vidrí hace más de 7 meses para cubrir una licencia de maternidad. Cuando le ofrecieron el trabajo, Yasisris tenía una idea negativa sobre la dinámica en el río Arquía, zona históricamente controlada por las FARC-EP en los tiempos de la guerra entre este grupo y el estado colombiano. “Primero pensaba que me podía pasar algo, tenía un poco de miedo, pero cuando llegué y me di cuenta como estaban las cosas, supe que todo era muy diferente. Para mí ha sido una experiencia maravillosa y gratificante”, cuenta Yasiris.

Y es que Yasiris llegó a Vidrí durante el proceso de dejación de armas de las FARC, para ese entonces la dinámica en las comunidades ribereñas del río Arquía ya había cambiado desde que se instaló, en enero de 2017, el Punto Transitorio de Normalización (PTN), acordado entre gobierno y FARC, para que combatientes dejaran sus armas. 

Hoy, es el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) en donde los ex combatientes hacen su tránsito a la vida civil y para el cual la Misión de Verificación de la ONU, por medio de su Oficina Regional de Quibdó, monitorea los compromisos adquiridos por gobierno y FARC en los puntos que tienen que ver con la reincorporación y garantías de seguridad.

En este recóndito pueblo antioqueño, pero culturalmente chocoano, sus habitantes han sido testigos de los cambios que ha generado el Acuerdo de Paz, aunque la presencia estatal es aun precaria el hecho de que no exista conflicto armado, entre gobierno y FARC, ha sido benéfico para la tranquilidad de los pobladores.  Sin embargo, al principio del proceso la comunidad y los niños y niñas aun sentían miedo. “Ahora les veo actitud positiva porque cuando llegué a la comunidad notaba que los niños estaban temerosos de ese proceso, de que los ex combatientes estuvieran cerca” afirma Yasiris.

Fue en ese momento en que la profesora Yasiris consideró oportuno hablar con sus 17 estudiantes sobre temas de Paz. “Yo empecé a hablarles sobre los beneficios del proceso y así empezaron a interesarse por el tema y ahora son ellos los que me dicen que les hable, su actitud ha cambiado”. Para hacer el tema ameno, Yasiris implementó estrategias pedagógicas de “Educar Jugando” y por medio de actividades lúdicas incentiva el interés de los niños y niñas de la escuela a dialogar sobre la Paz.

“Yo los incentivo a que pintemos y dibujemos los símbolos que representan la paz. Por medio de esas actividades empezamos a hablar sobre el proceso y lo que ellos sienten. Además, jugamos rondas, fútbol, voleibol … entonces por medio de la dinámica y la recreación, construimos paz”, cuenta Yasiris.

La cobertura educativa para las seis comunidades que viven a orillas del Arquía (Puerto Medellín, Puerto Palacios, Vidrí, Vegaez, La Isleta y Belén) es precaria. Las escuelas cuentan con recursos escasos para brindar el servicio. Los jóvenes que cursan el bachillerato deben desplazarse hasta Vegáez, comunidad que cuenta con el único colegio de educación secundara en la zona.

Una de las causas de este rezago viene por cuenta de la dinámica de conflicto armado en la que esta región vivía. Ahora, las comunidades esperan que los dividendos de la paz sean tangibles y la institucionalidad llegue con los servicios básicos que permitan una mejora sustancial en su calidad de vida. Por ahora, los niños y niñas de Vidrí seguirán jugando mientras hablan de paz.

Gracias a Jennifer Moreno, Oficial de Información Pública - Regional Chocó, de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, por escribir esta crónica esperanzadora, publicarla para el mundo y hacer más palpable los dividendos del Proceso de Paz en Colombia.

Colombia presenta balance en DD.HH. en Ginebra

Ginebra, 10 de mayo de 2018. Por Redacción Ecos. Foto: Cancillería Colombiana.- Los entes encargados de garantizar los DD.HH. en Colombia están en Ginebra, para dar cuenta de los avances, perspectivas y compromisos por hacer. Este examen periódico de la situación de los DD.HH. es un mecanismo importantísimo para evaluar el impacto de los Acuerdos de Paz.

El Ministerio del Interior, en la persona de su titular, Guillermo Rivera, presentó un amplio informe donde expresó que “Colombia asiste a este Examen Periódico Universal con una profunda convicción sobre la importancia del mecanismo como ejercicio constructivo y de cooperación entre naciones para fortalecer el marco de protección de los derechos humanos de todas las personas”.

“Como Estado reconocemos que la firma del Acuerdo no es la Paz en sí misma, sino un paso necesario y definitivo para la construcción de una sociedad más justa y equitativa. La comunidad internacional ha reconocido el valor del Acuerdo al ir más allá de la dejación de las armas y la reincorporación de los excombatientes y promover un gran proyecto de país, más democrático e incluyente”, aseguró el Ministro del Interior.

En este sentido, Colombia presentó cifras alentadoras: “El 2017 fue el año con la tasa de homicidios más baja de los últimos 42 años, permitiendo salvar 3.000 vidas; el reclutamiento de menores, el secuestro, la desaparición y el número de personas desplazadas han disminuido considerablemente. El desminado humanitario permitió una reducción de más del 95% en el número de afectados en los últimos diez años. Hoy, la tercera parte de los municipios con sospecha de minas han sido declarados libres de sospecha de minas, y seguimos trabajando en 232 municipios más, beneficiando así a dos millones de personas”.

Asimismo, una mejor perspectiva del tratamiento de las víctimas: “El compromiso de Colombia con las víctimas del conflicto armado empezó antes de las negociaciones de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, y hoy continúa a través de la puesta en marcha del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición”.

La Consejera Presidencial para los DD.HH. de Colombia, Paula Gaviria, también participó en el examen y expresó:  “Un Estado comprometido con los DD.HH.  es un Estado que reconoce las voces y visiones de los diferentes sectores y movimientos que defienden los derechos humanos. Por ello el Acuerdo Final de Paz, además de tener un enfoque en DD.HH., contempla históricas luchas y reivindicaciones de organizaciones y movimientos sociales”, afirmó.

La puesta en marcha de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, que ha llegado a todo el territorio nacional, ha significado un gran avance en la garantía de los derechos de las víctimas. Tres millones de víctimas han recibido alguna medida de reparación, 4 millones de desplazados han sido atendidos con ayuda humanitaria y cientos de comunidades y colectivos adelantan procesos de reparación. En materia de restitución, 300.000 hectáreas de tierra han sido devueltas a sus legítimos dueños, informó Gaviria.

Para garantizar la promoción y protección de derechos de los campesinos, así como la seguridad alimentaria del país, el Gobierno Colombiano ha invertido más de 1.8 billones de dólares, en procesos de formalización y restitución, en construcción y entrega de 140 mil viviendas rurales y en la implementación de Proyectos y Alianzas Productivas para la Paz, informaron los altos funcionarios colombianos.

La situación de los niños víctimas del conflicto fue otro de los temas del Examen de DD.HH.  Este aspecto fue un eje central en las negociaciones en La Habana. Fue la primera vez que, en el marco de un Proceso de Paz, se generaron acuerdos respecto de la salida y atención de los menores de edad de un grupo armado ilegal.

Colombia también, informaron sus delegados, ha avanzado en la garantía de los derechos económicos, sociales y culturales, aunque persisten desafíos. En los últimos 7 años, más de 5 millones de personas salieron de la pobreza, producto de las políticas, estrategias y programas implementados. El fin de la pobreza es la primera meta fijada por el Estado para el cumplimiento de la Agenda 2030.

En educación, se ha establecido la gratuidad en las instituciones educativas públicas, beneficiado a 8 millones de estudiantes. Adicionalmente, la cobertura en educación superior ha crecido. Pasamos de 37% en 2010 a 53% en 2017. En salud, se alcanzó una cobertura en afiliación del 95%. Por otro lado, para mejorar la calidad de vida de los colombianos, se han construido 1.500.000 viviendas, la mitad de ellas han sido entregas de manera gratuita o subsidiada.

Según el Ministro Rivera, las agresiones en contra de líderes sociales y defensores de DD.HH. son uno de los mayores desafíos. “Manifiesto nuestro absoluto rechazo a todo tipo de violencia en contra del ejercicio de su labor, y reconocemos su trabajo como elemento fundamental en el fortalecimiento de la democracia y del Estado Social de Derecho”, afirmó.

Para responder a esta situación, el Gobierno está trabajando coordinadamente con la Fuerza Pública y la Fiscalía General de la Nación en la consolidación de la política pública basada en la prevención y la protección.

Además, hoy el país cuenta con un renovado Sistema de alertas tempranas en el territorio, se fortaleció la protección colectiva a través de una ruta especial y se estableció el Programa Integral de Seguridad y Protección para las comunidades y organizaciones en las áreas del país en donde más se necesitan.

La delegación también se refirió a la investigación y sanción de los responsables de violaciones a los DD.HH., tema sobre el que ha recibido distintas recomendaciones.

Durante los últimos años, Colombia ha registrado importantes avances, mediante la puesta en marcha de modelos de investigación y priorización de casos. Además, la delegación insistió en que el Estado colombiano seguirá avanzando en la identificación, juzgamiento y sanción de los responsables.

“Para el Estado colombiano, la cooperación y el acompañamiento internacional han sido fundamentales en la consecución de esos avances y la superación de los retos. No desfalleceremos en continuar trabajando por las poblaciones más vulnerables y en nuestro deber de garantizar la labor de los defensores de derechos humanos, líderes sociales y campesinos. El compromiso de Colombia es la consolidación de un Estado garante de los derechos humanos, a través de la institucional con la que contamos, la cual se ha visto fortalecida con la puesta en marcha de la implementación del Acuerdo de Paz. Nuestro compromiso inquebrantable es alcanzar una paz con derechos humanos”, agregó el Ministro Rivera.

Cambio Climático amenaza con provocar millones de Emigrantes

Washington, D.C. 8 de mayo de 2018. Redacción Ecos. Foto: J. Moore/Getty Images.-Según un estudio del Banco Mundial, si no se actúa contra el Cambio Climático, en el 2050, más de 140 millones de personas emigrarán en África, Asia Meridional y América Latina, dentro de sus respectivos países.

Sequías, malas cosechas y el aumento del nivel del mar son algunos de los motivos que forzarán a millones de personas residentes en zonas vulnerables a desplazarse en los próximos años. 

El Informe 'Groundswell: Prepararse para las migraciones internas provocadas por impactos climáticos', prevé que América Latina tenga 17 millones de emigrantes internos por motivos climáticos en 2050. 

El reporte es el fruto de un trabajo conjunto de investigadores del Center for International Earth Science Information Network (Columbia University), el Institute for Demographic Research (CIDR) de la City University of New York (CUNY) y el Potsdam Institute for Climate Impact Research (PIK). 

Tomando como base una investigación internacional, este informe se centra en la relación entre los impactos del Cambio Climático y el estrés hídrico, la pérdida de productividad de los cultivos, la subida del nivel del mar, los patrones de migración interna y los modelos de desarrollo. 

"El PIK proporcionó escenarios de los impactos del Cambio Climático en la agricultura y los recursos hídricos, como base para investigar sus efectos potenciales sobre la migración interna. Además de proporcionar los datos, estuvimos involucrados en la interpretación de los resultados", explicó a Jacob Schewe, investigador del centro. 

El Informe del Banco Mundial identifica zonas vulnerables a los impactos climáticos de tres países. "Etiopía, Bangladesh y México son países populosos de los cuales existen datos y estudios previos sobre migraciones climáticas”, aclaró Susana Adamo, demógrafa argentina, especializada en migración, población y medio ambiente e Investigadora del Center for International Earth Science Information Network. 

Asimismo, Adamo señaló que "los países difieren en términos de condiciones climáticas, ecosistemas, indicadores de desarrollo y urbanización, grado de vulnerabilidad al riesgo climático, perfil demográfico, patrones migratorios y capacidad institucional”. 

Cambios que fuerzan desplazamientos 

El Cambio Climático se une a las causas migratorias que obligan a las personas a abandonar sus hogares y buscar otras oportunidades debido a cuestiones económicas, sociales y políticas. "Los impactos del Cambio Climático, como las inundaciones o las sequías, son solo un factor determinante”, puntualizó el experto alemán, Jacob Schewe. 

Por otro lado, "la merma de productividad agrícola podría poner en peligro los medios de subsistencia de las personas, especialmente en los países en desarrollo. Se espera que el Cambio Climático disminuya el potencial de rendimiento de muchos cultivos agrícolas importantes en las regiones tropicales, debido al aumento del estrés por calor y las condiciones de sequía. Los recursos hídricos también se verán afectados por patrones cambiantes de precipitación y una mayor evaporación", lamentó Scheve. 

En este sentido, a pesar de que México cuenta con una mayor capacidad de adaptación, "el Cambio Climático puede potenciar la emigración rural-urbana en áreas donde la población depende fuertemente de la agricultura”, subrayó Adamo. 

"A más largo plazo, la subida del nivel del mar amenaza las tierras bajas a lo largo del Golfo de México”, avanzó. Aunque las principales ciudades ubicadas en tierras altas, incluida la Ciudad de México, serán  puntos críticos de inmigración climática, "en América Latina, la transición urbana ya está muy avanzada, y es probable que la mayor parte del movimiento interno sea urbano a urbano o urbano a periurbano, a medida que la población agrícola deja de ser exclusivamente rural”. 

No obstante, según el informe existen diversas medidas, como la reducción de emisiones de gas de efecto invernadero, que pueden ayudar a reducir el número de personas afectadas por esta problemática hasta en un 80 por ciento. 

"En los países afectados por los impactos del Cambio Climático, es importante reconocer que éste es un posible impulsor de la migración interna y que esta posibilidad se incluya en los planes nacionales de desarrollo”, apuntó Jacob Schewe, recordando que "un desarrollo que incluye una mejor educación y la lucha contra la pobreza, reduce la necesidad de migración".

Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán

Bogotá, D. C, 8 de mayo de 2018.- EFE.- El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró  estar dispuesto a negociar con Irán y otros países un nuevo acuerdo relacionado con el programa nuclear iraní y pronosticó que Teherán acabará prestándose a hacerlo, tras anunciar que retirará a Estados Unidos del pacto multilateral de 2015.

“Ahora que nos retiramos del acuerdo con Irán, trabajaremos con nuestros aliados para encontrar una solución real, integral y duradera a la amenaza nuclear iraní”, dijo Trump en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca.

“Los líderes de Irán dirán, naturalmente, que se niegan a negociar un nuevo acuerdo. Se niegan, y me parece bien. Probablemente yo diría lo mismo si estuviera en su lugar. Pero lo cierto es que al final van a querer negociar un acuerdo nuevo y duradero, uno que beneficie a todo Irán y al pueblo iraní”, indicó.

“Cuando quieran hacerlo, estoy preparado, dispuesto y capaz”, añadió.

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, aseguró poco después a los periodistas que las conversaciones con los aliados de EE.UU. para negociar “un pacto mucho más amplio” que el firmado en 2015 comenzarán “literalmente mañana por la mañana”.

Trump advirtió que ese nuevo acuerdo no debería limitarse al tema nuclear, sino que también debe “incluir esfuerzos para eliminar la amenaza del programa de misiles balísticos de Irán, para detener sus actividades terroristas en el mundo y para bloquear su actividad amenazante en todo Oriente Medio”.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo en un comunicado que mientras su Gobierno construye “un esfuerzo global” para reemplazar el actual acuerdo con Irán, “las sanciones entrarán en vigor completamente, y recordarán al régimen iraní el aislamiento diplomático y económico que resulta de sus actividades malignas”.

No está claro que Trump pueda alcanzar un nuevo pacto con los firmantes del arreglo de 2015 (Irán, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), dado que todos ellos defienden el acuerdo nuclear firmado hace tres años.

La alta representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, aseguró hoy que el bloque europeo está “determinado a preservar” el pacto de 2015, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, lamentó la decisión de Trump pero se mostró abierto a negociar “un acuerdo más ambicioso”.

Mientras, el presidente iraní, Hasan Rohaní, dijo este martes que, tras la decisión de Trump, ha ordenado a la Organización Iraní de Energía Atómica que esté preparada para adoptar “medidas en caso necesario”, incluido el enriquecimiento de uranio.

Informalidad del empleo detiene Desarrollo Sostenible: OIT

Ginebra. 6 de mayo de 2018. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: OIT News.- Un nuevo informe de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) muestra que 2.000 millones de personas ocupan un empleo informal, gran parte de ellas en los países emergentes y en desarrollo (93%). La mayoría de estos trabajadores carece de protección social, de derechos laborales y de condiciones de trabajo decentes. La OIT pone de manifiesto que la transición hacia la economía formal es una condición imprescindible para hacer realidad el trabajo decente para todos.

Uno de los indicadores más preocupantes, en términos demográficos es, que si se excluye la agricultura, la mitad de la población activa del mundo tiene un empleo informal, según el informe. En África, 85,8% de los empleos son informales. La proporción es de 68,2% en Asia y el Pacífico, 68,6% en los Estados Árabes, 40,0% en las Américas y 25,1% en Europa y Asia Central.

Desde la perspectiva de género, el trabajo informal es una mayor fuente de empleo para los hombres (63%) que para las mujeres (58,1). De los dos mil millones de trabajadores que ocupan un empleo informal en el mundo, poco más de 740 millones son mujeres. Las mujeres están más expuestas al empleo informal en la mayoría de países de ingresos bajos e ingresos medios bajos y con mayor frecuencia se encuentran en las situaciones más precarias.

El nivel de educación es un factor determinante del nivel de informalidad. A escala mundial, cuando el nivel de educación aumenta, el nivel de informalidad disminuye, indica el informe. Las personas que han completado la educación secundaria y superior tienen menos probabilidades de ocupar un empleo informal que los trabajadores que no tienen ninguna instrucción o solo han finalizado la educación primaria.

Las personas que viven en las zonas rurales tienen casi el doble de probabilidades de estar empleadas en la economía informal que las que viven en las zonas urbanas y la agricultura es el sector con el nivel más alto de empleo informal, estimado en más de 90%.

Dos de los autores del Informe, Florence Bonnet y Vicky Leung, señalan que si bien no todos los trabajadores informales son pobres, la pobreza es tanto una causa como una consecuencia de la informalidad.

“El informe muestra que las personas pobres enfrentan tasas de empleo informal más altas y que las tasas de pobreza son más altas entre los trabajadores en la economía informal”, explicó Vicky Leung.

Por su parte, Florence Bonnet, señaló que: “existe la necesidad urgente de combatir la informalidad. Para cientos de millones de trabajadores, la informalidad implica una falta de protección social, de derechos en el trabajo y de condiciones de trabajo decente y para las empresas significa baja productividad y falta de acceso al crédito. Los datos sobre estas cuestiones son esenciales para elaborar políticas apropiadas e integradas que se ajusten a la diversidad de situaciones y necesidades”. “La elevada incidencia de la informalidad es un gran desafío para la realización de trabajo decente para todos y el desarrollo inclusivo y sostenible."

Este informe llega en un momento oportuno debido al impulso creado por la Recomendación sobre la transición de la economía informal a la economía formal, 2015 (núm. 204)  y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen indicadores estadísticos específicos sobre el empleo informal.

La Recomendación núm. 204 de la OIT destaca la necesidad de facilitar la transición de los trabajadores y de las unidades económicas a la economía formal, a fin de promover la creación, preservación y sostenibilidad de las empresas y de empleos decentes en la economía formal y para prevenir la informalización de los empleos de la economía formal.

“La elevada incidencia de la informalidad en todas sus formas tiene múltiples consecuencias nefastas para los trabajadores, las empresas y las sociedades y es, sobre todo, un gran desafío para la realización de trabajo decente para todos y el desarrollo inclusivo y sostenible. Haber logrado medir esta importante dimensión, incluida ahora en el marco de los indicadores de los ODS, puede ser considerado un excelente progreso para actuar al respecto, en particular gracias a la puesta a disposición de un número mayor de datos comparables de los países”, declaró Rafael Diez de Medina, Director del Departamento de Estadística de la OIT.