Principales

Los colombianos castigaron a las FARC en las urnas

Bogotá, D.C, 12 de marzo de 2018. Por Luis Fernando García Forero. Foto El Clarin.- El nuevo partido político que surgió de la guerrilla de las Farc y que guarda la misma sigla pero que ahora se denomina Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, sufrió el primer traspiés en la democracia, cuando los colombianos la castigaron en las urnas por los actos violentos que protagonizaron en cinco décadas y que dejaron miles y miles de muertos en el territorio nacional.

Solo lograron 52.532 votos en las elecciones para la conformación del Congreso de la República que se instala este 20 de julio. Sin embargo tienen derecho a 10 curules, cinco en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes porque surgió de los acuerdos de paz. De esa manera abordaron el escenario democrático cambiando las balas por los votos, pero como se observa, todavía los siguen recordando como autores de delitos atroces.

La memoria de las víctimas de la tragedia por tantos años de guerra, aún ronda en cada mente de millones de colombianos. Y eso se confirmó el pasado 11 de marzo en las elecciones, lo que indica que el proceso de reconciliación va a tener un camino largo y espinoso: Para la muestra un botón: la polarización del país es un ejemplo de ello.

Aunque se desarrollaron unas elecciones sin el disparo de un fúsil, no como en otras oportunidades que había atentados y hostigamientos, entre otros actos violentos, los colombianos votaron tranquilamente pero abiertamente con el sufragio derrotaron a las FARC. Los agobia el pasado, aún critican el presente de los nuevos actores políticos para lograr una verdadera reconciliación.

La fotografía que le dio la vuelta al mundo de Iván Márquez depositando su voto y el twitter de Pablo Catatumbo cuando después de votar quedó en las redes sociales afirmando: "¡Día histórico para nuestra Colombia! En mis 64 años de vida es la primera vez que ejerzo mi derecho al voto y me siento muy contento y conmovido de haberlo hecho por la paz y reconciliación de nuestro pueblo", no dio la talla para que hubiesen tenido un mejor resultado en las urnas.

“Llegó el momento de ponerle fin a esta polarización”: Vargas Lleras

Bogotá, D. C, 12 de marzo de 2018. Redacción Ecos. Foto: eje21.com.co.-  En medio del agite político donde se habla de los ‘quemados’ y la conformación del nuevo Congreso de Colombia, salió a hablar duro el candidato presidencial Germán Vargas Lleras y fue contundente en señalar que él representa el liderazgo para ponerle fin a la polarización entre los colombianos y por eso anunció la “construcción de una gran alianza” para lograrlo como jefe de estado.

En entrevista con el diario El Tiempo, Vargas Lleras fue enfático en destacar que la gente está buscando una persona con la experiencia y el liderazgo para enfrentar a partir del 7 de agosto los problemas que tiene este país. “Creo ser la persona para liderar el país en un momento como este, tengo la experiencia y el conocimiento”, aseveró.

Fue enfático en señalar que “la inseguridad en las calles, la que agobia al ciudadano de a pie, es hoy una de mis mayores preocupaciones y la voy a enfrentar con toda decisión. Sobre cómo voy a enfrentar este problema les presenté a los colombianos un documento completo. Es urgente trabajar en temas como la reincidencia”.

Sobre el tema de la inseguridad agregó que no puede ser que un delincuente entre 10 veces a la cárcel y la reincidencia no sean consideradas como tal. Por eso destacó que es necesario ampliar el número disponible de lugares de reclusión. “El crimen no se combate con impunidad. Es necesario avanzar en aspectos como el manejo de la inimputabilidad a menores, que hoy son la carne de cañón de organizaciones criminales. Tenemos planes concretos para un flagelo aterrador como el microtráfico, la microextorsión, el hurto callejero, el robo de celulares”.

Al referirse a lo que viene pasando con el ELN Vargas Lleras sostiene que ese grupo insurgente “mientras dialoga en Quito, se fortalece territorial y militarmente en Colombia. Estamos repitiendo el Caguán, donde no existe voluntad de llegar a acuerdos en concreto. Esta organización goza del pleno apoyo del Gobierno venezolano, su comando central está localizado en ese territorio y me preocupa mucho sobre qué se está negociando, cuáles son las pretensiones de esa organización”.

Anunció que actuaría duro con esa organización armada sino asume un compromiso serio de paz. “Me temo mucho que si el punto de partida de la misma fue el acuerdo de La Habana, no quisiera ni pensar cuáles son las pretensiones que hacen parte de esa agenda”, anotó el candidato presidencial.

Petro no será Presidente

Se refirió al proceso de consulta del pasado domingo y dijo que fue “un plebiscito en contra del proyecto de extrema izquierda que representa Gustavo Petro” y que “quien canalizó esa inconformidad fue Iván Duque”, pero que “no necesariamente será él (Duque) quien la materialice en la elección presidencial. Fue certero en señalar que después de los resultados de la consulta “Peto no será Presidente”.

Dijo que se siente fortalecido para la primera vuelta y que ha hablado con numerosos parlamentarios elegidos y dirigentes, “muchos de ellos interesados en avanzar hacia una nueva coalición conmigo. Estamos explorando caminos. Esta semana se abre el camino para avanzar en la consolidación de alianzas”.

Conformación Cámara de Representantes

PARTIDO                                VOTOS             %            #

PARTIDO LIBERAL                2.471.400     16,62%     35

CENTRO DEMOCRÁTICO    2.382.357      16,02%    32

CAMBIO RADICAL                2.140.464      14,40%    30

PARTIDO DE LA U                 1.840.253     12,38%     25

PARTIDO CONSERVADOR    1.819.634     12,24%     21

PARTIDO ALIANZA VERDE       883.547       5,94%     9

PARTIDO POLÍTICO MIRA        584.723        3,93%    2

POLO DEMOCRÁTICO              444.746        2,99%     2

OPCIÓN CIUDADANA               310.679        2,09%     2

LA DECENCIA (ASI,UP,MAIS)   262.282        1,76%     2

PARTIDO SOMOS                      160.618        1,08%     0

COALICIÓN COLOMBIA            121.338          0,81%    0

COLOMBIA JUSTA LIBRES        114.174           0,76%   1

ALIANZA SOCIAL INDEPEN.     112.3250,        75%        0

ALTERNATIVA SANTANDER       71.953            0,48%   1

COLOMBIA JUSTA LIBRES           58.654           0,39%   0

COALICIÓN DECENCIA(UP,ASI)  49.426           0,33%  0

MOVIMIENTO – MAIS                 44.034           0,29%  1

PARTIDO UNIÓN PATRIÓTICA    42.910           0,28%  0

FUERZA POR LA DECENCIA         35.140           0,23%  0

FARC                                               32.636           0,21%  0

ALIANZA VERDE-POLO                 21.849           0,14%  0

COALICIÓN POR EL NORTE         17.935            0,12%  0

TODOS SOMOS COLOMBIA      16.447             0,11%   0

AUTORIDADES INDÍGENAS       11.244             0,07%   0

ARAUCA PARA TODOS               5.028               0,03%   0

INTEGRACIÓN REGIONAL          3.033

Conformación del Senado de la República

                PARTIDO                                                           VOTACIÓN     %             # 

PARTIDO CENTRO DEMOCRÁTICO                                 2.513.320  16,41%    19

PARTIDO CAMBIO RADICAL                                            2.155.487  14,07%    16

PARTIDO CONSERVADOR                                                1.927.320  12,58%    15

PARTIDO LIBERAL                                                             1.901.933  12, 42%   14

PARTIDO SOCIAL DE UNIDAD NACIONAL U                 1.853.054   12,1%      14

PARTIDO ALIANZA VERDE                                               1.317.429    8,60%     10

PARTIDO POLO DEMOCRÁTICO ALTERNATIVO            736.3674     8,0%        5

COALICIÓN LISTA DE LA DECENCIA (ASI, UP, MAIS)    523.286,      4,1%        4

PARTIDO POLÍTICO MIRA                                                501.489       2,7 %       3

G.S.C. COLOMBIA JUSTA LIBRES                                    431.418        2,8%        0

PARTIDO OPCIÓN CIUDADANA                                      354.042        2,31%     0

PARTIDO SOMOS                                                               94.349        0,61%      0

MOVIMIENTO TODOS SOMOS COLOMBIA "TSC"         63.443        0,41%      0

FARC                                                                                     52.532       0,34 %     0

G.S.C. UNIÓN CON FORTALEZA                                        34.121       0,22%      0

G.S.C. SI SE PUEDE                                                             14.860       0,09%      0

Duque con pasos agigantados para llegar a la Casa de Nariño

Bogotá, D.C, 12 de marzo de 2018.- Por Luis Fernando García Forero. Foto: RCN Radio.- Le bastaron cuatro años al senador Iván Duque Márquez desde que llegó al Congreso en la lista del Centro Democrático, fundado por el Expresidente Uribe, para demostrar sus capacidades, argumentos, liderazgo, y convertirse, con más de 4 millones de votos en la consulta de derecha, en uno de los candidatos más opcionales en alcanzar la jefatura de Estado, en remplazo de Juan Manuel Santos.

“No queremos que a nuestro país lleguen las tentaciones del autoritarismo populista que arruinó a Venezuela”, fue una de las primeras frases del candidato presidencial, tan pronto se conocieron los resultados de la consulta de derecha y donde derrotó a Martha Lucía Ramírez y a Alejandro Ordoñez.

Iván Duque a sus 41 años de edad tendrá como fórmula a la vicepresidencia de la República a Martha Lucia Ramírez, que obtuvo más de un millón 500 mil votos en la consulta partidista.

Hijo del ex registrador y ex ministro Iván Duque Escobar, QEPD, y Juliana Márquez, fue educado para lo que está logrando: la Presidencia de Colombia.  Abogado de la Universidad Sergio Arboleda, con maestrías en Finanzas y Administración Pública y Derecho Internacional de “American University” y “George Town University”. Igualmente especialista en negociación, de Universidad de Harvard.

Aunque nació en Bogotá, sus genes y costumbres son antioqueños, como lo demuestra a manteles con sus amigos disfrutando de una bandeja paisa, donde evalúa cotidianamente el presente y futuro del proyecto político para gobernar a Colombia.

Sus colaboradores más cercanos ven en su jefe a un perfeccionista; aspecto que con su inteligencia y dedicado estudio, principalmente de las cosas públicas más que todo desde el ámbito económico, le llamó la atención a su jefe y tutor Álvaro Uribe Vélez.

El candidato presidencial Iván Duque Márquez es obsesionado por el trabajo, paciente, equilibrado. Es feliz cuando está al lado de su esposa, María Juliana Ruiz, y sus hijos Luciana, Eloísa y Matías.

Después del triunfo en la consulta, el nuevo candidato del Centro Democrático, sólo le queda ingeniarse junto a su jefe y colega Álvaro Uribe Vélez, la fórmula mágica de acercar a una fuerza política representativa que le ayude a empujar al menos un millón 500 mil votos que le aseguran su entrada el 7 de agosto a la casa de Nariño.

La paz, ganadora en elecciones del 11 de marzo

Bogotá, D. C, marzo 11 de 2018. Por Luis Fernando García Forero. Foto Ecos.- Después de muchas décadas, por fin en Colombia se llevaron a cabo unas elecciones en paz. No hubo atentados, ni traslados significantes de puestos de votación en el territorio nacional, lo que permitió con tranquilidad el ejercicio del sufragio con el objeto de elegir al nuevo Congreso y las dos consultas populares para candidatura presidencial.

La jornada electoral tuvo un protagonista ejemplar: el ciudadano colombiano, quien sumó esfuerzos para elegir a sus candidatos al Senado y la Cámara de Representantes, así como su participación en la consulta entre la izquierda de Gustavo Petro, quien será candidato presidencial;  y de Derecha, Iván Duque Márquez, quien fue el que más alcanzó votos, convirtiéndose en el candidato a la jefatura de estado del expresidente y senador Álvaro Uribe, quien como número uno en la lista a la cámara alta, no alcanzó el millón de votos como lo habían pronosticado las encuestas.

Las votaciones en paz de este 11 de marzo convierten a Colombia en una de las naciones más prosperas en el desarrollo de la democracia a nivel del continente americano, no obstante las dificultades que ha tenido en el marco del posconflicto, que ha sido controvertido por la polarización que vive la nación.

No se descarta la labor de la Registraduria Nacional que cumplió un papel importante y fundamental por la rapidez en el conteo de los votos, sin que el lunar negro del día, por la falta de tarjetones para la consulta en 25 puestos de votación, haya oscurecido la labor de la organización electoral.

En medio de ese escenario democrático en paz, el resultado de las elecciones reconfiguró el mapa político electoral, convirtiendo al Partido Cambio Radical, de Germán Vargas Lleras, como la fuerza que duplicó sus curules en el Senado compitiéndole a la bancada del Centro Democrático, que es la más alta: 19 senadores.

Quedó establecido, con el 99 % de los votos escrutados, que el Centro Democrático obtuvo 19 curules y Cambio Radical 16, más de la mitad de los que había logrado en el 2014. Entre tant, los partidos Conservador, Liberal y de La U retrocedieron en cuanto a curules: conservadores con 15, perdiendo tres; Liberales que tenían 17 y quedaron con 14 y la U que perdió 7 curules obteniendo solo 14.

El Partido Verde, otro ganador, pasó de 5 curules a 10, donde se destacó la gran votación de Antanas Mockus, quien con votos de opinión se acercó a los 500 mil sufragios. El Polo Democrático Alternativo mantuvo los 5 senadores. La línea de Petro logró 3 escaños y el Mira 3.

Razón le dieron los colombianos en las elecciones a la afirmación del sacerdote Vicente de Roux, Presidente de la Comisión de la Verdad, quien fue contundente en señalar que:“Lo que está en juego no es el futuro del Presidente Santos, ni el futuro político del expresidente Uribe, ni el futuro del ELN, ni el futuro de las Farc, sino la posibilidad de que podamos vivir como seres humanos”.

Lo que significa la fórmula Vargas Lleras y Luis Felipe Henao

Bogotá, D. C, 9 de marzo de 2018.- Por Luis Fernando García Forero. Foto Ecos.- Aunque las decisiones y opiniones en política no son la última palabra, lo cierto es que el candidato Germán Vargas Lleras lanzó e inscribió a Luis Felipe Henao como su fórmula vicepresidencial, lo que muestra que estará rodeado de su gente y puede que ese coequipero para llegar a la jefatura de Estado la puede aún cambiar, pero tiene un mensaje contundente: ambos se entienden en la política para las obras y manos a la obra para gobernar a Colombia.

Luis Felipe Henao siempre ha estado en los grandes escenarios de la vida política de Vargas Lleras. Fue viceministro de Vargas en dicha cartera y luego lo dejó como Ministro. Se desempeñó como  director encargado del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).

Henao, un abogado antioqueño de 38 años, ha estado en la militancia de Cambio Radical, partido fundado por Vargas Lleras, donde fue un aliado para desarrollar la construcción de las 100 mil viviendas de interés social, una de las banderas más importantes que muestra el candidato presidencial.

Lo importante fue que Vargas Lleras cumplió con la inscripción de su candidato vicepresidencial, por los términos y calendario dentro de la agenda de ley electoral. Pero el mensaje es claro, necesita un vicepresidente que le camine a su ritmo en el trabajo político que según lo ha demostrado Vargas Lleras, es diciendo y haciendo.

Sin embargo existe un pero que en el corto plazo puede optar por sacrificar el nombre de Henao y es que en una segunda vuelta se necesita una fuerza electoral grande. No se descarta que el Partido Conservador entre con un personaje a terciar esa vicepresidencia con un empuje en el caudal electoral. También puede ser un sector del Partido Liberal.

Todo se despejará luego de la conformación del Nuevo Congreso. Por ahora Vargas Lleras dio el campanazo a la opinión que necesita a un Vicepresidente que le aguante el ritmo, así sea con un coscorrón.

Rompimiento político entre Gaviria y Santos

Bogotá, D.C, 9 de marzo de 2018. Redacción Ecos. Foto Semana.- La presencia del exministro liberal Juan Fernando Cristo a Casa de Nariño fue el detonante para que el expresidente César Gaviria se fuera lanza en ristre contra el Presidente Juan Manuel Santos, a quien señaló de estar participando en política cuando invita a dirigentes a reuniones para tomar decisiones a nivel electoral.

En ese sentido el exmandatario liberal le expresó al Jefe de Estado su rompimiento con la coalición de Gobierno, denominada Unidad Nacional.  Agrega el expresidente que ningún integrante de las toldas rojas podrá apoyar a un candidato distinto a De la Calle, que es el representante oficial de la colectividad en las elecciones y que, en todo caso, cualquier coalición será discutida y decidida por la cúpula del partido y el propio De la Calle.

“Un excandidato a la presidencia ha resuelto, como mal perdedor, pretender socavar la unidad del Partido. Se equivoca si cree que me faltará la entereza para hacerme respetar”, aclara Gaviria, al explicar la raíz de su molestia y en una clara alusión a Juan Fernando Cristo, quien perdió la consulta liberal con Humberto de la Calle.

“No haremos parte de esa coalición con agrio sabor gubernamental que nos comprometa en el próximo periodo presidencial. Ya el gobierno saliente de Santos me había informado por intermedio del Secretario General que actuarían de común acuerdo con el candidato y los senadores. Esa no es una opinión que comparta nuestro candidato y no será la de los senadores y representantes liberales. No estaremos presentes en ninguna reunión de la vieja coalición a la que pertenecimos por apoyar el proceso de paz. Consideramos impropia e indelicada esta interferencia del Presidente en el actual proceso electoral”, sostiene Gaviria.

El siguiente es el pronunciamiento del expresidente César Gaviria Trujillo:

Según las facultades otorgadas por la convención nacional el Director del Partido le dio el aval para ser candidato del partido al Dr Humberto de la Calle Lombana, triunfador en la Consulta popular convocado por el Congreso  Nacional.

Quienes desempeñen cargos de Dirección de Gobierno, administración o control, hayan sido o aspiren a ser electivos en cargos o corporaciones de elección popular no podrán apoyar a candidato distinto al inscrito por el partido. En este sentido la Corte Constitucional señaló que tal deber importa a la disciplina interna de los partidos, conllevando a varias consecuencias por su inobservancia

Las decisiones en materia de coaliciones las tomará el Director del partido de común acuerdo con el candidato Humberto de la Calle Lombana. Todos los concejales, ediles, miembros de los directorios territoriales y además miembros  gobierno, gestión y  control deben apoyar la candidatura presidencial de Humberto de la Calle Lombana y a la candidata a la vicepresidencia Dra Clara Lopez Obregon, escogida en alianza con la Alianza Social independiente So pena de incurrir en causales de mala conducta sancionables por nuestros organismos de control.

Este partido se gobernará por sus estatutos y las decisiones del Congreso Liberal. En tal sentido un excandidato a la presidencia ha resuelto, como mal perdedor,  pretender socavar la unidad del Partido.  Se equivoca si cree que me faltará la entereza para hacerme respetar. Puede el excandidato perdedor tener la seguridad de que ejerceré la Dirección como lo hice al frente de la oposición al gobierno del Presidente Uribe. Fue un periodo de cohesión y unidad y nadie  que yo recuerde se separó de esa disciplina. Y no ocurrirá ahora. 

En este sentido quiero dejar sentada mi protesta ante el presidente Juan Manuel Santos por invitar y escoger a una persona, de altas calidades como el Dr Iván Agudelo,  a reuniones donde supuestamente van a tomar decisiones de mecánica electoral después de las elecciones del domingo las cuales el Partido Liberal no reconoce  ni reconocerá .

No haremos parte de esa coalición con agrio sabor gubernamental que nos comprometa en el próximo periodo presidencial . Ya el gobierno saliente de Santos me había informado por intermedio del Secretario General que actuarían de común acuerdo con el candidato y los senadores. Esa no es una opinión que comparta nuestro candidato y  no será la de los senadores y representantes liberales. No estaremos presentes en ninguna reunión de la vieja coalición a la que pertenecimos por apoyar el proceso de paz. Consideramos impropia e indelicada esta interferencia del Presidente en el actual proceso electoral.

César Gaviria Trujillo

Expresidente de la República

9 de marzo de 2018

El costo de la Democracia en Colombia

Bogotá, D.C. 8 de marzo de 2018. Por Daniela Cruz, Lina Nocobe, Sara Agón, Yenifer Montenegro, Edward Sanchez, Nasly Moreno, Oscar Betancur, Harvey Domínguez, Esneider Cortés, Evelyn Conde, Catalina Patiño y Daniela Sarmiento. Estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Los Libertadores*. Foto: Hispanopost.- Un candidato al Congreso que este domingo 11 de marzo logre conseguir 1.662 votos, podrá recibir más dinero que lo devengado por un ciudadano de salario mínimo durante todo un año de trabajo, de acuerdo a las normas electorales de Colombia.

Según la resolución emitida por el Consejo Nacional Electoral 2796 del 2017(CNE), un voto le cuesta $5.642 pesos a cada ciudadano, es decir, si durante el día de las elecciones un candidato acumula 2 millones de votos esto equivale a 11.284 millones de pesos, suma que se le depositará al mismo aspirante.

En una investigación realizada por un grupo de estudiantes de la Universidad Los Libertadores, se evaluaron los costos de la reposición de gastos (que se pagan con recursos del presupuesto nacional o sea de los impuestos que pagamos los colombianos) frente a las posibles necesidades sociales y económicas que se pueden suplir con estos 11.284 millones de pesos.

Si tanto para el Senado de la República como para la Cámara de Representantes se presentan 10 millones de votos, de los impuestos que pagamos todos los colombianos les habremos “regalado” al bolsillo de los políticos , además del voto, la no despreciable cifra 112 mil 840 millones de pesos.

Con esa cantidad de dinero, que sale de recursos del presupuesto nacional, es decir del bolsillo de los colombianos, se podrían financiar 144 mil 344 puestos de trabajo para desempleados durante un mes o pagarle el salario mínimo a más de 12 mil trabajadores durante todo un año.

Según datos del Icetex, hay cerca de 52 mil estudiantes que están “colgados” en sus créditos por más de 300 mil millones de pesos en total. Si de lo que se paga a los políticos por concepto de “reposición de gastos electorales” se tomaran esos más de 122 mil 840 millones de pesos, se podría condonar (perdonar) la deuda a cerca de la mitad de los alumnos morosos, que generalmente son pobres y por ello deben acceder a dichos créditos.

Es importante resaltar que luego de la elección, las organizaciones políticas reciben del Estado el dinero de la reposición de votos, y estas le entregarán el dinero a sus candidatos dependiendo del número de sufragios obtenidos.

De acuerdo a la Constitución colombiana, el Estado debe financiar  la democracia y para este efecto, según el CNE, las organizaciones políticas que obtengan al menos el 1,5% del total de votos (el 50 % del llamado umbral electoral), tendrán derecho a tal reposición.

Cabe aclarar que en este análisis hecho por los estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Los Libertadores, no incluye los costos de elecciones presidenciales (primera y segunda vuelta), consultas interpartidistas ni las elecciones territoriales, que pueden ser mucho más costosas que los comicios legislativos.

*Grupo 202: Taller de Noticia y Entrevista.

Vivir en Piedad

Por William Acero Arango.- “Admiro y quiero a mamá más que mi vida, pero quiero proponer más. La salud es el mejor de los caminos, soy médico”.

Con esa afirmación, muy personal y sentimental, Juan Luis Castro Córdoba, hijo de la candidata presidencial Piedad Córdoba Ruíz, narra las vivencias de su vida y las de sus hermanos en el libro, Vivir en Piedad, donde destaca aspectos desde que empezó la vida pública la controvertida líder que ha estado presente en la arena política de Colombia.

“Como en todas las familias del mundo y de nuestra amada Colombia, la mía es una más, con mil altibajos en todo el sentido de la palabra, pero somos y hemos sido muy felices, porque siempre hemos tenido mucho, pero mucho amor de parte de los nuestros”.

Juan Luis, un médico de tez morena y con una sonrisa que agrada a la mayoría de las personas que lo rodean, narró cómo fueron los primero años de su infancia y adolescencia cuando su madre se metió en política.

“Fuimos muy felices, pero siempre hay un pero. Mi madre desde muy temprana edad fue una mujer valiente y de mucho carácter. Estudio derecho porque su padre, mi abuelo quería a toda costa que ella fuera abogada. En su paso por el colegio y la universidad Pontifica Bolivariana, demostró siempre liderazgo, dejo huella, ayudó desde el consejo estudiantil a muchos de sus compañeros”.

Agrega que “el calvario para nosotros empezó cuando cada día se hacía más visible mi madre en el departamento de Antioquia y en el país. Fue edil de la comuna 12 con la votación más alta, posteriormente secretaría de despacho y Diputada a la asamblea de Antioquia.

Secretaría de despacho con tan solo 28 años, dentro de la familia, y después de mi tío senador ella era la más grande de todos y todas dentro de los negros y de la familia, siempre la vi peleando por los menos favorecidos, por los que no tenían nada, por los negros de este país, por los indios, por todos”.

En su relato Juan Luis Castro destaca que cada día que pasaba en el trabajo de Piedad  era más significativo y representativo porque se fue consolidando como una figura en el ámbito político nacional.         

“Apenas tenía 15 o 16  años cuando mi madre llega al senado de la Republica en la lista del partido liberal, uno  dos años atrás mi madre trabaja de la mano de Álvaro Uribe Vélez, para que este llegara a la gobernación de Antioquia”, sostiene Juan Luis y agrega que “fueron unas elecciones muy reñidas entre los dos partidos tradicionales, Liberal y Conservador. La mayoría de la dirigencia liberal acompañó a Álvaro Uribe, donde también se encontraba mi madre Piedad Córdoba”.

Al referirse a la figura de Álvaro Uribe Vélez dice que lo conoció en Bogotá. “Fue muy curioso, ella me lo presento en la Plaza de Bolívar. Él la saludo: negra cómo va? a lo que mi madre contesto, bien Alvarito trabajando y mostrándole a Juancho a Bogotá. Tímidamente contesté buenas”.

Recordó que Piedad Córdoba hizo campaña por Álvaro Uribe para que llegara a la gobernación de Antioquia, “pero creo que fue allí donde más temores teníamos en la familia, ya que mi madre era para aquella época senadora de la Republica, el partido liberal acababa de elegir como gobernador a Álvaro Uribe, y en la alcaldía de Medellín a Sergio Naranjo, un hombre con un pasado Oscuro, y a quien muchos señalaban de tener vínculos con el narcotráfico”.

“Que pereza, cómo esta ciudad elige a alcalde a ese tipo tramposo y maluco”, recuerda Juan Luis quien le expresó: “no te vas a meter con ese tipo, acordarte que dicen que es mafioso y peligroso”.

Narra que “con esas palabras que le dije, más se envalentonó, y a las 12 horas siguientes estaba dando declaraciones en radio y televisión nacional alegando que ese tipo tenía que ser investigado por sus presuntos vínculos con el narcotráfico”.

Destaca en su libro que desde ahí se agudizaron mucho más las intimidaciones porque todos los días había llamadas amenazantes, llegaban panfletos que complicaban las cosas en la casa y alrededores.

“Muchos de nuestros amigos que frecuentaban nuestra casa no volvieron,  se dieron cuenta que mi mamá hacia muchas denuncias en contra de las mafias de Medellín, del narcotráfico, de dirigentes políticos, de guerrilleros y de paramilitares”.

Recuerda lo que dijo Piedad Córdoba en un debate en el senado de la República “que la guerrilla cuidaba los cultivos de coca de los narcotraficantes en las selvas de nuestro país y cobraba millonarios recursos por ese favorcito”.

No deja de señalar en diferentes párrafos que cada día eran más y más agudas las amenazas. “Mi padre le dijo un día a mi madre: si le pasa algo a uno de mis hijos, hasta a la cárcel te hago meter bandida”, sostiene Juan Luis considerando que “no creo que lo dijera en serio, solo que mi padre estaba muerto del susto por las múltiples amenazas que nos hacían a diario”.

De las amenazas a los hechos

“Las amenazas terminaron, y empezó la verdadera oleada, un local de propiedad de nosotros ubicado en un barrio de Medellín, le colocaron 50 kilos de explosivos. Estalló a medias pero inmediatamente nos dimos cuenta que la cosa era mucho más seria de lo que realmente estaba pasando”, sostiene y resalta que “cuando el ex presidente Uribe, hoy senador, presenta el proyecto para crear las mal llamadas Convivir, mi mamá salió a denunciar que esas tales Convivir no podrían remplazar el estado colombiano, porque además se prestaría para que se camuflaran narcos, bandidos y paramilitares”.

En ese momento en su crónica Juan Luis Castro empieza a narrar el por qué se rompió la amistad con el senador Uribe que en ese momento era el gobernador de Antioquia.

Recuerda que fue muy terrible ese episodio. “Apenas me acostumbraba a lidiar con el tema de ser negro.  En todas partes nos insultaban, nos decían, mil cosas y palabras grotescas”.

Narra que cuando la congresista en ese entonces Piedad Córdoba presentó un proyecto defendiendo a los homosexuales, “fue la de troya. Nosotros, su familia y principalmente sus hijos, fuimos a los que nos tocó cargar en muchas oportunidades las cruces que se echó encima”.

Anota que “Cada paso político de mamá perecía un paso a la muerte: el asesinato del portero del colegio y la muerte de Martin fueron los hechos que me marcaron para toda la vida, mas la de Martín, un policía que habían asignado a la casa donde vivíamos en Medellín desde hacía 6 meses, eso me lleno de más miedo, pero fue el detonante porque me tocó ver como el agente de policía que era uno más de nosotros y nos cuidaba, perdía la vida por las distintas denuncias de mamá y los debates que ella casaba a nivel departamental y local, porque estaba convencida de las injusticias”.

El secuestro

Resaltó que el día más duro de su vida fue el 11 de septiembre. ”Estaba en la Universidad y me llamaron a mi teléfono para decirme que a mi mamá la habían secuestrado. Colgué, pero enseguida fueron más de 15 llamadas. Me preocupé, era una cosa muy insistente”.

Fue contundente en destacar que “El secuestro de mi madre por parte de las autodefensas nos selló a todos. Ese 11 de septiembre fue muy largo en día y los ocho que duró secuestrada fueron como estar en una oscuridad  sin salida”.

Agrega que “mi alma me volvió al cuerpo cuando ese día anunciaron en la radio noticias de última hora, fue algo raro, porque también pensé cosas malucas, se me hizo un nudo en la garganta, pero espere y el periodista anuncio; “acaba de ser liberada la senadora del partido liberal Piedad Córdoba”.

“Dios es grande, exclamé, y fue cuando salimos todos para el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, allí la vimos descender del helicóptero, llegó de botas pantaneras y una camisa blanca. Nos saludamos, y nos dijo: no muchachos es mejor hacerse matar, uno no se puede dejar secuestrar.

Recordó que en muchas oportunidades le dijo: “mamá, no te metas con esos tipos, nos vas hacer matar, yo siempre estaba en desacuerdo con las posturas y las posiciones de mi madre, ella casó y sigue casando peleas muy desiguales y creo que ese no es el camino”.

Se refiere a que Piedad Córdoba apoyó a Uribe para llegar a la gobernación, y a Samper para llegar a la Presidencia. El uno metido con los paramilitares y el MAS, y el otro, que llegó a la presidencia por la plata del narcotráfico. Al respecto me dijo: “no sabía nada de eso cuando los apoyé”.

Recordó cuando los congresistas Luis Guillermo Vélez, QEPD, y Mario Uribe  “le enviaron un mensaje a mi mamá pidiéndole que se saliera del partido y que apoyara a Uribe Vélez, que ya estaba todo listo que iban a ganar que se uniera a ellos y que no apoyara a Serpa que iba a perder”. Sobre el tema mamá me dijo: “como se te ocurre que voy hacer una cosa de esas es un acto de deslealtad, mas desleal que todos es el director del partido, que estaba tomando whisky y armando la candidatura de Uribe y volteando senadores”.

“Sigo apoyando a Serpa porque es el proyecto político que más le convine a Colombia”, me contestó y le dije: madre, vas a perder. Cuatro años exilados por tu culpa, Uribe está apoyado por esos paramilitares que te secuestraron, que maricada otra vez mas peleas”. De inmediato me replicó: “como se te ocurre Juan que voy apoyar a un tipo como esos. Más violencia para este país, no. Seguiré con Serpa hasta el final, pase lo que pase”. Contrario a lo que le dije, me miró y afirmó enojada: “No me volvas a dirigir la palabra”.

Hace un recuento del exilio en Canadá. “Fue duro, primero se fueron mamá, César, Camilo y Natalia. Llegué después de terminar mis estudios. Me encontré con un invierno duro con mucha nieve, ellos ya estaban algo adaptados. No fue realmente complicado, sufrimos mucho por nuestras costumbre y el idioma, pero le cogimos el hilo”.          

Se refiere a la situación económica y dice que fue un tema tortuoso. “César y yo trabajamos en Burger King y Natalia nuestra hermana menor, cuidando niños en casas de familia. Pero volvimos a encontrar paz, era distinto mirar los retrovisores de los vehículos, no nos daba miedo, no había llamadas amenazándonos, no había titulares de prensa, volvimos a ser felices”.

Precisa que “esto solo duro un año. Mamá decide en el 2002 regresar a Colombia para hacer campaña al senado, de todas las formas le pedí que se quedara, que no se fuera que eso estaba muy peligroso”.

“De nuevo fracasé, ella me escuchó como cuando uno regaña a un niño por una pilatuna. Pero mentiras, tan pronto uno lo perdona, sale hacer más daños. Esa era mi mamá. Llego a Colombia a sumarse a serpa y hacer campaña para el senado”.

Lo cierto en la vida de Piedad y Juan Luis es que a pesar de las dificultades por las que han pasado en la actividad política, siguen intensamente dedicados a la campaña electoral: ella, inspirada en su candidatura a la Presidencia de la República por firmas, y él, en campaña al senado de la República por la Alianza Verde.