Principales

Exequible Acto Legislativo del Acuerdo de Paz

Bogotá, D.C, octubre 11 de 2017. Redacción Ecos. Foto: Corte Constitucional.- Por unanimidad la sala plena de la Corte Constitucional declaró exequible el Acto Legislativo 02 del 2017 y además sentenció que durante los próximos tres gobiernos no se puede modificar el acuerdo que llevó al fin del conflicto con las Farc, grupo insurgente que enfrentó al Estado colombiano por más de 50 años.

La decisión del alto tribunal que salvaguarda la constitución colombiana, se da en momentos en que iniciativas legislativas pasan por momentos difíciles en las cámaras, debido a la negativa del partido Cambio Radical de no votar el proyecto que reglamenta la Jurisdicción Especial para la Paz.

Con la declaración de constitucionalidad de la reforma que permite viabilizar y blindar todo el andamio jurídico del acuerdo firmado entre el Gobierno y las Farc, la Corte Constitucional le da un espaldarazo al capital político más importante del Presidente Juan Manuel Santos: la paz.

"Las instituciones y autoridades del Estado tienen la obligación de cumplir de buena fe con lo establecido en el Acuerdo Final", sentenció la Corte Constitucional al señalar además que "las actuaciones de todos los órganos y autoridades del Estado, los desarrollos normativos del Acuerdo Final y su interpretación y aplicación deberán guardar coherencia e integralidad con lo acordado, preservando los contenidos, los compromisos, el espíritu y los principios del Acuerdo Final".

El presidente de la Corte Constitucional Luis Guillermo Guerrero, destacó que "El Acuerdo no tiene en sí mismo un valor normativo, sino que requiere su incorporación a la Constitución a través de reformas constitucionales, leyes aprobadas por el Gobierno y los decretos".

El magistrado Guerrero fue contundente en destacar que "el país no puede ser ajeno hoy a esa circunstancia, eso es lo que pretende el Acto Legislativo, dar estabilidad al Acuerdo, y la Corte señaló que esa estabilidad es necesaria, pero que se debe dar en algunas circunstancias". 

Precisó que esa decisión implica que no sería posible para un próximo gobierno “hacer trizas el Acuerdo” ni modificar lo ya implementado. 

El cataclismo electoral de la JEP

Bogotá, D. C, 10 de octubre de 2017.-Por Luis Fernando García Forero.Foto: SIG.- Un cambio radical generó la aprobación en primer debate la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz. Se cayeron las caretas, se rompieron las alianzas y los oportunistas preelectorales abandonaron la causa de la paz en pos de sus intereses.

Tomando en consideración que la iniciativa de la JEP está catalogada como la columna vertebral del proceso en el contexto del posconflicto, significa la necesidad de una posición ética de todos los que han estado involucrados y han sido actores directos del proceso de paz.

Las contradicciones en política tienen un peso específico. No se puede entender que partidos que votaron el Acto Legislativo que implicaba toda una reforma constitucional y un mayor compromiso político, ahora hayan votado en contra de dicha propuesta.

Las razones que motivaron el voto en contra no han respondido a los intereses supremos de la paz en Colombia. Todo indica que el afán sea por un lado, deslindarse en definitiva del Gobierno de Santos, y por el otro, la necesidad de generar una alianza poderosa con los enemigos de la paz.  

Esa perspectiva aparte de ser antiética y electorera, implica además la poca visión de lo que va a significar para Colombia el proceso del posconflicto. Un desafío que no le pertenece a ninguna tolda política, sino a los colombianos y a todas las voces globales que apoyan el reto del cambio y desarrollo del país.

Los señores que hoy abandonan el autobús de la paz viven en la Colombia de los años anteriores al conflicto armado y no pertenecen al futuro de las posibilidades que significa para nuestro país, cambiar de ser uno de los más violentos del mundo, a una nación con perspectiva de desarrollo sostenible, como lo señalan todos los organismos internacionales.

El subdesarrollo de nuestros países se debe a que ciertas clases políticas son anacrónicas e inescrupulosas. Prueba de ello es la corrupción rampante, el peculado y el tráfico de influencias que han debilitado las instituciones del Estado, han hecho que la población no crea en los políticos y se abstenga de votar. 

De todos modos, la paz aún cuenta con las mayorías en las cámaras legislativas y en la Colombia que vivió en carne propia las consecuencias del conflicto y la inequidad de las elites, pero que tiene la esperanza de un futuro mejor.

La clave está en invertir en las áreas rurales: FAO

Roma, 9 de octubre de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto: ONU PRESS.- Las áreas rurales tienen un gran potencial de crecimiento económico vinculado a la producción alimentaria en los países en desarrollo y los jóvenes no deberían tener que salir del campo para obtener empleo, asegura un nuevo informe de la FAO.

El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2017 revela que, entre 2015 y 2030, el número de personas entre 15 y 24 años aumentará unos 100 millones, principalmente en África Subsahariana.

Sin embargo, en muchos países en desarrollo, el crecimiento de los sectores industriales y de servicios, se ha quedado rezagado y éstos serán incapaces de absorber a los nuevos demandantes de empleo que van a incorporarse al mercado laboral.

Es por ello que la FAO asegura que se necesita una profunda transformación del sector rural para aprovechar su potencial, no sólo de proveer alimentos para una población creciente, pero también para generar empleo.

"Se está reduciendo la proporción de la población empleada en la agricultura y mucha gente se está moviendo hacia los empleos informales de baja calificación en el sector de los servicios. La capacidad de crear empleo es limitada, de manera que el empleo no representa una oportunidad de salir de la pobreza para muchos", asegura Marco Sánchez Cantillo, Director Adjunto de la División de Economía del Desarrollo Agrícola de la FAO.

Cantillo asegura que cada vez más habitantes de las zonas rurales se trasladarán a las ciudades y correrán el riesgo de sumarse a la población urbana pobre, en lugar de hallar un futuro mejor. Sin embargo, si se invierte en el sector de la agricultura, la urbanización puede convertirse una oportunidad.

"La urbanización representa una gran oportunidad para las áreas rurales, el 70% de los alimentos producidos en el mundo se consumen en las zonas urbanas del mundo. Para muchos agricultores la creciente demanda de alimentos podría resultar una gran oportunidad, quizá más importante que las exportaciones. Vincular a estos productores con estos nuevos mercados domésticos que van a tener a crecer, va a ser crucial para la reducción de la pobreza", agregó.

El estudio de la FAO establece tres líneas de acción para transformar el sector agrícola positivamente, que abarcan desde políticas públicas hasta la inversión en infraestructura que conecte los sectores rurales y urbanos de una manera más eficaz.

"La clave está en invertir en las áreas rurales pero teniendo en cuenta como estas áreas están conectadas o como debería estarlo en caso de que no lo estén, con los centros urbanos aledaños. En el reporte se propone una combinación balanceada de desarrollo de infraestructura con intervenciones de política a través del espectro urbano-rural. Está claro que se necesita infraestructura tanto para la cadena de valor alimentaria como para conectar las ciudades rurales con los pueblos aledaños", dijo Cantillo.

Ernesto Samper: “Una victoria electoral del uribismo sería terrible”

Bogotá, D.C, 9 de octubre de 2017 Tomado de EL País. Foto Carlos Rosillo.- Fuera del ámbito hispanoamericano, la imagen de Ernesto Samper (Bogotá, 1950) es la de un personaje efímero de la tercera temporada de Narcos. El expresidente colombiano lidió durante su mandato en los años noventa con la acusación de que el cartel de Cali había financiado su campaña, pero ha cabalgado esta última década convertido en representante regional y defensor de primera línea del proceso de paz con las FARC, la penúltima cabeza de las seculares guerras colombianas en las que han caído sucesivos narcotraficantes, guerrilleros y paramilitares sin que haya terminado por completo la violencia.

El reto de implementar los pactos de La Habana, con los que el Gobierno y los insurgentes dieron fin el año pasado a un conflicto de más de medio siglo, se multiplica ahora en plena víspera de la campaña para las legislativas y las presidenciales de 2018. Mucho más inclinado a la izquierda del espectro político que durante su mandato, Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) desde 2014 hasta el pasado enero, analiza los desafíos de su país y la región durante una visita a Madrid la semana anterior, en la que participó del encuentro Oportunidades de negocio en Colombia tras los acuerdos de paz.

Pregunta. ¿Cómo califica el desarrollo del proceso de paz?

“Las FARC han cumplido sus compromisos, pero la reincorporación a la sociedad lleva un ritmo preocupantemente lento”

Respuesta. Se ha cumplido una primera etapa muy importante que fue el proceso que termina con lo que podríamos llamar el silencio de los fusiles, que termina con la dejación de las armas, la desmovilización de la gente [guerrilleros] de las zonas veredales. Y ahora comienza un proceso difícil, que va muy lento a mi juicio, que es el de reincorporación. Mientras las FARC han cumplido con sus compromisos, incluido el de formar un partido, los programas de reincorporación, especialmente los de carácter económico, tanto para las FARC como para las víctimas me parece que llevan un ritmo preocupantemente lento.

P. Hay analistas que creen que ciertos grupos políticos buscan que esto sea así para debilitar a las FARC como movimiento.

R. Con los niveles a los cuales ha llegado la oposición, no descarto [que haya adoptado] ningún tipo de estrategia para entorpecer el proceso. Sin embargo, creo que está blindado por sí mismo y me parece que pese a las dificultades que he señalado ya es irreversible, por lo menos el proceso de las FARC. Y espero que en los próximos meses si se logran crear las condiciones para extender el alto el fuego bilateral que se pactó en Quito con el ELN [ahora la principal guerrilla del país], podamos afirmar que estamos ya en una situación de irreversibilidad de los dos procesos.

“La gente no votó contra la paz en el plebiscito, sino contra los impuestos, los gobernadores, el Gobierno nacional…”

P. ¿Cómo afecta la campaña electoral la implementación los pactos?

R. Contrario a lo que muchos piensan, el tema de la paz no va a ser decisivo en las próximas elecciones, sino el tema económico. De alguna manera la situación económica está contaminando las propias posibilidades de que se exprese un apoyo claro, sincero, solidario y masivo hacia el tema de la paz. Esto fue exactamente lo que vimos con el referéndum [sobre los acuerdos de paz en 2016 en que ganó el rechazo a los pactos]. La gente no votó contra la paz, sino contra los impuestos, los gobernadores, el Gobierno nacional… Pero eso fue una especie de sindicato de odios que encontró en la oposición a la paz una manera de expresarse dentro de lo que se ha llamado hoy en día la posverdad.

P. ¿Quiénes son los enemigos de la paz?

“Se están comenzando a presentar situaciones de deserción, de persecución de los dirigentes desmovilizados”

R. Por supuesto que hay unos enemigos políticos que están haciendo daño, pero creo que sin desconocer la importancia de los opositores a la paz el mayor enemigo es que se mantengan, o inclusive que se reproduzcan, las condiciones objetivas dentro de las cuales se concibió la violencia que mantuvo a las FARC durante 50 años en el monte. Está en el informe que estamos trabajando sobre cómo va el proceso con la Fundación Paz y Reconciliación. Ahí aparece claramente que en las 16 zonas veredales donde se concentraron las FARC se están comenzando a presentar situaciones de deserción, de persecución de los dirigentes desmovilizados. Pero más grave aún es que en las zonas donde operarían las nuevas circunscripciones para la elección de unos candidatos al Congreso (pactado en La Habana) es donde se está concentrando la persecución y el exterminio de dirigentes sociales.

Eso significa que las dinámicas de la violencia pueden en cualquier momento reactivarse. No creo que las FARC vayan a volver a tomar las armas que ya dejaron. Pero los factores de la violencia que las llevaron a sostenerse en el conflicto armado pueden de alguna manera estimular a los grupos —a algunos disidentes de las FARC, a los de paramilitares que se están reconfigurando a través del cartel del Golfo (de Urabá) y a las bandas de sicarios del narcotráfico— a mantener la violencia viva.

P. El partido de Germán Vargas Lleras, hasta hace poco ‘número dos’ de Juan Manuel Santos y ahora aspirante presidencial, acaba de darle la espalda en el Congreso a la justicia transicional que juzgará a guerrilleros y militares.

“Que el exvicepresidente de Santos le haya dado la espalda a la paz es una decisión insólita”

R. Se trata de una decisión insólita. Germán Vargas sabe perfectamente que una de las columnas vertebrales del proceso es la justicia transicional. Y hacerle daño a uno de estos ejes es prácticamente colocarse del otro lado de la paz. Espero que él recapacite y entienda que si quiere llegar a representar a unos sectores importantes que están con una salida política al conflicto armado no puede sustraerse de su responsabilidad de aprobar lo que podrían ser los cuatro o cinco temas fundamentales de la paz.

P. Parece muy difícil, sobre todo por la posibilidad de que Vargas se alíe con el uribismo, el principal opositor de los acuerdos.

R. No sé si esto corresponde a una campaña oficial o forma parte de la desinformación y del manejo de la posverdad que ha caracterizado al Centro Democrático [formación del expresidente Álvaro Uribe] en sus últimas actuaciones. Pero en la política como en la física opera el principio de acción y reacción. Un entendimiento entre las fuerzas de derecha contra la paz inmediatamente fortalecería una opción de las fuerzas progresistas, no necesariamente de izquierda, a favor de encontrar un candidato para la paz, que es lo que yo he venido proponiendo. Que el próximo 11 de marzo con las elecciones parlamentarias los candidatos que han manifestado su voluntad de sostener los acuerdos de paz y acompañar los del ELN escojan un candidato que se presente a la primera vuelta.

P. ¿Qué implicaría una victoria electoral del uribismo?

R. Eso sería la tapa de la olla. Espero que no sea ese el camino que tomen los colombianos. Que no se les olvide todo lo que llevamos tratando de salir de esta noche oscura de la violencia ni lo que estamos viviendo gracias al funcionamiento de los acuerdos de paz en materia de tranquilidad y de recuperación de la economía, del turismo, de la imagen de Colombia.

P. ¿Cuáles son las posibilidades de la izquierda en las elecciones tras la desmovilización de las FARC?

R. Si algún efecto favorable han tenido los acuerdos de paz es que este remedo que teníamos de alternatividad política en que los partidos tradicionales se repartían el poder como dos buenos hermanitos ha quedado atrás. Parece que ya para la opinión pública está claro que hay unos sectores reaccionarios que son los que combaten las opciones de paz y todo lo que ella representa. Y que hay unos sectores de carácter progresista que no van a tener la dificultad que tuvieron en el pasado de que les saquen del armario el fantasma de “la combinación de las formas de lucha” para descalificarlos. Al contrario, aquí se abre un arcoíris de posibilidades para que las fuerzas políticas se expresen.

P. Siguen creciendo los cultivos de coca, uno de los principales combustibles de la guerra.

“Llevamos 10 años fumigando más de un millón de hectáreas de coca y no ha funcionado”

 

R. Cuando en uno de los cinco puntos de la agenda de los acuerdos de La Habana se pactó que tendría que haber una sustitución masiva de los cultivos ilícitos se estaba pensando en desarmar esta bomba explosiva. El tema es cómo se hace. Nosotros tuvimos un Plan Colombia [patrocinado por Estados Unidos] que fue un absoluto fracaso. Llevamos 10 años fumigando más de un millón de hectáreas y lo que tenemos hoy son más hectáreas cultivadas. Creo en la fórmula que se acordó en La Habana de que sea un proceso de sustitución social y voluntaria con el apoyo del Estado en las zonas rurales donde se concentra la producción. Pero no un apoyo solo de presencia militar, sino con vías terciarias, con escuelas, puestos de salud, zonas de reserva campesina para que haya formas colectivas de trabajar la tierra. Estados Unidos no puede pretender que en un año de vigencia de los acuerdos se tengan los resultados que no se han obtenido con todos los Plan Colombia y todas las operaciones de fumigación que se han intentado en los últimos 20 años.

P. ¿Por qué Washington se obstina en la fumigación de la coca con glifosato?

R. Cada quien está buscando el flanco que más le interesa de los acuerdos para mostrar sus diferencias, que son de carácter ideológico.

LA CRISIS DE VENEZUELA Y LA MEDIACIÓN DE UNASUR

P. Ahora el fantasma electoral en Colombia es Venezuela ¿Cuán determinante será?

R. Depende de qué pase allí. Hace dos meses las alternativas que se abrían eran todas impensables: una guerra civil, un golpe de Estado, inclusive una invasión militar por parte de Estados Unidos. Hoy se han reabierto las posibilidades de negociación en Venezuela a partir de las tres premisas que fijamos los expresidentes a principio de año. Definir una agenda electoral par que hubiera elecciones regionales y presidenciales, que entiendo ha sido aceptada por el Gobierno y la oposición. Que a través de la Comisión de la Verdad, además de visibilizar a las víctimas, se legitimen otras aspiraciones, que las personas que hoy en día no pueden participar lo hagan a través de una amnistía concertada. Y también hay que hacer un acuerdo para una reforma constitucional que equilibre los poderes, de tal manera que no se siga en Venezuela con el juego de que el que gana las elecciones, gana todo. Y el que pierde, pierde todo. Hay que buscar una forma de equilibrar la participación en los poderes, que es lo que ha envenenado la política en Venezuela desde hace 10 o 15 años.

P. ¿Por qué fracasó la mediación de Unasur?

R. Fue exitosa mientras duró. Participamos a través de una misión electoral en las elecciones [parlamentarias] que ganó la oposición y el Gobierno aceptó estos resultados. Y luego iniciamos con los expresidentes y el Vaticano un proceso de diálogo en el que como señalaba el mismo Papa, lo importante no eran solamente los resultados, sino el proceso en sí, que la gente pueda estar hablando. Y creo que eso es lo que ha sucedido en Venezuela, que se está negociando sin dialogar. Lo más importante no es lo que se ve hacia fuera, sino que al interior de las negociaciones para el diálogo se están obteniendo concesiones y se están haciendo reclamos y exigencias atendidas por cada una de las partes, que están creando un clima de entendimiento entre el Gobierno y la oposición.

P. ¿Por qué se ha debilitado Unasur? 

R. Desde mi retiro hace varios meses, los países no se han puesto de acuerdo para elegir un sucesor, por la fórmula venenosa de que se necesita consenso para cualquier decisión. Hay algunos países que están jugando a que no se elija un secretario general para debilitar a Unasur. Y que les interesa que no haya uno que sirva de interlocutor. Nunca había sido tan importante la interlocución de la región frente a problemas de una magnitud incalculable como las amenazas que para la región representan las políticas del señor Trump. Él va en contravía de todos nuestros intereses, de los migrantes, del libre comercio, del cambio climático, que es lo que produce los huracanes que están destruyendo las islas del Caribe… Yo creo que ahí necesitamos un interlocutor, que no puede ser el secretario de la OEA [Luis Almagro], que repica y va en la procesión.

Fondo de Emergencia ONU alcanza su meta para el 2017

Nueva York, 9 de octubre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: ONU Press.- El Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) alcanzó su meta de financiamiento de 450 millones de dólares para el 2017, gracias al último aporte financiero de Suecia, informó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Mediante las contribuciones de países, empresas, fundaciones y particulares, el CERF puede responder con diligencia a emergencias y a diversas crisis desatendidas, a través de un financiamiento ágil de las actividades humanitarias. Este año, ha asistido con rapidez a 20 millones de personas que sufren inseguridad alimentaria en Nigeria, Sudan del Sur, Somalia y Yemen.

"La generosidad de los donantes del CERF es inspiradora", dijo Mark Lowcock, el Coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU. Con 145 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria, nos enfrentamos a múltiples desafíos; alcanzar nuestra meta para el 2017 nos alienta a seguir cumpliendo nuestra misión de ayudar a los más vulnerables en el mundo, en los tiempos requeridos", agregó Lowcock.

Asimismo, el CERF asignó 145 millones de dólares para 14 crisis con financiación insuficiente, además de 19 millones para ayuda de urgencia a los refugiados Rohingya que huyen de la violencia en Myanmar en 2017. 

Recientemente, el Fondo ha liberado 13 millones de dólares para prestar asistencia a decenas de miles de personas en situación crítica tras el paso de los huracanes Irma y María en el Caribe. La comunidad humanitaria está entregando comida, agua, medicina y atendiendo otras carencias.

"Frente al aumento de las necesidades provocado por los conflictos y los desastres naturales, más que nunca necesitamos que los donantes nos ayuden a alcanzar la meta de mil millones de dólares", aseveró Coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU.

La cifra de mil millones de dólares fue aprobada por la Asamblea General de la ONU el año pasado. El Coordinador espera que el evento anual de alto nivel del CERF, que tendrá lugar en diciembre, permita dar un paso determinante para alcanzar la meta.

"Una Organización de las Naciones Unidas fuerte requiere un CERF fuerte, confiable, para poder llegar a las personas atrapadas en crisis y responder a las necesidades de aquellas que se quedaron aún más atrás", afirmó el alto funcionario.

ICAN gana Premio Nobel de la Paz

Bogotá, D.C.  7 de octubre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Reuters.- La Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) fue galardonada por su trabajo en contra del uso de estos terribles artefactos, graficado en la firma del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares en julio.

Por su trabajo en la lucha contra las armas nucleares, por llamar la atención sobre las catastróficas consecuencias que tendría para la humanidad el uso de cualquier artefacto de este tipo y por sus esfuerzos para lograr un tratado que las prohíba, el Premio Nobel de la Paz 2017 fue otorgado este viernes a la Campaña Internacional por la Abolición de Armas Nucleares (ICAN).

El Comité Nobel en Oslo señaló que ICAN es "el actor líder de la sociedad civil en el empeño por conseguir la prohibición de las armas nucleares de acuerdo con las leyes internacionales" y enfatizó su deseo de que el premio incentive a los Estados con armas atómicas a considerar su responsabilidad en el desarme.

ICAN es una coalición de 468 asociaciones que se extiende por 101 países y que se ha convertido en una "fuerza motriz" del movimiento contra las armas nucleares y ha galvanizado esfuerzos para "estigmatizar, prohibir y eliminar" este tipo de armamento, apunta la argumentación del premio, que tiene un cierto trasfondo político: el fallo afirma que es también un llamado a la eliminación de las "15.000 armas nucleares que hay en todo el mundo".

Hasta ahora, el mayor éxito de ICAN ha sido la campaña por conseguir la firma del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares que 122 países aprobaron el pasado julio. El Comité Nobel lamentó que ni "los países que tienen armas nucleares ni sus aliados" lo han ratificado, aunque Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China han dado un primer paso en este sentido.

Los expertos ya habían pronosticado un Nobel de la Paz relacionado con la lucha contra las armas nucleares, en el marco de las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender el acuerdo nuclear internacional con Irán o de la escalada de la tensión por el conflicto en torno al programa nuclear de Corea del Norte.

Cada Premio Nobel está dotado por unos 940.000 euros y la ceremonia de entrega tiene lugar el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.

Consejo Seguridad ONU aprobó Misión para verificar alto al fuego Gobierno- ELN

Bogotá, D.C. 7 de octubre de 2017. Por Redacción Ecos. Foto: Radio ONU.- El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad una resolución que establece el monitoreo y la verificación del cumplimiento del alto al fuego bilateral entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno de Colombia, por parte de la Misión en ese país.

El texto indica que la Misión de la ONU en Colombia participará hasta el 8 de enero de 2018 en calidad de componente internacional y coordinadora en el mecanismo de monitoreo del cese al fuego temporal integrado por miembros del ELN, el gobierno colombiano y la Iglesia Católica.

Hasta 70 observadores internacionales serán añadidos a la Misión que actualmente verifica el proceso de reincorporación de los excombatientes de las FARC-EP a la vida civil.

El Secretario General recomendó al Consejo aprovechar la dotación de personal existente, así como los medios logísticos y recursos de la Misión para esta nueva tarea, sin que se afecte el cumplimiento de sus objetivos previamente asignados.

Los miembros de Consejo acogieron con beneplácito el alto al fuego bilateral, temporal y nacional entre las autoridades y el ELN anunciado el 4 de septiembre pasado.

“Estamos confiados que ambas partes han tomado los pasos necesarios para hacer de este un proceso irreversible” declaró el Representante Permanente de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti.

“Uruguay se complace de ser testigo una vez más de avances extraordinarios en el proceso de paz en Colombia”, agregó el embajador alterno de Uruguay.

Por su parte la Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Maria Emma Mejía, agradeció al Consejo su flexibilidad de agregar otra tarea específica a la Misión ya existente y resaltó que un acuerdo de este tipo no se había logrado con el ELN nunca antes en la historia de su país.

“Creemos que esto puede ayudar mucho tal vez en un momento histórico por el significado que tiene. Una organización guerrillera como el Ejército de Liberación Nacional que nunca en su historia de 53 años, más antigua aún que las FARC-EP, había firmado un cese bilateral al fuego y creemos que esto puede ser una buena señal de mejores tiempos”, aseguró Mejía.

“Estamos saliendo de la horrible noche en materia petrolera” Orlando Velandia Sepúlveda

Bogotá, D.C, septiembre 29 de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto: Leonardo Vargas.- En medio de la turbulencia política que vive Colombia, en un ambiente donde se destaca el avance del proceso de paz y el desarrollo de su arquitectura jurídica para lograr la verdadera reconciliación, y además, del inicio del proceso electoral,  ECOS se dio a la tarea de entrevistar al Doctor Orlando Velandia Sepúlveda, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos - ANH, para que los colombianos se enteren cómo está nuestro país respecto al sector de hidrocarburos, tema fundamental para el desarrollo de la nación.

ECOS: ¿Qué retos ha cumplido como presidente de la ANH?

OV: Primero garantizar que el país tuviera los niveles de producción para lograr la buena salud de las finanzas públicas del país. Colombia no fue ajena a los efectos de la caída de precios, sin embargo, en el 2015  adoptamos las medidas pertinentes para lograr mantener los contratos y que permitieran reactivar la exploración una vez se recuperarán los precios, a fe que lo logramos. Por otro lado, la expedición del nuevo reglamento, Acuerdo 02 de 2017 que recoge toda la experiencia vivida con la caída de los precios e incentiva la inversión extranjera.

ECOS: ¿Se está garantizando la exploración?

OV: El 2016 terminó con 21 pozos exploratorios perforados, mientras que en lo corrido del 2017 se han perforado 37 pozos exploratorios, es decir, se superaron los perforados durante todo el 2016. Se proyecta cerrar año con 50 pozos exploratorios perforados. Las cifras hablan por sí solas.

ECOS: Increíble ese esfuerzo, pero lamentablemente se desborona con los atentados a oleoductos por parte del ELN. Dónde se está perdiendo el crudo y atentando contra la naturaleza.

OV: Lamentable, cada atentado a la infraestructura petrolera nos deja daños irreparables en el medio ambiente. La pérdida de oportunidades de los recursos que se convierten en beneficio social. Con esos actos perdemos todos los colombianos.

ECOS: ¿Qué llamado hace usted al ELN para que cesen los atentados?

OV: Que reflexionen y piensen en los intereses y bienestar de todos los colombianos. 

ECOS: Estamos en el camino del posconflicto, ¿Cómo ve el rol de la ANH en el desarrollo de este proceso de reconciliación nacional?

OV: Siempre he dicho que el posconflicto no será posible si no hacemos las inversiones sociales en esas regiones históricamente abandonadas. Por coincidencia geográfica y por estructuras geológicas, donde están asentados estos importantes recursos, es también donde  la industria ha hecho esas inversiones y desafortunadamente se ha generado el conflicto histórico. Sabemos que el papel de la industria es vital para la inversión, por eso se están creando mecanismos que conviertan a las empresas en actores principales para reconstruir tejidos sociales en esas zonas que fueron víctimas de la guerra.

ECOS: Le preocupa el  tema de las consultas populares que recientemente se han realizado en diferentes municipios del país?

OV: Debo decir que no cuestionamos ni estamos en contra de las consultas como tal porque tiene arraigo constitucional  y legal. Hacemos un reproche a la forma cómo se están adelantando, creo que es un  mecanismo muy importante en la toma de decisiones del pueblo, pero no es la dinámica adecuada. Es necesario seguir informando a las comunidades mediante un dialogo articulado. Hemos demostrado que durante cien años hemos podido desarrollar la industria hidrocarburífera, sin generar los efectos que hoy se señalan. Dicha industria es de las más rigurosas con el manejo ambiental.

ECOS: ¿Cuál es el reproche?

OV: Deben ser procesos basados en un diálogo sincero y honesto, lo he llamado “diálogo informado con las comunidades”. Tener la oportunidad de explicar la actividad hidrocarburífera y sus innumerables beneficios, para que las comunidades realmente tomen la mejor decisión. Cuando se plantea el dilema: “Agua, o petróleo, medio ambiente o industria” estamos situando a las personas en una disyuntiva totalmente sesgada. Todos queremos preservar el recurso hídrico y suministro de agua, por eso cuando se hacen preguntas que tienen casi que implícita la respuesta, los resultados son contundentes. Entonces esos dilemas son los que en la metodología no nos están ayudando.

ECOS: ¿Está la ANH abriendo el campo de la competitividad  para la exploración de hidrocarburos?

OV: Un país en materia petrolera es competitivo si tiene  condiciones sociopolíticas adecuadas, es decir, estabilidad de los Gobiernos y su relación con las comunidades. Las relaciones, digamos las condiciones fiscales de los contratos y un tema de prospectividad, es decir qué tan posible es encontrar hidrocarburos en el territorio de determinado país. En esos tres frentes hemos venido avanzando. Queremos más, pero hemos avanzando a tal punto que hoy, lo digo con satisfacción, en las evaluaciones que se están haciendo a nivel internacional, hemos salido con muy buenos resultados.

ECOS: ¿En qué aspectos?

OV: La expedición de un Certificado de Rembolso Tributario – CERT para todas las compañías que inviertan en exploración. Esos estímulos fiscales hacen más atractivo y competitivo al país. Por otro lado, mejoramos la información geológica de nuestras áreas, eso ayuda a que las empresas vean con buenos ojos todo el esfuerzo técnico con el que contamos. Y uno de los aspectos más importantes y que es un patrimonio del país: su seguridad jurídica, las compañías saben que hay garantía de estabilidad jurídica en los contratos.

ECOS: ¿Respecto al componente social, qué nos puede decir?

OV: Se puede tener un país con alta prospectividad, un país con unas condiciones fiscales adecuadas, con instituciones fuertes, pero de nada sirve si no hay licenciamiento social en las regiones. Hemos venido trabajando con nuestra Estrategia Territorial de Hidrocarburos, que busca la articulación entre comunidad, industria y gobierno esperando como resultado armonizar los intereses de todas las partes.  

ECOS: ¿Hay mucho interés por las multinacionales en  explorar hidrocarburos en nuestro país?

OV: Claro, hay un gran interés por parte de las compañías. En materia de exploración y producción en continente, seguimos teniendo compañías top 50 a nivel mundial invirtiendo en Colombia.

ECOS: ¿Respecto a Ecopetrol, en materia exploratoria está aplicando tecnología de punta, está bien en ese aspecto?

OV: Como colombianos nos sentimos orgullosos de la evolución empresarial que ha tenido Ecopetrol. La demostración clara es que hoy es un gran jugador, una compañía que justo en este mes justo comenzó un hito en la historia de Ecopetrol y es considerarse ya con el musculo empresarial, humano y tecnológico para perforar el primer pozo en el mar caribe colombiano. Ecopetrol está en gran nivel en el juego del mundo petrolero.

ECOS: Con lo que nos dice nos deja a los colombianos con un gran optimismo en esta materia. Respecto a la legislación actual, el Código de Minas, ¿Estamos acorde, actualizados a las circunstancias del tema de los hidrocarburos?

OV: Nos guiamos en líneas muy gruesas por el Código de Minas, pero sobre todo por el Código del Petróleo que llevamos  años sin hacerle una revisión. Dadas las características particulares de los contratos, nuestro marco normativo lo hacemos con la autonomía de la ley 80. En la ANH, hemos ajustado la normatividad muy a la vanguardia con lo que está pasando en el mundo, y creo que la expedición del Acuerdo 02 del 2017 es el resumen de todo el esfuerzo que hemos hecho en ese aspecto. Colombia está entre los países más atractivos para invertir en materia petrolera.

ECOS: Empieza un proceso electoral.  ¿El próximo Presidente de la República que elijan los colombianos, cómo deben enfocar la política de hidrocarburos en Colombia?

OV: Primero, no se debe olvidar lo que le ha aportado la industria petrolera a la Nación. Este es un país que sin ser petrolero ha derivado de la industria grandes beneficios en lo social y en el desarrollo de muchas regiones. Lo segundo es que tenemos mucho por explorar, por producir y conocer.

ECOS: ¿Qué responde a los colombianos sobre el futuro de los hidrocarburos?

OV: A nivel mundial la gente sigue creyendo en Colombia. Soy optimista de este país, siempre lo he sido, estamos saliendo de la horrible noche en materia petrolera.Como lo dije anteriormente, este año ya duplicamos la cantidad de pozos perforados durante el 2016. No es para lanzar los globos al viento, pero sí creo que hay  claras señales de reactivación y confianza.

ECOS: ¿Fundamentalmente en qué parte del territorio nacional tenemos esperanza de producción? 

OV: En el reciente Lanzamiento de nuestro procedimiento competitivo,  la cuenca Sinú- San Jacinto. Se evidencia de muy de primera mano el interés que tienen muchas compañías en invertir en Colombia y las que están, continuar con su labor. Cabe decir que la industria hidrocarburífera ha sido trascendental para nuestro país, se espera que le siga aportando esos buenos dividendos al bienestar y progreso de nuestra Nación.

La Brecha Salarial de Género persiste: OCDE

Bogotá, 4 de octubre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Financial Time.- Las mujeres aún ganan un 15% menos que los hombres. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) critica la persistencia de la brecha salarial de género y subraya que esta agobia el crecimiento de los países.

En los países desarrollados, las muejres acaban sus estudios con mejores notas que sus homólogos masculinos, pero se enfrentan a una discriminación en todas las áreas sociales y económicas que se traduce, entre otras cosas, en importantes diferencias salariales.

Según el documento de la OCDE, del cual forman parte 35 países, la disparidad salarial es más grande existe en la India (52,9%), Turquía (42%) y México (42%), mientras que Finlandia (3 %), Lituania (3,3 %) y Suecia (3,6 %).

De acuerdo con estos datos, la brecha salarial entre hombres y mujeres apenas ha variado en la última década, ello a pesar de la puesta en marcha de políticas de conciliación laboral-familiar, de transparencia en las diferencias salariales o de sistemas de cuotas para aumentar el número de mujeres en puesto de decisión.

La desigualdad salarial tiende, además, a incrementarse con la edad, una tendencia en la que tiene un papel determinante la maternidad. En este sentido, la OCDE recuerda que el llamado techo de cristal sigue sin romperse: el informe señala que cuando las mujeres trabajan, es más probable que lo hagan a tiempo parcial, que avancen menos hacia puestos directivos y que sean objeto de discriminación.

El resultado es que esta forma de discriminación agobia el crecimiento de los países. Según los cálculos del organismo, una reducción del 25% de esta diferencia de género de este momento a 2025, podría añadir un punto al crecimiento previsto del producto interior bruto en la OCDE y casi 2,5 puntos si se redujese a la mitad en ese mismo período. "Claramente queda mucho por hacer”, sentencia el documento.

Farc debería pasar primero por JEP

Bogotá, D.C, Octubre 4 de 2017. Redacción Ecos. Foto: pares.com.co.-  Otra tema se atravesó en la discusión de la reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz: la propuesta de que los excombatientes de las Farc deberían pasar primero por ese alto tribunal, pone en aprietos la participación política de los ex combatientes para lograr escaños en las corporaciones públicas.

La iniciativa surgió de la senadora Claudia López, en la discusión del proyecto de la reglamentación de la JEP por parte de las comisiones primeras de senado y cámara, donde se pretende aprobar que los cabecillas de la guerrilla no podrían ser congresistas sin antes ser juzgados por ese tribunal de la justicia transicional.

La propuesta no se votó pero está lista para ser discutida y votada este miércoles en dicha sesión, mientras que una subcomisión que estudió las proposiciones le está dando un tratamiento especial a los afectados por el conflicto e igualmente a las objeciones planteadas por el Fiscal Néstor Humberto Martínez, a varios artículos de esa propuesta gubernamental.

“Esta es la última vez que tenemos para tomar una determinación de la participación en política de quienes se someten a la JEP. El acuerdo dice claramente que el hecho de someterse a la JEP o incluso de ser condenado en la JEP no vulnera ningún derecho político, porque se trata que quienes se someten ahí pueden recuperar completamente los derechos políticos”.

Agregó que “queremos proponerles a las Comisiones Primeras que tratemos de encontrar un punto medio en el que se sometan a la ley. Primero, se hayan sometido, segundo hayan sido juzgados y su pena se haya impuesto, por lo menos que hayan sido juzgados, y en esa medida progresivamente se recuperen los derechos políticos”. Sostuvo la senadora López.

Sobre la propuesta el ministro del interior, Guillermo Rivera, tomó la palabra y rechazó categóricamente el argumento de Claudia López: “como lo hemos dicho en varias ocasiones en este y en otros recintos el Gobierno nacional está en la obligación de honrar los acuerdos, y en ellos lo que se dijo expresamente es que las sanciones de la Jurisdicción Especial para la Paz no tendrían afectación en los derechos políticos, así también se señaló expresamente en el acto legislativo”. Señaló que no es conveniente esa propuesta puesto que va en contravía de los acuerdos en La Habana que se suscribió el 24 de noviembre del año anterior”.

Agregó el titular de la cartera política que “si bien las sanciones emanadas por la jurisdicción para la paz, no podrán afectar los derechos políticos a ser elegidos, lo que sí podría ocurrir en la práctica, es que quienes comparezcan ante la JEP y no ofrezcan la verdad y no se comprometan a reparar a las víctimas, corren el riesgo de que sean sancionados bajo la modalidad de las sanciones ordinarias en el marco de la JEP y esas sanciones incluyen privación de la libertad. No podemos decir más de lo que está en el acto legislativo”. 

Pese a que el Gobierno ya demostró que tiene las mayorías en las comisiones primeras para sacar adelante la propuesta catalogada como la columna vertebral para la paz, aún se le siguen atravesando proposiciones que complican el desarrollo a buen puerto del proceso de ley estatutario que reglamenta la JEP.