Principales

Dos visiones de Colombia para votar

Bogotá, D.C, 12 de junio de 2018.- Por Luis Fernando García Forero.Foto Oscar Llorente.- En cada elección presidencial, el ciudadano no solamente elige un candidato, si no que selecciona una visión de cómo asumir la administración del Estado y las metas a futuro.

Sufragar debe ser, si somos ciudadanos conscientes de la oportunidad que nos brinda la democracia, un acto definitivo para que escojamos con la razón, no con la pasión, el por qué y por quién lo hacemos y no una actitud motivada por el carisma o el discurso de los aspirantes a Gobernar.

Aparte de las consideraciones ideológicas, cada candidato representa una forma de ver la política: unos, como servicio, otros, como negocio o el solo ejercicio del poder.

Lamentablemente muchos electores no estiman ni tienen en cuenta el impacto de quienes ejercen la política para beneficio personal. Muestra de ello es el personalismo caudillista de muchos gobernantes que se usufructúan en las obras que desarrollan de manera corrupta, con la máscara de gestión.

Se debe tener claro qué propuestas tienen en los aspectos fundamentales de la vida de la nación y cómo las van a instrumentar, porque la elocuencia del discurso enamora al elector pero la cruel verdad hiere la calidad de vida y el futuro de todos, principalmente los jóvenes.

Vemos y palpamos en el actual escenario que el camino de la política en América Latina está construido por mentiras y promesas inconclusas. Cambiar ese crudo espacio y tiempo, depende de quien elige, elija bien.