Principales

El debate de Galán que enfureció a Uribe

Bogotá, D. C, 12 de abril de 2018. Por Luis Fernando García Forero.- Foto: ECOS.- El debate anunciado desde hace más de un año por el senador Carlos Fernando Galán sobre las irregularidades en los Planes de Ordenamiento Territorial en el país y que se llevó a cabo en la plenaria del senado, fue escenario de una confrontación verbal antes y después de las deliberaciones, con un altercado a grito entero entre el congresista promotor y el ex presidente de la República Álvaro Uribe Vélez.

En medio de la disertación del senador Galán respecto a los casos de corrupción dentro de la aplicación de los POT, donde dijo que la corrupción urbanística es tan lucrativa como el narcotráfico, revivió de nuevo el caso de Tomás y Jerónimo hijos del ex presidente Uribe asegurando que ellos pagaron en el municipio de Mosquera, en Cundinamarca, una cifra menor por concepto de plusvalía en un predio rural y que luego fue modificado en el POT por un terreno industrial.

“La plusvalía del predio era de 136 mil millones de pesos. Por lo tanto lo que ha debido pagar ese predio no era 56 millones de pesos sino de 40.806 millones de pesos”, señaló Galán.

De inmediato el senador Uribe pidió la palabra y defendió a sus hijos. Le dijo: “A usted le pareció muy barato pero hay dos fallos judiciales que dicen que eso se tasó correctamente y que los hijos míos procedieron de acuerdo con la ley y la moral pública” y agregó que “sus actividades empresariales no se han dado en convivencia con el delito”.

El tema se fue calentando cada vez que avanzaba el desarrollo del debate. Ya cuando el Presidente del Senado le dio de nuevo la palabra al senador Carlos Fernando Galán para que concluyera, le respondió a Uribe que el predio de Mosquera debió pagar plusvalía, lo hicieron con un pago de $56 millones de pesos, que no era lo que deberían pagar.

De inmediato el expresidente Uribe pidió la palabra y dijo que eso no era verdad. “Usted trae una cifra equivocada de plusvalía porque la liquidaron en 643 millones 919 mil 230, el 30 % tarifa a dar 193 millones 175 mil 696. Por qué pagaron menos, porque lo pagaron en especie en una estación de bombeo de aguas que eran parte del sistema matriz de servicios públicos y eso no está prohibido y así lo dicen las dos sentencias que ha reivindicado que allí se procedió con ajuste a la ley y a la moral pública”.

Uribe terminó diciendo en la sesión formal que “estamos a muy pocos días de elecciones, le quiero pedir al país que se tenga en cuenta la propuesta del candidato Iván Duque que cualquier modificación de uso de suelo estará sometida a una rigurosa inspección pública”.

Al retomar la palabra Galán dijo que el hecho generador es el cambio de uso y eso se materializa “como usted dice, cuando se expide una licencia de construcción o cuando se vende, sin que se haya expedido la licencia. Entonces no se había materializado ese efecto de plusvalía, así el cambio de suelo hubiera sido antes o no”, pero aclaró que “una cosa son las cargas que se definen en un plan parcial y otra cosa es el efecto de plusvalía”, por eso se mostró de acuerdo con Uribe en que debe ser un tema que se debe considerar por parte de los candidatos presidenciales.

El expresidente Uribe volvió a pedir la palabra en medio del remate final del debate y le preguntó al senador Galán: “usted estima que la planta de agua, que era una carga municipal, tenía que ser una carga del desarrollador del proyecto?

Galán respondió que “eso dependía del plan parcial porque es el que define las cargas. Eso lo  define el municipio en las cargas y decide si hay que hacerlo o no, pero son cargas que tienen que ver con el plan parcial y no con el efecto de plusvalía”.

De inmediato la voz de Uribe apareció nuevamente y dijo que la planta de agua “era extra al plan parcial, era una carga municipal y por eso la descontaron de la plusvalía. Eso está claro en la sentencia. Por qué le hice la pregunta” anotó Uribe tras señalar que “usted dijo con razón que hay plusvalía y cargas. En este caso la carga no era del proyecto, era del municipio, y como lo pagó el proyecto, se compensó con la liquidación de plusvalía”

Galán le respondió que “no me voy a quedar ahí discutiendo…, no se trata de remplazar a los jueces, se respeta; pero en todo caso, no se pagó por un predio”.

“No le diga Mentiras al país “, increpó Uribe, a lo que Galán le pregunta: ¿Cuánto se pagó senador Uribe?, interrogante que calentó no solo al senador Uribe sino a toda la bancada democrática quien al unísono le gritaban que dejara las mentiras.

“Quieren que me quede callado. No, debo responder, debo responder, no me voy a quedar callado”, señalaba desde el atril el senador Galán, ante la mirada de su hermano el senador Juan Manuel, quien miraba las reacciones de toda la bancada del Centro Democrático que avanzaba lentamente con gritos hacia donde estaba el orador.

En medio del desorden Carlos Fernando Galán le decía al expresidente Uribe que cuando quisiera hicieran el debate en detalle. “Simplemente dije que un predio que debería pagar mucho más, no pagó”. La afirmación provocó a un más el rechazo de los senadores del Centro Democrático y la ira del expresidente Uribe quien le gritaba a Galán que no siguiera mintiendo, lo que llevó al presidente de la corporación, Efraín Cepeda, a levantar la sesión.

Pero ahí no quedó todo. Los gritos iban y venían de parte y parte.

“Su padre no era mentiroso en este Congreso como usted lo es”, le gritó Uribe a Galán, mientras Galán le insistía: “nunca se pagó lo que se debería pagar” y Uribe respondía que no podía desconocer dos sentencias de los jueces, inclusive la Acción Popular quienes la propusieron cuando el juez falló, no la apelaron. Fue tan contundente el falló que no la apelaron. Y el fallo dice que mis hijos no afectaron ni la ley ni la moral pública”.

Galán insistía en medio de los gritos que “en ese predio no se pagó lo suficiente” y agregó diciendo que su padre Luis Carlos Galán les enseñó siempre que la política no podía ser compatibles con los negocios”.

“No mienta más, no le diga más mentiras al país”, remató Uribe, mientras senadores y periodistas que veían el espectáculo, abandonaban el recinto en medio de los gritos y ofensas de parte y parte.