Principales

Lo que significa la fórmula Vargas Lleras y Luis Felipe Henao

Bogotá, D. C, 9 de marzo de 2018.- Por Luis Fernando García Forero. Foto Ecos.- Aunque las decisiones y opiniones en política no son la última palabra, lo cierto es que el candidato Germán Vargas Lleras lanzó e inscribió a Luis Felipe Henao como su fórmula vicepresidencial, lo que muestra que estará rodeado de su gente y puede que ese coequipero para llegar a la jefatura de Estado la puede aún cambiar, pero tiene un mensaje contundente: ambos se entienden en la política para las obras y manos a la obra para gobernar a Colombia.

Luis Felipe Henao siempre ha estado en los grandes escenarios de la vida política de Vargas Lleras. Fue viceministro de Vargas en dicha cartera y luego lo dejó como Ministro. Se desempeñó como  director encargado del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).

Henao, un abogado antioqueño de 38 años, ha estado en la militancia de Cambio Radical, partido fundado por Vargas Lleras, donde fue un aliado para desarrollar la construcción de las 100 mil viviendas de interés social, una de las banderas más importantes que muestra el candidato presidencial.

Lo importante fue que Vargas Lleras cumplió con la inscripción de su candidato vicepresidencial, por los términos y calendario dentro de la agenda de ley electoral. Pero el mensaje es claro, necesita un vicepresidente que le camine a su ritmo en el trabajo político que según lo ha demostrado Vargas Lleras, es diciendo y haciendo.

Sin embargo existe un pero que en el corto plazo puede optar por sacrificar el nombre de Henao y es que en una segunda vuelta se necesita una fuerza electoral grande. No se descarta que el Partido Conservador entre con un personaje a terciar esa vicepresidencia con un empuje en el caudal electoral. También puede ser un sector del Partido Liberal.

Todo se despejará luego de la conformación del Nuevo Congreso. Por ahora Vargas Lleras dio el campanazo a la opinión que necesita a un Vicepresidente que le aguante el ritmo, así sea con un coscorrón.