Principales

Colombia y ONU crean entornos de paz contra reclutamiento de menores

Bogotá, D.C. 1 de febrero de 2018. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: CINU Colombia.- El Programa "Mi Futuro es Hoy: creando entornos de paz para la niñez", presentado formalmente, como parte del Acuerdo Final de Paz, entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP, tiene por objetivo desarrollar y fortalecer las capacidades de cerca de 27.000 menores entre 12 y 18 años, sus familias, comunidades, escuelas y otras instituciones, para la construcción colectiva de entornos protectores y garantes de los derechos de la niñez.

"Desafortunadamente el fenómeno de reclutamiento de menores de edad, no terminó con la firma del Acuerdo de Paz con las FARC, hay otros grupos armados ilegales que siguen reclutando menores de edad, hay también evidencia que las dinámicas de reclutamiento están cambiando un poco, ahora hay más reclutamientos en  áreas urbanas en relación al pasado, entonces no podemos permitirnos bajar la guardia, tenemos que seguir invirtiendo en esta actividad tan importante para el futuro del país", declaró Roberto de Bernardi, Representante de UNICEF en Colombia.

El proyecto se implementará a lo largo de 500 veredas correspondientes a 166 municipios priorizados para el Posconflicto, en donde se llevarán a cabo procesos de acompañamiento para visibilizar el rol que cumplen los niños, las niñas y los adolescentes en sus comunidades como constructores de paz, a través del diseño y puesta en marcha de iniciativas de paz en sus territorios.

"Quisiera enfatizar la importancia en este trabajo que se va a hacer, proveer o ayudar  a que el Estado pueda brindar oportunidades de educación, oportunidades del uso del tiempo libre, y oportunidades de entornos protectores en las familias para que los niños no sufran de esa violencia ejercida como parte de vivir en zonas que están siendo afectadas por el conflicto", aseguró Fernando Calado, Director de Programas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el país.

El Programa está coordinado por la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, con el apoyo de la Alta Consejería para el Posconflicto, el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto, la OIM y UNICEF. Por otro lado, las organizaciones Aldeas Infantiles SOS, Fundación Plan, Save the Children y el Círculo de Obreros de San Pedro Claver facilitarán la implementación en las regiones, donde gobernaciones y alcaldías también tendrán un papel fundamental.