Principales

Reglamentación de la JEP aprobada en su último debate

Bogotá, D.C, 28 de noviembre de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto: Juan Camilo Díaz.-  Por fin el Congreso aprobó en su último debate la ley de la Jurisdicción Especial para la Paz, solo le falta la conciliación entre el Senado y Cámara para que pase a control en la Corte Constitucional.

La iniciativa, que pondrá en funcionamiento el nuevo tribunal de paz al que acudirán los exintegrantes de las FARC, Agentes del Estado y civiles, estos de manera voluntaria, desarrollará aún más el acuerdo de paz al que llegó el Gobierno y as Farc, después de más de 50 años de guerra en el territorio nacional.

En once horas la plenaria de la Cámara le dio el visto bueno al proyecto, destacando como novedoso la exclusión de beneficios para los exguerrilleros que se les llegue a comprobar delitos sexuales contra los menores de edad, pues tendrán penas más grandes.

Sobre ese aspecto el representante a la Cámara Efraín Torres fue contundente en destacar que “Así defendemos y reparamos a todos esos menores que fueron abusados sexualmente mientras estuvieron en manos de la guerrilla. Una violación o la explotación sexual no tienen nada que ver con el conflicto armado”.

Es decir, que a los excombatientes de las Farc que la JEP les compruebe dichos delitos contra menores, serán sometidos a la justicia ordinaria, con penas en centros carcelarios, y no los beneficios de la jurisdicción de paz con penas bajas y trabajo restaurativo.

El Presidente de la República Juan Manuel Santos a través de su cuenta de twitter agradeció a la Cámara de Representanetes la aprobación de dicha iniciativa luego de tantos debates y discusiones. Dijo que de esa manera se avanza hacia la paz. “La justicia transicional garantiza los derechos de las víctimas y sienta las bases de la reconciliación de los colombianos”, anotó el jefe de Estado.

“La JEP está concebida para garantizar los derechos de las víctimas del conflicto armado en Colombia. Por ellas valió la pena este esfuerzo”, aseguró por su parte el ministro del interior Guillermo Rivera, quien estuvo al frente de cada una de las discusiones y votaciones de los respectivos debates del proyecto de ley estatutario.

Quedó en firme la participación política de los excombatientes de las Farc, siempre y cuando  haya un compromiso de sometimiento de cada uno de los ex guerrilleros.  En este aspecto la JEP certifica esa presentación de cada uno para la posesión de un cargo público.

Régimen de inhabilidades

En este tema también hubo modificaciones. Se aplicarán las normas a las que se someten los magistrados de las altas cortes. Según el ponente del proyecto, Hernán Penagos, “quienes se sometan a la JEP podrán recusar a los magistrados que estén conociendo de los procesos, así como los propios magistrados tendrían la posibilidad de declararse impedidos por creer que han tenido injerencia en algún caso en específico. Los que están elegidos se mantienen”.

De otra parte la pretensión de evitar la comparecencia de los altos mandos militares a la JEP se eliminó y el fuero Constitucional se mantiene solamente para los expresidentes de la República. Así las cosas todos los integrantes de las Fuerza Pública deberán acudir, si así se amérita, al nuevo tribunal de paz. 

A la reglamentación de la JEP desde el punto de vista de trámite solo le queda pendiente la conciliación y su paso por la Corte Constitucional para que sea declarado acorde a la Constitución Nacional.