Personaje

Antoine Blanca, Defensor de la Democracia

Por Felicia Saturno Hartt. Foto Ecos.- Uno de los defensores más apasionados y militantes de la causa de la Democracia acaba de morir en Paris, luego de batallar, por años, con la leucemia.

Ese luchador fue Antoine Blanca, francés, aun nacido en Alicante, España, en 1936. Hijo de un republicano español, conoció desde temprano lo que exige de sacrificio y de lucha la política. La Guerra Civil Española llevó a Blanca y su familia al exilio a Argelia, donde creció, para después llegar a Marsella y luego a París.

Se formó como maestro de escuela, pero por su talento por la negociación política lo condujo a ser uno de los embajadores claves de los gobiernos de izquierda franceses. Estudió en las Universidades de Toulouse, de Argel y de La Sorbonne, en París. Formó parte de las juventudes socialistas. Ayudó a los jóvenes socialistas españoles de Francia en sus misiones clandestinas dentro de España. Ejerció como periodista durante algunos años. Y fue director de la Revista Communes et régions de France.

"Era un hombre de izquierdas, socialista e internacionalista, que asumía hasta el final sus convicciones", le ha recordado el Partido Socialista Francés tras su fallecimiento.

Ya en los años setenta formaba parte del Comité Director del PS y era delegado nacional para los asuntos relacionados con América Latina. Ocuparía importantes cargos en esta organización partidaria y se convertiría en un influyente diplomático en América del Sur.

Su vida cambió de rumbo en 1981, tras la victoria electoral del socialista François Mitterrand. Primero ejerció como asesor del primer ministro Pierre Mauroy y en 1982 le nombraron embajador itinerante para los países de América latina y el Caribe. Saltaba a la arena de la diplomacia. "Hasta la fecha, en la política francesa, América latina no ha jugado el papel protagonista que debiera. Y es lo que tratamos de subsanar" expresó a los medios regionales.

Posteriormente, ejerció como embajador en algunos de los destinos más importantes del continente americano, como Cuba, Perú y Argentina. A Argentina llegó en un delicado momento de transición democrática liderada por el Presidente Raúl Alfonsín, siendo estimado en ese país austral como uno de los mejores amigos de la democracia argentina.

Una misión a Chile, un mes después del golpe a Allende, para buscar controlar la brutal represión del dictador Augusto Pinochet, fue el inicio de su historia de amor con América Latina y su gente.

En enero de 1989, Javier Pérez de Cuéllar, entonces secretario general de la ONU, lo designó como su número dos, con el título de director general para el Desarrollo y la Cooperación Económica Internacional. Desde ese puesto, que ocupó durante cuatro años, lideró la llamada a la comunidad internacional para reducir los efectos de los desastres naturales e hizo hincapié en la responsabilidad de los gobernantes.

También fue Secretario General del Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra, representante de Francia ante la OEA y la Cepal y autor de una semblanza sobre Salvador Allende, su propio itinerario entre España, Argelia y Francia: la llamó “Los tres viajes de Abel”.

A la hora de su jubilación descubrió las redes sociales. Era un bloguero activo, con análisis provocadores, un abierto rechazo a la administración americana y defensor profundo de Francois Hollande y su gobierno.

El adiós al Embajador Antoine Blanca fue este jueves en el crematorio del Cementerio de Pére Lachaise, en París.

Sir Philip Craven

Redacción Ecos. Foto Ecos Media. El mandamás de los Paralímpicos, como lo nombran los que no soportan su disciplina y radical posición con respecto al tratamiento de los discapacitados, es el Personaje de Ecos esta semana.

Nacido en Bolton, el 4 de julio de 1950, Philip Craven fue, desde muy joven, nadador, tenista y un adelantado jugador de cricket, llegando a estar en la Liga de los jugadores de su colegio. A los 16 años, en 1966, sufre un accidente al realizar una expedición para escalar las Montañas Wilton y pierde la movilidad en sus piernas de por vida.

A pesar de esto, Craven obtuvo una licenciatura en Geografía en la Universidad de Manchester en 1972, a sólo 6 años de su accidente.

Desde 1972 hasta 1988, Craven representó a la Gran Bretaña en baloncesto en silla de ruedas, en cinco ediciones de los Juegos Paralímpicos. También compitió en atletismo y natación en los Juegos de 1972.

Asimismo, ganó oro en el Campeonato Mundial de Baloncesto en silla de ruedas en 1973 y bronce en 1975, así como dos medallas de oro (1971, 1974) y una de plata (1993) en el Campeonato Europeo. También ganó oro en la Copa de Europa en 1994 y oro en los Juegos Parapléjicos de la Commonwealth, en 1970.

En 1980, junto con Horst Strohkendl y Stan Labanowich, Craven juega un papel vital en el desarrollo de un nuevo sistema de clasificación para los atletas de baloncesto en silla de ruedas.

Este progreso, fue  llevado a un nuevo sistema funcional de clase 4, que fue votada democráticamente para su aplicación en 1982. Debido a esto, el baloncesto en silla de ruedas se asocia cada vez más con el deporte, a diferencia de la medicina y la rehabilitación, aunque ambos siguen desempeñando un papel secundario importante.

En 1988, Craven fue elegido Presidente de la sección de baloncesto en silla de ruedas del Stoke Mandeville, Federación Internacional de los Juegos (ISMGF). Fue el primer atleta elegido para dirigir el deporte a nivel mundial.

El esfuerzo de Craven, su autodeterminación y autogobierno, iban a allanar el camino para el establecimiento de baloncesto de silla de ruedas en una federación independiente, cuando renunció a su identificación previa en la sección de baloncesto del ISMGF para convertirse en la Federación Internacional Independiente y Autónoma para Baloncesto en sillas de ruedas (IWBF) en 1993.

En el Primer Congreso Mundial de IWBF de 1994 en Edmonton, Alberta, Philip Craven, fue elegido el Primer Presidente de la IWBF y ocupó el cargo hasta 1998. Una relación de trabajo productivo y más formalizada con la FIBA, el órgano de gobierno de todo el mundo el deporte del baloncesto, se organizó bajo la administración de Craven, para legitimar aún más en sí,  el baloncesto en silla de ruedas.

Craven fue elegido como el Segundo Presidente del Comité Paralímpico Internacional en 2001, una posición que sigue ocupando en la actualidad.

La Reina Isabel de Inglaterra le nombró caballero en junio de 2005.

Sir Philip Craven es un personaje inspirador, no sólo por su capacidad para construir su proyecto de vida, sino para hacer de su disciplina deportiva una opción de vida para los deportistas paralímpicos.

Madre Teresa de Calcuta a los altares

Redacción Ecos/DW. Foto: Para incontables, la fundadora de la Orden de las Misioneras de la Caridad fue una santa en vida. A diferencia de otros que criticaron a la Madre Teresa por su forma de trabajar y asumir la pobreza y el dolor.

Nacida bajo el nombre de Anjeza Gonxhe, la Madre Teresa era natural de Skopje y creció en el seno de una familia albanesa acomodada. Fue educada estrictamente en la fe católica y con 17 años abandonó el hogar para ingresar en la Orden de la Virgen de Loreto en Irlanda, vocación que después continuó con su noviciado en La India. La joven monja recibió el “llamado de Dios” en septiembre de 1946, durante un largo viaje en ferrocarril a Calcuta: su misión era la de ayudar y asistir a los más pobres de entre los pobres.

Convencida de que Jesús vive en todas las personas por pobres que sean, dos años después abandonó el convento con el permiso del Papa Pio XII para fundar una nueva orden. Con su atuendo característico con la vestimenta de los más pobres, el sari blanco con tres franjas azules, el Vaticano reconoció dos años después la Orden de las Misioneras de la Caridad.

La Madre Teresa fundó una casa de acogida para moribundos a la que llamó Kalighat. Estaba junto al templo de Kali en Calcuta, la diosa más temida y adorada por los hindús, que posee el poder de dar y quitar vida. Desde su fundación, 45.000 personas pasaron sus últimos días en la casa. “La muerte es el escalón más alto del ser humano. Una persona alcanza ese estado más alto cuando muere en paz con Dios”, dijo la Madre Teresa.

Desde Occidente, pronto comenzaron a llegar grandes donaciones para apoyar su trabajo. Pero ella nunca se consideró una trabajadora social. Solo actuaba por encargo de la religión. Especialmente, de Jesucristo. “Mi vocación no es el trabajo, es la oración”, dijo la Madre Teresa.

Después de Kalighat, la religiosa fundó más casas para ayudar a los necesitados. En Calcuta, una ciudad donde millones viven en la pobreza y 500.000 personas duermen en la calle, su ayuda se evaporaba como una gota de agua sobre lava caliente. Pero ella continuaba trabajando incansablemente por los necesitados. En 1979 fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz.

Figura controvertida

Sin embargo, no todo fueron alabanzas en la vida de la religiosa. También fue criticada y algunos le acusaron de haberse reunido con dictadores, como el haitiano Francoise Duvalier y líderes populistas suramericanos.

Además, al parecer no llevaba una contabilidad exhaustiva de las donaciones. Y también se la criticó por negarse a administrar medicamentos contra el dolor. “Ver como sufren su destino es también algo maravilloso”, citó una revista científica sobre la Madre Teresa: “Sufren como Jesucristo en la cruz y así se acercan a él”.

El escritor estadounidense Christopher Hitchins llegó a llamarla “Ángel del Infierno”. Pero a ella poco le importaban estas críticas. Su vida era la religión.

La Madre Teresa de Calcuta falleció en 1997 a la edad de 87 años. Hoy, en su orden de las Misioneras de la Caridad hay más de 5.000 monjas y más de 600 casas de acogida en 130 países. Algo que le hubiese gustado ver a la Madre Teresa.

“Desgraciadamente hay mucha pobreza espiritual. Sobre todo en Occidente”, expresó Teresa de Calcuta, “por eso pido a todos que vuelvan a rezar en familia, que recen juntos y que nos amemos como Dios nos ama”.

Canonización de la Madre Teresa de Calcuta

Solo faltan dos días para que el domingo el Papa Francisco canonice a la Madre Teresa de Calcuta, en una histórica ceremonia en la Plaza de San Pedro.

Se calcula que asistirán unas 600.000 personas de todo el mundo y se ya han acreditado 600 periodistas para informar del evento. Los 100.000 billetes de ingreso con sitio garantizado en la Plaza de San Pedro han sido repartidos en su totalidad.

El Vaticano ofreció este viernes los últimos detalles de la canonización,  en una conferencia de prensa a la que asistieron la Superiora General de las Misioneras de la Caridad (congregación fundada por la Madre Teresa), la hermana Prema Pierick, el postulador de la causa, el P. Brian Kolodiejchuk y Marcílio Haddad Andrino, el brasilero que se curó gracias a la intercesión de la religiosa y cuyo milagro permitirá su canonización, quien estuvo acompañado por su esposa.

Colombia tiene la llave de su futuro

Redacción Ecos. Foto: César Carrión, SIG.- El Gobierno de Colombia y FARC- EP logran un acuerdo de paz definitivo. Como lo expresó este miércoles el Presidente Juan Manuel Santos “un acuerdo final, completo, definitivo, para poner fin al conflicto armado”.

En una histórica alocución a los colombianos, desde la Casa de Nariño y por todos los canales públicos y privados de televisión y los distintos medios de comunicación, el Presidente de Colombia expresó que “desde el mismo inicio del proceso de paz les dije que el proceso estaba regido por un principio: ‘Nada está acordado hasta que todo esté acordado’. Pues bien: el día ha llegado. Hoy podemos decir, por fin, que todo está acordado.

Los diálogos de paz comenzaron en la capital cubana el 19 de noviembre de 2012 y a lo largo de estos casi cuatro años las partes negociaron una agenda de cinco puntos que concluyeron el pasado 23 de junio, dejando pendientes para las últimas semanas los llamados "anexos" de cada acuerdo parcial.

El Presidente Santos agradeció el “esfuerzo titánico” cumplido por las delegaciones del Gobierno y las Farc- EP en la Mesa de Conversaciones en La Habana, que permitió acordar los últimos temas pendientes, cerrar las negociaciones y contar con un texto definitivo del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, el cual tiene carácter de “definitivo” e “inmodificable”.

De esta forma, Colombia da un paso adelante para poner fin a más de medio siglo de conflicto armado con la guerrilla más antigua de América que, una vez deje las armas y desmovilice a sus miembros, podrá participar en la vida política del país.

"Es una bendición para Colombia que después de 52 años de conflicto armado seamos la primera generación que podrá vivir sin FARC y sin guerra con las FARC", manifestó la senadora Claudia López, del partido Alianza Verde, firme defensora de la negociación.

"La terminación de la confrontación armada significará, en primer lugar, el fin del enorme sufrimiento que ha causado el conflicto", dijo el embajador noruego Dag Nylander, al leer un comunicado conjunto a nombre de los países garantes.

"Son millones de colombianos y colombianas víctimas del desplazamiento forzado, cientos de miles de muertos, decenas de miles los desaparecidos de toda índole (...) No queremos que haya una víctima más en Colombia", agregó.

El Jefe Negociador de la guerrilla, Iván Márquez, sostuvo que se logró el anhelo más importante de Colombia. "Podemos proclamar que termina la guerra con las armas y comienza el debate de las ideas. Hemos concluido la más hermosa de todas las batallas: la de sentar las bases para la paz y la convivencia", afirmó en su discurso.

El acuerdo final, un texto de más de 200 páginas, aún debe ser enviado al Congreso, firmado por el Presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", y sometido a un plebiscito para que los colombianos lo respalden antes de su implementación.

Los 5 puntos del Acuerdo Final

El Jefe de Estado Colombiano se refirió, además, a cada uno de los cinco puntos fundamentales que contiene el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto.

1.     Cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo. En primer lugar, el Jefe de Estado destacó el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, para ponerle “fin efectivo a la violencia” y que “implica que se acaban todos los ataques y amenazas a la población”.

En este sentido, recalcó que “las Farc entregarán sus armas a las Naciones Unidas, mediante un cronograma ya anunciado, en un plazo de 6 meses”, todo lo cual será verificado y monitoreado por una comisión de la ONU.

“Lo anterior significa que las Farc dejan de existir y se convertirán en un movimiento político sin armas”, sostuvo el Mandatario en su alocución radiotelevisada.

2.     Protección de los derechos de las víctimas y Justicia Especial para la Paz.  En segundo término, el Presidente Santos consideró que el deber principal para construir la paz es proteger los derechos de las víctimas, es decir, sus derechos a la justicia, a la verdad, a la reparación y “a que nunca más se vuelvan a repetir las atrocidades que sufrieron”.

Indicó que para esto, se creó una Justicia Especial para la Paz –con un Tribunal conformado por magistrados independientes de las más altas calidades–, que será aplicada también, en forma diferenciada, a los miembros de nuestra Fuerza Pública y a civiles que hayan cometido delitos relacionados con el conflicto.

“Esta justicia transicional garantiza que no habrá impunidad para los responsables de los delitos más graves”… “Ellos serán investigados, juzgados y sancionados con varios años de restricción efectiva de su libertad. Además, tendrán que decir toda la verdad y contribuir a reparar a las víctimas. Si no lo hacen, irán a la cárcel hasta por 20 años”, agregó.

“Las víctimas han estado en el centro de este proceso y serán sus principales beneficiarias. Pero también lo será todo el país, por todo lo que significa vivir en paz y porque no habrá más víctimas”, puntualizó el Jefe de Estado.

3.     Plan de inversión para el campo y para los campesinos de Colombia. Como tercer punto del Acuerdo Final, el Mandatario dijo que para desterrar la violencia y llevar oportunidades y progreso a las zonas rurales del país, se acordó un plan de inversión para el campo y para los campesinos de Colombia, que ayude a superar la pobreza, la desigualdad y la violencia que tanto los han afectado, y que permita que los desplazados puedan por fin volver a sus hogares con tranquilidad.

Señaló Santos que, en esta medida, habrá programas de desarrollo para las zonas más golpeadas por el conflicto, un plan masivo de formalización de la tierra, y se creará un Fondo de Tierras para distribuirlas de forma justa a quienes la guerra les quitó todo, pero, eso sí, “sin afectar de ninguna manera la propiedad privada ni los derechos de los propietarios y poseedores de buena fe”.

4.     Reincorporación a la vida civil y participación política. En cuarto lugar, el Jefe de Estado manifestó que para que la paz sea duradera, se debe garantizar que los alzados en armas se reincorporen a la vida civil y legal del país, en lo cual Colombia tiene la experiencia y la capacidad para lograrlo. “Lo hemos hecho en el pasado y lo haremos mejor ahora”, dijo.

Al respecto, expuso que los antiguos miembros de las Farc, ya sin armas, podrán acceder a la vida política del país, en democracia, y “deberán, como cualquier otra organización partidista, convencer con propuestas y argumentos a los ciudadanos para ser elegidos”.

Anunció que tendrán unos voceros en el Congreso, con voz pero sin voto, para discutir exclusivamente la implementación de los acuerdos hasta el 2018, tras lo cual participarán en las elecciones con una representación mínima asegurada por dos periodos, si no logran el umbral.

De acuerdo con el Mandatario, de este punto del Acuerdo Final también hacen parte iniciativas para ampliar y fortalecer nuestro sistema democrático y electoral, dar mayores garantías a la oposición y permitir que regiones que no han tenido representación política adecuada por causa del conflicto elijan de manera transitoria voceros en la Cámara de Representantes.

5.     Lucha eficaz contra el Tráfico de Drogas. Como quinto punto, el Jefe de Estado recalcó que lo establecido en el Acuerdo Final “nos permitirá atacar de manera más eficaz el narcotráfico, que ha alimentado el conflicto durante tantos años”.

En este sentido, subrayó que las Farc se comprometen a romper cualquier vínculo que hayan tenido con el narcotráfico y a colaborar, con acciones concretas, en la solución de este problema.

Explicó que, adicionalmente, se pondrá en marcha un Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos, que se construirá con las comunidades, y se fortalecerán la lucha contra las finanzas ilícitas y los programas de salud pública para enfrentar el consumo, al tiempo que se incrementarán las acciones contra el microtráfico.

Según el Presidente Santos, un aspecto fundamental se relaciona con la puesta en marcha de programas conjuntos de desminado y limpieza de nuestro suelo, “para que ya nadie –ningún campesino, ningún niño–, tenga miedo de pisar nuestra tierra”.

Fin del capítulo de la guerra

“Ese es el acuerdo que se ha concluido hoy. Es un acuerdo que beneficia, protege y fortalece los derechos de todos los colombianos. Es un acuerdo que responde a todas las dimensiones del conflicto y, por eso, precisamente por eso, nos permite cerrar el capítulo de la guerra con las Farc y empezar a escribir el nuevo capítulo de la paz”, concluyó el Presidente de la República.

Colombianos, prometí que ustedes tendrían la última palabra, ¡y así será!

El Presidente Juan Manuel Santos anunció al país que el próximo domingo 2 de octubre se efectuará el Plebiscito por la Paz y dijo que en las manos de los colombianos está decidir con su voto si apoyan el Acuerdo que pone fin a la guerra con las Farc.

Con respecto a la difusión de lo acordado con las Farc, el Jefe del Estado informó que desde “mañana será publicado en los sitios web y en las redes sociales de las entidades públicas, en los medios de comunicación, el texto del Acuerdo Final para que todos –¡todos!– los colombianos puedan conocerlo”.

Insistió que se divulgará el Acuerdo Final por “todos los medios para que ustedes –los ciudadanos–, a la hora de votar en el Plebiscito, tengan toda la información, todo el criterio, todos los elementos para decidir su voto, libremente y en conciencia”.

El Jefe del Estado les señaló a los colombianos que se trata de “una oportunidad única e histórica –¡será la votación más importante de nuestras vidas!– para dejar atrás este conflicto y dedicar nuestros esfuerzos a construir un país más seguro, un país más tranquilo, más equitativo, mejor educado, para todos nosotros, para nuestros hijos, para nuestros nietos”.

Y tras recalcarles que tienen en sus manos la decisión, el Presidente Santos subrayó que “nunca antes nuestros ciudadanos habían tenido a su alcance –como ahora– la llave del futuro”.

Fotografia: 177 años

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Ecos Media.- Vivimos un momento donde se toman millones de fotografías cada día, cada minuto, gracias al avance tecnológico y la democratización y la capacidad de los teléfonos profesionales de tomar fotos a través de su cámara.

Hoy, 19 de agosto, se celebra en el mundo el día de la fotografía, un día feliz para el testimonio y el arte de preservar el momento, sea histórico o cotidiano, profesional o comercial.

El primer procedimiento fotográfico se desarrolló en el año 1839, cuando Louis Daguerre perfeccionó la técnica de Joseph Nicéphore Niépce y la difundió, a nivel mundial, en París, en la Academia de Ciencias de Francia. Este procedimiento se basó en la invención del daguerrotipo, que consiste en la obtención de una imagen sobre una superficie de plata pulida.

Desde los primeros años en los que se pasó del daguerrotipo al calotipo de Henry Fox Talbot, estableciéndose el proceso negativo-positivo y el nombre “fotografía” (de “photos” y “graphien” luz y dibujo/ escritura) como tal, por parte del matemático y astrónomo inglés John Herschel, hasta la popularización de la fotografía con las primeras Kodak de 1888 con su famoso eslogan "Usted apriete el botón, que nosotros hacemos el resto".

El 19 de agosto fue elegido como el Día Mundial de la Fotografía porque ese mismo día, en el año 1839, el daguerrotipo fue establecido como la primera práctica del proceso fotográfico y el gobierno francés anunció que la fotografía había sido inventada en la ciudad de París.

Es indudable que la fotografía es uno de los inventos más importantes de la humanidad,  porque sin ella no existirían millones de registros que tenemos hoy de los acontecimientos históricos o de los descubrimientos importantes, como el cine por ejemplo.

La fotografía es el registro de un momento exacto, expresando al mismo tiempo sentimientos, emociones y el contexto del lugar y tiempo, en que capturó el instante.

Con el paso del tiempo, la fotografía ha sido una de las consentidas del avance tecnológico y se ha ido desarrollando. Las cámaras fotográficas han avanzado notablemente.

Actualmente, la fotografía es un Arte y un recurso técnico que une a millones de personas de todo el mundo. Fotógrafos de todas las culturas y comunidades toman fotografías y se unen a través de eventos y concursos que se dan en diferentes partes del mundo.

Aparte de ser también un aliado imparcial para las otras ciencias como la criminalística, la observación deportiva, el estudio satelital de los cambios atmosféricos y la venta directa por redes, entre otros usos.

Juegos Olímpicos

Redacción Ecos. Foto: Ecos Media.- Los Juegos Olímpicos se están realizando en Río, Brasil y es una cita con el deporte de alta competencia, donde coinciden diversas y complejas modalidades deportivas. Ecos quiso ofrecer a sus lectores una panorámica de este gran evento.

Los Juegos Olímpicos (JJ. OO.), Olímpicos, olimpiadas u olimpíadas (en griego, Ολυμπιακοί Αγώνες, en francés, Jeux Olympiques y en inglés, Olympic Games) son el mayor evento deportivo internacional multidisciplinario, en el que participan atletas de diversas partes del mundo.

Los Juegos Olímpicos son considerados la principal competición del mundo deportivo, con más de doscientas naciones participantes. Existen dos tipos: los Juegos Olímpicos de Verano y los Juegos Olímpicos de Invierno, que se realizan con un intervalo de dos años, según la Carta Olímpica: «Los Juegos de la Olimpiada se celebran durante el primer año de una Olimpiada, y los Juegos Olímpicos de Invierno durante su tercer año».

Los Juegos Olímpicos modernos se inspiraron en los del siglo VIII a. C. organizados por los antiguos griegos en la ciudad de Olimpia, entre los años 776 a. C. y el 393 d. C.

En el siglo XIX, surgió la idea de realizar unos eventos similares a los organizados en la antigüedad, los que se concretarían principalmente gracias a las gestiones del noble francés Pierre Frèdy, barón de Coubertin. El barón de Coubertin fundó el Comité Olímpico Internacional (COI) en 1894. Desde entonces, el COI se ha convertido en el órgano coordinador del Movimiento Olímpico, con la Carta Olímpica que define su estructura y autoridad.

La primera edición de los llamados Juegos Olímpicos de la era moderna se llevó a cabo en Atenas, capital de Grecia, a partir del 6 de abril de 1896. Desde aquella oportunidad, han sido realizados cada cuatro años en diversas ciudades del mundo, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

La evolución del movimiento olímpico durante los siglos XX y XXI ha dado lugar a varias modificaciones en los Juegos Olímpicos. Algunos de estos ajustes incluyen la creación de los juegos de invierno para deportes invernales, los juegos paralímpicos para atletas con algún tipo de discapacidad y los Juegos Olímpicos de la Juventud para atletas adolescentes. Los Juegos Olímpicos de invierno se realizaron por primera vez en 1924, en la localidad francesa de Chamonix. Originalmente realizados como parte del evento de verano, el COI los consideró como un evento separado retroactivamente, y desde esa fecha comenzaron a realizarse en el mismo año que los juegos originales.

Posteriormente, con el fin de potenciar el desarrollo de los eventos invernales, el COI decidió desfasar la realización de los Juegos invernales a partir de Lillehammer 1994. Desde esa fecha, los Juegos Olímpicos de Invierno se realizan en los años pares entre dos Juegos de Verano. Los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud de Verano se celebraron en Singapur en 2010, mientras que los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno se celebraron en Innsbruck en 2012.

El COI ha tenido que adaptarse a una variedad de avances económicos, políticos y tecnológicos. Como resultado, los Juegos Olímpicos se han alejado del amateurismo puro, según lo previsto por Coubertin, para permitir la participación de los atletas profesionales. La creciente importancia de los medios de comunicación de masas inició el tema de patrocinio de las empresas y la comercialización de los Juegos. Grandes boicots se realizaron durante la Guerra Fría en los Juegos de 1980 y 1984.

El Movimiento Olímpico consta de Federaciones Internacionales de cada deporte, Comités Olímpicos Nacionales y Comités Organizadores de cada edición. El COI es responsable de la elección de la ciudad sede. Según la Carta Olímpica, la ciudad anfitriona es responsable de la organización y el financiamiento de los Juegos. El programa olímpico, compuesto por los deportes disputados en los Juegos, también está determinado por el COI.

Existen diversos símbolos y ceremonias olímpicas, como la bandera y la antorcha olímpicas, así como las ceremonias de apertura y clausura. Cerca de 13 000 atletas compiten en los Juegos Olímpicos de Verano e Invierno en 33 deportes diferentes y en aproximadamente 400 eventos. Los ganadores del primer, segundo y tercer lugar en cada evento reciben medallas olímpicas: oro, plata y bronce, respectivamente.

En la actualidad, casi todos los países están representados en los Juegos Olímpicos. Esto ha provocado diversos problemas: dopaje, sobornos y actos de terrorismo.

Cada dos años, los Juegos Olímpicos y su exposición a los medios, proporcionan a los atletas desconocidos la oportunidad de alcanzar la fama nacional e internacional. Además constituyen una oportunidad para el país y la ciudad sede de darse a conocer al mundo. 

Mauricio Lizcano Presidente del Senado de Colombia

Redacción y Foto Ecos.- Mauricio Lizcano, este miércoles aniversario de la Independencia, nuevo Presidente del Congreso de Colombia, nació en Medellín, Capital del Departamento de Antioquía, en 1976. Es Abogado de la Universidad del Rosario, en donde se destacó por su excelencia académica y liderazgo.

Tiene una especialización en Gerencia, Gobierno y Asuntos Públicos de la Universidad Externado de Colombia, en asociación con la Universidad de Columbia; participó en el Programa de Alto Gobierno cursado en la Universidad de los Andes; efectuó un curso en administración de empresas y tecnología en el Cambridge Business College; realizó un programa de verano en Estudios de Instituciones de Occidente brindado por el Phoenix Institute en la Universidad de Notre Dame.

Fue Presidente del Consejo Estudiantil en su Universidad y Vicepresidente de la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Sociales AIESEC, en el año 2000.

A lo largo de sus 15 años de experiencia, ha sido Asesor del Consejo Regional de Planeación Económica y Social CORPES de Occidente, Director Territorial para Bogotá y Cundinamarca del Departamento Administrativo de Economía Solidaria (DANSOCIAL), Secretario de Tránsito de Manizales, durante la Administración de Germán Cardona, Consultor del PNUD en el Despacho del Ministro del Interior y de Justicia, Asesor de la Ministra de Comunicaciones y Secretario General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC).

Tras el secuestro de su padre el Ex Congresista Oscar Tulio Lizcano, por parte de las FARC, en el año 2000 y durante el tiempo que permaneció en cautiverio, demostró su capacidad de hacer frente ante las dificultades, convirtiéndose en un abanderado de la causa de las familias de los secuestrados.

Fue profesor del Programa de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Manizales, donde participó en la formulación y gestión de programas de posgrado y otros cursos.

Fue elegido Representante a la Cámara por el Partido de la U en el periodo 2006-2010 y Senador de la República desde el 2010-2014. Fue reelegido como Senador para el período 2014-2018.

Ha promovido importantes proyectos que actualmente están en trámite y otros que ya son Leyes de la República como el Plan Nacional de Desarrollo, laa Reforma Financiera y las Leyes Anuales de Presupuesto.

Desde el Congreso, ha liderado las ponencias de la Ley Anual de Presupuesto y viene impulsando importantes acciones en materia de paz como miembro de la Comisión Nacional de Paz, hecho que le ha significado un gran reconocimiento nacional por su aporte a la construcción de una sociedad más justa y con igualdad de oportunidades.

Ha sido autor del proyecto de Seguro al Desempleo, Lucha contra la Pobreza, Familias en Acción y la Ley Estatutaria para la Salud.

En el actual período legislativo 2014-2018 sacó adelante dos leyes: una que descongestiona la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia y la que obliga al sector financiero a trasladar los recursos de cuentas abandonadas al sector educativo.

Actualmente se encuentran en estudio 12 proyectos de ley de su autoría. Entre los más importantes están el que prohíbe las cirugías plásticas para menores de edad, el que prohíbe el uso del cigarrillo electrónico a menores de edad, el que dicta normas para la conservación de ecosistemas de páramos y humedales, el que establece la red para la superación de la pobreza, el que protege la integridad y vida de las personas frente a los equipamentos de servicios públicos, el que establece un procedimiento preferencial en procesos judiciales en favor de la niñez y la adolescencia, el que reduce las semanas a cotizar a las mujeres, el que reglamenta el ejercicio de la educación física y el que regula la operación y cobro de fotomultas en el país.

Desde el Senado, Lizcano viene liderando temas relacionados con el proceso de Paz y con las víctimas de las Farc, con sensibilidad y compromiso.

Néstor Humberto Martínez, Fiscal General de Colombia

Redacción Ecos: Foto: Rodrigo Sepúlveda.-  Néstor Humberto Martínez Neira es un economista, abogado y político colombiano. Fue Ministro de Justicia, Ministro del Interior y ocupó cargo de Ministro de la Presidencia. Hoy es el nuevo Fiscal General de Colombia.

Martínez nacido en Bogotá, Colombia en 1954 e hijo del conocido humorista Humberto Martínez Salcedo, es economista (1976) y abogado (1977) de la Pontificia Universidad Javeriana y especialista en Derecho Financiero y Arbitramento Comercial en la misma casa de estudios.

Martínez Neira tiene otras dos especializaciones en Derecho Comercial y Derecho de Familia de la misma institución; es Magister en Sociedades, título que le profirió el Instituto de Investigaciones Jurídicas en 1985.

Fue Jefe de la División de Asuntos Legales de la Superintendencia de Sociedades desde 1978, hasta que dejó el cargo en 1980 para ser el Superintendente de la misma.

Su permanencia como Superintendente no fue muy larga, y llegó a la Cámara de Comercio de Bogotá al año siguiente, en 1981 entró como vicepresidente jurídico de la institución y estuvo en el cargo durante cinco años. Durante algunos periodos, (octubre, 1982 hasta enero, 1983), se encargó de ser el presidente ejecutivo (e) de la Cámara.

Fue el Superintendente Bancario para las instituciones financieras de la Superintendencia de Bogotá hasta marzo de 1988, cuando entregó el cargo para ser el Superintendente de la institución, puesto en el que estuvo un año.

De 1991 a 1992 hizo parte de la Junta Directiva del Banco de la República. A nivel internacional, asumió el cargo de subgerente legal en el Banco Interamericano de Desarrollo, manejando los contratos de cooperación con los países de América Latina, de 1993 a 1994.

Martínez fue Ministro de Justicia y Derecho en la Administración de Ernesto Samper y Ministro del Interior de Andrés Pastrana. Durante el gobierno de Samper, se alejó de su cargo como ministro para asumir el rol de Embajador de Colombia en Francia, cargo en el que permaneció desde 1996 hasta 1997.

En el 2014, fue elegido por el presidente Juan Manuel Santos como Ministro de la Presidencia, un cargo creado para Martínez. En este cargo se encargaba de articular el trabajo de todos los ministerios y el manejo de las relaciones políticas; estuvo al frente de esta cartera hasta el 2 de junio de 2015.

El pasado 25 de abril, Rafael Pardo fue designado como Ministro Encargado de Presidencia hasta que esta cartera se convierta juridícamente en Secretaría General de la Casa de Nariño.

Además de su experiencia en Política, Martínez tiene un perfil como académico, con una labor como docente de 33 años.

En 1978 inició como Profesor de Derecho Comercial en la Universidad Javeriana. Antes de dar clases en la universidad, Martínez fue miembro del consejo de regentes de la institución, dirigió el Departamento de Derecho Económico y el Postgrado en Derecho de Sociedades del alma mater hasta 1992.

Su más reciente cargo en el ámbito académico fue de Director de la Especialización de Derecho Comercial de la Universidad Javeriana en 2014.

En su historial académico profesional cuenta con la autoría de 11 publicaciones editadas, desde 1979 hasta el 2014.

Elie Wiesel, víctima y voz

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: shmuley.com.- Cuando el Yad Vashem (Museo del Holocausto) de Jerusalén informó de la partida a la luz de Elie Wiesel, a los 87 años, en el abrigo de su familia, en su casa de Nueva York, la lucha por los DD.HH. perdió un apasionado soldado, que vivió en carne propia el horror del nazismo y luego edificó una vida útil de solidaridad con la causa de las víctimas de la violencia en sus mil expresiones.

Pablo Ximénez De Sandoval, expresó acertadamente, que Wiesel fue “una de las voces más importantes en la memoria del Holocausto y la defensa de los DD.HH.”, porque dedicó su vida a la defensa de los DD.HH., a mantener viva la memoria del Holocausto en la conciencia del mundo, a través de la educación y a la apasionada defensa del Estado de Israel.

Entre las causas que apoyó Wiesel  y su fundación, estuvieron la defensa de los judíos de la antigua URSS, los desaparecidos de la dictadura argentina, los refugiados de Camboya, los kurdos y la lucha contra el apartheid de Sudáfrica. Toda causa que trabajase por la libertad de ser, de expresarse y de preservar la cultura era causa de Wiesel.

Autor de más de una treintena de ensayos y novelas, Eliezer Wiesel nació en la localidad húngara de Sighet (actual Rumanía), el 30 de septiembre de 1928, aunque era ciudadano estadounidense desde 1963.

Considerado “un hijo del genocidio”, cuando contaba 15 años fue deportado junto con su familia al campo de concentración de Auschwitz, donde murieron su madre y la menor de sus tres hermanas, antes de ser trasladados al campo de Buchenwald (este de Alemania), donde falleció su padre.

Tras la masacre sistemática de judíos que ejecutó el gobierno alemán, Wiesel emergió como una de las voces que dio detalles sobre la gravedad de lo sucedido y trató de dilucidar cómo cambió la concepción de humanidad y la idea de Dios.

Cuando finalizó la guerra, Wiesel cursó estudios en la Universidad de París y después trabajó como periodista y a partir de 1976 ejerció como profesor de Humanidades de la Cátedra Andrew W. Mellonen de la Universidad de Boston (Estados Unidos), de la que era profesor emérito.

Defensor de los DD.HH: denunció el racismo y la violencia en todo el mundo. Su compromiso con la defensa de los DD.HH. le hizo merecedor, además del Nobel de la Paz, de la Medalla Presidencial de la Libertad, la Medalla de Oro del Congreso de los EE.UU. y el Premio Medalla de la Libertad, el rango de Grand-Croix, en la Legión de Honor francesa.

Joseph Berger, en una hermosa crónica del NY Times afirma que “la labor contra el olvido y la violencia fue lo que reconoció el Comité del Premio Nobel, cuando se le otorgó el máximo galardón de la paz en 1986 a Wiesel.

“Wiesel es un mensajero de la humanidad”, dijeron los voceros del comité. “Su mensaje es de paz, reconciliación y dignidad humana. Su creencia de que las fuerzas que combaten el mal en el mundo pueden lograr la victoria es una convicción que se ganó duramente”, señala Berger.

Wiesel se dedicó a escribir novelas, libros de ensayos y reportajes, dos obras de teatro e incluso dos cantatas. Mientras que muchos de sus libros eran sobre los judíos soviéticos o los maestros jasídicos, todos se centraban en cuestiones de profunda resonancia, incluso más allá del Holocausto: ¿Cuál es el sentido de vivir en un universo que tolera la crueldad inimaginable? ¿Por qué el mundo guardó silencio? ¿Cómo se puede seguir creyendo?

Wiesel hizo esas preguntas en una prosa libre, sin levantar la voz y se abstuvo de buscar respuestas.

Elie Wiesel aun cuando enfrentó el horror como protagonista y víctima, pero fue un actor apasionado de cualquier causa justa en pos de la no repetición. Usó la fuerza de su personalidad y su genio literario para expresarse y así exhumar el Holocausto del cementerio de los libros de historia.