Personaje

100 años del Arte Comprometido de Violeta Parra

Bogotá, 4 de octubre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Consejo Nacional de la Cultura de Chile. Hace 100 años, en la población de San Carlos, al sur del sur de Chile, en el Ñuble, nació una de las voces más polifacéticas del Arte de América Latina, Violeta del Carmen Parra Sandoval.

Su vida fue vertiginosa e intensa, al igual que sus creaciones artísticas. Inquieta y polifacética, no se conformó con crear, desde la música a la poesía y del bordado de arpilleras a la pintura en óleo. Quiso ser la compiladora de campo de la canción popular, en sus diversas expresiones (campesina, serrana, pampera, etc) y la embajadora de los sonidos del folklore. Más de tres mil canciones, reunidas en el libro Cantos folclóricos chilenos, son prueba de su vocación preservadora del patrimonio cultural.

Violeta Parra (1917-1967), la cantora popular que rescató y difundió las tradiciones de su tierra y de América, es quizás la artista más universal de Chile y América Latina.

Parra logró interpretar el sentimiento de los pueblos y tocar magistralmente la guitarra, el charango, la percusión, el cuatro, la quena y el arpa. Tuvo el privilegio de explorar las fuentes directas del folklore chileno y dar a conocer en festivales internacionales y en estadía en Francia y Suiza su potencial cultural.

Asimismo, logró una marca histórica al convertirse en la primera latinoamericana en exponer individualmente una serie de sus arpilleras, óleos y esculturas en alambre en el Museo de Artes Decorativas del Palacio del Louvre, en una muestra titulada "Tapices de Violeta Parra". También escribió el libro Poesía popular de Los Andes, y la televisión suiza filmó el documental Violeta Parra, bordadora chilena.

Como lo expresó su hija Isabel Parra, “Mi madre vivió como quiso y murió de la manera y en el tiempo que ella decidió. Quizás hizo tantas cosas porque estaba muy apurada. Fue una vida demasiado intensa y fatigosa. Creo que ella estaba cansada, del alma y del cuerpo. Pero ahí está su obra para enfrentar la vida frente a la muerte”.

Por eso, su universal canto “Gracias a la Vida”, cantado por todos los comprometidos del mundo, es una celebración del vivir.

Gracias a ti, Violeta Parra, por existir, para siempre, con tu Arte. 

Día Mundial del Turismo, 27/9

Bogotá, 27 de septiembre de 2017. Redacción Ecos. Foto: Ecos Media.- Durante los últimos 60 años, el Turismo como actividad ha crecido y se ha diversificado de manera constante. Se ha transformado así en uno de los sectores más importantes y de mayor crecimiento del mundo, del que se benefician infinitos países en todo el mundo.

Los viajes turísticos, a escala mundial, han pasado de 25 millones en 1950 a 1200 millones en 2015. En el mismo periodo, los ingresos provenientes del Turismo, en los países de destino, aumentaron de 2000 millones de dólares USD a 1260 billones.

Se calcula que este importante sector representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, emplea al 10% de los trabajadores del planeta, y continuará creciendo, a una medida anual del 3,3% hasta 2030.

La causa del crecimiento durante la segunda mitad del siglo XX y el siglo XXI se debe a que la posibilidad de viajar ha aumentado gracias al reconocimiento del derecho a las vacaciones, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la aprobación en muchos países de los derechos laborales y el crecimiento de la clase media.

Además, el uso de las nuevas tecnologías aplicadas al Turismo y el abaratamiento del transporte, especialmente el aéreo, han generado un aumento de los viajes internacionales.

Es importante destacar la resiliencia del sector mostrada en los años recientes que siguió creciendo de manera casi ininterrumpida, a pesar de la crisis económica mundial, las catástrofes naturales y las pandemias.

Como cualquier actividad, el Turismo tiene un poderoso efecto sobre la economía, la sociedad y el medioambiente, tanto en los países de origen como en los de destino, pero sobre todo en estos últimos.

Además de las repercusiones socioeconómicas, este sector, si se gestiona de manera sostenible, puede contribuir a la conservación del medio ambiente, la apreciación de las culturas y el entendimiento entre los pueblos.

Este año, la celebración del Día Mundial del Turismo se centra en cómo el Turismo Sostenible puede contribuir al desarrollo y éste se entiende aquel que tiene en cuenta los efectos presentes y futuros que esta actividad tiene en la economía, la sociedad y el medio ambiente, además de atender las necesidades de los visitantes, el sector, la naturaleza y las comunidades receptoras.

Por todo ello, debe usar de manera óptima los recursos naturales, respetar las comunidades que reciben a los visitantes y asegurar que las actividades económicas son viables a largo plazo, y que los beneficios se distribuyen equitativamente entre los diferentes actores.

El Turismo es una poderosa herramienta para acabar con la pobreza, proteger el medio ambiente y mejorar la calidad de vida, especialmente en los países en desarrollo. Bien concebido y gestionado, este sector puede contribuir de manera significativa a los tres aspectos del desarrollo sostenible —el económico, el social y el medioambiental—, está relacionado con otros sectores y puede generar empleo digno y oportunidades comerciales.

Es esencial que todos los actores, incluidas las empresas turísticas, sean conscientes tanto de las oportunidades como de las responsabilidades que conlleva esta actividad y actúen de manera que el impacto en las comunidades sea positivo y garantice la sostenibilidad.

Como viajeros, la diversidad de nuestro mundo nos une y nos brinda la oportunidad de explorar, conocer de primera mano y experimentar lo mejor de cada cultura y de cada comunidad. Respetar nuestro mundo, y todo aquello que nos hace diferentes y únicos, hará que su viaje sea una experiencia más valiosa.

21/9: Día Internacional de la Paz

Por Redacción Ecos. Foto: unmultimedia.org.-  Cada 21 de septiembre, se celebra anualmente en todo el mundo el Día Internacional de la Paz. La Asamblea General de la ONU ha declarado esta fecha para consagrar el fortalecimiento de los ideales de paz, tanto entre todas las naciones y todos los pueblos, como entre los miembros de cada uno de ellos.

Este año 2017 la Campaña de Promoción de esta efemérides se titula «Juntos por la Paz: Respeto, seguridad y dignidad para todos» siguiendo el espíritu de JUNTOS, una iniciativa mundial cuyo objetivo es que las personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares en busca de una vida mejor disfruten del respeto y la seguridad y vivan dignamente.

JUNTOS se lanzó durante la Cumbre para Refugiados y Migrantes celebrada el 19 de septiembre de 2016 y reúne a todo el sistema de las Naciones Unidas, los 193 Estados Miembros, el sector privado, la sociedad civil, las instituciones académicas y la ciudadanía para apoyar la diversidad, la no discriminación y la aceptación de los refugiados y migrantes.

En palabras del Secretario General, Antonio Guterres: «En tiempos de inseguridad, las comunidades de apariencia diferente se convierten en chivos expiatorios. [...] Debemos resistir frente al cinismo que divide a las comunidades y nos presenta a nuestros vecinos como 'los otros'. La discriminación nos denigra a todos e impide que las personas y las sociedades alcancen su pleno potencial. [...] Juntos, hagamos frente a la intolerancia y defendamos los derechos humanos. Juntos, construyamos puentes. Juntos, convirtamos el miedo en esperanza».

Este año, el Día Internacional de la Paz, se centrará en movilizar a la ciudadanía mundial para que muestre su apoyo a los refugiados y migrantes. Se compartirán sus mensajes, tanto con las comunidades que acogen a estas personas desplazadas, como con aquellos que consideran que amenazan su seguridad física y financiera. En la celebración, se destacará el valor de la solidaridad y se mostrarán los beneficios que los migrantes aportan a las economías y los países, además de abordar las preocupaciones legítimas de las comunidades de acogida. En realidad, se trata de reunir a todos y recordar nuestra humanidad.

Los niños y jóvenes juegan un papel crucial. Podrían ayudar como voluntarios dando la bienvenida y asistiendo a los refugiados y migrantes que llegan a sus comunidades u ofrecer su amistad a sus compañeros de clase y vecinos recién llegados.

Francisco, el Papa que persevera por la paz y la renovación de la iglesia

Bogotá, D.C, 9 de septiembre de 2017.-Por Luis Fernando García Forero. La visita pastoral del papa Francisco a Colombia remueve la conciencia de millones de compatriotas católicos y de otros credos, que no han despertado de la realidad nacional: la terminación de una guerra con las Farc, razón por la cual el vicario de Cristo ha sido contundente en manifestar a quienes se oponen al proceso de la concordia nacional "no pierdan la paz por la cizaña". 

Desde que el papa Francisco llegó el pasado miércoles a nuestra patria, millones de colombianos y de católicos del mundo, no han perdido la continuidad de los pasos de su Santidad en los diferentes eventos en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena, última ciudad de su periplo  por Colombia, donde vivimos un momento histórico en busca de la reconciliación nacional.

En cada encuentro del Papa Francisco con personalidades del Gobierno, con las Víctimas y victimarios del conflicto, con los niños, jóvenes, ancianos, artistas, feligreses y jerarcas de la misma iglesia; salen palabras de aliento para que asumamos el compromiso de seguir adelante el proceso de alcanzar la paz y la convivencia nacional.    

Nos ha alertado de las amenazas que le ciernen a Colombia, no solo por quienes se oponen al proceso que inició el Gobierno de Juan Manuel Santos y que busca además el fin del conflicto con el ELN, sino que es contundente en señalar que si no se acaba con la corrupción, la desigualdad social y la sed de venganza, no se logra la verdadera reconciliación nacional. 

"Hay densas tinieblas que amenazan y destruyen la vida: las tinieblas de la injusticia y de la inequidad social; las tinieblas corruptoras de los intereses personales o grupales, que consumen de manera egoísta y desaforada lo que está destinado para el bienestar de todos", sostuvo el papa Francisco en la homilía en el parque Simón Bolívar de la capital de Colombia ante más de un millón de feligreses. 

El papa Francisco se convirtió en el personaje en Colombia esta semana. En el Encuentro de Oración por la Reconciliación Nacional en el Parque Las Malocas de Villavicencio, la puerta de entrada a los llanos orientales, donde tuvo un encuentro con las víctimas del conflicto, dejó ante los presentes y televidentes del mundo entero,no solo un escalofriante sentimiento de que la vida debe ser paz y amor y no muerte violenta y dolor. 

“¡Cuánto bien nos hace escuchar sus historias! Estoy conmovido. Son historias de sufrimiento y amargura, pero también historias de amor y perdón que nos hablan de vida y esperanza; de no dejar que el odio, la venganza o el dolor se apoderen de nuestro corazón”, aseveró el papa Francisco ante la mirada de las víctimas del conflicto. 

Su santidad Francisco exhortó a las víctimas a que curen el dolor y acojan a todo ser humano que cometió delitos, que lo reconozca, se arrepienta y se comprometa a repararlas, contribuyendo así a la construcción del nuevo orden donde brille la justicia y la paz. 

Fueron palabras que conmovieron no sólo a las victimas, sino a los victimarios presentes en dicho Encuentro, cuyas imágenes le dieron la vuelta al mundo y derramaron lagrimas de miles de presentes y millones de televidentes.

Un momento que jamás borraremos de nuestra mente ya que el sumo pontífice insistió una vez más que el perdón es fundamental en el proceso de reconciliación porque "la violencia engendra más violencia, el odio más odio, y la muerte más muerte. Tenemos que romper esa cadena que se presenta como ineludible, y eso sólo es posible con el perdón y la reconciliación”, dijo el papa Francisco. 

El llamado también se hizo extensivo a la jerarquía eclesiástica para que no cesen de seguir en el trabajo que conlleve a la reconciliación cuando les pidió no sucumbir ante "los halagos de los poderosos del turno". 

A miles de jóvenes que asistieron a la Plaza de Bolívar, el Obispo de Roma les dijo que "mantengan viva la alegría y no se la dejen robar". Los exhortó a que siguieran a cristo: "estoy seguro de que ustedes tienen el potencial necesario para construir la nación que siempre hemos soñado. Los jóvenes son la esperanza de Colombia y de la Iglesia…" 

Son muchos los momentos que por la visita a nuestro país del papa Francisco, se han impregnado miles de compatriotas de fe y esperanza por una Colombia mejor. 

Solo practicando las misiones que nos ha encomendado lo lograremos: no perder la oportunidad de paz por la cizaña, que las víctimas acepten el perdón, los victimarios digan la verdad, que los gobernantes luchen por la desigualdad e inequidad, que acaben con los corruptos; pero además, seguir al Maestro, para alcanzar la reconciliación que nos lleva a una verdadera y duradera paz.

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: WordPress.com.-  El 30 de agosto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha establecido el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

El 21 de diciembre de 2010, la Asamblea General, en virtud de la resolución A/RES/65/209, expresó su preocupación, en particular, por el aumento de las desapariciones forzadas o involuntarias en diversas regiones del mundo, como los arrestos, las detenciones y los secuestros cuando son parte de las desapariciones forzadas o equivalen a ellas, y por el creciente número de denuncias de actos de hostigamiento, maltrato e intimidación padecidos por testigos de desapariciones o familiares de personas que han desaparecido.

Asimismo, la resolución acoge con beneplácito la aprobación de la Convención Internacional para la Protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas y decide declarar el 30 de agosto, Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, que comenzó a observarse en 2011.

ONU expresa que, actualmente, este fenómeno sociopolítico es motivo de especial preocupación, porque ha evolucionado y extendido: 1.- El acoso de los defensores de los DD.HH., los parientes de las víctimas, los testigos y los abogados que se ocupan de los casos de desaparición forzada; 2.- El uso por los Estados de la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones; y 3.- La todavía generalizada impunidad por la práctica de la desaparición forzada.

La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir el terror en los ciudadanos, en el contexto del terrorismo de Estado. La sensación de inseguridad que esa práctica genera no se limita a los parientes próximos del desaparecido, sino que afecta a su comunidad y al conjunto de la sociedad.

En este sentido,  se ha convertido en un problema global, que no afecta únicamente a una región concreta del mundo. Las desapariciones forzadas, que fueron principalmente el producto de las dictaduras militares, pueden perpetrarse hoy día en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes.

Expertos de la ONU instaron a todos los estados miembros a ratificar la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas y los diferentes órganos de la ONU señalan que es "inadmisible" que, en 2017, se sigan produciendo desapariciones forzadas.

"Todos los días recibimos nuevos casos de personas en todo el mundo que han sido sujetas a una desaparición forzada. Cuando esto sucede, la vida de familias enteras se rompe en pedazos, y la estructura de la sociedad se daña. Esto tiene que acabar", señalaron los expertos del Comité Contra las Desapariciones Forzadas de la ONU y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias.

La Vicepresidenta del Comité, Suela Janina, consideró que "no hay ninguna excusa válida para que esta Convención no sea ratificada universalmente". Después de ratificarla, los Estados deben introducir una legislación nueva y garantizar su aplicación en la práctica.

La Convención proporciona a los Estados una base para el establecimiento de un marco legal sólido en las áreas de prevención, castigo, reparación y no repetición de las desapariciones forzadas, así como una herramienta para proteger a las personas desaparecidas y a sus familiares.

Hasta el momento han ratificado la Convención 57 Estados. "Nuestra meta es doblar el número de Estados partes de la Convención en los próximos cinco años", añadió Suela Janina. La Convención también establece las obligaciones de los Estados de retener a las personas privadas de libertad en lugares de detención oficiales, de revelar su paradero y de proporcionar con rapidez información precisa sobre la detención a sus familiares, sus representantes legales y otras personas con un interés legítimo.

En este sentido, la Presidenta del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, Houria Es-Slami, enfatizó que "los familiares tienen el derecho, también como víctimas, a saber la verdad sobre las circunstancias en que tuvo lugar la desaparición forzada, el paradero de sus seres queridos, el progreso y los resultados de la investigación, y por último, la suerte de la persona desaparecida".

Los expertos de la ONU también expresaron su preocupación por la reducción del espacio democrático para los familiares y los defensores de DD.HH. que trabajan en desapariciones forzadas y subrayaron la obligación de los Estados de garantizar que puedan trabajar de manera eficaz y sin miedo.

Cristo y su carta de presentación al servicio del Estado

Por Luis Fernando García Forero. Foto: La Opinión.- Quienes asistieron al homenaje al ex ministro Juan Fernando Cristo en Bogotá, expresaron las calidades, cualidades políticas y de hombre de Estado del Expresidente del Congreso, pero susurraron por no escuchar su aspiración a la Presidencia de la República, pese a que dijo en la apertura del evento, que sólo se referiría a su paso como Ministro del Interior, donde el tema del proceso de paz fue el contexto de su labor en dicha cartera.

Más de 2000 mil personas asistieron a la sede del cubo de Colsubsidio en la Carrera 30 con calle 53 de la capital de Colombia, donde su familia, el expresidente Cesar Gaviria, el exjefe negociador del proceso de paz, Humberto De la Calle; el copresidente del Partido Liberal Horacio Serpa; ministros, exministros, senadores y representantes de todas las colectividades; el Contralor, la senadora Claudia López quien controvirtió en muchas ocasiones con Cristo en el Congreso, así como cientos de víctimas del conflicto armado, funcionarios públicos, entre otros,  llenaron el recinto.

Alcaldes, gobernadores no faltaron. Antitaurinos, representantes de las diferentes iglesias, obispos, curas; afros, sindicalistas, campesinos, comunidad Lgtbi; se sumaron al reconocimiento de Juan Fernando Cristo.

Los primeros en darle apertura al evento fueron las víctimas. Una de ellas, precisamente quien hizo las veces de presentadora, llegó desde Los Montes de María e inauguró el homenaje diciendo: “gracias doctor Cristo porque cuando nos cerraron las puertas, usted nos abrió su corazón”.

Seguidamente habló el exministro Yesid Reyes, despúes Liliana Pachané, indígena del Cauca; el exsindicalista y ex ministro Lucho Garzón, una representante de los afrodescendientes, entre otros compatriotas.

Cristo haciendo uso de un micrófono de diadema y recorriendo la tarima de izquierda a derecha y viceversa, inició su disertación con una fluidez, al punto, que su extraordinaria memoria le daba velocidad a sus palabras sin que le fallaran temas, espacios y cifras, de lo que fue su paso por la cartera política, incluyendo las reuniones en La Habana con el equipo negociador del Gobierno y las Farc.

"Quiero invitar a los colombianos, los que votaron por el Sí, a los que votaron por el No, a los que no salieron de sus casas a votar seguramente convencidos de que el Sí ya había ganado, a los que votaron por el No porque tenían dudas sobre los acuerdos de paz, (…) a cumplir lo que falta, y que lo que se haga sobre el futuro, sea sobre la base de un país sin guerra", afirmó el homenajeado y dirigente liberal Juan Fernando Cristo.

Insistió en que todavía restan iniciativas importantes que requieren el respaldo de senadores y representantes a quienes les pidió que persistan en aprobar esas normas, "porque los acuerdos que firmamos hay que cumplirlos, primero que todo porque si queremos garantizar una paz sostenible y duradera hacia el futuro, tenemos que hacer las transformaciones políticas y sociales que requiere el país y esas políticas están en esos proyectos de ley y de acto legislativo que van a beneficiar a la sociedad colombiana".

Fue claro en referirse a su trabajo al frente del Ministerio del Interior porque permitió sacar adelante una agenda legislativa "reformista, progresista y en favor de la paz, pero también mantener un ministerio de puertas abiertas, generando confianza entre las comunidades más vulnerables, además de lograr una importante inversión en la infraestructura para la seguridad y la convivencia en las distintas regiones”, señaló Cristo.

Destacó lo que se consiguió con la Reforma al Equilibrio de Poderes. Lamentó las decisiones de la Corte Constitucional, como la eliminación del Tribunal de Aforados. "Tanto esta instancia, como el Consejo de Gobierno Judicial que se pretendía crear, hubiesen sido instrumentos que permitirían revivir la credibilidad de la ciudadanía en la justicia".

Fue un discurso rodeado de la necesidad de la reconciliación en Colombia. Recordó dos aspectos negros y tristes en su vida: la muerte de su padre asesinado por el ELN en Cúcuta en agosto de 1997, y el 2 de octubre del 2016, cuando se perdió el referendo por la paz.

Para el exministro Cristo el perdón y resarcir a las víctimas son los fundamentos del camino de la reconciliación para alcanzar una paz verdadera y duradera, teniendo como presente la implementación de lo acordado en la firma del fin del conflicto y la realización de las principales reformas para lograr la convivencia.

En ese sentido hizo un reconocimiento al Presidente Juan Manuel Santos al afirmar que el jefe de Estado se la jugó con todo y por encima de todo, pese a los críticos y enemigos políticos, para lograr el fin del conflicto y la reconciliación.  

Un discurso cuyo final no fue el de lanzar su precandidatura sino una invitación a los pesimistas y que votaron por el No al Acuerdo con las Farc para que le den una oportunidad a la búsqueda de la convivencia.

Por ahora sus seguidores sólo esperan que recorra el país y decida su aspiración a la Presidencia de la República con el objeto de seguir defendiendo y trabajando el legado de su ex jefe y mandatario de los colombianos: la paz.

7 años de logros y equivocaciones de Santos

Por Luis Fernando García Forero. Foto SIG.- “Este lunes comienza mi último año de gobierno. Hemos llegado a este punto luego de un camino de siete años, marcados por grandes retos e importantes logros, también algunas frustraciones y tareas pendientes, siempre buscando mejorar la vida de los colombianos”.

De esa manera se refirió el Presidente Juan Manuel Santos a todos sus compatriotas en una alocución televisiva cuando este lunes siete de agosto comienza su carrera final en su último año de gobierno y donde fue contundente en señalar que ha tomado decisiones difíciles y hasta impopulares, pero según él, “todas necesarias”.  Pero fue más allá y en tono reflexivo señaló: “También, sin duda, me he equivocado...”

No fue esquivo en aceptar sus equivocaciones por eso en su disertación fue sincero en resaltar que algunos colombianos lo han llamado terco o testarudo, pero aseguró que toma decisiones como jefe de Estado porque su norte es hacerles frente a los problemas del país. “A retos que, por una u otra razón, no se habían resuelto, y que nos estaban impidiendo construir una mejor Colombia”.

La paz

Se refirió principalmente a su capital político: la paz, para cambiarle la vida a los colombianos que padecían la violencia día tras día. “Le apostamos al futuro, enfocándonos en ampliar el acceso a la educación y mejorar su calidad; también nos la jugamos por darles un techo a cientos de miles de familias en el país; e invertimos en proyectos de infraestructura que están transformando para bien las vidas de los colombianos”.

Fue enfático en destacar que los colombianos hoy pueden sentirse orgullosos, por ser un país donde se construye paz, pero resaltó que es consciente que “todavía hay muchos colombianos que pasan necesidades y no la tienen fácil para salir adelante”.

Sostuvo que la inseguridad es uno de los temas que más les preocupa y precisó que “el tema del empleo ha sido, es y seguirá siendo una prioridad. A pesar de los avances, sé que en muchas familias hay personas que buscan un trabajo digno y no pueden conseguirlo”.

Se refirió a los retos en temas sociales que forman parte del posconflicto para lograr la verdadera y duradera paz en  Colombia. 

El manjar político de Santos fue haber logrado el fin de la guerra con las Farc, hecho que le dio nombre y lo llevó a ser el Nobel de la Paz. Con eso ya queda en la historia como el mandatario que logró a través de la solución política terminar el más largo conflicto en América Latina, y aún más, como un país que a través de una justicia especial: transicional, es y será modelo y ejemplo, para lograr la pacificación de otros países que no cesan la violencia armada.

Tributo al Padre Miguel D'Escoto

Por Redacción Ecos: Foto: F&S Arts.- El Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas,  Peter Thomson, recordó en un merecido homenaje, la figura del Padre Miguel D'Escoto Brockmann y le describió como una persona que dedicó su vida a la justicia social y al servicio de los pobres y marginados del mundo.

Thomson encabezó una ceremonia celebrada este viernes en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en memoria del sacerdote y ex canciller nicaragüense fallecido el pasado 8 de junio en Managua, donde recalcó los retos que tuvo que afrontar D'Escoto como Presidente de la Asamblea entre los años 2008 y 2009, entre ellos,  la crisis financiera global.

Asimismo, el alto funcionario destacó su apasionada defensa del multilateralismo y su visión como precursor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible siete años antes de su aprobación.

“Debemos ser lo suficientemente valientes como para desafiar las enormes desigualdades que existen en nuestro mundo. Y, por muy poco atractivo que parezca, este mundo requiere de nuestros sacrificios. Debemos reordenar nuestras prioridades si queremos cumplir las promesas de seguridad y bienestar que millones de personas nos han encargado”, dijo Thomson citando a D’Escoto.

Por su parte, la embajadora nicaragüense ante la ONU, María Rubiales de Chamorro, se refirió al sacerdote como un líder espiritual, un formidable representante del pueblo de Nicaragua y de todos los pueblos de la Tierra que claman justicia.

La representante permanente también remarcó su faceta como defensor del Derecho Internacional y de la Igualdad de los Estados, y recordó su anhelo de ver a árabes y judíos alcanzar la paz en Oriente Medio.

“Ese es el carácter, la actitud de Miguel. Y ese es el legado que nos deja: enfrentarnos a todos los desafíos y a todos los retos con fe. Y de la fe es que viene la fortaleza, la firmeza, la consecuencia, la capacidad de mantenermos caminando. A pesar de los retos, a pesar de las dificultades, caminando, con la esperanza y la confianza en las victorias que vamos construyendo paso a paso”, dijo Chamorro.

El Padre Miguel D'Escoto Brockmann siempre vivirá en la Memoria de las Naciones que luchan por la Equidad y Justicia Sociales.

Liu Xiaobo viajó a la eternidad

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: S&S.- Los regímenes totalitarios temen el poder de la asociación y de las ideas libres, porque que son poderosas herramientas para exigir el derecho a la libertad. Ese fue el delito que Liu Xiaobo cometió y el Gobierno Chino denominó "socavar la autoridad del Estado". Con él murió un importante crítico del Partido Comunista de China, un intelectual comprometido y un activista de los DD.HH sin dobleces.

Liu Xiaobo fue un verdadero ciudadano. Un hombre con visión y con una misión con su país. No se dejó intimidar por el todopoderoso Partido Comunista. Con una insistencia admirable, se mantuvo firme en su opinión que la Democracia, la Separación de Poderes y el Estado de Derecho eran mejores para China que la Dictadura Unipartidista del Partido Comunista.

Este profesor de literatura y famoso traductor era consciente de que esa postura le traería problemas. "Perder la libertad es uno de los riesgos profesionales de la disidencia”, explicó en una entrevista antes de los Juegos Olímpicos de Pekín, momento en que las autoridades chinas se mostraban más abiertas con los medios extranjeros.

Desde la década de los 90, Xiaobo conoció la prisión. La primera vez, después de la violenta represión del Movimiento Democrático Chino, en junio de 1989. Liu había regresado de una estadía de investigación en EE.UU. Quería formar parte de este movimiento.

En la noche del 3 al 4 de julio de 1989 Xiaobo tuvo un papel crucial cuando negoció la salida pacífica con un grupo de estudiantes que se manifestaba en la Plaza de Tiananmen. Consiguió que no hubiese más víctimas por los ataques del Ejército contra su propio pueblo, pero esa masacre lo marcó. Como superviviente, consideró que tenía el deber moral de luchar para hacer justicia con los fallecidos. "No puedo evitar tener un sentimiento de obligación con las víctimas”, comentó en 2007.

En diciembre de 2008, Liu Xiaobo publicó junto a otros 300 Intelectuales y Activistas Chinos la Carta 08, un manifiesto para pedir reformas democráticas por medios pacíficos. Entre ellas, se mencionaban 19 medidas destinadas a mejorar la situación de los DD.HH. en China.

Por ejemplo, un sistema judicial independiente, el respeto a la libertad de asociación y el fin del sistema de partido único. Para el régimen fue un ataque frontal, considerado aún más grave por el hecho de que estuviese firmado por intelectuales de signos muy diferentes.

Pocos días después, Xiaobo fue detenido como el impulsor principal. No pudo contar con jueces independientes y un 25 de diciembre fue condenado a 11 años de prisión por "incitar a la subversión”.

Según John Kamm, fundador del grupo de asistencia legal Dui Hua de EE.UU, Xiaobo recibió la pena más larga desde que se introdujo el delito de incitación a la subversión en 1997. El director del proceso anunció del veredicto el 25 de diciembre de 2009. Una fecha en la que las autoridades chinas sabían que los corresponsales extranjeros estarían en su casa por Navidad y habría menos titulares negativos.

En febrero de 2010, todo el mundo pudo leer la respuesta de Liu Xiaobo a su detención, juicio y veredicto en un ensayo: "Quiero decirle al régimen que me privó de libertad que no tengo enemigos”.

En esa afirmación, este intelectual chino incluía explícitamente a jueces, policías y fiscales: "No acepto su supervisión, su detención, sus juicios, pero respeto su trabajo y su persona…” Liu también escribió contra el odio: "El odio corroe la sabiduría y la conciencia de una persona. El pensamiento de enemistad puede envenenar el espíritu de una nación, destruir la tolerancia y la humanidad, y bloquear el camino al progreso y la democracia. Espero ser capaz de poder enfrentarme a la hostilidad del régimen con las mejores intenciones y calmar el odio con el amor”.

Este texto fue leído durante la que quizás sea su "presentación" más conocida: una silla vacía que representaba a este preso político en el podio, en la entrega del Premio Nobel de la Paz en 2010. El Comité Noruego de los premios le concedió el galardón por su larga y pacífica lucha por los DD.HH. fundamentales en China”. A la ceremonia tampoco pudo viajar su mujer, Liu Xia, que se encuentra en arresto domiciliario desde 2010.

Las peticiones para que el gobierno chino libere a los disidentes enfermos no tuvieron éxito. A finales de junio de 2017, Liu Xiaobo pudo salir de la cárcel para ser hospitalizado inmediatamente por un cáncer de hígado en fase terminal. Según su abogado, le concedieron la libertad condicional para el tratamiento médico.

Sin embargo, ni a él ni a su mujer les permitieron salir al extranjero para someterse a tratamiento. Liu Xiaobo murió de cáncer a la edad de 61 años.

El Ministerio de Exteriores Chino rechazó las críticas recibidas por otros Gobiernos tras la muerte del escritor y activista disidente y les exigió que no se entrometan en cuestiones internas del país, informaron medios estatales.

Los países que criticaron a Pekín por su actuación respecto al activista disidente, según la Dictadura China deben respetar la "Justicia y Soberanía del país", dijo un portavoz del Ministerio citado por la agencia de noticias Xinhua. La gestión del caso es "un asunto interno y otros países no están en posición de hacer observaciones inadecuadas", recalcaron.

La Directora de HRW para China, Sophie Richardson, expresó los que todos sentimos: "aunque el Gobierno Chino actúa con una arrogancia, crueldad e insensibilidad estremecedoras, la lucha de Liu Xioabo por una China Democrática, donde se respeten, los DD.HH., seguirá viva".

Adiós a Simone Veil

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Media S&S.- Este viernes murió uno de los personajes femeninos más interesantes y controvertidos de la segunda mitad del siglo pasado: Simone Veil, quien partió a la luz, en su casa de París, a los 89 años.

Fue una de las líderes femeninas fundamentales para entender la lucha, siempre pendiente, por los DD.HH. y plenos de las mujeres en el mundo. Destacó por su extraordinaria labor en política, tanto nacional como internacional.

Veil fue la primera mujer que fue elegida Presidenta del Parlamento Europeo, en 1979. Considerada, además, como una figura del Feminismo, tras despenalizar el aborto en Francia en 1974, como Ministra de Sanidad.

Esta destacada líder nació el 13 de julio de 1927 en Niza, con el nombre de Simone Annie Jacob, en el seno de una familia judía y, según cuenta en su autobiografía, aunque vivían lejos de todas las sinagogas, su padre, arquitecto de profesión "reivindicaba su pertenencia a la comunidad judía, pero no por razones religiosas, sino culturales".

Veil, superviviente como adolescente judía al campo de exterminio nazi de Auschwitz, fue detenida por la Gestapo en 1944, con buena parte de sus familiares, algunos de los cuales (sus padres y un hermano) no sobrevivieron al arresto.

Empezó a coquetear con la política, desafiando a su época y abriéndose un espacio meritorio en el gobierno francés, asumiendo cargos de alta responsabilidad, a su egreso universitario.

Estudió derecho y ciencias políticas, donde conoció a su marido, Antoine Veil, con el que contrajo matrimonio el 26 de octubre de 1946 y con el que tuvo 3 hijos.

Había trabajado como alta funcionaria en la magistratura hasta que, en mayo de 1974, el recién elegido presidente, Valéry Giscard d'Estaing, la nombró Ministra de Sanidad, un cargo en el que fue conocida por la "Ley Veil", que despenalizó la interrupción voluntaria del embarazo, legalizó el aborto y el acceso a los anticonceptivos.

En la defensa de esa ley ante el Parlamento, Veil se enfrentó a una oposición particularmente dura de la derecha, con algunos diputados que le llegaron a reprochar que apostaba por el genocidio con un comportamiento similar al de los nazis.

Veil, elegida por unanimidad como Presidenta, estuvo de 1979 a 1982, al frente de la Eurocámara, en un momento histórico para la Comunidad Europea, ya que a partir de ese momento los miembros serían elegidos por sufragio universal.

A su salida del ente comunitario, volvió a un puesto ministerial como titular de Sanidad y Asuntos Sociales, en el Gobierno del Primer Ministro Edouard Balladur, entre 1993 y 1995. Además, fue miembro del Consejo Constitucional entre 1998 y 2007 y entró a formar parte de la Academia Francesa en 2008.

En el 60 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, en 2005, Veil volvió al campo para realizar un discurso de homenaje a las víctimas y en denuncia de los horrores de la guerra.

Aquel mismo año Veil fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional la defensa de la libertad, la dignidad de la persona, de los derechos humanos, la justicia, la solidaridad y el papel de la mujer en la sociedad moderna.

En 2008, ganó el Premio Carlos V, otorgado por la Fundación Academia Europea de Yuste, en honor a "sus reconocidos méritos en la lucha por el avance de la igualdad de las mujeres".

En una de las primeras reacciones sobre el fallecimiento de Simone Veil, el Presidente Francés, Emmanuel Macron, en un mensaje en su cuenta de Twitter envió su pésame a la familia y dijo esperar que Veil "pueda con su ejemplo inspirar a nuestros compatriotas, a que encontrarán lo mejor de Francia".