Personaje

100 años del Arte Comprometido de Violeta Parra

Bogotá, 4 de octubre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Consejo Nacional de la Cultura de Chile. Hace 100 años, en la población de San Carlos, al sur del sur de Chile, en el Ñuble, nació una de las voces más polifacéticas del Arte de América Latina, Violeta del Carmen Parra Sandoval.

Su vida fue vertiginosa e intensa, al igual que sus creaciones artísticas. Inquieta y polifacética, no se conformó con crear, desde la música a la poesía y del bordado de arpilleras a la pintura en óleo. Quiso ser la compiladora de campo de la canción popular, en sus diversas expresiones (campesina, serrana, pampera, etc) y la embajadora de los sonidos del folklore. Más de tres mil canciones, reunidas en el libro Cantos folclóricos chilenos, son prueba de su vocación preservadora del patrimonio cultural.

Violeta Parra (1917-1967), la cantora popular que rescató y difundió las tradiciones de su tierra y de América, es quizás la artista más universal de Chile y América Latina.

Parra logró interpretar el sentimiento de los pueblos y tocar magistralmente la guitarra, el charango, la percusión, el cuatro, la quena y el arpa. Tuvo el privilegio de explorar las fuentes directas del folklore chileno y dar a conocer en festivales internacionales y en estadía en Francia y Suiza su potencial cultural.

Asimismo, logró una marca histórica al convertirse en la primera latinoamericana en exponer individualmente una serie de sus arpilleras, óleos y esculturas en alambre en el Museo de Artes Decorativas del Palacio del Louvre, en una muestra titulada "Tapices de Violeta Parra". También escribió el libro Poesía popular de Los Andes, y la televisión suiza filmó el documental Violeta Parra, bordadora chilena.

Como lo expresó su hija Isabel Parra, “Mi madre vivió como quiso y murió de la manera y en el tiempo que ella decidió. Quizás hizo tantas cosas porque estaba muy apurada. Fue una vida demasiado intensa y fatigosa. Creo que ella estaba cansada, del alma y del cuerpo. Pero ahí está su obra para enfrentar la vida frente a la muerte”.

Por eso, su universal canto “Gracias a la Vida”, cantado por todos los comprometidos del mundo, es una celebración del vivir.

Gracias a ti, Violeta Parra, por existir, para siempre, con tu Arte.