Personaje

Cristo y su carta de presentación al servicio del Estado

Por Luis Fernando García Forero. Foto: La Opinión.- Quienes asistieron al homenaje al ex ministro Juan Fernando Cristo en Bogotá, expresaron las calidades, cualidades políticas y de hombre de Estado del Expresidente del Congreso, pero susurraron por no escuchar su aspiración a la Presidencia de la República, pese a que dijo en la apertura del evento, que sólo se referiría a su paso como Ministro del Interior, donde el tema del proceso de paz fue el contexto de su labor en dicha cartera.

Más de 2000 mil personas asistieron a la sede del cubo de Colsubsidio en la Carrera 30 con calle 53 de la capital de Colombia, donde su familia, el expresidente Cesar Gaviria, el exjefe negociador del proceso de paz, Humberto De la Calle; el copresidente del Partido Liberal Horacio Serpa; ministros, exministros, senadores y representantes de todas las colectividades; el Contralor, la senadora Claudia López quien controvirtió en muchas ocasiones con Cristo en el Congreso, así como cientos de víctimas del conflicto armado, funcionarios públicos, entre otros,  llenaron el recinto.

Alcaldes, gobernadores no faltaron. Antitaurinos, representantes de las diferentes iglesias, obispos, curas; afros, sindicalistas, campesinos, comunidad Lgtbi; se sumaron al reconocimiento de Juan Fernando Cristo.

Los primeros en darle apertura al evento fueron las víctimas. Una de ellas, precisamente quien hizo las veces de presentadora, llegó desde Los Montes de María e inauguró el homenaje diciendo: “gracias doctor Cristo porque cuando nos cerraron las puertas, usted nos abrió su corazón”.

Seguidamente habló el exministro Yesid Reyes, despúes Liliana Pachané, indígena del Cauca; el exsindicalista y ex ministro Lucho Garzón, una representante de los afrodescendientes, entre otros compatriotas.

Cristo haciendo uso de un micrófono de diadema y recorriendo la tarima de izquierda a derecha y viceversa, inició su disertación con una fluidez, al punto, que su extraordinaria memoria le daba velocidad a sus palabras sin que le fallaran temas, espacios y cifras, de lo que fue su paso por la cartera política, incluyendo las reuniones en La Habana con el equipo negociador del Gobierno y las Farc.

"Quiero invitar a los colombianos, los que votaron por el Sí, a los que votaron por el No, a los que no salieron de sus casas a votar seguramente convencidos de que el Sí ya había ganado, a los que votaron por el No porque tenían dudas sobre los acuerdos de paz, (…) a cumplir lo que falta, y que lo que se haga sobre el futuro, sea sobre la base de un país sin guerra", afirmó el homenajeado y dirigente liberal Juan Fernando Cristo.

Insistió en que todavía restan iniciativas importantes que requieren el respaldo de senadores y representantes a quienes les pidió que persistan en aprobar esas normas, "porque los acuerdos que firmamos hay que cumplirlos, primero que todo porque si queremos garantizar una paz sostenible y duradera hacia el futuro, tenemos que hacer las transformaciones políticas y sociales que requiere el país y esas políticas están en esos proyectos de ley y de acto legislativo que van a beneficiar a la sociedad colombiana".

Fue claro en referirse a su trabajo al frente del Ministerio del Interior porque permitió sacar adelante una agenda legislativa "reformista, progresista y en favor de la paz, pero también mantener un ministerio de puertas abiertas, generando confianza entre las comunidades más vulnerables, además de lograr una importante inversión en la infraestructura para la seguridad y la convivencia en las distintas regiones”, señaló Cristo.

Destacó lo que se consiguió con la Reforma al Equilibrio de Poderes. Lamentó las decisiones de la Corte Constitucional, como la eliminación del Tribunal de Aforados. "Tanto esta instancia, como el Consejo de Gobierno Judicial que se pretendía crear, hubiesen sido instrumentos que permitirían revivir la credibilidad de la ciudadanía en la justicia".

Fue un discurso rodeado de la necesidad de la reconciliación en Colombia. Recordó dos aspectos negros y tristes en su vida: la muerte de su padre asesinado por el ELN en Cúcuta en agosto de 1997, y el 2 de octubre del 2016, cuando se perdió el referendo por la paz.

Para el exministro Cristo el perdón y resarcir a las víctimas son los fundamentos del camino de la reconciliación para alcanzar una paz verdadera y duradera, teniendo como presente la implementación de lo acordado en la firma del fin del conflicto y la realización de las principales reformas para lograr la convivencia.

En ese sentido hizo un reconocimiento al Presidente Juan Manuel Santos al afirmar que el jefe de Estado se la jugó con todo y por encima de todo, pese a los críticos y enemigos políticos, para lograr el fin del conflicto y la reconciliación.  

Un discurso cuyo final no fue el de lanzar su precandidatura sino una invitación a los pesimistas y que votaron por el No al Acuerdo con las Farc para que le den una oportunidad a la búsqueda de la convivencia.

Por ahora sus seguidores sólo esperan que recorra el país y decida su aspiración a la Presidencia de la República con el objeto de seguir defendiendo y trabajando el legado de su ex jefe y mandatario de los colombianos: la paz.