Noticias

Comparto la idea de expulsar la corrupción de curules afros: Francia Márquez

Bogotá, D, C. 27 de febrero del 2018.- Por Oscar Fernando Sevillano Jaramillo.-Francia Elena Márquez Mina es una afrodescendiente que a sus 36 años cuenta con reconocimiento como líder social en el departamento del Cauca de donde es oriunda.

No solo ha sido testigo de las heridas que deja la guerra, sino además de la destrucción del medio ambiente por  la minería ilegal y las consecuencias que esto trae para el ser humano. Esto la llevó a abanderar la lucha por las comunidades,  que al igual que ella han padecido estos problemas sociales en territorios donde el Estado es muy precario,  y donde la acción de los grupos al margen de la ley son el pan de cada día.

Gracias a esta labor Francia obtuvo el premio Nacional de Derechos Humanos en 2015 y también   hizo parte del grupo de víctimas que tuvieron la oportunidad de exponer sus puntos de vistas en la mesa de diálogos entre las Farc y el Gobierno Nacional en la Habana – Cuba.

Actualmente es una de las aspirantes  a la Cámara de Representantes para ocupar una de las dos curules afrodescendientes. Tarea nada fácil, si se tiene en cuenta que debe hacerle frente a las candidaturas en cuerpo ajeno de Juan Carlos Martínez,  quien según publicación del diario El Espectador,   ha puesto a   Daniel Garcés Carabalí a competir por este escaño, y la de Yahir Acuña quien según información de la Silla Vacía, busca elegir a Magdalena González Cardales.

Francia dice que llegó el momento de rescatar la decencia en las curules afros y que la mayoría de  víctimas del conflicto han perdido la confianza en el Estado.

¿Por qué la comunidad afrodescendiente que ha sido víctimas del conflicto,  no ha dado a conocer sus opiniones en el debate por las 16 curules para los colombianos afectados por la guerra?

Francia Márquez: Hemos tenido que ver la manera en cómo se ha ido desbaratando el Acuerdo que se firmó en la Habana. Para la comunidad afrodescendiente víctima del conflicto, fue muy triste ver a  los parlamentarios del Centro Democrático, Cambio Radical, Partido Conservador y algunos liberales, que hoy van a los territorios con sonrisa de oreja a oreja prometiendo el cielo y la tierra, acabando con la posibilidad de que los colombianos que fueron afectados por la guerra, tuvieran participación directa en el Congreso de la República.

¿Considera que fue suficiente que las Farc conversaran  en la Habana con el Gobierno Nacional o cree que hizo falta dialogar también con el Estado?

Francia Márquez: Se supone que el Presidente de la República tiene la facultad constitucional para dialogar con los grupos alzados en armas. Habría que preguntar con qué Estado había que contar en el momento de firmar el Acuerdo de Paz.  Aquí se dice que el Estado somos todos, pero somos todos en el momento de pagar impuestos, pero para generar condiciones de vida digna, tranquilidad,   y de garantizar los derechos a las comunidades como la afrodescendiente, ahí si no.

¿Por qué no se ha visto a las víctimas del conflicto protestando masivamente por el hundimiento de las 16 curules?

Francia Márquez: Las víctimas del conflicto fuimos quienes más empujamos el proceso de paz. Yo estuve en la Habana en compañía de otras personas en uno de los viajes que se hizo, demostrando nuestro convencimiento para que se terminara la guerra con las Farc. Algunos congresistas si vieron nuestra participación como una amenaza y no dudaron en hacer de las suyas.

¿Cómo entender que congresistas que ayudaron al hundimiento de las 16 curules para las víctimas,  sean recibidos en los territorios con los brazos abiertos por las mismas víctimas del conflicto?

Francia Márquez: Esto no es algo que suceda de manera general. Hay casos en que si pasa, no lo voy a negar. Pero no son todas las víctimas. La comunidad ha perdido la confianza en el Estado, especialmente en los congresistas, precisamente por hechos como el hundimiento de las 16 curules que favorecían a la población que fue perjudicada por la guerra.

¿Está la Comunidad afrodescendiente decidida a apoyarla y a rescatar la decencia y la ética en las dos curules que son  para las negritudes?

Francia Márquez: Por supuesto. El respaldo no solo se ha dado en la comunidad afrocolombiana en los territorios. También en las ciudades me apoyan. No por esto hay que desconocer el peligro de que mafias de la corrupción logren su propósito de capturar estas curules para legislar en cuerpo ajeno y abrirle paso  a sus intereses.

Porque la comunidad afrodescendiente se muestra dividida y no se una en torno a la idea de luchar todos juntos por el derecho que como ciudadanos tienen a llevar una vida digna?

Francia Márquez: No sé qué tan divididos nos vean los demás. Aunque seamos afros pensamos diferentes. Esto hace parte de la diversidad. Comparto la idea de luchar por expulsar a la corrupción de las dos curules afros.

El ser una líder social que trabaja por los derechos humanos, y que se ha mostrado en contra de la minería ilegal le ha traído amenazas contra su vida, ¿Este riesgo de seguridad continua? 

Francia Márquez: Recibí amenazas por alzar mi voz contra las injusticias que se viven en nuestros territorios y por mostrarme en contra de la destrucción que la minería ilegal causa al medio ambiente y a nuestra comunidad. Gracias al trabajo que vengo ejerciendo en compañía de un significativo grupo de mujeres,  la Fiscalía denunció que 80 ríos están contaminados con mercurio. Tomamos la decisión de defender nuestro territorio y cuando esto sucede, uno es declarado objetivo militar. Me sucedió a mí y le sucedió también a Temistocles Machado, un líder de Buenaventura que defendió su territorio como espacio de vida.