Noticias

Gobiernos locales piden protagonizar protección del clima

Bonn, 13 de noviembre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: D. Kyranoudi/DW.- La jornada relativa a los mecanismos reales para enfrentar el Cambio Climático desde la perspectiva gubernamental, en la Cumbre del Clima (COP23), que se celebra en Bonn, Alemania, fue un encuentro pleno de discusiones necesarias, planteamientos específicos y solicitudes realistas.

Los representantes de los gobiernos locales criticaron la falta de medidas que toman los mandatarios nacionales e hicieron un llamado a que se les entregue más herramientas a las regiones, para luchar de forma más efectiva contra el cambio climático.

"Los gobiernos nacionales deberían desarrollar mecanismos claros para coordinar su labor con la de las autoridades municipales y regionales", demandó Gino Van Begin, Secretario General de la iniciativa "Gobiernos municipales para la sostenibilidad".

Asimismo, el Alcalde de Bonn, Ashok Sridharan, destacó la importancia de la colaboración entre la sociedad civil y las empresas para transmitir todas las medidas sostenibles a las regiones más desfavorecidas.

Por su parte, la Exsecretaria de Cambio Climático de la ONU y actual Directora del Proyecto Misión 2020, la costarricense Christiana Figueres, comentó que el Acuerdo de París ofrece "un reconocimiento formal" hacia las regiones y crea así "un espacio" entre niveles para apoyar medidas políticas, como un espaldarazo a la regionalización de las estrategias.

"Los alcaldes que se ocupan del cambio climático ofrecen mejor calidad de vida a sus ciudadanos, con ciudades más verdes, mejor transporte y con una mejor distribución del espacio", añadió Figueres.

Un ejemplo del papel protagónico que pueden asumir las regiones y las ciudades lo ofrece EE.UU. El Presidente Donald Trump anunció la salida del país del Acuerdo del Clima alcanzado en 2015 en París y en reacción, muchos estados y ciudades norteamericanos redoblaron sus esfuerzos para alcanzar las metas de reducción de emisiones de gases contaminantes.

Para ello, unas 250 ciudades y distritos, así como 9 estados y 1.700 empresas e inversores, se han aglutinado en la iniciativa "America's Pledge" (La promesa de América).

Por su parte, Salaheddine Mezouar, Presidente de la COP22, la anterior cumbre climática de la ONU, que se celebró en 2016 en Marrakech, declaró que era necesario "pasar a la acción" y poner en marcha el Acuerdo de París. El protagonismo de ciudades y regiones será una redimensión de la acción.

La COP23 arrancó el pasado día 6 y se trata de una cumbre "técnica", llamada a desarrollar la letra pequeña del Acuerdo de París y a concretar algunas reglas, como los términos en los que cada año se revisarán los compromisos de reducción de emisiones de los países.