Internacional

Fascismo asume su verdadero rostro en Venezuela

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Reuters.- El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dejó los ánimos caldeados cuando partió hacia el Medio Oriente el pasado jueves, en busca de acuerdos para apuntalar los precios del petróleo.

Ese mismo día, el Consejo Nacional Electoral (CNE), dominado por fichas del oficialismo chavista, suspendió la segunda recolección de firmas a favor de un referendo revocatorio, pautada por la oposición para el 26, 27 y 28 de octubre con miras a interrumpir la gestión del mandatario antes de 2017.

Luego de visitar Azerbaiyán, Irán y Arabia Saudita, el dirigente chavista regresa a Caracas este lunes para hallar al país en ascuas y en la mira del mundo, luego de su reunión relámpago con el Papa.

El CNE frenó el proceso plebiscitario después de que tribunales penales de varios estados venezolanos, liderados por gobernadores chavistas, invalidaran simultáneamente la primera recolección de rúbricas en respuesta a las denuncias de fraude electoral esgrimidas por miembros del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

A la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la mayor coalición de partidos opositores, se le acusa de haber recabado decenas de miles de firmas irregulares en abril de 2016, por temor a no obtener el número requerido de manifestaciones de voluntad.

Sin embargo, el antichavismo recaudó muchas más rúbricas de las 200.000 exigidas, equivalentes al 1%  del padrón electoral y el CNE dio por cumplido el primer requisito para solicitar la realización del referendo revocatorio en cuestión, tras haber rechazado las firmas de dudosa procedencia.

Ese es uno de los principales argumentos de la MUD cuando refuta las imputaciones del oficialismo y denuncia la ilegalidad de la suspensión de la segunda recolección de firmas. Luis Emilio Rondón –el único de los cinco rectores del CNE que no está alineado con el PSUV– ha secundado la protesta de la oposición.

“Yo no estoy de acuerdo con que sentencias de índole penal suspendan los efectos de los actos que ha venido celebrando legítimamente el CNE”, dijo Rondón el pasado viernes, en entrevista con la televisora privada Venevisión, agregando que “los tribunales penales no tienen competencia sobre las actuaciones del Poder Electoral”.

Rondón subrayó que la paralización del proceso plebiscitario por orden judicial es una arbitrariedad, considerando que el CNE cuenta con mecanismos propios para enfrentar situaciones irregulares.

“Hay irregularidades en todas partes”, comentaba el Profesor Wolfgang Muno, de la Universidad de Maguncia: “vemos irregularidades desde Estados Unidos hasta Austria, donde la elección del presidente debió repetirse por ese motivo”.

“Pero el CNE da la impresión de interpretar las leyes para beneficiar a Maduro. No parece haber razón para truncar el proceso revocatorio tan abruptamente como se hizo”, acota el experto en Política Comparada al ser consultado. "Aunque la decisión del CNE sea legal, es tan ilegítima como la del Tribunal Supremo de Justicia cuando ordenó expulsar del Parlamento Venezolano a tres diputados opositores cuya elección fue atribuida a irregularidades en las urnas el pasado enero”, asegura Muno.

El Fascismo asume su verdadero rostro en Venezuela

Fernando Mires, profesor emérito de la Universidad de Oldenburg y voz crítica del Totalitarismo, coincide con el Profesor Muno.

“Lo que hemos visto en Venezuela es la confirmación oficial y explícita de que el régimen no está dispuesto a tolerar más elecciones donde él pueda perder. Desde luego, no estamos hablando del golpe clásico, pero esas son las formas del golpe de Estado”, añade Fernando Mires.

Hace algunos meses, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, enfatizó que la Carta Democrática Interamericana ya había sido activada para responder a la crisis político-institucional de Venezuela. ¿Cabe esperar que la posición de la OEA se endurezca y que se sopese la implementación de sanciones concretas sobre la Administración Maduro?

“Yo creo que eso estaría justificado y que sería tan efectivo como viable”, opina Muno. “En este instante, eso serviría de mucho. Lamentablemente, yo no confío en la probidad de los actuales gobiernos de América Latina para acatar las exhortaciones de la Carta Democrática Interamericana. Si las sanciones no funcionan en Europa de cara a Rusia, ¿cómo van a funcionar en América Latina de cara a Venezuela?

Los Gobiernos de la región prefieren actuar como si en Venezuela no pasara nada porque no quieren enfrentamientos; no quieren tener problemas con sus propias izquierdas, que en muchos casos siguen apoyando a la dictadura de Maduro. De ahí que emitan declaraciones tan vagas e insistan en llamar a un diálogo. Así logran desentenderse del lío venezolano”, critica Mires.

Maduristas asaltan el Palacio Federal Legislativo

Simpatizantes del chavismo asaltaron este domingo, arengados por el oficialista Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, durante una sesión especial, convocada por la Directiva del Parlamento Venezolano, para evaluar acciones para “restituir el orden constitucional y democrático”, el Hemiciclo de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Los colectivos, los cuales algunos tenían chalecos antibalas, burlaron -aún no se sabe cómo- la vigilancia del parlamento venezolano, incluso el de la Guardia Nacional Bolivariana que custodiaba los alrededores.

El Diputado oficialista Héctor Rodríguez intentó mediar con hordas chavistas que ingresaron abruptamente. El hecho dejó al menos dos heridos.

Los chavistas a punta de pistola, se robaron una cámara de Globovisión y tres chalecos antibalas del equipo de Telecaribe. Incluso, a la periodista de CNN, Osmary Hernández, trataron de robarle el celular y su cámara. Uno de los lesionados, paradójicamente, es el conductor de Zurda Konducta, Programa de la televisora chavista VTV, Oswaldo Rivero, alias “Cabeza e’ mango”, quien fue confundido por la turba madurista.

“Grupos violentos extraños a la Cámara… tienen que ser sacados, que abandonen el hemiciclo”, gritó el Presidente desde la tribuna Henry Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Diputados oficialistas ayudaron a contener a los simpatizantes de Maduro, quienes, con banderas venezolanas y gritando consignas, lograron entrar por la fuerza a la parte baja del hemiciclo y a los jardines de la sede parlamentaria, en el casco histórico de Caracas.

De inmediato, Ramos Allup suspendió la sesión y llamó a reunión al jefe de la bancada oficialista, Héctor Rodríguez, para discutir sobre la situación irregular, reseña AFP.

Desde antes de iniciar la sesión, grupos de chavistas mantenían rodeado el edificio parlamentario, crispando la sesión especial que convocó la directiva. 

El nuevo líder de los jesuitas como mediador en crisis de Venezuela

Por Albinson Linares. Foto: Andreas Solaro/Agence France Presse. Tomado del NY Times en Español.- El pasado 14 de octubre, 212 jesuitas se reunieron en la Iglesia del Gesù, en Roma, para escoger a su nuevo líder y según cuenta el religioso italiano Antonio Spadaro, al ver que su elección era inminente, el venezolano Arturo Sosa musitó en tono jocoso: “Si hay que comerse la gallina, no queda más que poner a hervir el agua”.

Spadaro fue su “compañero de pupitre” durante la congregación y llevaba una libreta con la frase de San Ignacio de Loyola, fundador de la orden, que reza: “Vayan y enciendan todo con fuego”. Al verla, Sosa exclamó: “Sí, pero hoy el mundo ya está en llamas, desgraciadamente en otro sentido”.

Por primera vez en casi 500 años el hombre que regirá los destinos de la Compañía de Jesús es un latinoamericano: Arturo Sosa Abascal, de 64 años.

Aunque no está vinculada de manera directa, la elección de Sosa se produjo casi al mismo tiempo que el anuncio de Baltazar Porras como próximo Cardenal de Venezuela —uno de los grandes críticos del actual gobierno de Venezuela— lo que demuestra el carácter político del pontificado del Papa Francisco.

Sosa posee una brillante trayectoria académica en la que ha cursado estudios de teología, filosofía y ciencias políticas, además de ocupar importantes cargos en diversos centros educativos como el Centro para Estudios de América Latina de la Universidad de Georgetown y la Universidad Central de Venezuela. Sin embargo, su gran pasión intelectual —a la que le ha dedicado más de una decena de libros— es la reflexión sobre la historia política de Venezuela.

Por eso no es de extrañar que durante su primer encuentro con los medios el 18 de octubre, al ser interrogado por la crisis política de su país, Sosa dictara en solo tres minutos un análisis profundo partiendo de la premisa de que “no se entiende lo que pasa en Venezuela si no se recuerda que es un país que vive de la renta petrolera” y pasó a explicar que la administración exclusiva de esos recursos por parte del Estado es una de las condiciones que imposibilita la formación de una sociedad democrática normal donde “el Estado está subordinado a los ciudadanos”.

Sosa también dijo que el proyecto político iniciado por Hugo Chávez “no se sostiene en sí mismo, ni económica ni política ni ideológicamente en una propuesta novedosa”. Pero no se reservó sus críticas a la oposición venezolana al afirmar: “Tampoco tienen un proyecto que permita pensar en un futuro no rentista, que es la única manera de poder salir, en el largo plazo, de la situación venezolana”.

Esa naturaleza crítica y reflexiva es una de sus características como hombre de gobierno, asevera Wilfredo González, vicerrector de la Universidad Católica del Táchira y uno de los más cercanos colaboradores de Sosa mientras fue el rector de esa casa de estudios. “Él dirigió la universidad durante uno de sus periodos más duros en 2014. Había barricadas por toda la ciudad y protestas terribles, pero el padre Sosa siempre abogó por continuar el año académico y cuidar a los alumnos”, explica González.

Mientras San Cristóbal, la capital de Táchira, ardía por las protestas contra la inseguridad y la escasez de alimentos, Sosa criticaba la represión ejercida por el gobierno y también a los quienes protestaban por la violencia desatada durante los primeros meses de 2014.

“Él no ofreció declaraciones intempestivas ni apoyó gratuitamente a ningún grupo, fue impecable desde el punto de vista político. Sin embargo, le causó mucho dolor verse incomprendido y criticado por ambos bandos que no levantaron la mirada para centrarse en lo verdaderamente importante que era la convivencia”, recuerda González.

Arturo Marcelino Sosa Abascal nació en Caracas, el 12 noviembre de 1948, en el seno de una familia pudiente con estrechas relaciones al gremio empresarial y político venezolano. Su padre, Arturo Sosa Fernández, ocupó posiciones directivas en diversos grupos industriales del país y formó parte de la Junta de Gobierno que derrocó al dictador militar Marcos Pérez Jiménez en 1958. Además fue ministro de Hacienda en dos ocasiones: durante unos meses en 1958, luego de la caída de la dictadura, y durante el gobierno de Luis Herrera Campins en los años ochenta.

“Arturo es un personaje de una gran riqueza espiritual y mucha profundidad intelectual. Además heredó un gran capital social por las relaciones familiares de su padre y las suyas propias”, explica Jesús María Aguirre, sacerdote jesuita que trabajó a su lado durante más de 17 años en el Centro Gumilla, una organización de investigación y acción social de esa congregación en Venezuela.

Aguirre recuerda un momento que consagró el prestigio político de Sosa: “Luego del golpe de Estado de 1992 se decidió trasladar a Hugo Chávez y sus compañeros del Cuartel San Carlos a Yare pero se temía que los asesinaran. Entonces Chávez pidió la mediación de la Iglesia católica y el gran operador político de todo eso fue Sosa, quien ayudó a que no hubiese conflictos en el traslado”.

Sosa asume como superior general de la Compañía de Jesús en un momento crucial para esa congregación religiosa, fundada en 1540 por san Ignacio de Loyola y aprobada por el papa Paulo III. En este cargo vitalicio el “papa negro”, como se le conoce a los superiores de la orden debido a su enorme influencia en los asuntos de la Iglesia, deberá enfrentar la notable disminución de los miembros de su congregación.

Los jesuitas tienen presencia en 121 países y comenzaron el siglo XXI con cerca de 20.000 miembros, lo que los convierte en una de las órdenes más importantes del catolicismo. Sin embargo, en una investigación publicada en enero de 2013, el total de jesuitas era de 17.287, lo que plantea una considerable reducción.

“No hay ninguna duda acerca de la necesidad de aumentar nuestra oración y nuestro trabajo por las vocaciones a la Compañía y de continuar con el complejo empeño de ofrecerles una formación que haga de ellos verdaderos jesuitas”, aseveró Sosa en su primera homilía.

Sin embargo, el gran político que lleva debajo de la sotana se hizo presente cuando advirtió sobre las “trampas del lenguaje” y los peligros de que su orden se vea minimizada al colaborar con otras instancias: “Queremos aumentar la colaboración, no solo buscar a otros para que colaboren con nosotros, con nuestras obras, porque no queremos perder el prestigio de la posición de quien tiene la última palabra”.

El desgarro español

Por Gemma Casadevall. España batió el pasado sábado un triste récord en su historia democrática: 300 días bajo un gobierno en funciones, el que preside el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy.

Dos elecciones generales, las del 20 de diciembre de 2015 y las del pasado 26 de junio, ambas con victoria de los populares, generaron dos intentos de investidura fallidos. En marzo lo intentó el socialista Pedro Sánchez y obtuvo 131 votos a favor, frente a 219 en contra. En septiembre le siguió Rajoy, con 170 apoyos, frente a 180 rechazos.

Que las dos formaciones que se han alternado el poder en la democracia española no sean capaces de armar una mayoría parlamentaria, no ya un gobierno de coalición, resulta difícil de entender desde Alemania, ejemplo de la capacidad de negociar y alcanzar alianzas entre partidos no necesariamente afines.

España, la cuarta economía de la zona euro, está atascada en la ingobernabilidad y sacudida por múltiples desgarros. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) bordea la escisión desde el golpe interno contra Sánchez, quien dimitió hace unas semanas como secretario general presionado por quienes claman por "tolerar” la investidura de Rajoy. Sánchez y la fracción que le secunda insisten en que no serán la "muleta” que brinde a Rajoy la reelección; el resto del partido insiste en que hay que salir del atolladero y posibilitar la investidura, por la vía de la abstención.

Al desgarro del PSOE se suma el del PP. El partido de Rajoy está aquejado por un sinfín de escándalos de corrupción que llenan el día a día informativo del país, en forma de juicios como el de la "trama Gürtel” -en alusión al apellido del empresario Francisco Correa, aliado del extesorero del PP Luis Bárcenas en un sistema de "mordidas” o dádivas a cambio de licitaciones públicas establecido en tiempos de José María Aznar al frente del partido-.

Y, también, el desgarro a la integridad territorial planteada por el desafío soberanista catalán. Apuntalado en la indefinición política actual, el bloque secesionista ha acelerado una agenda impulsada hace cuatro años y pretende convocar un referéndum en septiembre de 2017. Que el expresidente catalán, Artur Mas, tenga que responder ahora ante la justicia por haber sacado a la calle las urnas, en la consulta de 2014 declarada ilegal por Madrid, no parece detener estas ansias. Tampoco el nulo apoyo encontrado en la Unión Europea (UE) a un proceso separatista que añade tensiones en un bloque comunitario con múltiples grietas.

En el mejor de los casos -desde la perspectiva del PP-, Rajoy arrancará una abstención aunque sea parcial del grupo socialista que posibilite su investidura antes del 30 de octubre, fecha tope para evitar tener que ir a terceras elecciones. En el mejor de los casos -desde la perspectiva del PSOE-, los socialistas evitarán la escisión entre los partidarios del "no” a Rajoy y los de la tolerancia.

Es difícil aventurar cuál sería el mejor escenario desde la perspectiva del soberanismo de Cataluña, una autonomía donde el PP representa a un sector residual del electorado y donde los socialistas han sufrido sucesivas sangrías de votos. El sucesor de Mas, Carles Puigdemont, se ha ofrecido a pactar con Madrid los términos de su consulta. Es consciente de que tiene pocas opciones de hacer prosperar un referéndum reconocido por el gobierno central español, único interlocutor aceptado como tal por los socios de la UE.

Presupuesto 2017 a la medida de Maduro

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: A. Parra/AP.- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dio la respuesta que cabía esperar a la consulta de Nicolás Maduro: el Ejecutivo podrá obviar el trámite parlamentario y presentar el presupuesto 2017 directamente a dicha corte.

Con ello se despoja a la Asamblea Nacional de Venezuela, de una de sus  atribuciones soberanas, que le confiere la Constitución y se da un paso más en la crisis de gobernabilidad entre el Gobierno y el Parlamento, al que los magistrados consideran en rebeldía, por el desacato de una sentencia anterior.

La discrecionalidad de la Administración  de  Maduro para decidir unilateralmente las prioridades de Venezuela y en qué se gastan los recursos cada vez más escasos, viola, no solo la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en sus artículos 187 y 313, sino el derecho de cada uno de los venezolanos que eligieron a los diputados de la Asamblea Nacional, para que nos representen en el proceso de aprobación, seguimiento y control de los dineros públicos.

Esta es una arbitrariedad legalizada de hecho y de derecho por el garante de la legalidad en Venezuela. Una clara alteración del orden constitucional, al despojar al legislativo de una de sus principales funciones, el control gubernamental.

Legítimamente elegida, por la mayoría de los venezolanos, la Asamblea Nacional ha sufrido no sólo los ataques de las hordas chavistas, sino el desconocimiento de su legitimidad de origen.

Lastimosamente, la administración más corrupta e incapaz de la historia republicana venezolana tendrá la facultad de cobrar y darse el vuelto con los cada vez más indigentes ingresos de la renta petrolera, ante la mayor crisis humanitaria que jamás había vivido la patria de Bolívar, desde las Guerras Independentistas.

Gorbachov exige recuperar el diálogo nuclear

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: EFE.- El último líder y presidente soviético Mijaíl Gorbachov, protagonista de grandes y significativos procesos hoy históricos,  exigió a Rusia y los EE. UU. renunciar al enfrentamiento y recuperar el diálogo nuclear, especialmente en relación con la no proliferación de armas atómicas.

Gorbachov expresó, contundentemente, a la agencia rusa RIA Nóvosti: “Creo que el mundo está al borde de una línea peligrosa. Hay que detenerse. La suspensión del diálogo fue un gran error", advirtió uno de los hombres que terminó con cuatro décadas de Guerra Fría.

"Ahora mismo hay tensión en las relaciones entre Rusia y EEUU. Se ha producido un colapso en la confianza mutua. He dado muchas veces mi opinión al respecto: se debe recuperar el diálogo en todos los ámbitos, en primer lugar en el nuclear, y no encerrarse en los problemas regionales", dijo Gorbachov.

El presidente ruso, Vladímir Putin, suspendió la semana pasada el tratado con EE. UU.  sobre la reconversión del plutonio militar y abrió la puerta al uso para la defensa nacional de este material radiactivo, que se emplea en la fabricación de bombas nucleares.

El Premio Nobel de la Paz y uno de los artífices de la caída del Muro de Berlín, recordó que mientras existen las armas nucleares, permanece el peligro de su uso, por lo que un mundo sin bombas atómicas "no es una utopía, sino una necesidad imperativa", que "sólo puede ser lograda con la desmilitarización de la política y las relaciones internacionales", afirmó.

La lucha contra el terrorismo, la reducción de las armas nucleares y la prevención de una catástrofe ecológica a escala global "son retos que dejan en un segundo plano todo lo demás", subrayó Gorbachov, uno de los pocos veteranos de la política de su tiempo que sigue con vida.

Gorbachov también expone su visión de la nueva y la vieja política: "Se pueden hacer muchas críticas serias a la actual generación de líderes. Pero siguen teniendo la oportunidad de ocupar un lugar digno en la historia, devolver la política mundial al buen camino y abrir la puerta a un mundo sin armas nucleares. Sería un gran error no aprovechar esa oportunidad", concluyó el expresidente que contribuyó a poner fin a cuatro décadas de Guerra Fría entre la Unión Soviética y Occidente.

Las relaciones entre Moscú y Washington pasan en la actualidad por su peor momento, desde hace tres décadas: muchos analistas advierten de que ni siquiera en la Guerra Fría era tan beligerante el lenguaje diplomático en el que se hablan las dos potencias nucleares.

El Secretario de Estado Estadounidense, John Kerry, habló esta semana de crímenes de guerra de Rusia en la ciudad siria de Alepo, a lo que Moscú replicó con alusiones a la guerra de Irak.

Lituania: centroderecha opositora encabeza parlamentarias

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: EFE.- Los partidos opositores de centroderecha en Lituania fueron los más votados, en la primera ronda de los comicios parlamentarios de ayer, en este país báltico, informó la Comisión Electoral Central (VRK).

Con el 96% de circunscripciones escrutadas, la Unión de Verdes y Agricultores se sitúa en primer lugar con el 21,9 % de apoyos, seguida muy de cerca por la Unión por la Patria/Alianza Cristianodemócratas, con el 21,3 %.

En tercer lugar, a una distancia considerable, se colocan los socialdemócratas del primer ministro, Algirdas Butkevicius, que sólo lograron sumar un 14,5 % de respaldos, lejos del 18,4 % de las anteriores elecciones parlamentarias.

De los otros dos socios de la actual coalición de gobierno, únicamente el Partido Laborista logró superar la barrera del 5 % para acceder a la Seimas (cámara baja del Parlamento lituano).

La VRK indicó ayer que la participación ascendió en esta ocasión hasta el 49,90 % de los cerca de 2,5 millones de lituanos llamados a las urnas, en gran medida debido al aumento del voto adelantado (que se podía ejercer desde el miércoles).

La incertidumbre en torno a los resultados era total, ya que en Lituania no se realizan encuestas a pie de urna y los últimos sondeos, de finales de septiembre, arrojaban una puja muy ajustada entre la actual coalición gobernante, de centroizquierda, y el bloque opositor, de centroderecha.

Además, los resultados de hoy tampoco terminarán de aclarar esta puja entre bloques, ya que, según el sistema electoral lituano, los 141 escaños de la Seimas se reparten de acuerdo a una doble votación paralela y para una legislatura de cuatro años.

Así, mientras 70 diputados se distribuyen por partidos por sistema proporcional y en una única circunscripción nacional (los que se sabrán hoy), otros 71 obtienen su puesto por sistema mayoritario en circunscripciones unipersonales.

Este formato obliga a que para muchos de los escaños de las circunscripciones unipersonales sea necesaria una segunda votación, que tendrá lugar dentro de dos semanas, el 23 de octubre, cuando se completará la composición de la Seimas (efe).

Islamistas ganan Elecciones Legislativas en Marruecos

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Reuters.- La formación islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) llevaba horas proclamando su victoria en las elecciones legislativas celebradas en Marruecos, cuando el Ministerio del Interior de Marruecos la dio como gran ganadora de esos comicios, con el 90% de los votos escrutados.

Según los resultados preliminares, el PJD ha obtenido casi un tercio de los 305 escaños en juego, a los que habrá que sumar más tarde los 90 escaños reservados a mujeres y jóvenes. El PJD ganó 99 curules; una cifra que sus propios miembros no habían anticipado una semana antes de las elecciones.

La segunda fuerza parlamentaria, con 80 escaños, es el laico y liberal Partido Autenticidad y Modernidad. El grupo conservador Istiqlal obtuvo 31. El secretario general del PJD y presidente del Gobierno saliente, Abdelilah Benkirán, agradeció a todos los marroquíes que renovaron su confianza en él.

Desde que se proclamaron los primeros resultados, decenas de simpatizantes se congregaron en la sede del PJD, en Rabat, para festejar el triunfo con fuegos artificiales y música. Otros salieron en vehículos para recorrer la capital marroquí y enarbolaron banderas con el símbolo del partido islamista.

El PJD, que ha encabezado en gobierno de Marruecos en los últimos cinco años, obtuvo 107 escaños en las anteriores legislativas de 2011. El sistema político marroquí no contempla que un partido obtenga una mayoría clara en el Parlamento. Aún la formación con la mayor cantidad de curules debe formar una coalición para gobernar.

Parlamento de Estonia estrena primera mujer Presidenta

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Efe.- Kersti Kaljulaid, representante de Estonia en el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea (UE), se convirtió, este lunes, en la primera mujer elegida presidenta del país báltico, tras recibir el apoyo de la mayoría de los diputados del Parlamento.

Kaljulaid, de 46 años y única candidata al cargo en la sesión extraordinaria celebrada en el Riigikogu, el Parlamento estonio, recibió 81 votos, por encima de los 68 necesarios para ser designada jefa del Estado.

La elección quedó de nuevo en manos del Parlamento después de que la Cámara celebrara tres votaciones fallidas a finales de agosto y de que en septiembre un colegio electoral formado por 335 miembros tampoco lograra elegir, en dos votaciones, a un sustituto para el socialdemócrata Toomas Hendrik Ilves, que deja el cargo tras el máximo legal de dos mandatos.

A esas votaciones infructuosas se habían presentado reconocidos y populares políticos estonios, como el ex Comisario europeo Siim Kallas o la ex Ministra de Asuntos Exteriores Marina Kaljurand, que dimitió en septiembre para luchar por la Presidencia del país. Pero ninguno consiguió las mayorías necesarias y todos decidieron no presentarse a este último intento.

Kaljulaid es una figura relativamente desconocida que trabajaba hasta ahora en el organismo europeo encargado de controlar y vigilar la utilización de los fondos europeos. Fue nominada el domingo por 90 de los 101 miembros del Parlamento y apoyada por los principales partidos políticos del país.

A comienzos de siglo, fue miembro de la formación política Unión Pro Patria, predecesora del actual partido conservador Unión Pro Patria y Res Publica.

Se describe a sí misma como conservadora liberal, al apoyar políticas económicas conservadoras pero con un punto de vista liberal en materia social.

La única y sorprendente candidata a la jefatura del Estado hoy se licenció como bióloga antes de realizar un máster en dirección de empresas.

Trabajó en el sector de las telecomunicaciones y la banca y fue asesora del Gobierno estonio y comentarista política en radio antes de comenzar a trabajar en el Tribunal de Cuentas europeo en 2011.

Analistas políticos estonios celebraron el nombramiento de una candidata "no política" para poner fin a un proceso que se estaba convirtiendo en un bochorno para el sistema político del país.

Entrevistada en vísperas de la elección por la televisión pública, abordó los principales asuntos de la actualidad, desde las sanciones europeas a Rusia hasta la corrupción en Estonia, el papel de las mujeres o el futuro de la UE después del "brexit" británico.

Las sanciones a Rusia "no han funcionado hasta el momento, pero eso no es motivo para abandonarlas", señaló, según recoge la radiotelevisión pública.

La primera mujer elegida jefa de Estado en Estonia destacó además que el país báltico todavía tiene que esforzarse para lograr la igualdad de género.

Tras subrayar las "importantes diferencias salariales" que persisten entre hombres y mujeres, consideró que Estonia tiene el mismo problema que muchos otros Estados occidentales, donde igualdad de oportunidades para las mujeres supone que éstas tengan que asumir papeles masculinos.

 

La nueva presidenta también expresó un leve escepticismo al hablar de una mayor integración europea, convencida de que la UE deben centrarse en cuestiones que puede abordar mejor que los estados miembros de forma individual, como la política de investigación o las cuestiones medioambientales.