Internacional

Existencia del EI tiene los días contados

La Socialdemocracia asume Presidencia en Alemania

Agencia EFE. Foto AFP.- El socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, exministro de Asuntos Exteriores y candidato de la gran coalición de gobierno en Alemania, fue elegido hoy presidente del país por mayoría absoluta en la Asamblea Federal, ante la que pidió “valor” para defender la democracia en tiempos difíciles.

“Estoy convencida de que será un presidente magnifico y de que no sólo tiene el apoyo de la gran mayoría de la Asamblea que votó por él, sino también de la mayoría de los alemanes”, afirmó la canciller, Angela Merkel, sobre uno de los políticos mejor valorados del país y que en un principio no era su candidato.

Ante las dificultades de encontrar un nombre de consenso en las filas conservadoras, Merkel aceptó que Steinmeier, propuesto por el Partido Socialdemócrata (SPD), fuera candidato único de la gran coalición para un cargo de carácter eminentemente representativo.

Steinmeier fue respaldado en primera votación por 931 de los 1.253 delegados presentes en la Asamblea, órgano que se reúne cada cinco años para designar al jefe del Estado y que está formado por los diputados del Bundestag (cámara baja) e igual número de representantes de los estados federados.

Su elección se daba por segura, ya que las fuerzas de la gran coalición -la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel; su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), y el Partido Socialdemócrata (SPD)- sumaban 924 votos, y contaba además con el apoyo de verdes y liberales.

La única sorpresa fue el número de abstenciones, 103, una cifra elevada en la que, según diversos analistas políticos, se incluyeron miembros de las filas conservadoras que se resistieron a votar por un socialdemócrata y también varios delegados de Los Verdes.

Siguiendo una costumbre de la mayoría de sus antecesores, Steinmeier agradeció el voto a quienes le apoyaron y prometió a los que no lo habían hecho que trabajaría para ganarse su confianza.

En un momento de incertidumbres y riesgos dentro y fuera del país, en su discurso de aceptación del cargo destacó que Alemania se ha convertido para muchos en un “ancla de esperanza” y pidió valor para preservar “la libertad y la democracia en una Europa unida”.

Frente a Steinmeier había otros cuatro aspirantes sin expectativas de victoria, como el politólogo Christoph Butterwegge, presentado por La Izquierda y que recibió 128 votos, 33 más que el número de delegados del partido que lo propuso.

Esos votos adicionales pudieron venir del ala izquierda de Los Verdes e incluso del SPD.

El ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), sin escaños en el Bundestag, se sentó por primera vez en la Asamblea Federal al haber entrado en los últimos años en numerosos parlamentos regionales y presentó como candidato a Albrecht Glaser, político que durante décadas perteneció a la CDU de Ángela Merkel.

Glaser obtuvo 42 votos, 7 más que el número de delegados de AfD, cuya procedencia arroja muchas preguntas.

La formación Electores Libres, pequeña fuerza conservadora nacida en Baviera, apoyó con 25 papeletas a Alexander Hold, conocido juez que durante años tuvo un programa en televisión; mientras que el candidato de Los Piratas, Engelbert Sonneborn, padre del eurodiputado de la formación satírica El Partido, recibió 10 apoyos.

El salón de plenos del Bundestag cambió hoy su distribución habitual para doblar el número de asientos, ya que junto a los 630 diputados, a la Asamblea estaban convocados 630 delegados elegidos por los “Länder”, grupo en el que, junto a políticos regionales, incluye a representantes de la sociedad civil.

Entre ellos se encontraban hoy, por ejemplo, el seleccionador alemán de fútbol Joachim Löw, la hija de una víctima del terrorismo de ultraderecha, la actriz Veronica Ferres o la conocida “drag queen” Olivia Jones, que dio color a la sesión con una gran peluca naranja y un corto vestido azul brillante.

Steinmeier asumirá la presidencia del país el próximo 18 de marzo y suspenderá su militancia en el SPD como muestra de independencia y neutralidad siguiendo la tradición de sus antecesores.

 

Sustituirá a Joachim Gauck, antiguo pastor protestantes y disidente de la Alemania comunista que ha ejercido como jefe del Estado durante los últimos cinco años.

Gobernar por decreto: La Era Trump

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: N. Kamm/ AFP.- Gobernar por decreto es una práctica muy practicada por los mandatarios populistas. Así lo han hecho Carlos Andrés Pérez, Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela, otros mandatarios en África y Erdogan en Turquía, entre otros.

Si bien es cierto que la mora legislativa y la incapacidad de los parlamentos de representar a las comunidades y naciones han ido en ascenso, los Presidentes asumen el control de cambiar la realidad según sus personalísimos criterios.

18 decretos en 12 días, ha emitido el recién estrenado Presidente del Gigante del Norte: Donald Trump, quien gobierna de esta forma la compleja realidad sociopolítica de este país sin pedir la venia del Congreso. Aunque le llueven críticas, no es el único que ha recurrido a esa vía. Antes de él y en otras circunstancias, George Washington y muchos otros también lo hicieron, pero tal vez sin una popularidad del 40%.

El primer Presidente de EE.UU., George Washington, recurrió en ocho ocasiones al decreto para imponer normas. Pero, en general, los presidentes hicieron poco uso de ese recurso en las primeras décadas tras la independencia.

Sin embargo, desde fines del siglo XIX, el número de decretos presidenciales aumentó perceptiblemente. El récord lo mantiene hasta el día de hoy Franklin D. Roosevelt, lo cual obedece solo en parte a su largo período de gobierno. Roosevelt, que se mantuvo en el poder desde 1933 hasta su muerte, en 1945, llegó a emitir más de 3500 decretos presidenciales.

Pero el actual mandatario, Donald Trump, parece querer batir un récord de velocidad: en 12 días ha suscrito 11 "memorándum presidenciales” y siete "órdenes ejecutivas”, entre ellas la controvertida prohibición de ingreso al país de ciudadanos de siete Estados de mayoría musulmana.

Tales disposiciones son en principio vinculantes para las autoridades estadounidenses, aunque la Constitución no mencione nada acerca de "órdenes ejecutivas”. Su vigencia se fundamenta, por lo general, legalmente con el poder ejecutivo que según el Artículo II de la Carta Fundamental Americana se confiere al presidente electo.

Sólo William Henry Harrison, fue el único que no llegó a emitir esas órdenes presidenciales. En 1841, Harrison pronunció, en un gelido día de marzo el discurso de asunción más largo de la historia del país. Contrajo una pulmonía y murió un mes más tarde.

Harry Truman quiso en su momento poner a todas las acerías bajo control federal, y fracasó en su intento ante la Corte Suprema. Esta, al mismo tiempo, determinó que los decretos presidenciales no generan nuevas leyes, sino solo pueden interpretar disposiciones legales o constitucionales ya existentes.

Pero otro decreto de Truman se hizo famoso: fue el que, en 1948, selló la igualdad de trato para todos los miembros de las Fuerzas Armadas, independientemente de la raza, la religión o el origen étnico. Sin embargo, el más célebre de todos los decretos presidenciales es aquel por medio del cual Abraham Lincoln abolió en 1863 la esclavitud.

Puede que el gobernar por decreto sea algo dudoso para los puristas de la democracia, dado que se soslaya el proceso legislativo normal, como afirma  Christoph Hasselbach, no obstante, el Congreso no quedar inerme. Aunque no está en condiciones de anular los decretos, si puede negar los recursos financieros para su aplicación. El presidente, a su vez, puede aplicar un veto en contra. Para pasarlo por alto e imponerse finalmente, el Congreso requiere una mayoría de dos tercios, señala el analista.

Otra opción para frenar un decreto presidencial es recurrir a los tribunales. Los jueces hicieron fracasar el proyecto de Truman, al igual que uno de Bill Clinton, quien en 1996 quiso excluir por decreto de las licitaciones estatales a aquellas empresas que contrataran rompehuelgas.

Todavía no está claro qué ocurrirá con el decreto de Trump sobre la entrada al país de ciudadanos de determinados países. Varios tribunales estadounidenses ya lo han atenuado. El veredicto sobre el fondo del asunto se espera para febrero. Si el decreto fuera declarado inválido por una Corte, sería un hecho poco usual.

Antonio Tajani nuevo Presidente del Parlamento Europeo

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: P. Seeger/DPA.- El conservador italiano Antonio Tajani, el candidato del Partido Popular Europeo, fue elegido este) nuevo Presidente del Parlamento Europeo, en la cuarta ronda de votación.

Tajani se impuso a su principal rival, Gianni Pittella (Socialdemócrata), en la última y decisiva ronda, por 351 votos contra 282. Su antecesor fue el alemán Martín Schulz.

El político conservador  se convierte así en el primer presidente italiano del Parlamento Europeo como tal. Con Tajani, candidato del Partido Popular Europeo (PPE), los conservadores ya cuentan con las presidencias de las tres principales instituciones (Jean Claude Juncker está al frente de la Comisión y Donald Tusk del Consejo).

Tajani contó con el apoyo de buena parte de los conservadores y reformistas en la cámara, el tercer grupo en número de escaños, que propusieron hasta el último momento sin éxito a su propia candidata, la belga Helga Stevens.

Para contrarrestar la agenda europeísta prometida a los liberales, el nuevo presidente de la UE, de 63 años, ha hecho varios guiños en relación a la vigilancia de fronteras y refugiados a los conservadores y reformistas, con los que no existía un pacto por escrito.

Por el camino, tras las tres primeras votaciones, quedaron otros cuatro candidatos: Helga Stevens (Conservadores y Reformistas), Elenora Forenza (Izquierda Unitaria), Jean Lambert (Verdes) y Larentiu Rebega (Europa de las Naciones y la Libertad). Ni siquiera llegó a ser candidato en las votaciones Verhofstadt, al haber alcanzado el pacto con el PPE.

La elección a Presidente de la Eurocámara que ha dado la victoria a Tajani es la primera en más de 30 años en la que no estaba decidido de antemano por el pacto de los grandes partidos para repartirse la legislatura en dos turnos de dos años y medio.

Tan solo la primera legislatura de la Eurocámara (1979-1984), tal y como la conocemos hoy -con sufragio universal-, tuvo dos presidentes elegidos libremente por los eurodiputados sin pactos ni coaliciones de los grandes grupos. Fueron la liberal francesa Simone Veil (1979) y el socialista holandés Pieter Dankert (1982) y esta elección de Dankert, es la única de la historia en la que se ha llegado a una cuarta ronda.

En la primera parte de esta legislatura, ha sido el socialdemócrata alemán Martin Schulz el Presidente de la Eurocámara, cargo que ya ocupó de 2012 a 2014, convirtiéndose en el primero que ejerce el puesto durante cinco años.

El PPE con 215 escaños reivindicó que ahora es su turno para presidir la Eurocámara, pero los socialdemócratas (190) consideraron que los conservadores no pueden liderar todas las instituciones de la Unión Europea.

Esta disputa ha roto la llamada "gran coalición" que se rubricó tras las últimas elecciones de 2014 entre populares, socialdemócratas y liberales para frenar a los eurófobos y sacar adelante los grandes temas de la legislatura.

"Este fue un proceso democrático y, como dije hoy, seré el presidente de todos, respetaré a todos los miembros del Parlamento y a todos los grupos," aseguró Tajani tras su victoria.

El político de 63 años es conocido en Bruselas por su estilo franco y sus muchos aliados, tanto como por su cercana relación con el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

El Mundo exige Diálogo Palestino-Israelí

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: B. Guay/Reuters.- La conferencia celebrada este domingo en París, con miras a propiciar la pacificación del Cercano Oriente, reunió a más de setenta países y organizaciones internacionales, pero excluyó a Israel y a Palestina, protagonistas del conflicto discutido en la capital francesa.

Por ello, que no asombre el tono del Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien ha desestimado por completo los resultados de ese encuentro. "Su objetivo es imponer condiciones a Israel que no se corresponden con las necesidades nacionales”, dijo el "hombre fuerte” de Tel Aviv, tachando la cumbre de "inútil”.

Está por verse, asimismo,  cómo reacciona el Presidente electo de EE.UU., Donald Trump, a la cita de París. Y es que, además de pedir que israelíes y palestinos retomen las negociaciones para dirimir la añeja discordia mediante la creación de dos Estados, en la conferencia también se advirtió que la propuesta de Trump de mudar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén sería "una provocación de consecuencias extremadamente duras”. Esas fueron las palabras del ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, quien, sin embargo, dijo estar convencido de que Trump no cumpliría su amenaza.

Ayrault le pidió al sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca que evitara "toda acción unilateral que complique la situación”.

El encuentro, en el que participaron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, constató la degradación de la situación en el terreno y urgió a que busquen cauces para el diálogo.

De hecho, cerca de 250 exmiembros de los cuerpos de seguridad de Israel firmaron una petición pública en la que instan al Gobierno de Netanyahu a separar a su país de los territorios palestinos. "Si no lo hacemos, Israel será menos judío y menos seguro”, se arguyó en ese texto.

Israel teme que se impongan condiciones de paz desde fuera, que le resulten desfavorables, mientras que los palestinos han saludado la iniciativa. Netanyahu describió la conferencia de París como los "últimos tics de un mundo pasado”.

Israel confía en un mayor apoyo del nuevo Presidente de EE.UU., Donald Trump. "El mañana será diferente, y el mañana está muy cerca”, señaló Netanyahu.

Malta inicia su Presidencia de UE

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: EFE.- Malta asumió este domingo la Presidencia de turno de la Unión Europea para el primer semestre de 2017, en el que uno de los principales retos será buscar un acuerdo en la disputa por el nuevo sistema de asilo europeo y el reparto de los refugiados.

Asimismo, se enfrenta al desafío de comandar el inicio de las negociaciones para la salida de Reino Unido, mientras brega contra los vientos de el terrorismo y el desempleo.

El país más pequeño del bloque, pertenece a la UE desde 2004 y cuatro años más tarde se unió a la zona euro.

La república insular se sitúa entre Libia e Italia, en la ruta que centenares de miles de refugiados, sobre todo procedentes de África, buscan un futuro en Europa.

Malta releva así a Eslovaquia en la presidencia rotatoria del bloque europeo. El Gobierno del laborista Joseph Muscat dirigirá, hasta el próximo 30 de junio, la primera presidencia del país desde que este ingresó en la Unión, en 2004.

Los Estados miembros que ejercen la Presidencia colaboran estrechamente en grupos de tres, denominados «tríos». Este sistema fue instaurado por el Tratado de Lisboa en 2009.

El trío fija los objetivos a largo plazo y elabora el programa común decidiendo los temas y principales asuntos que el Consejo deberá abordar durante un periodo de 18 meses. Con arreglo a este programa, cada uno de los tres países elabora su programa semestral con mayor detalle.

Las Presidencias de los Países Bajos, Eslovaquia y Malta integran el trío actual de la Presidencia de la Unión Europea.

URSS 25 años después: Rusia

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Ecos Media.- La Navidad de 1991 nos sorprendió con una noticia que marcaría la historia contemporánea. Llegaba a su fin un sistema político que había desempeñado un papel clave en el Siglo XX. No era la caída sólo de un imperio, como muchos otros, sino de una utopía, poderosa e influyente.

Como bien lo señala Rodrigo Fernández “El sistema económico y político impuesto por los bolcheviques, fracasado, desaparecía. Atrás quedaba definitivamente la falta de libertades —políticas, económicas, culturales, de movimiento— y continuaba la cada vez más difícil andadura, que había comenzado precisamente con Gorbachov, hacia un sistema que quería ser democrático”.

Mijaíl Gorbachov, el polémico, interesante y decidido reformador de la URSS, abandonaría el Kremlin hace 25 años y ya sería Rusia otra vez, la de los Zares.

No fueron pocos los costos de esta decisión política. De un país planificado, acostumbrado a la estabilidad laboral se pasaría a la incertidumbre del  capitalismo salvaje, que ha golpeado a un pueblo que contaba con educación de calidad.

Mas ese costo dio la oportunidad de concretar la iniciativa individual y permitió a los rusos gozar de una libertad nunca experimentada. De hecho, hoy en día, Rusia tiene neomillonarios.

Gorbachov se dirigió a la población del país y anunció su renuncia. En su discurso, explicó que aunque había apoyado siempre la soberanía de las repúblicas, también había sido un firme partidario de la unidad del Estado; pero los acontecimientos habían tomado otro rumbo.

Cuando llegó el momento de firmar el decreto con su propio cese como Presidente de la URSS, su pluma dejó de escribir. Entonces, Tom Johnson, jefe de la CNN que cubría el acto con su equipo, le tendió a Gorbachov su pluma Montblanc. “¿Es estadounidense?”, preguntó el ruso. “No señor, o francesa o alemana”, respondió el periodista. Y entonces Gorbachov firmó.

Después del discurso de despedida de Gorbachov, en un pasillo del Kremlin, el General Yevgueni Sháposhnikov entregó el maletín nuclear a manos de Borís Yeltsin.

Este era un acto protocolar. Ya la URSS había dejado de existir como estado como resultado del golpe de los comunistas conservadores de agosto de 1991, que intentó evitar su desintegración pero que agudizó la crisis política.

Gorbachov tenía esperanzas de poder conservar unido el país, incluso después de que las repúblicas que integraban la URSS declararan su independencia. Ni siquiera las perdió del todo después de que el 8 de diciembre las tres eslavas (Bielorrusia, Rusia y Ucrania) firmaran el tratado de Belovezha, pensando que aún era posible formar una confederación.

Pero las pocas que le quedaban se desvanecieron el 21 de diciembre, cuando los líderes de las 11 antiguas repúblicas soviéticas (todas menos Georgia y las tres bálticas) se reunieron en Kazajistán y anunciaron la formación de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

El 25 de diciembre de 1991 fue un día de percepciones encontradas. Por un lado, desaparecía la potencia que había ganado la Segunda Guerra Mundial y resurgían los movimientos nacionalistas e incluso fascistas en el antiguo territorio soviético. Y por otro, nacía una esperanza en un futuro democrático para los exciudadanos de la URSS, que implicaba cambios radicales de nacionalidad, ubicación, patrimonio y memorias.

 “Cuando se arrió la bandera roja quedé en estado de shock”, recuerda Serguéi Kosárev, que entonces tenía 37 años. “Yo, nacido en Sochi, a orillas del mar Negro, había terminado la secundaria en Kazajistán y luego el instituto en Riga (Letonia). De repente mis amigos, mi juventud quedaban atrás en otros países. Pensé que todo esto era para mal y al principio fue duro, pero lo peor no fue el primer año de la reforma económica sino más tarde, cuando en Rusia dejaron de pagar a tiempo los sueldos, y había atrasos de seis meses y más”, cuenta.

“Al final en mi caso todo fue para bien, recuperé la religión de mis antepasados, como otros millones de ortodoxos, y vi medio mundo; ni lo uno ni lo otro habría sido posible en la URSS”, concluye.

Ya con la Perestroika, el proyecto de modernización de Gorbachov, los jóvenes y para una mayoría de los soviéticos menores de 50 años, visualizaban la posibilidad de vivir en un sistema sin censura, con libertades y garantías civiles. Pero esto no fue posible para todos.

En varios países se perpetuaron los regímenes dictatoriales (las antiguas repúblicas de Asia Central o Azerbaiyán); otros se vieron envueltos en guerras civiles (Georgia, Moldavia, Tayikistán) o entre el centro y sus autonomías étnicas (Abjasia y Osetia del Sur con Tbilisi, seguido una década después por la Guerra entre Georgia y Rusia; los rusoparlantes del Transdniéster en Moldavia; Chechenia contra el Kremlin), o contra sus vecinos (Armenia y Azerbaiyán).

Estos procesos, algunos de los cuales continúan, habían comenzado antes: en el momento de la renuncia de Gorbachov, cuando en Georgia se combatía, Chechenia había declarado su independencia, Moldavia había anunciado su aspiración a reunificarse con Rumania…

El punto final lo puso formalmente al día siguiente la Cámara de las Repúblicas del Soviet Supremo de la URSS, antes de ser disuelta: sus miembros aprobaron la declaración que ratificaba el final de la URSS.

Según los expertos, el cambio logró terminar con el déficit de productos, restablecer el consumo, comenzar el proceso de privatización, liberalizar el comercio exterior, empezar la reforma agraria y detener los procesos desintegradores que amenazaban a Rusia, luego de experimentar una inflación del 2600%.

En la actualidad, la Federación de Rusia sigue siendo el país más extenso del mundo, la novena parte de la superficie del planeta. Es la nación que limita con mayor número de países, un total de 16,n. 5 y el que tiene las fronteras más extensas.

Su economía tiene uno de los mayores crecimientos del mundo. Es el octavo país por PIB nominal o el sexto por PIB PPA, con el tercer presupuesto militar más grande del mundo. Es uno de los cinco países con armas nucleares reconocidos y posee el mayor arsenal de armas de destrucción masiva del mundo.

Rusia es miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, miembro del G20, APEC y OCS, con gran influencia en el espacio postsoviético, particularmente en la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

El desarrollo económico del país es irregular geográficamente, con la región de Moscú contribuyendo con cantidades desproporcionadas al PIB. Gran parte de Rusia, especialmente las comunidades rurales en Siberia se encuentran muy atrás.

No obstante, la clase media creció de solo 8 millones de personas en el 2000 hasta 55 millones en el 2006. En Rusia se encuentra el segundo mayor número de multimillonarios del mundo, después de EE.UU., con 50 multimillonarios de un total de 110, en el mundo.

La caída de los precios del petróleo ha contribuido a plantear problemas al Kremlin. Algunos politólogos advierten de que el contrato social ruso de dejar hacer al Kremlin a cambio de tranquilidad económica, está a punto de expirar, por incumplimiento de las autoridades.

La crisis ha castigado con dureza no sólo a los sectores tradicionalmente más desprotegidos, como los pensionistas, sino también a la incipiente clase media, que ve cómo se reducen sus ingresos y se ve obligada a rebajar sus hábitos de consumo.

25 años después de la URSS, Rusia aún no define un futuro mejor.

Parlamento Europeo apoya a Asamblea Nacional Venezolana

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: El Universal.- El Parlamento Europeo manifestó este jueves su confianza en que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela, encabezada por el diputado Julio Borges, pueda llevar “buen puerto el enorme reto de la reinstitucionalización del país”.

A través de un comunicado, el máximo parlamento de Europa expresó su aspiración que en corto plazo, el hemiciclo retome todas sus atribuciones y vuelva a tener e “el papel que le corresponde en el equilibrio de poderes tan necesario para una democracia”.

El Parlamento Europeo felicitó la instalación del Segundo Período Legislativo de la Asamblea Nacional y manifestó su preocupación por la realidad que atraviesa Venezuela hoy: “sabemos que la solución a la crisis en Venezuela pasa, necesariamente, por un cambio político y la Asamblea Nacional ha de desempeñar un rol decisivo ante el clamor de la población por el retorno de la democracia”, según expresaron voceros.

En este sentido, el órgano legislativo de la Unión Europea sostuvo que sus miembros siguen con atención los acontecimientos de los últimos tiempos, y sus integrantes aseguraron sentirse “consternados y conmovidos por la torpeza de las medidas económicas adoptadas y sus trágicas consecuencias, que incrementan el sufrimiento del pueblo y la persistente crisis humanitaria que hay en Venezuela”.

 

El Europarlamento reiteró su apoyo a la nueva directiva de la Asamblea Nacional para “vencer el obstruccionismo de los demás poderes del Estado venezolano subordinados al Ejecutivo. Cuenten con este parlamento y con todos los demócratas europeos”.

Colegio Electoral confirma oficialmente victoria de Trump

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: J. Drake/Reuters.- El presidente electo de Estados Unidos superó los 270 votos electorales necesarios en el Colegio Electoral para confirmar su victoria en las elecciones presidenciales. Los 538 electores o compromisarios se reunieron este lunes, en sus respectivos capitolios estatales para votar y sellar formalmente la victoria de Trump en las urnas.

El recuento oficial de votos tendrá lugar el próximo 6 de enero en el Congreso de los Estados Unidos en Washington. Trump asumirá la presidencia de los Estados Unidos el próximo 20 de enero.

Un elector de Maine, David Bright, votó por Bernie Sanders, rival de Clinton en las primarias demócratas. Bright explicó en su página de Facebook que votó por Sanders porque sabía que votar por Clinton no le iba a ayudar a ganar la presidencia.

La votación en el Colegio Electoral suele ser un mero trámite administrativo, pero en esta ocasión ha acaparado una gran atención mediática y política. Trump ganó los comicios por el sistema de Colegio Electoral, al que había criticado duramente en algunas ocasiones. Eso a pesar de que Clinton obtuvo 2,6 millones de votos más en las urnas que el multimillonario.

Hoy hubo protestas en todo el país para intentar convencer a los 538 electores o compromisarios que votaran según su conciencia, conseguir que algunos de ellos se convirtieran en tránsfugas y evitar así que Trump lograra la presidencia.

Antes de la votación sólo un elector republicano había anunciado públicamente que cambiaría su voto. Christopher Suprun dijo que no votaría por Trump porque consideraba que el multimillonario "no está cualificado para el cargo". Otro compromisario, también de Texas, cambió su voto para no dar su confianza a Trump. Uno votó por el gobernador de Ohio, John Kasich, y el otro por el exrepresentante de Texas Ron Paul.

Así, de los 306 electores comprometidos a votar por Trump, 304 le dieron finalmente su apoyo, mientras que, de momento, Clinton ha obtenido 224 de los 232 comprometidos a la espera de que termine la votación en todos los estados. Si Trump no hubiera logrado superar el listón de 270 votos, la Cámara de Representantes habría sido la encargada de elegir al nuevo presidente. Y lo más probable es que, de todas formas, hubiera votado por Trump, ya que los republicanos son mayoría en esa cámara.

Los padres fundadores "dijeron que el Colegio Electoral no debe elegir a un demagogo, no debe elegir a alguien influenciado por una potencia extranjera, no debe elegir a alguien no capacitado para el cargo. Trump no cumple los tres requisitos, a diferencia de cualquier candidato que hayamos visto en la historia de Estados Unidos", dijo Bret Chiafalo, de 38 años, uno de los tres electores del estado de Washington que votó por Colin Powell, un ex secretario de Estado republicano, en lugar de hacerlo por Clinton, en una entrevista.

"Los votos oficiales depositados excedieron los 270 requeridos para asegurar la Presidencia por un margen muy amplio, mucho más grande del anticipado por los medios", subrayó Donald Trump a través de un comunicado al conocer la noticia.

"Trabajaré duro para unir a nuestro país –agregó Trump- y ser el presidente de todos los estadounidenses. Juntos, haremos a Estados Unidos grande de nuevo", añadió.