Internacional

Duma Rusa resucita la Guerra Fría

Moscú, 16 de noviembre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Sputnik Mundo.-  Como un escenario de la extinta Guerra Fría, la Duma Rusa aprueba la polémica Ley de Medios Extranjeros, como respuesta de Moscú al registro de su canal internacional RT como agente extranjero, por parte del Departamento de Justicia de EE. UU.

De forma unánime, la Cámara Baja rusa, la Duma, aprobó este miércoles una ley que permite al gobierno registrar a los medios internacionales como agentes foráneos. Esta iniciativa, que pasó esta instancia en menos de una semana y se originó luego de que la cadena estatal RT, antes conocida como Russia Today, fuera forzada a registrarse como agente extranjero ante el Departamento de Justicia de EE.UU., a expresa solicitud de Washington.

Las agencias de inteligencia estadounidenses aseguran que RT sirvió como plataforma al Kremlin para intervenir en las elecciones presidenciales de 2016. Rusia y el mismo presidente Vladimir Putin, han negado cualquier injerencia de Moscú en el proceso electoral que se coronó con el triunfo del actual presidente, Donald Trump, por sobre su rival, la demócrata Hillary Clinton.

Putin ha criticado con dureza la decisión de Estados Unidos y había advertido de una posible respuesta de Moscú en la misma línea. Durante los debates en la Duma de este miércoles, el portavoz Vyacheslav Volodin describió la nueva legislación aprobada como una "respuesta simétrica” a lo sucedido en Estados Unidos y una señal de que "nuestros medios no pueden ser tratados de esta forma”.

En tanto Dmitri Peskov, portavoz del Presidente Putin, aseguró que la ley dará el marco regulatorio necesario al Gobierno para reaccionar ante cualquier acción extranjera contra los medios rusos. "Cualquier violación a la libertad de los medios rusos no quedará sin una respuesta acorde”, apuntó Peskov.

Varias instituciones y países han criticado la nueva ley, a la que ven como un ataque a la libertad de medios. "Esto supone un serio ataque a la ya desesperada situación de la libertad de prensa en Rusia”, dijo Amnistía Internacional.

El texto de la nueva norma es tan vago que podría utilizarse contra cualquier medio con base en el extranjero y con operaciones en Rusia. Los diputados rusos dijeron que las autoridades federales serán las responsables de determinar qué medios se verán afectados. 

La ley fue enviada a la Cámara alta del Parlamento para que sea autorizada en un procedimiento rutinario antes de que el Presidente Putin estampe su firma. El Kremlin ya ha expresado su apoyo a la medida.

Pavel Sharikov, experto en relaciones entre Rusia y EE.UU., afirmó que Moscú "está tratando de mantener una paridad" con Washington. "Cada vez que EE.UU. impone nuevas sanciones, Rusia impone sanciones a cambio", dijo.

"Las restricciones contra RT no son una sanción tradicional. La decisión no fue hecha por el Congreso o el Presidente", precisó Sharikov, que consideró además que la nueva legislación será impuesta selectivamente.

Si no fuera selectiva, agregó el analista ruso, el ambiguo lenguaje de la ley podría afectar prácticamente a todos los medios rusos, incluidos los estatales.