Internacional

28 años de la caída del Muro de Berlín

Berlín, 11 de noviembre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Ecos Media.-  La capital alemana, conmemoró los 28 años de la caída del muro de seguridad de hormigón armado, que dividió a Alemania desde el 13 de agosto de 1961 hasta 1989 y aún simboliza la caída de los totalitarismos en el mundo, el Muro de Berlín.

En un austero acto presidido por el Alcalde Gobernador de la ciudad, Michael Müller, donde rosas y velas recordaron a las 327 personas que murieron en la frontera interalemana, cuando intentaban huir a Occidente y al menos 140 al tratar de cruzar específicamente ese muro, símbolo por excelencia de la Guerra Fría, ese oscuro periodo de la bipolaridad política.

Los actos centrales en esta jornada tuvieron lugar en los restos del muro conservados en la Calle Bernauer de Berlín y en la cercana Capilla de la Reconciliación, con participación de 160 escolares de Alemania, Francia y Noruega.

Aunque este año no se celebra un aniversario redondo, sí puede decirse que se cumple un aniversario simétrico, ya el denominado muro de la vergüenza estuvo en pie también 28 años, hasta que cayó por la presión popular el 9 de noviembre de 1989.

El acontecimiento se considera el momento clave del proceso que llevó a la reunificación de Alemania, que se hizo realidad el 3 de octubre de 1990. Tras la reunificación hubo discusiones acerca de la fecha que se debía declarar oficialmente como día de la Unidad Alemana.

La Presidenta de la época del Bundestag, Rita Süsmuth, era partidaria de escoger el 9 de noviembre, pero otro bando, en el que la personalidad más destacada era el Canciller Helmut Kohl, se impuso y la fecha en la que se celebra la fiesta nacional es el 3 de octubre. Una de las razones para descartar el 9 de noviembre es que se trata de una fecha ambigua, en la que se unen luces y sombras de la historia alemana.

El 9 de noviembre es el día de la caída del muro, pero también en un 9 de noviembre, en 1938, se registró un terrible hecho contra Comunidad Judía de Berlín, conocido como la Noche de los Cristales Rotos.

En 1918, también un 9 de noviembre, se proclamó la Primera República Alemana, pero en 1923, en la misma fecha, tuvo lugar el intento de golpe de estado urdido por Eric Luddendorf y Adolf Hitler, que por primera vez saltó al primer plano de la actualidad alemana.

Todos los 9 de noviembre suelen recordarse juntos todos esos acontecimientos, dándole prioridad a aquel que tenga en el año en cuestión un aniversario redondo, pero sin olvidar los otros. Así lo hizo el Ministro del Interior, Thomas de Maiziere, en un mensaje de vídeo colgado en la cuenta oficial de Twitter de su departamento.

"El 9 de noviembre de 1989 nos abrazamos todos. El muro se abrió como consecuencia de la revolución pacífica. Fue un día de felicidad, como un milagro. Un día así hay que guardarlo en el corazón, aunque tengamos muchos problemas por resolver", expresó el ministro.

"El 9 de noviembre de 1938 fue un día negro en nuestra historia, las sinagogas ardieron y ciudadanos judíos fueron detenidos y maltratados. Eso tiene que ser para nosotros una lección de que hay que defender la tolerancia y de que el antisemitismo no puede tener cabida en nuestra sociedad", agregó De Maiziere.

El año de 1989 cambió al mundo de forma literal, no metafórica. Puso fin a décadas de división geopolítica. Creó el escenario de nuestra era moderna de globalización,  el ascenso de Asia y la multilateralidad. La Guerra Fría afectó a mucha gente del mundo, pero el impacto de la caída del Muro del Horror, el de Berlín, aún se vive.