Internacional

El reto de Raquel Dodge

Maracay, 19 de septiembre de 2017. Por Felicia Saturno Hartt. Foto: AFP.- Posible tiempo de cambios en la justicia brasileña. Raquel Dodge asumió este lunes como la nueva Fiscal General de Brasil y ha crecido la incertidumbre, en todos los sectores, sobre cómo manejará la inmensa investigación anticorrupción, que revolucionó al país y al mundo entero y golpeó a una gran cantidad de empresarios y políticos, entre ellos, al propio Presidente Michel Temer y varios ex presidentes, lobbistas, empresarios y dirigentes.

Dodge, de 56 años, reemplazó a Rodrigo Janot, que la semana pasada acusó a Temer de encabezar una organización criminal y de obstruir la justicia. En julio, Janot lo había acusado formalmente de corrupción.

Temer designó a Dodge, que será la primera mujer en ejercer el cargo, de una lista de tres personas seleccionadas por fiscales federales. No eligió al primero en la terna, que es considerado un aliado de Janot.

En su discurso inaugural, Dodge advirtió que nadie está por encima de la ley, pero abogó por apaciguar la guerra de poderes desatada en el país por denuncias de corrupción. "La armonía entre los poderes es un requisito para la estabilidad de la nación", declaró en la sede del Ministerio Público Federal (MPF).

La jurista también levantó la bandera de la lucha contra la corrupción como una prioridad para su gestión de dos años: "Nadie está por encima o por debajo de la ley", declaró.

Dodge llega al cargo en pleno recrudecimiento de la crisis causada por una saga de escándalos que entrelazan al primer nivel del Estado con las mayores empresas del país. Sus primeros pasos serán observados con atención por propios y ajenos, mientras la Corte Suprema decide si transmite a la Cámara de Diputados el último pedido de denuncia contra Temer.

En su discurso, Dodge buscó una fórmula que sirva de orientación, entre tantas presiones. "El país pasa por un momento de depuración. Los órganos del sistema de administración de justicia tienen en el respeto y la armonía entre las instituciones la piedra angular que equilibra la relación necesaria para hacer justicia", afirmó, en un pasaje luego elogiado por Temer.

La Fiscal Dodge evitó mencionar la operación Lava Jato, la investigación que reveló la financiación ilegal de la política mediante desvíos de dinero público y sobornos.

El Diario O Globo expresó que "puede parecer un detalle, pero la tónica del discurso de la nueva Procuradora General indica que la operación [Lava Jato] podría perder su estatus de «joya de la corona» del MPF, con recursos y refuerzos prácticamente ilimitados".

El diario carioca recordó que Dodge ya defendió públicamente ponerle un límite a la cantidad de fiscales que las unidades del MPF pueden cederle a investigaciones de otras unidades, como venía ocurriendo con el Lava Jato. Esta medida, que ya fue aprobada, había sido duramente criticada por Janot, que mantiene una rivalidad pública con su sucesora.

Dodge mencionó sólo al pasar a su antecesor. La primera denuncia de Janot contra Temer, por corrupción pasiva, fue bloqueada en agosto por la Cámara de Diputados, pero abrió un agrio enfrentamiento entre el entonces fiscal general y el presidente, cuya defensa denunció un ensañamiento de carácter personal contra el jefe de Estado.

Janot desempeñó un papel fundamental en la investigación sobre contratos a precios abultados, sobornos y otras irregularidades que llevó a la cárcel a docenas de políticos y ha desembocado en la presentación de cargos contra el presidente actual y tres de sus predecesores (José Sarney, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff). La dependencia que encabezó Janot presentó 35 cargos contra políticos y abrió 450 investigaciones a políticos, funcionarios y empresarios.

Dodge es de un estilo más reservado, y prefiere concluir investigaciones exhaustivas antes de presentar cargos. Pero aun así ha demostrado estar dispuesta a llevar a la justicia a políticos cuestionados.

En 2010 supervisó la investigación que llevó al primer arresto de un gobernador en la historia de Brasil. Varios aliados de Temer fueron procesados en ese caso. Será decisión de Dodge presentar nuevos cargos de corrupción contra Temer.

Al poner en funciones a la nueva procuradora, Temer cuestionó lo que llamó "abusos de poder" del MPF y propuso restablecer la "armonía" entre los poderes del Estado. Varios analistas señalaron que Temer espera que Dodge se desempeñe de una forma más amigable en la causa Lava Jato.

Algunos políticos han criticado a Dodge por reunirse con Temer, extraoficialmente, después de ser nominada y uno de sus partidarios más cercanos es el juez del máximo tribunal Gilmar Mendes, quien ha sido un fuerte crítico de las investigaciones anticorrupción.