Historia

ONU debe enviar comisión por crisis de Tumaco: Enríquez Rosero

Bogotá, D.C. Octubre 19 de 2017. Por Luis Fernando García Forero. Foto Leonardo Vargas.- La situación de orden público de Tumaco cada día se vuelve inmanejable. Todos los días aparecen muertos. Se adelantan las investigaciones pero no avanzan las soluciones a un problema que se le puede salir de las manos al Gobierno Nacional.

Ante esa lamentable circunstancia, el senador Manuel Enríquez Rosero, acompañado de varios congresistas de esa región del país, presentó una proposición exhortando al Gobierno para que decrete la Conmoción Interior y así encontrar una pronta solución a los hechos violentos que se están presentando en la costa pacífica nariñense.

La plenaria del senado aprobó por unanimidad la iniciativa de Enríquez Rosero, por eso sobre el tema no dudó en hablar con www.ecospoliticos.com :  

ECOS: ¿Cree que la declaratoria de la Conmoción Interior soluciona la crisis de Tumaco?

MER: Tumaco es Nariño, Tumaco es Colombia y necesita el apoyo del Estado. Por eso estamos proponiendo tres cosas: un Consejo de Seguridad  que debe ser por tarde este fin de semana, un Consejo de Ministros porque no solamente son los factores de violencia sino que allá hay pobreza, miseria y falta de oportunidades. Y también decretar la Conmoción Interior. No se puede afrontar una situación tan delicada  con pañitos de aguas tibias, se necesitan medidas urgentes y extraordinarias, por eso la constitución nos da las herramientas para tomar las medidas que solucionen esa grave problemática de esa importante y olvidad región de Colombia.

ECOS: ¿La situación violenta en esa región del país podría en riesgo la paz?

MER: Desafortunadamente la situación es extremadamente grave. No solamente los cultivos ilícitos crecen desmesuradamente sino que hoy hay unos enfrentamientos entre narcotraficantes, delincuentes armados y disidentes de la guerrilla de las Farc, que se están organizando. Eso me parece de una inmensa gravedad en el sentido de que podrían poner en riesgo el proceso de paz que con tanto esfuerzo  y dedicación ha venido adelantando el Gobierno del presidente Santos, el Congreso y todos los colombianos que le apuestan a la reconciliación nacional. De tal manera que si no le ponemos de inmediato coto a esta situación, se nos puede salir de las manos.

ECOS: ¿El posconflicto está en riesgo tal como están las cosas por lo de Tumaco?

MER: Sí. No quiero pasar de alarmista ni mucho menos, pero hoy desafortunadamente el fortalecimiento de estos grupos delincuentes, los narcotraficantes,  podrían poner a tambalear el mismo proceso de paz.

ECOS: El narcotráfico ha alimentado la violencia y ponen en peligro la paz como usted lo dice. ¿Qué hacer?

MER: El narcotráfico es la causa y la razón de todo lo que está pasando en Tumaco y la Costa Pacífica, así como en otras regiones del país. Grupos de narcotraficantes para defender sus cultivos de coca y el negocio, están poniendo a los campesinos y afrodescendientes como carne de cañón para que se enfrenten a la fuerza pública  y no permitan salir adelante con el proceso de erradicación de cultivos ilícitos, que son los compromisos  a que ha llegado el Gobierno con estos campesinos y estas comunidades. Precisamente eso es lo que se quiere con la propuesta aprobada por el Senado: buscar de inmediato soluciones de Estado y acabar con la violencia antes de que se empeore la situación en la costa pacífica nariñense.

ECOS: ¿El tema también es social, qué le pediría al gobierno desde ese punto de vista. No cree que son compatriotas que se han dedicado a sembrar coca pero que no tiene otra opción sino la de cultivarla para poder sobrevivir?

MER: Tumaco y la Costa Pacífica ha sido una región olvidada por todos los colombianos. El 74 % de los habitantes de ese puerto son desempleados, falta colegios y es ineficiente la educación; malos servicios públicos. Hay municipios  de la costa pacífica nariñense que no tienen agua potable, sin servicio de alcantarillado. No hay puestos de salud. Repito, es una situación extremadamente grave. El olvido ha sido total. Creo que llegó el momento en que el Estado colombiano pague esa deuda social que tiene con la costa pacífica nariñense.

ECOS: Usted lo ha dicho, el narcotráfico es uno de los principales autores de la violenta situación que se está viviendo en esa región. Recientemente el ex presidente de Ecuador Rafael Correa se sumó a los exmandatarios que han pedido la revisión de las políticas mundiales en la lucha contra el narcotráfico. Señaló además que estábamos poniendo los muertos y en los Estados Unidos entre otros países ponen las narices. No hay control al consumo. ¿Qué opinión le merece?

MER: Así es, creo que es un tema que no sólo nos compete a los tumaqueños, nariñenses, ni a los colombianos. La comunidad internacional no puede estar ausente con lo que está pasando en Tumaco. Debe aportar y poner de su parte para ayudarnos a encontrar una salida a este grave problema.

ECOS: ¿El Presidente Juan Manuel Santos debe insistir a través de la ONU para que se aborde de una vez por todo este tema y se entre de lleno a buscar nuevas políticas entre las naciones para la lucha contra las drogas?

MER: Sí y de hecho lo ha venido haciendo. El jefe de Estado colombiano se ha pronunciado ya sobre el manejo que se le ha dado a los cultivos ilícitos  en el mundo entero. Lo que esperamos es que esa voz del Presidente Santos a nivel mundial sea escuchada por los mandatarios de las diferentes naciones y así le cambiemos el rumbo al tema del tratamiento del narcotráfico.

ECOS: Un senador como Manuel Enríquez Rosero que vive en carne propia lo que le está pasando a sus coterráneos, qué le pide al Secretario General de la ONU para que se avance en ese tema?

MER: Me parece que la ONU debe enviar una comisión especial para que sobre el terreno se dé cuenta de lo que está pasando en Tumaco. Sería una acción importante de gestión de ese organismo, porque necesitamos que el mundo entero y principalmente Estados Unidos, conozca de primera mano cuál es la situación que estamos viviendo en la costa pacífica de Nariño.

ECOS: ¿Si la comunidad internacional le dio la mano, ha apoyado y sigue apoyando el proceso de paz en Colombia, cree que necesitamos de ellos también para darle una solución al problema del narcotráfico, que es un combustible a la violencia en Colombia?

MER: Necesitamos hoy más que nunca de parte de la comunidad mundial ese apoyo, ese respaldo. Sin la comunidad internacional no vamos a poder ganar esta lucha. Es una guerra que implica enfrentarse a los grupos criminales más poderosos y ricos del mundo y solos no podemos hacerlo. Necesitamos urgente el apoyo de la comunidad internacional.

ECOS: ¿Para antier es tarde la presencia del Presidente Santos  en Tumaco? 

MER: Espero que el Presidente reciba esta propuesta aprobada por el senado porque estamos muy preocupados por la suerte de nuestra costa pacífica nariñense.