Economía

Industria de las Armas en Cifras

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: El Carabobeño.-  El Informe 2017 de la Organización ‘Small Arms Survey’, entidad de investigación del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, dibuja un panorama preocupante sobre una industria polémica y de difícil control de las armas.

Eric Berman, Director de SAS, presentó reportó datos y análisis sobre el comercio autorizado de armas pequeñas, a nivel global, en la sede europea de Naciones Unidas, en Ginebra.

Las ventas globales de armas pequeñas alcanzaron un valor de 6.000 millones de dólares (5.017 millones de euros) en 2014, un 3,4 % más que en 2013, que revela que Brasil y Corea del Sur son dos de los cinco primeros exportadores.

Según el estudio sobre Armas Pequeñas de 2017, EEUU continúa siendo el primer exportador de armas pequeñas en el mundo, con unas ventas de 1.000 millones de dólares (836 millones de euros) en 2014, último año para el que se cuenta con datos consolidados.

A EEUU le siguen Italia con 689 millones de dólares (576 millones de euros), Brasil con 591 millones de dólares (494 millones de euros), Alemania con 475 millones de dólares (397 millones de euros) y Corea del Sur con 349 millones de dólares (292 millones de euros).

“La presencia de Brasil y Corea del Sur entre los primeros cinco exportadores demuestra un cambio en las dinámicas del comercio internacional de armas pequeñas, en particular por la creciente globalización de las fuentes de suministro”, señaló Berman.

Junto con Corea del Sur, “dos países no europeos, no norteamericanos exportadores de pequeñas armas entre los primeros cinco exportadores y es la primera vez que se da esta constelación”, recalcó el investigador sénior de Small Arms Survey, Paul Holtom. “Es la primera vez que Brasil supera el umbral de los 500 millones de dólares”, subrayó.

Las exportaciones brasileñas de armas pequeñas fueron sobre todo a Indonesia (en más de un 80 %), EEUU y los Emiratos Árabes Unidos.

Según Holtom una tendencia que se ha observado entre 2013 y 2014 es “un incremento importante en el valor de las exportaciones de armas de fuego militares”, dado que aumentó un 49 % hasta 708 millones de dólares (592 millones de euros).

Ello se debe principalmente a un fuerte aumento en el valor de las exportaciones brasileñas documentadas desde menos de 1 millón de dólares (836.620 euros) en 2013 a 198 millones de dólares (165 millones de euros) en 2014, indicó.

En cuanto a las importaciones de armas pequeñas, EEUU sigue siendo el principal comprador, pero por primera vez desde 2001 su valor descendió en 2014 y lo hizo en un 12 % hasta 2.200 millones de dólares (1.840 millones de euros).

Le siguieron Canadá con 364 millones de dólares (289 millones de euros), Indonesia (331 millones de dólares – 277 millones de euros), Arabia Saudí (209 millones de dólares – 175 millones de euros) y Alemania (198 millones de dólares – 166 millones de euros).

Por regiones, las Américas representaron el 40% de las importaciones totales de armas pequeñas, seguida de Europa (30%), Asia y el Pacífico (26%) y África (4%).

En las Américas el valor de las importaciones ascendió en 2014 a caso 2.900 millones de dólares (2.425 millones de euros).

América Latina, en particular, representó menos del 10% de las importaciones de armas al continente americano, pero hubo dos casos, Colombia y Venezuela, en los que se observó un aumento significativo en armas de fuego militares entre 2006 y 2010. También se debió esta variación al incremento de las importaciones de Perú de armas pequeñas.

En el apartado de la transparencia, los peores países son Irán, Corea del Norte, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y, por primera vez, también Israel.

Por contra, las mejores notas las sacan Alemania, Suiza, Holanda, Serbia y el Reino Unido de 49 exportadores.

Por categorías, el tipo de armas que más se venden son las municiones (38 %), seguida de armas con fines deportivos o de cacería (21 %), pistolas y revólveres (14 %), armas militares (12 %) y partes y componentes (12 %).

Dos datos de este informe los tomamos para la reflexión: 1) Los países de Oriente Medio aumentaron sus importaciones de armas de fuego y municiones casi el doble de un año para otro, y 2) Catar aumentó ocho veces las compras de armas, desde los dos millones de dólares hasta los 16. Arabia Saudí, por su parte, casi triplicó las importaciones de armas de fuego, desde los 54 millones de dólares hasta los 161 y Los Emiratos Árabes Unidos pasaron de los 71 millones de dólares hasta los 186.

La pregunta es: ¿Cuántas de estas armas están en las manos de los terroristas del Estado Islámico?.